Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




ORACIÓN Y AYUNO EN EL TIEMPO DE OBAMA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 12 de Julio, 2015

“Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno” (Marcos 9:28, 29).


La historia es simple. Jesús había estado en una montaña. Cuando bajó, vio una gran multitud reunida alrededor de los Discípulos. Jesús les preguntó qué estaba sucediendo. Un hombre salió de la multitud y le dijo a Jesús que su hijo estaba poseído por un demonio. Dijo que el demonio hacía que su hijo tuviera ataques de violencia. Él dijo que le pidió a los Discípulos que echaran fuera el demonio, pero no pudieron hacerlo. Jesús le dijo al hombre que le trajera su hijo a Él. Jesús reprendió al demonio y le dijo: “Sal de él, y no entres más en él”. El demonio gritó y salió del muchacho. Jesús tomó al muchacho de la mano y lo levantó, y fue sanado. Unos minutos después Jesús entró en una casa. Los Discípulos se acercaron a él y le dijeron: “¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera?” (Marcos 9:28).

El Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo: “Habían intentado todo lo posible, pero habían fracasado. Habían tenido éxito en muchos otros casos. Aquí habían fracasado por completo. Y sin embargo, en un momento y con extrema facilidad nuestro Señor [Jesucristo] dijo una palabra y el muchacho fue sanado. ‘¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera?’ Dijeron, y [Jesús] respondió y dijo: ‘Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno’” (traducción de Martyn Lloyd-Jones, M.D., Revival, Crossway Books, 1994 edition, p. 9; comentario sobre Marcos 9:28, 29).

Este relato del demonio que no podía ser echado fuera por los Discípulos es muy importante. Era tan importante que el Espíritu Santo lo registró tres veces en el Nuevo Testamento – en Mateo, Marcos, y también en Lucas. El Dr. Lloyd-Jones dijo que era muy importante para nosotros hoy. Estoy totalmente de acuerdo con él. Pero antes de aplicar el significado de esta historia a nuestra iglesia, tengo que tratar con los críticos de la Biblia que quitaron las palabras “y ayuno” en todas las traducciones modernas.

Por lo tanto, antes de entrar en el mensaje, quiero hablarte acerca de las dos últimas palabras en el versículo 29 – “y ayuno”. El centro de la nota de Scofield “u” en la Biblia en Inglés, dice, “Los dos mejores MSS [manuscritos] omiten ‘y ayuno’”. Esto significa que incluso la muy conservadora Biblia de Estudio Scofield en Inglés fue influenciada por la destructiva crítica Bíblica a finales del siglo 19. ¿Por qué los dos manuscritos antiguos que dejan fuera el ayuno son “los mejores manuscritos”? El principal manuscrito que los críticos utilizaron fue el manuscrito Sinaítico. La teoría de los críticos es que el más antiguo es siempre el mejor. Pero, ¿cómo podemos estar seguros de esa teoría?

Mi esposa y yo estuvimos en el Monasterio de Santa Catalina, al pie del Monte Sinaí hace varios años. Vimos donde el manuscrito fue encontrado – en un montón de escombros en este antiguo monasterio. En la puerta del monasterio hay una enorme montaña de cráneos humanos. Estos son los cráneos de los monjes que han vivido allí durante siglos. El interior es uno de los santuarios de la iglesia más oscuros y satánicos que jamás he visto . Docenas de huevos de avestruz cuelgan del techo. El lugar está iluminado por velas enmohecidas. Parece un lugar que puedes ver en ¡“Los Cazadores del Arca Perdida”! ¡No me gustaría pasar la noche en ese lugar horrible! Es de este lugar oscuro y sombrío que Tischendorf encontró ese viejo manuscrito de los Evangelios. Más tarde, mi esposa y yo vimos el manuscrito en el Museo Británico de Londres.

Estoy convencido de que los antiguos monjes de ese monasterio fueron influenciados por el Gnosticismo. Por supuesto, los Gnósticos no querrían enfatizar el ayuno. Es por eso que esos monjes influenciados por el Gnosticismo dejaron fuera la palabra “ayuno” cuando copiaron el Evangelio de Marcos a mano.

Luego hay otra razón por la que creo que la palabra “ayuno” fue escrita allí por el propio Marcos. Ves, la frase no tiene sentido si dejas fuera la palabra “ayuno”. La NVI, como todas las traducciones modernas, dice, “Esta clase…sólo puede ser expulsada a fuerza de oración”. Sólo usa tu mente. ¿No sabes que los Discípulos habían orado? ¡Por supuesto que habían orado! Sin embargo, “este género” necesitaba algo más que la oración. ¿No es obvio? Como C. S. Lewis señaló en uno de sus ensayos, estos críticos de la Biblia deberían haber estudiado la literatura Inglesa. Si hubieran estudiado composición se habrían dado cuenta que algo faltaba. ¿“Esta clase…sólo puede ser expulsada a fuerza de oración”? ¡Absurdo! Por supuesto que habían orado. La frase no tiene sentido a menos que diga, “este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno”.

Entonces hay una tercera razón. A través de la historia larga del Cristianismo los Cristianos han creído que había una necesidad de ayunar y orar, cuando ciertas fuerzas satánicas detenían la obra de Dios. Todos los grandes predicadores en los avivamientos del pasado sabían que había momentos en los que tenían que ayunar. Pero hoy en día son llevados lejos del ayuno por la omisión de esas palabras, “oración y ayuno”. ¿Sabías que John Wesley ayunó dos o más veces a la semana durante el Primer Gran Despertamiento? ¿Sabías que Jonathan Edwards ayunó durante tres días antes de predicar “Pecadores en las Manos de un Dios Airado”? Este sermón llevó su iglesia a un notable avivamiento, que se extendió a través de Nueva Inglaterra – y luego a la propia Inglaterra. ¿Habría venido el avivamiento si Edwards hubiera orado sin ayunar? ¡Lo cierto es que – Dios envió el avivamiento cuando él ayunó y oró! ¿Es la ausencia de ayuno en nuestras iglesias hoy en día una de las razones por las que no hay avivamiento? Esto es seguro – ¡hay muy poco avivamiento hoy, al mismo tiempo hay muy poco ayuno! ¡Esto es cierto!

Entonces hay una cuarta razón para mantener las palabras “y ayuno”. Lutero habló de la “analogía” de las Escrituras. Él quiso decir que debemos buscar otras Escrituras similares para ver lo que dicen, cuando estamos interpretando un pasaje. ¿Cuál es el pasaje más conocido en la Biblia sobre el ayuno? Sin duda un estudiante de la Biblia debe saber que está en Isaías 58:6.

“¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras [cadenas] de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y romper todo yugo?” (Isaías 58:6).

Jesús conocía Isaías muy bien. Habló de Isaías 61:1,2 cuando Él predicó en la sinagoga de Nazaret. Seguramente Jesús estaba por lo menos insinuando a Isaías 58:6 cuando dijo: “Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno” (Marcos 9:29).

“¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras [cadenas] de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y romper todo yugo” (Isaías 58:6).

Como en Isaías, ¡Jesús estaba diciéndoles a los Discípulos que la oración y el ayuno podrían “dejar libres a los quebrantados” – y romper todo yugo de Satanás! ¡Esa es la “analogía” de las Escrituras! Eso es dejar que la Biblia misma sea el mejor comentario sobre nuestro texto. Estoy seguro de que Lutero habría estado de acuerdo conmigo en esto.

Una quinta razón para aceptar “y ayuno” viene del hecho de que los que echan fuera demonios siempre han enseñado que el ayuno es útil en ciertos casos. El venerable Juan Wesley, hablando del pasaje paralelo en Mateo 17:21, dijo: “Esta clase de demonios no sale sino con oración y ayuno – que testimonio hay aquí de la eficacia del ayuno, cuando se añade a la oración ferviente. Algunos tipos de demonios los apóstoles habían sacado antes de esto sin el ayuno”, pero esta clase de demonios no sale sino con oración y ayuno (traducción de John Wesley, M.A., Wesley’s Notes on the New Testament, Baker Book House, 1983, volumen I; nota sobre Mateo 17:21).

John Wesley (1703-1791) sabía mucho acerca de la liberación de demonios en su largo ministerio como el fundador del Metodismo Wesleyano.

El Dr. Thomas Hale fue un médico misionero a Tailandia. Después de haber enfrentado lo demoníaco muchas veces en el campo de la misión, el Dr. Hale, en su comentario, abogó por el ayuno. Al comentar sobre Marcos 9:29, el Dr. Hale dijo: “En algunas situaciones es necesario ayunar para recibir nuestra petición de Dios...Cuando, por el ayuno, mostramos a Dios que estamos en serio...Él responderá a nuestras oraciones dándonos una mayor medida de poder y sabiduría y bendición espiritual”. Después de encontrarse con lo demoníaco en el campo misionero, el Dr. Hale dijo que debemos mantener “y ayuno” en el texto (traducción de Thomas Hale, M.D., The Applied New Testament Commentary, Kingsway Publications, 1997, p. 265; nota sobre Marcos 9:29).

Ahora te doy la sexta y última razón por qué mantener “y ayuno”. Sólo hay dos manuscritos que lo dejan fuera, pero hay literalmente cientos de manuscritos, manuscritos muy antiguos, que lo tienen. Los críticos decidieron ir con los dos que lo dejaron fuera y se olvidaron de los cientos de antiguos manuscritos que lo tienen. ¡Que Dios nos ayude! ¡No creo que alguna vez vayamos a tener avivamiento a menos que volvamos al ayuno junto con la oración!

¡Aquí, yo te he dado seis razones para rechazar las traducciones modernas sobre este versículo! Nunca predico de ellas. No confío en ellas. Eso es por qué sólo predico de la Biblia King James en Inglés (Reina Valera, Español). Es por eso que quiero que memorices versículos de la Biblia Reina Valera, y siempre hagas tu lectura diaria sólo de la Biblia de la Reina Valera. ¡Te bendecirá y puedes confiar en ella!

“Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno. (Marcos 9:29).

Ahora, en el resto de este sermón voy a responder a dos preguntas:


(1) ¿Qué es “este género”?

(2) ¿Cómo venceremos “este género”?


No voy a perder el tiempo tratando de demostrarte que los demonios y Satanás existen. Si eres un ganador de almas ya sabes, por experiencia, la realidad de los demonios. Así que voy a avanzar sin tratar de persuadirte de su existencia.

“Este género” se refiere a los demonios que nos están deteniendo, que no somos capaces de vencer con métodos usuales. La Biblia enseña que los demonios ciegan “el entendimiento de los incrédulos” (II Corintios 4:4). Y eso es verdad de cada persona en el mundo antes de la conversión. Hemos estado tratando con “ese” género durante mucho tiempo. Y a menudo hemos visto “ese” género ser vencido por Jesús en respuesta a nuestras oraciones.

También sabemos que “ese” género arranca la palabra del corazón del creyente – “y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra” (Lucas 8:12). Y a menudo hemos visto ése” género vencido por Jesús en respuesta a nuestras oraciones.

El Diablo ha enviado demonios a hacer esas dos cosas desde el principio del tiempo. Él cegó la mente de Adán y Eva en el Huerto del Edén. Arrancó la palabra de su corazón en ese tiempo al principio.

Podemos decir que más o menos esas eran dos formas principales del Diablo para esclavizar a la gente en Los Estados Unidos y el Occidente hasta los tiempos modernos. Hasta los tiempos modernos la gente en general creía en Dios. La gente en general creía que la Biblia era la Palabra de Dios. Sus mentes estaban cegadas. La palabra fue arrancada de sus corazones. Pero todavía creían, de manera general, en Dios y la Biblia. Podemos hablar de ellos como hombres y mujeres “pre-modernos”. Como pre-modernos no vinieron al Cristianismo con una mentalidad crítica. Puede que no confiaron en Jesús – pero no criticaban diciendo cosas como “no hay Dios” o “Dios está muerto” – y así sucesivamente. Así que todo lo que tenías que hacer con las personas pre-modernas era predicar el Evangelio y orar por ellos. Era relativamente fácil.

Pero entonces entramos al período “moderno”. Este período técnicamente podría ser vinculado a la tal llamada Iluminación, que comenzó a finales del siglo 17 y continuó con Voltaire (1694-1778). En ese período los hombres comenzaron a ser materialistas y críticos de Dios y la Biblia. Pero esa mentalidad crítica no se infiltró al hombre común hasta el siglo 19. La “mentalidad moderna” tenía que tener todo “probado” por el llamado “método científico”. Fue crítico de todo lo espiritual. En su sermón sobre Juan 3:16 el famoso evangelista Billy Graham dijo: “No puedes poner a Dios en un tubo de prueba”. Él estaba predicándole al hombre “moderno”. Pero es acordado en general que el período “moderno” se extinguió con la generación hippie.

Hoy vivimos en lo que los filósofos llaman el período “pos-moderno” – el período después del modernismo. La mente posmoderna de los jóvenes de hoy es amoral. No hay morales. Tiene algunas ideas “políticamente correctas”, pero ninguna base moral. “Eso está bien para ti, pero no para mí”. No hay normas morales del bien y el mal. “Si se siente bien, está bien”, es el lema posmoderno. En lugar de decir “no hay Dios”, como los modernos dijeron – dicen: “Si Dios es real para ti, bien – pero déjame tener mis propios dioses”. En otras palabras, no existe una norma. Cualquier cosa que funcione para ti está bien – para ti.

Eso es “este género” – eso es lo que los jóvenes piensan hoy – en esos pensamientos no claros, inestables, inseguros, de “lo que sea bueno para ti”. Eso es “este género”. ¡Esos son los demonios con los que estamos luchando ahora! Oigo a las personas mayores decir, y con razón, que desde Obama hay una oscuridad. Todo se siente diferente. Nada es seguro o estable. Sí, pudieras llamarlo el espíritu de “Obama”, el demonio posmoderno que está destrozando todo lo antiguo – sin dar nada para reemplazarlo. ¿Está afectando esto a nuestras iglesias? ¡Oh sí! ¡Los Sureños Bautistas perdieron 2,000 iglesias el año pasado! ¡Inaudito! ¡Nunca hubo nada igual! El Dr. Lloyd-Jones dijo: “Tenemos que entender que estamos luchando por nuestras vidas contra un tremendo poder. Nos enfrentamos a un poderoso adversario” (traducción de Studies in the Sermon on the Mount, parte 2, p. 148).

“Este género” es demasiado fuerte para nosotros. No se puede vencer solo con oración. No – debemos tener “oración y ayuno” o todos nuestros esfuerzos evangelísticos fracasarán. Por eso te pido que ayunes y ores el próximo Sábado. No ayunes si tienes algún problema médico. Consulta con un médico si tienes alguna duda. Si ayunas con nosotros, asegúrate de beber mucha agua, un vaso cada hora más o menos. Y vamos a terminar el ayuno el Sábado a las 5:30 PM con una comida aquí en la iglesia. “Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno”. Asegúrate de orar varias veces el Sábado que Dios traiga a los perdidos y se queden aquí, y los traiga a Jesús para salvación por medio de Su sangre y justicia. Padre celestial, que así sea. En el nombre de Jesús, Amén.

Si este sermón te bendijo por favor envía un correo electrónico a Dr.
Hymers y díselo. Por favor también dile de que país estás escribiendo. El
correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (Haz click
aqui)
. Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en
Inglés si es posible.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Marcos 9:14-29.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“O For a Thousand Tongues to Sing” (por Charles Wesley, 1707-1788;
a la melodía de “O Set Ye Open Unto Me).