Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




UN SERMÓN PARA TU GENERACIÓN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 23 de Agosto del 2015


Zaqueo oyó que Jesús venía por el camino. Él era un hombre pequeño. Se subió a un árbol para ver mejor a Jesús. Cuando Jesús llegó levantó la vista a Zaqueo en el árbol. Él dijo: “Date prisa, desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa”. Así que bajó del árbol y se fue a casa con Jesús. Zaqueo era un pecador. Algunas personas en la multitud pensaron que estaba mal que Jesús fuera con un pecador. Pero Jesús les respondió. Mira Lucas 19:10. Está en la página 1060, en la Biblia Anotada de Scofield.

“El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

Pueden sentarse.

La soledad es el mayor problema que enfrenta la juventud de hoy. Una estudiante universitaria me dijo: “He estado terriblemente sola”. Ella sintió el dolor que tantos adolescentes y adultos jóvenes experimentan en nuestro tiempo. Un joven me dijo: “Nunca he sido capaz de mantener amigos. Siempre pasa algo que nos separa”. Otro joven dijo: “Estoy tan solo que no sé qué hacer”. Poco tiempo después se suicidó. Según muchos psiquiatras, la soledad es el mayor problema que enfrenta la mayoría de los jóvenes hoy en día. Y la soledad se refleja a menudo en la música que los jóvenes escuchan en la radio. El grupo de punk rock Green Day ganó siete nominaciones a los Grammy por su canción “Boulevard De Los Sueños Rotos”. Yo no la recomiendo. Tiene algunas palabras obscenas. Pero describe la dolorosa soledad que tantos jóvenes sienten. Dice:

Yo ando solo. Yo ando solo. Yo ando solo. Yo ando solo.
Mi sombra es la única que camina a mi lado
Mi vacío corazón es lo único que está latiendo
A veces quisiera que alguien me encontrara
Hasta entonces camino solo.
   (Traducción libre de Green Day, “Boulevard of Broken Dreams,” 2004).

¿Alguna vez te has sentido así? Así me sentía yo como adolescente. Caminaba millas en las calles de Los Ángeles en las noches. Estaba tan solitario que a veces yo deseaba estar muerto. Eso fue cuando yo era adolescente, antes de que ser salvo. ¿Alguna vez has pensado: “A veces quisiera que alguien me encontrara”? Si alguna vez te has sentido así, entonces eres como Zaqueo, el joven con quien Jesús fue a casa ese día. Podemos aprender por lo menos cuatro cosas de lo que le sucedió a Zaqueo.

I. Primero, él estaba perdido.

Jesús le dijo a él:

“El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

¡Perdido! ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo que Zaqueo estaba perdido? Por qué, ¡él parecía tener todo lo que necesitaba! La Biblia nos dice que “era rico” (Lucas 19:2). Él no tenía ninguna necesidad física. Y sin embargo, Jesús dijo que estaba perdido. ¿Qué quiso decir con eso? Por qué, ¡Zaqueo estaba literalmente rodeado de gente! Había tanta gente en la multitud a su alrededor que ni siquiera podía ver a Jesús, “la multitud”. Me gusta la forma en que la Reina Valera lo traduce, “la multitud”. La multitud estaba literalmente empujándolo a su alrededor – ¡y sin embargo, estaba perdido! ¡Perdido entre la multitud!

¿No te has sentido así alguna vez? Puedes estar en una multitud de personas en un centro comercial o en una fiesta – y todavía sentirte solo – y perdido. ¡Perdido entre la multitud! Un amigo mío me dijo que era así exactamente como se sentía una noche. Él estaba en una gran fiesta de borrachos. Vio a una chica bonita. Él estaba mirándola por detrás. Ella se dio la vuelta y lo miró directamente. Vio que sus ojos estaban muertos y vacíos. De repente, él sabía que ella estaba tan solitaria como él. Se dio la vuelta y se marchó. Poco después se convirtió en un Cristiano. Nunca regresó a una fiesta así. Hoy él es el pastor de una iglesia Bautista.

¡Estaba perdido! ¡Perdido en la multitud! ¡Al igual que Zaqueo! La Biblia usa la palabra “perdido” para describir a aquellos que aún no son convertidos. Jesús dijo a sus Discípulos:

“Sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Mateo 10:6).

Jesús dijo que Él

“Va tras la que se perdió, hasta encontrarla” (Lucas 15:4).

Jesús dio la parábola del Hijo Prodigo. El padre habló sobre su hijo pecaminoso:

“Se había perdido, y es hallado” (Lucas 15:24).

El Apóstol Pablo dijo:

“Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto (II Corintios 4:3).

Y Jesús dijo, en nuestro texto:

“El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

Este joven, Zaqueo, estaba perdido. Y la Biblia enseña que estás perdido. Sé que la gente no gusta escuchar eso. Pero no estoy aquí para darte una pequeña historia para que te sientas bien. Ese no es el propósito de la predicación verdadera. El propósito de la predicación verdadera es decirte la verdad. Puedes rechazar lo que digo, o puedes optar por escuchar. Espero que escuches, y que regreses a oírme predicar de nuevo. Espero que pronto puedas decir lo que esa canción dijo, la que cantamos hace unos minutos,

Sublime gracia que salvó
   Tan vil ser como yo.
Fui ciego mas hoy miro yo,
   Perdido y Él me halló.
(Traducción libre de “Amazing Grace” por John Newton, 1725-1807).

“El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

II. Segundo, él fue escogido de entre la multitud por Jesús.

Zaqueo no sabía quién era Jesús. La Biblia dice:

“Procuraba ver quién era Jesús” (Lucas 19:3).

Jesús venía por el camino. Zaqueo estaba tratando de ver quién era Jesús. Era bajo, y la multitud le impedía ver bien. Él tuvo que subirse a un árbol para a Jesús. Él no sabía nada acerca de Jesús. Él ni siquiera sabía quién era Jesús.

“Procuraba ver quién era Jesús.”

Entonces Jesús se detuvo. Allí mismo, en medio de ese remolino de gente, Jesús se detuvo. Y Él levantó la vista a la parte superior del árbol y dijo: “Zaqueo...desciende, porque hoy es necesario que pose yo en tu casa” (Lucas 19:5). ¡Qué sorpresa! Él ni siquiera sabía quién era Jesús – ¡sin embargo Jesús sabía su nombre! “¡Zaqueo…desciende! Date prisa, desciende. Voy a casa contigo”. Jesús lo escogió de entre la multitud. Jesús lo llamó por su nombre. Green Day habló de eso en el canto “Boulevard De Los Sueños Rotos”.

Mi sombra es la única que camina a mi lado
Mi vacio corazón es lo único que está latiendo
A veces quisiera que alguien me encontrara
Hasta entonces camino solo.

“A veces quisiera que alguien me encontrara”.

“El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

El “Hijo del hombre” es Jesús. ¡Jesús nos envió a encontrarte! Jesús nos dijo:

“Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa” (Lucas 14:23).

Y eso es exactamente lo que hicimos. Fuimos a los centros comerciales y universidades y las calles y te pedimos que nos dieras tu nombre y número de teléfono. ¡Y lo hiciste! Y entonces te llamamos y te trajimos aquí a la iglesia esta mañana para escuchar el Evangelio. ¡Notable! ¡Verdaderamente notable! De todas las miles de personas en Los Ángeles, de alguna manera te encontramos, ¡y aquí estás! ¡Jesús nos envió a llamarte! ¡Y aquí estás! ¡Gracias a Dios! Y nosotros te decimos, “¿Por qué estar solo? ¡Ven al hogar – a la iglesia! ¿Por qué estar perdido? ¡Ven al hogar – a Jesucristo, el Hijo de Dios!” Jesús te ha hablado directamente a través de nosotros, porque

“Somos embajadores en nombre de Cristo…os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios” (II Corintios 5:20).

Ese es nuestro mensaje para ti. Como embajadores de Jesús te decimos: ¡“Reconciliaos con Dios”! ¿Por qué estar perdido? ¡Ven al hogar – a Jesucristo, el Hijo de Dios!

III. Tercero, él recibió a Jesús gozoso.

Por favor mira a Lucas 19:6. Pongámonos de pie y leamos ese versículo en voz alta.

“Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso” (Lucas 19:6).

Pueden sentarse.

Muchas personas piensan que no es muy divertido ser un Cristiano. No quiero engañarte. A veces puede ser difícil. Pero hay un gozo y felicidad que Jesús puede darte que nunca vas a experimentar en ningún otro lugar. Es por eso que Zaqueo “descendió aprisa, y le recibió gozoso”.

Sí, sé que debes tener convicción de pecado. ¡Pero nadie es salvo por convicción! ¡Oh no! El propósito de la convicción es para traerte a Jesús. Cuando finalmente recibes a Jesús, hay gozo. Puede ser mayor en algunas personas, menos en otras – pero siempre hay una cierta liberación – y alegría interior – cuando tus pecados son lavados por la Sangre de Jesús – y tienes una nueva vida en Él. Green Day dijo: “A veces quisiera que alguien me encontrara. Hasta entonces camino solo”. ¡Alguien te encontró! ¡Alguien te está llamando! ¡Es Jesús Mismo! ¡Hay gozo cuando Jesús te encuentra! ¡Hay gozo cuando Jesús te salva! ¡Hay gozo cuando Su Sangre lava tus pecados y eres convertido!

“Entonces él descendió aprisa, y le recibió gozoso” (Lucas 19:6).

“El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

IV. Cuarto, él experimentó un completo cambio de dirección en su vida.

Hasta ese momento, Zaqueo vivió una vida pecaminosa. Como un colector de impuestos, tomaba dinero de la gente “defraudándolos” (Lucas 19:8). Pero después de que Jesús lo salvó, él era un hombre nuevo. Él fue convertido. Y Jesús dijo:

“Hoy ha venido la salvación a esta casa” (Lucas 19:9).

¡Zaqueo fue salvo! ¡Jesús lo había convertido! Ahora su vida tomaba una dirección completamente nueva. Y cuando recibes a Jesús tu dirección en la vida va a cambiar. La Biblia dice,

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (II Corintios 5:17).

Jesús murió en la Cruz para pagar el castigo por tus pecados. Jesús derramó Su Sangre para que tus pecados pudieran ser lavados limpios. Jesús resucitó físicamente de entre los muertos y ascendió corporalmente al paraíso. Él está vivo ahora, a la diestra de Dios. Y tú puedes venir a Jesús – y Él te perdonará y te salvará – y te dará una nueva dirección en la vida. Cuando recibes a Jesús, “he aquí todas [las cosas] son hechas nuevas” (II Corintios 5:17). ¡Serás convertido!

“El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

¿Por qué caminar solo? ¿Por qué estar solo? ¡Ven al hogar – a la iglesia! ¿Por qué caminar solo? ¿Por qué estar perdido? ¡Ven al hogar – a Jesucristo, el Hijo de Dios!

¿Por qué no volver al hogar a la iglesia aquí esta noche? ¿Por qué no volver aquí a las 6:15 y cenar con nosotros? ¿Por qué estar solo? ¡Vuelve al hogar a la iglesia esta noche – y vuelve el próximo Domingo! Canta mi canción de nuevo. Es el número 3 en el cancionero.

Jesús te invita, a la mesa aquí;
Ven a la cena, partamos el pan.
Aquí está Jesús, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven, en amistad come;
¡Deleite será, en la mesa al comer!
   (Traducción libre de “Come Home to Dinner” por Dr. R. L. Hymers, Jr.,
      a la melodía de “On the Wings of a Dove”).

Dr. Chan, por favor guíenos en oración.

Si este sermón te bendijo por favor envía un correo electrónico a Dr.
Hymers y díselo. Por favor también dile de que país estás escribiendo. El
correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (Haz click
aquí)
. Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en
Inglés si es posible.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Lucas 19:1-10.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Boulevard of Broken Dreams” (por Green Day, 2004)/
“Softly and Tenderly Jesus is Calling” (por Will H. Thompson, 1847-1909).


EL BOSQUEJO DE

UN SERMÓN PARA TU GENERACIÓN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10).

I.   Primero, él estaba perdido, Lucas 19:2; Mateo 10:6; Lucas 15:4, 24;
II Corintios 4:3.

II.  Segundo, él fue escogido de entre la multitud por Jesús, Lucas 19:3,
5; 14:23; II Corintios 5:20.

III. Tercero, él recibió a Jesús gozoso, Lucas 19:6.

IV. Cuarto, él experimentó un completo cambio de dirección en su vida,
Lucas 19:8-9; II Corintios 5:17.