Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LOS METODOS DEL DIABLO Y EL PODER DE LA ORACIÓN

(SERMÓN #18 SOBRE AVIVAMIENTO)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 15 de Marzo, 2015

“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:11-12).


Nunca me gustaron los escritos de C. S. Lewis. Esa es probablemente más culpa mía que de él. Fue mi culpa porque no me gustaba la gente que admiraba sus historias, como las Crónicas de Narnia. Y no me gustaban sus otros escritos porque a la gente que les gustaba parecían como cuasi-intelectuales, personas que decían ser más inteligentes de lo que realmente eran. También no me gustaban sus creencias imperfectas. A veces hablaba de algo así como “purgatorio” y otras doctrinas Católicas Romanas.

Por otra parte, ¡C. S. Lewis dijo cosas sobre el Diablo y los demonios que saltan de la página hacia ti! Por ejemplo, él dijo:

“Una de las cosas que me sorprendió cuando leí por primera vez el Nuevo Testamento seriamente fue que hablaba mucho sobre el poder oscuro en el universo – un espíritu maligno poderoso que era detenido para ser el poder detrás de la muerte y la enfermedad y el pecado...este poder oscuro fue creado por Dios, y era bueno cuando fue creado, y se hizo malo. El Cristianismo está de acuerdo con el Dualismo que este universo está en guerra. Pero...es...una rebelión, y que estamos viviendo en una parte del universo ocupado por los rebeldes” – ocupado por Satanás (traducido de C. S. Lewis, Ph.D., Mere Christianity, HarperCollins, 2001 edition, p. 45).

El crítico literario Kathleen Norris dijo: “Lewis busca en Mero Cristianismo ayudarnos a ver la religión con nuevos ojos, como una fe radical cuyos [seguidores son como] un grupo clandestino reuniéndose en una zona de guerra, un lugar donde el mal parece tener la sartén por el mango, para escuchar los mensajes de esperanza desde el otro lado” (ibid., prólogo, p. xix). ¿No es exactamente lo que el Apóstol Pablo dice en nuestro texto?

“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:11-12).

El Dr. W. A. Criswell, el distinguido pastor de la Primera Iglesia Bautista de Dallas, Texas, vio esto, y habló sobre ello en un sermón titulado, “La Guerra en el Mundo Espiritual”. Él dijo:

     Mi Biblia se abre a un mundo sobrenatural – un mundo mucho más allá de lo que mis ojos pueden ver...La tierra y los cielos son personas con poderes [con demonios] nombrados por el Apóstol Pablo en Efesios 6:12. Están por todas partes. Mi Biblia se abre a un mundo espiritual de conflictos de guerra...Todos están atrapados en esta confrontación. Por eso Pablo escribe...“nuestra lucha” no es cara a cara con carne y sangre, sino contra los gobernadores de las tinieblas, principados, potestades, huestes espirituales de maldad, estos malos espíritus que afligen y atormentan y nos atacan y ante los cuales somos débiles...No hay esperanza para nosotros, no hay salida, no hay liberación, no hay salvación, si no fuera porque el gran Señor Dios alarga Su brazo para rescatarnos y salvarnos... Dios lo hace, y sólo Dios es capaz de hacerlo. No podemos hacerlo nosotros mismos. Dios tiene que hacerlo... Es Él y sólo Él quien es capaz de librarnos. [Esa es la única manera que somos] capaces de estar delante de lo que Pablo llama “las asechanzas del diablo”, los ataques de Satanás (traducción de W. A. Criswell, Ph.D., “War in the Spirit World,” Great Doctrines of the Bible, volume 7, Zondervan Publishing House, 1987, pp. 79-84).

Escucha Efesios 6:11 de nuevo:

“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. (Efesios 6:11).

La palabra “asechanzas” es traducida de la palabra Griega “mĕthŏdĕía”. Es fácil ver que nuestra palabra en Español métodos viene de la palabra Griega “mĕthŏdĕía.” El texto nos dice que debemos “estar firmes contra los [métodos] del diablo” – contra sus trucos, su inteligencia, sus métodos engañosos. Un comentador dijo que las “asechanzas” o métodos del Diablo son los “trucos…propagados a través del mundo impío sobre el cual gobierna, y son llevados a cabo por sus huestes de demonios”. Los métodos o asechanzas de Satanás incluyen todas las falsas ideas que insinúa e infunde en la mente del hombre. Debemos “estar firmes contra las asechanzas del diablo” como nos dice nuestro texto. Es una batalla espiritual. Dios tiene que hacerlo. ¡Y Él lo hace en respuesta a la oración!

I. Primero, debemos estar firmes en oración contra los métodos que Satanás usa para detener a los perdidos de ser salvos.

¿Cuáles son sus métodos que detiene a la gente de ser salva? Éstos son algunos de los principales métodos que utiliza.

Él les dice que ya son lo suficientemente buenos. “Mira”, dice, “no eres tan malo como otras personas. Vas a la iglesia. Das dinero a la iglesia. Lees la Biblia. ¿Por qué preocuparte? Tú ya eres lo suficientemente bueno”. ¡Qué mentira Satánica! Recuerda que el fariseo dijo:

“Te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros…ayuno…doy diezmos de todo lo que gano” (Lucas 18:11-12).

¡Jesús dijo que ese hombre estaba perdido! Él dependía en ser “bueno”. Pero la Biblia dice, “no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:9). La Biblia dice, “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia” (Tito 3:5). Debemos orar por aquellos que piensan que son “lo suficientemente buenos”. ¡Debemos orar para que sean liberados de la mentira de Satanás!

También, el Diablo “quita” la Palabra de Dios de sus mentes y corazones cuando escuchan el Evangelio.

“Y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven” (Lucas 8:12).

Cuando la gente perdida escucha sermones del Evangelio, el Diablo “quita la palabra” para detenerlos de confiar en Jesús, y ser salvos. En el Evangelio de Marcos dice, “en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró [de] sus corazones” (Marcos 4:15). En los sermones frecuentemente digo: “No busques por un sentimiento para demostrar que eres salvo. Confía en Jesús no en un sentimiento”. ¡Y sin embargo, el Diablo “en seguida” quita las palabras de su corazón! Yo digo: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo (Hechos 16:31) pero Satanás viene en seguida “y quita la palabra” (Marcos 4:15). ¡Nunca serán capaces de recordar la Palabra de Dios y ser salvos a menos que Dios intervenga e ilumine sus mentes! ¡Debemos luchar contra los demonios en oración! Sólo Dios puede hacer que los sermones vengan a ellos “con demostración del Espíritu y de poder” (I Corintios 2:4). Debemos orar a Dios por ellos. De lo contrario serán engañados por las “asechanzas del diablo” para siempre (Efesios 6:11).

Añadido a esto, el Diablo ciega las mentes de los perdidos. La Biblia dice que Satanás “cegó el entendimiento de los incrédulos” (II Corintios 4:4). La palabra Griega traducida “cegó” significa “oscurecer, cubrir con humo” (Strong). El Dr. A. T. Robertson dijo: “Se negaron a creer y así Satanás obtuvo el poder para cegar sus pensamientos” (traducción de A. T. Robertson, Litt.D., Word Pictures in the New Testament, volume IV, Broadman Press, 1931, p. 225). Satanás hace el Evangelio nublado y gris. Sólo Dios puede hacer el Evangelio claro para ellos. Es por eso que debemos orar a Dios. Como dijo el Dr. Criswell, “Es Él y sólo Él quien es capaz de librarlos [a ellos]”.

Y, entonces, la Biblia enseña que los perdidos están sujetados “del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él” (II Timoteo 2:26). Son prisioneros del Diablo. Están esclavizados por malos pensamientos, pornografía, juegos de video (por horas), por amigos perdidos, por miedo a lo que alguien puede decir si llegan a ser verdaderos Cristianos. Muchas personas están esclavizadas por un miedo, por lo general un miedo de perder algo.

Estos son algunos de los “métodos” que Satanás utiliza para esclavizar a sus víctimas y los detiene de confiar en Jesús. El Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo: “Tenemos que reconocer el hecho de que nuestro adversario, el diablo, lo hace de varias maneras... ejercer una tiranía y poder sobre muchos. Tenemos que entender que estamos luchando por nuestras vidas contra un gran poder. Nos enfrentamos a un poderoso adversario” (traducción de Martyn Lloyd-Jones, M.D., Studies in the Sermon on the Mount, volume 2, Eerdmans, 1987, p. 148).

Aquí debo añadir unas palabras sobre la oración del gran reformador Lutero. Él dijo:

El Diablo sabe bien que tan poderosa es la oración de un hombre que verdaderamente cree al orar, como le hiere a él, y beneficia a los hombres [perdidos]. Por lo tanto al Diablo no le gusta la oración.

¡Lutero sabía por experiencia que nuestras oraciones son una fuerza poderosa contra el Diablo!

II. Segundo, debemos estar firmes en oración contra los métodos que Satanás usa para detener el avivamiento.

Nuestro texto dice:

“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. (Efesios 6:11).

Mira a la Tabla de Contenidos en cualquier himnario moderno. Busca el tema de “oración”. ¡Es sorprendente ver tan pocos himnos sobre oración intercersora!

“Estoy Orando Por Ti”
“Enséñame a Orar”
“‘Es la Hora Bendita de Oración”
“Ven, Mi Alma, Prepárate”.

¡Eso es todo!

Se hallan muy pocas canciones sobre la oración intercesora en los himnarios modernos. ¿Por qué? Porque la gente no quiere cantar sobre la oración. ¡No quieren cantar sobre oración porque no oran! La “reunión de oración” del Miércoles por la noche se hacía en cada iglesia cuando yo era un adolescente. Hoy en día la reunión de oración ha sido reemplazada por AWANA, o, en el mejor de los casos, “estudio Bíblico”. Estudio Bíblico sin fin, pero no oraciones unidas, no reuniones de oración. Puede que ellos tengan a alguien que haga una oración antes del estudio Bíblico. Pero estas reuniones no son en ningún sentido reuniones de oración. Yo creo que una razón por la que los predicadores abandonaron las reuniones de oración fue porque estaban muertas. ¡Oraciones Bautistas muertas, secas son verdaderamente horribles!

Yo traté de enseñarles a nuestros jóvenes como orar. Pero cuando uno de nuestros hombres visitó otra iglesia, se puso de pie para orar. El predicador le dijo que se callara, “¡Tú no tienes que gritarle a Dios!” ¡Predicadores Bautistas como ese han contribuido a la muerte de nuestras reuniones de oración! El gran predicador Bautista, Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo:

Sin un elemento de importunidad y persistencia, o urgencia y casi una violencia santa con Dios, tenemos muy poco derecho a esperar que Dios escuche nuestra oración y la conteste (traducción de Martyn Lloyd-Jones, M.D., Joy Unspeakable, Kingsway Publications, 1995, p. 224).

En avivamiento nadie se preocupará que un joven ore con “urgencia y violencia santa”. El Dr. Lloyd-Jones sabía eso porque una vez tuvo un avivamiento en su iglesia.

Sí, debemos orar cuando estamos solos por avivamiento. Debemos orar por el derramamiento del Espíritu Santo en nuestra iglesia cada vez que oramos. Pero hay un poder inusual cuando la iglesia ora junta en unidad. Los hombres fuertes en la iglesia deben guiar en oración abierta. Todos los demás deben hacer las oraciones suyas diciendo “Amén” mientras cada petición se hace en oración. Mi pastor de mucho tiempo en la Iglesia Bautista China era el Dr. Timothy Lin. El Dr. Lin dijo:

Satanás sabe (aunque pueda que los Cristianos no) que la oración es el procedimiento para la propiciación de las riquezas de Dios...¡Por lo tanto, mientras más cerca esté la segunda venida de nuestro Señor, más grande será la presión de Satanás contra la oración!…Solo cuando los Cristianos oren en unidad desde el punto de vista de toda la iglesia… puede la iglesia [tener] autoridad (traducción de Timothy Lin, Ph.D., The Secret of Church Growth, FCBC, 1992, pp. 96, 92-93).

Nosotros podemos vencer a Satanás solo por medio de la oración intercesora. Y oración unida, en la reunión de oración, es la manera de recibir la respuesta de Dios. El Dr. Lin dijo:

La Iglesia de los últimos días, sin embargo, no puede ver la realidad de esta verdad…¡Qué gran pérdida! [Nosotros queremos] detener la obra de Satanás, y soltar al oprimido, y experimentar aún más la realidad de la presencia de Dios. ¡Ay, no se puede hacer! (ibid., p. 93).

Cada uno de nosotros debemos orar por la presencia de Dios en nuestros servicios. Esto debe ser parte de nuestras oraciones cada día. Pero las reuniones de oración son aún más importantes. Jesús habló de oraciones unidas cuando dijo:

“Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:19-20).

¡Esto muestra el gran poder de la oración unida!

El Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo: “Verdadera oración significa agarrarse de Dios y no dejarlo ir” (traducción de Revival, Crossway Books, 1987, p. 305). Solo cuando oramos así Dios enviará Su poder entre nosotros. ¡Entonces veremos muchas conversiones!

Estamos mejor. ¡Pero oremos más por la presencia de Dios entre nosotros! Hemos visto siete posibles conversiones en las últimas tres semanas. Estas, por supuesto, no fueron solo “decisiones”, pero esperamos sean verdaderas conversiones. ¡Que esto sea solo el principio! ¡Nuestro Señor puede liberar a los perdidos de las garras de Satanás! Cada vez que ores, asegúrate de orar por la presencia de Dios en nuestra iglesia. Cada vez que ores asegúrate de pedirle a Dios por más conversiones. ¡Y haz todo lo posible para unirte con nosotros en oración en las reuniones de oración cada semana! ¡Que Dios nos bendiga con Su presencia en respuesta a oración! Jesús te ama. Él derramó Su Sangre para limpiarte del pecado. Él resucitó de entre los muertos para darte vida. El Dr. Cagan y yo estaremos en el cuarto de consejo por una hora. Ven a vernos si estás listo para confiar en Jesús. Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Efesios 6:10-20.
El Solo Cantado por Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“‘Tis the Blessed Hour of Prayer” (por Fanny J. Crosby, 1820-1915).


EL BOSQUEJO DE

LOS METODOS DEL DIABLO Y EL PODER DE LA ORACIÓN

(SERMÓN #18 SOBRE AVIVAMIENTO)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:11-12).

I.   Primero, debemos estar firmes en oración contra los métodos que
Satanás usa para detener a los perdidos de ser salvos, Lucas
18:11-12; Efesios 2:9; Tito 3:5; Lucas 8:12; Marcos 4:15;
Hechos 16:31; I Corintios 2:4; II Corintios 4:4; II Timoteo 2:26.

II.  Segundo, debemos estar firmes en oración contra los métodos que
Satanás usa para detener el avivamiento, Efesios 6:11;
Mateo 18:19-20.