Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




UN SERMÓN DEL AÑO NUEVO CHINO

(De un bosquejo por el Dr. Timothy Lin)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
[Revisado en Febrero, 2015]

“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles” (Romanos 1:18-23).


El Año Nuevo Chino es el día de fiesta tradicional Chino más importante. Es también el registro cronológico más antiguo en la historia humana laica. Se registra más de dos mil años antes de Cristo, hasta el tiempo en que el Emperador Huang Ti introdujo el primer calendario. Al igual que el calendario Occidental, el calendario Chino es anual. Con el principio del año basado en los ciclos de la luna. Pero nuestro calendario Occidental está basado en los ciclos de la tierra alrededor del sol; la tierra gira alrededor del sol una vez por año, lo cual produce las estaciones, el verano, el otoño, el invierno y la primavera. El calendario Chino está basado en los ciclos de la luna. La luna no gira alrededor de la tierra exactamente doce veces por año. Es por eso que el Año Nuevo Chino se celebra en fechas distintas cada año, como la Pascua en la religión Judía, y en la Pascua de la religión Cristiana. Debido a esta forma de calcular fechas, el principio del Año Nuevo Chino puede caer desde finales de Enero hasta mediados de Febrero. Este año el Año Nuevo Chino cae el día Jueves, 19 de Febrero. Pero tradicionalmente la celebración es de varios días. Por lo tanto es apropiado que tengamos este banquete el Domingo antes del Año Nuevo Chino.

Un ciclo lunar completo tiene sesenta años y se compone de cinco ciclos de 12 años cada uno. Cada uno de los 12 años del calendario lunar Chino lleva nombre de mamíferos, reptiles o pájaros – incluyendo la rata, el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la oveja, el mono, el gallo, el perro, y el cerdo. Este año (2015 D.C.) es el Año de la Oveja.

Formas de este calendario y la celebración del Año Nuevo también se utilizan en países que han sido influenciados por los Chinos, incluyendo Corea, Japón (hasta 1873), Vietnam, Mongolia, Indonesia, Malasia, Las Filipinas, Singapur, Taiwán, y en comunidades Chinas por todo el mundo. El Año Nuevo Chino también parece que ha influenciado festivales de Año Nuevo fuera del Este de Asia, en países como Irán.

A través de los últimos cuatro mil años el Año Nuevo Chino ha adoptado una serie de leyendas y tradiciones, tales como “Nien”, un dragón feroz que, los antiguos Chinos creían, se comía a la gente en la víspera del Año Nuevo. Nien se simboliza hasta el día de hoy como un terrible dragón, que solo puede ser alejado por el color rojo y por cohetes que se queman en el día de fiesta. Esta creencia parece tener su origen en un conocimiento anterior de Satanás por los Chinos que todavía tienen una fuerte creencia en demonios en la China. La Biblia le llama Satanás:

“El gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero” (Apocalipsis 12:9).

¡Pero Satanás no puede ser ahuyentado por listones rojos o cohetes! Parece que el usar rojo para vencer el dragón podría tener su origen en la antigua memoria del sacrificio de sangre – apuntando hacia la Sangre de Cristo. La Biblia dice, “Y ellos le han vencido [Satanás] por medio de la sangre del Cordero” – (Apocalipsis 12:11). Para entender como el Año Nuevo Chino ha ido evolucionando a través de los siglos, debemos darnos cuenta que China ha pasado por cuatro etapas religiosas.

Al principio cuando yo me sentí llamado por Dios a ser un misionero Chino, me uní a la Primera Iglesia Bautista China, donde recibí mucho entrenamiento bajo el ministerio del Dr. Timothy Lin, un escolar Bíblico Chino que enseñó lenguas Semíticas y teología sistemática en la Universidad de Bob Jones. Él fue mi pastor y maestro en la década de 1960 y a principios de 1970. Él reemplazó al Dr. James Hudson Taylor III como presidente del Seminario Evangélico de China en Taiwán.

El Dr. David Innes, pastor de Hamilton Square Baptist Church en San Francisco, conoció al Dr. Lin en la Universidad de Bob Jones. El Dr. Innes me recordó del bosquejo del Dr. Lin de Romanos 1:18-32. El bosquejo del Dr. Lin fue (1) La luz revelada, Romanos 1:18-20; (2) La luz rechazada, Romanos 1:21-25; (3) La luz removida, Romanos 1:26-32. Estoy siguiendo el bosquejo del Dr. Lin, pero añadiré punto número cuatro al final.

I. Primero, China fue tierra de un solo Dios.

El Dr. Lin dijo que el mundo antiguo, incluyendo China, originalmente creía en un solo Dios. El Dr. Lin citó Romanos 1:18-20, el cual Dr. Chan leyó hace un momento.

“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa” (Romanos 1:18-20).

Esa es una ilustración de lo que pasó en el mundo antiguo. Originalmente “tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras” (Génesis 11:1). Pero por el pecado, en la Torre de Babel, “porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra” (Génesis 11:9).

Cuando estas personas fueron esparcidas en la Torre de Babel, algunos de ellos viajaron hasta el Este el cual se conoce ahora como China. El Dr. James Legge (1815-1897) fue un Sinólogo famoso. Él fue catedrático del Idioma y Literatura Chinos en la Universidad de Oxford por veinte años. En su libro en Inglés The Religions of China (Las Religiones de China) (Charles Scribner’s Sons, 1881), el Dr. Legge señaló que la religión original de la China era monoteísta, la creencia en un solo Dios, a quien ellos llamaban Shang Ti (Rey del Cielo). El Dr. Legge mostró que originalmente los Chinos adoraban a un solo Dios, dos mil años antes de Cristo. Esto fue como 1,500 años antes de que Confucio (551-479 AC) y Buda (563-483 AC) nacieran. El Budismo llegó a China de la India, y de tal modo fue una religión extranjera traída a la China. El Confucionismo es un sistema de éticas y morales – no una religión verdadera. Pero la religión más antigua de adorar a un solo Dios, Shang Ti (Rey del Cielo), se mantuvo por 1,500 años antes de que Confucio o Buda nacieran. A través de los siglos espíritus adicionales fueron añadidos y después adorados, pero Shang Ti (el Rey del Cielo) permaneció como el Dios supremo de la antigua cultura China. El punto de vista del Dr. Legge es similar al del Dr. Wilhelm Schmidt (El Origen y Crecimiento de la Religion) (The Origin and Growth of Religion, Cooper Square Publishers, edición de 1972). ¡Shang Ti, el Rey del Cielo, fue el verdadero Dios de la Antigua China por cientos de años! Por favor pónganse de pie y canten la primera estrofa del himno número 6.

Alma, al Rey del Cielo alaba, A sus pies tributo dad;
Perdonada y comprada, ¿Quién mas debe alabarle?
¡Alabadle! ¡Alabadle! ¡Al Rey eternal load!
   (Traducción libre de “Praise, My Soul, the King of Heaven”
      por Henry F. Lyte, 1793-1847).

¡Ese es Shang Ti, el Rey del Cielo! ¡Ese es nuestro Dios, el Padre del Señor Jesucristo!

II. Segundo, China se volvió una tierra de muchos dioses.

Pero, a través de los siglos, los Chinos empezaron a alejarse de la adoración a un solo Dios, Shang Ti, (Rey del Cielo) a la adoración de muchos dioses. El pasaje que el Dr. Chan leyó antes de este mensaje continúa diciendo:

“Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles” (Romanos 1:21-23).

Lo que pasó en China es similar a lo que está pasando en América. Los Chinos antiguos creían en un Dios, a quien ellos llamaban Shang Ti, el Rey del Cielo. De la misma manera, los primeros colonizadores en América creían en Dios. Ellos eran los Peregrinos. Ellos eran Cristianos que vinieron a América buscando libertad de religión. En el primer Día de Acción de Gracias ellos adoraron a Dios, dándole gracias a Él por protegerlos y proveer para ellos. Pero hoy en día, solo 400 años después, la mayoría de los Americanos no piensan en Dios para nada en el Día de Acción de Gracias. Y, hoy muchos Americanos pertenecen a cultos extraños y religiones falsas. Muchos otros Americanos no creen en Dios para nada. Así que estos Americanos, en solo 400 años, se hicieron como los antiguos Chinos. Ahora adoran a muchos dioses falsos. Muchos Americanos llaman al Día de Acción de Gracias “Día del Pavo”. En vez de un día de dar gracias a Dios, para estos Americanos solo es un día para llenarse de pavo, beber cerveza y ver televisión. Así estos Americanos abandonaron la adoración a un solo Dios, igual a lo que hizo el antiguo pueblo Chinos.

“Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles” (Romanos 1:22-23).

III. Tercero, China se volvió una tierra sin Dios.

El 1o de Octubre de 1949 Mao Tse Tung y sus fuerzas Comunistas conquistaron a China. Mao llamó a los misioneros Cristianos “agresores espirituales”. Durante los próximos diez años todos los misioneros extranjeros huyeron de China o fueron asesinados por los Comunistas. Después que los misioneros extranjeros se fueron los Comunistas empezaron a perseguir a los Cristianos Chinos nativos. Muchos fueron asesinados. Otros huyeron a Taiwán. Miles de Cristianos Chinos fueron arrestados y enviados a prisión. Milagrosamente algunos sobrevivieron y fueron soltados después de 20 años de prisión. A finales de 1950 Mao Tse Tung cerró las puertas de China al mundo. La China permaneció cerrada al resto mundo hasta que el Presidente Nixon abrió la puerta a China en Febrero de 1972. Lo que Nixon hizo fue uno de los grandes momentos cruciales en la historia. Una generación futura re-evaluará al Presidente Nixon, no sólo por abrir a China, sino por otras varias razones, como terminar con el servicio militar obligatorio y la integración de nuestras escuelas Americanas. También fue el primer Presidente en visitar la antigua Unión Soviética, preparando así el camino para el trabajo del Presidente Reagan en desmantelar “el Imperio Malvado”. Nixon fue un Presidente que cambió el mundo. ¡Sin él tal vez no tendríamos relaciones con la China hoy en día! ¡Si eres un estudiante de intercambio, no estarías aquí si no fuera por el Presidente Nixon! ¡No podrías visitar China sin el Presidente Nixon!

Con todos los misioneros Cristianos fuera, y los Cristianos Chinos encarcelados, muchos se preguntaron si la Cristiandad sobreviviría en China (traducción de China: The Blood-Stained Trail, Riley K. Smith, The Voice of the Martyrs, 2008, pp. 62-63).

Pero los Comunistas ateos olvidaron que la Biblia dice de ellos:

“Dice el necio en su corazón: No hay Dios” (Salmo 14:1).

Estos Comunistas en contra de Dios son llamados “necios” en la Biblia. ¿Por qué? ¡Porque ningún hombre puede matar a Dios! La Biblia lo llama “El eterno Dios” (Deuteronomio 33:27). Esto nos lleva al cuarto punto.

IV. Cuarto, China está regresando ahora al único Dios verdadero.

El profeta Jeremías hizo una predicción asombrosa cuando dijo:

“Oh Jehová... a ti vendrán naciones desde los extremos de la tierra” (Jeremías 16:19).

Así, el profeta Jeremías dejó en claro que las naciones Gentiles vendrán a Dios por medio de su Hijo, el Señor Jesucristo. Luego otro profeta llamado Isaías dijo que el pueblo Chino estaría entre los que vendrían a Cristo en los últimos tiempos,

“He aquí éstos vendrán de lejos; y he aquí éstos del norte y del occidente, y éstos de la tierra de Sinim (Isaías 49:12).

“Sinim” se refiere a China de acuerdo a la Concordancia Exhaustiva de Strong; Brown, Driver and Briggs; Gesenius; el Dr. John Gill; Keil y Delitzsch, y de acuerdo con el Dr. James Hudson Taylor, fundador de la Misión al Interior de China.

Isaías 49:12 es una profecía importante, prediciendo a los Chinos volviendo al verdadero Dios en los últimos tiempos. El gran avivamiento ocurriendo en la República Popular de China es hoy la mayor cosecha de nuevos Cristianos en la historia moderna. ¡Se estima que en China cada hora cerca de 1,000 personas se vuelven Cristianos, día y noche! ¡Piensa en ello! Cada día unas 24,000 personas se vuelven Cristianos en China en este tiempo. El Domingo en la mañana hay más gente en la iglesia en China que en los Estados Unidos, Canadá y Europa combinados. Estamos siendo testigos de millones de personas en China que vienen a Dios a través del Señor Jesucristo.

Cristo vino para llevar a la humanidad de nuevo al Dios original, a quien una vez adoraron nuestros antepasados antiguos en todas las naciones. Cristo ha venido para llevarnos de regreso a Dios. Cristo murió en la Cruz para pagar el castigo por nuestro pecado. Él se levantó de entre los muertos para darnos el nuevo nacimiento y la vida eterna. ¡Cómo oramos para que vengas a Jesús, el Hijo de Dios, y seas convertido! ¡Por favor pónganse de pie y canten la primera estrofa del himno número seis.

Alma, al Rey del Cielo alaba, A sus pies tributo dad;
Perdonada y comprada, ¿Quién mas debe alabarle?
¡Alabadle! ¡Alabadle! ¡Al Rey eternal load!

Hay una canción que lo pone muy en claro. Conocer a Jesucristo como tu Salvador y personal y Señor es mucho más importante que tener las riquezas de este mundo.

Oro y diamantes, que son sin contar,
   Ríos de plata, joyas sin par;
Todo ello junto no puede comprar
   Paz en la noche la conciencia librar.
Estar satisfecho, tener grande paz,
   Tesoros son estos que no comprarás;
Si a Jesús tienes, más riqueza hay en ti,
   Que muchos diamantes y oro son fin.
(Traducción libre de “Acres of Diamonds” por Arthur Smith, 1959).

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por Dr. Kreighton L. Chan: Romanos 1:18-23.
El Solo Cantado Antes del Sermón por Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“I’d Rather Have Jesus” (letra de Rhea F. Miller, 1922;
musica compuesta por George Beverly Shea, 1909-).


EL BOSQUEJO DE

UN SERMÓN DEL AÑO NUEVO CHINO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles” (Romanos 1:18-23).

(Apocalipsis 12:9, 11)

I.   Primero, China fue tierra de un solo Dios, Romanos 1:18-20;
Génesis 11:1, 9.

II.  Segundo, China se hizo tierra de muchos dioses, Romanos 1:21-23.

III. Tercero, China se hizo una tierra sin Dios, Salmo 14:1; Deuteronomio 33:27.

IV. Cuarto, China está regresando ahora al único Dios verdadero,
Jeremías 16:19; Isaías 49:12.