Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




ACCIÓN DE GRACIAS EN CHINA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 23 de Noviembre, 2014

“Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado” (Lucas 17:17-19).


El título de este sermón es “Acción de Gracias en China.” Eso puede que suene como una contradicción de palabras. Después de todo, el Día de Acción de Gracias es una fiesta Americana que celebraremos el 27 de Noviembre. ¿Cómo se puede conectar el Día de Acción de Gracias a gente que vive al otro lado del mundo, en China? Sin embargo yo creo que ese es el centro, el corazón y significado de ello, que se ve claro cuando comparamos a China con América el Día de Acción de Gracias este año.

La historia de la Biblia es simple. Cuando Jesús pasaba por Samaria y Galilea vio a diez leprosos. Nueve eran Judíos, y uno era Samaritano. Los Samaritanos eran raza mixta de gente que no era parte de la nación Judía. Quizá recuerdes lo que una mujer Samaritana le dijo a Jesús:

“¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí” (Juan 4:9).

Es importante que recordemos que “judíos y samaritanos no se [trataban] entre sí” al pensar en esta historia. Jesús sanó a nueve leprosos Judíos que siguieron su camino. Solo el Samaritano regresó para darle gracias a Jesús.

“Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies [de Jesús], dándole gracias; y éste era samaritano” (Lucas 17:15-16).

Estamos viendo repetirse la esencia de esta historia – en América y en China hoy en día. Los Americanos han sido bendecidos sin medida por Jesús, pero ellos mayormente siguen su propio camino, sin tiempo para Él, sin Acción de Gracias para Él en sus corazones. ¡Pero China se vuelve al Salvador, dándole gracias! China es como aquel Samaritano en el tiempo de Jesús. Así es – en China hay verdadera Acción de Gracias – ¡y solamente otra comida para glotonear en América! De esa manera aplico estas palabras de Lucas 17 esta mañana.

“Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado” (Lucas 17:17-19).

I. Primero, América da por hecho las bendiciones de Dios.

Leí un libro llamado: Under the Influence: How Christianity Transformed Civilization [Bajo la Influencia: Cómo la Cristiandad Transformó la Civilización] por Dr. Alvin J. Schmidt (Zondervan, 2001). Muestra el impacto de la Cristiandad en la civilización Occidental. El capítulo sobre la santidad de la vida humana es muy revelador. Muestra que el infanticidio (la matanza de niños no deseados), el abandono de niños, el aborto, el suicidio, y la cremación, eran practicadas grandemente por los Romanos paganos. La Cristiandad los abolió todos hasta hace poco.

El punto de vista de la Cristiandad sobre la santidad de la vida humana es una bendición directa sobre nuestra cultura que solamente hasta ahora está siendo devorada por el paganismo moderno. ¿Por qué tenemos hospitales? Por la Cristiandad. ¿Por qué no tenemos esclavitud? Por la Cristiandad. ¿Por qué creemos en la libertad y la justicia para todos? Por la Cristiandad. ¿Por qué se trata con dignidad a la mujer? Por la Cristiandad. ¿De dónde salió nuestro sistema de educación? Adivinaste – ¡de la Cristiandad! Ahora, eso no lo oirás en el salón de clase de tu escuela secular, pero es la verdad de la historia. Consigue el libro y léelo – Under the Influence: How Christianity Transformed Civilization por Dr. Alvin J. Schmidt, Zondervan, 2001. Está en nuestra librería. El Dr. Schmidt es catedrático de sociología, jubilado, de Illinois College en 1999.

Piensa en esto. ¿Dónde preferirías vivir – en India, África, Vietnam o los Estados Unidos? Para casi todos, la respuesta sería los Estados Unidos. Pero la mayoría de la gente no entiende que es el impacto de siglos de Cristiandad lo que hace a América un lugar tan deseable para vivir. Yo no estoy diciendo que muchos Americanos son Cristianos verdaderos hoy, pero digo que nuestra cultura se beneficia grandemente de siglos de un fondo Cristiano.

El Dr. Schmidt señala que el cuidado de los Cristianos por los bebés echados al basurero, los enfermos, los pobres, y los ancianos, derrumbó la inhumanidad de la cultura pagana Romana. Él muestra que la fundación de hospitales en el cuarto siglo, y el comienzo de orfanatorios y organizaciones caritativas por la Cristiandad hizo de nuestra cultura un refugio seguro y humano, comparado a lo salvaje y la inhumanidad de, por decir algo, un país como India, hasta el día de hoy. El Dr. Schmidt también señala que las universidades y la idea misma de una educación superior surgieron de la Cristiandad. El país mismo donde vivimos, los Estados Unidos de América, fue fundado por Cristianos creyentes Bíblicos, que llegaron acá para poder practicar la Cristiandad sin ser perseguidos.

Pero América y el mundo Occidental en general, son como los nueve leprosos que siguieron sus caminos, sin tan siquiera darle gracias a Jesús por sanarlos. Sí, la Cristiandad ha sanado a nuestras culturas en Europa y en América de muchas enfermedades que por siglos plagaron a la humanidad. Es por eso que la gente aun llega a América en multitudes. ¡No ves a nadie tratando de inmigrar a Pakistán, India o a algún país Árabe! ¡Oh, no! Todos quieren venir aquí – porque somos bendecidos en nuestra cultura por nuestra herencia Cristiana.

Pero Estados Unidos en gran parte le ha dado la espalda a Jesús. No hemos sido más agradecidos que aquellos nueve leprosos que fueron sanados – y se fueron sin darle gracias a Jesús.

¿Y qué de las iglesias en Estados Unidos? De 15.9 millones de Bautistas del Sur, 10.7 millones jamás vienen a la iglesia el Domingo en la mañana. Es cierto – dos tercios de aquellos que dicen ser Bautistas del Sur ¡jamás asisten a la iglesia! Más de la mitad de todos los Bautistas del Sur dieron menos de $1.00 cada uno el año pasado. Cierto – ¡menos de un dólar al año!

La Cristiandad evangélica en Estados Unidos está fracasando. Hoy en día no tiene un verdadero impacto en nuestra sociedad. La mayoría de evangélicos no oran, no ganan almas, no diezman, y no le son fieles a su iglesia local todos los Domingos por la mañana y por la noche. ¿De qué sirven estos “Cristianos” Americanos? ¡Yo digo que la mayoría no sirve para nada! Jesús dijo:

“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo...te vomitaré de mi boca” (Apocalipsis 3:17, 16).

La mayoría de supuestos Cristianos “renacidos” en Estados Unidos será vomitada de la boca de Jesús a las llamas del Infierno. Jesús dijo:

“Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:22-23).

¡Yo digo que los “Cristianos” Estadounidenses son una vergüenza para el nombre de Jesús! ¿Dónde están a la hora de la reunión de oración? ¿Dónde están a la hora de testificar? ¿Dónde están los Domingos en la noche? Eso fue lo que dijo Jesús de los nueve leprosos, “Y los nueve, ¿dónde están?” (Lucas 17:17). Ellos recibieron el sanar material y la ayuda material de Jesús – y se fueron sin agradecer – perdidos yendo al Infierno – ¡tal como muchos Americanos! Jesús dijo:

“Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero” (Lucas 17:17-18).

II. Segundo, los Cristianos perseguidos de Iglesias de Casas en China expresan verdadera acción de gracias.

El Día de Acción de Gracias Americano es mayormente una farsa – un chiste. La gente se harta de comida y piensa poco en Jesús. Sin embargo en China hay una verdadera Acción de Gracias esta mañana.

Los Comunistas llegaron al poder en 1949 y comenzaron a expulsar a todos los misioneros extranjeros. Una de las últimas misioneras en salir fue la Señorita Gladys Aylward, cuya historia de valor se ha contado casi en un estilo de ficción una película llamada “Inn of the Sixth Happiness” [El Hospedaje de la Sexta Felicidad/traducción libre]. Yo tuve el privilegio de escuchar a la Srita. Aylward dar su testimonio en persona por tres horas en 1962. Fue un testimonio conmovedor de corazón, y yo recuerdo mucho de lo que ella dijo, hace más de cincuenta años.

Con todos los misioneros expulsados de China, los Comunistas prohibieron la ordenación de los mismos Chinos. Fue durante éste período que mi ex-pastor, Dr. Timothy Lin salió de China para estudiar teología e idiomas Semitas en los Estados Unidos. Yo aprendí directamente de mi pastor, el Dr. Lin, quien falleció a los 98 años de edad el 11 de Octubre del 2009. El ministerio del Dr. Lin hizo una gran impresión en mi vida en la década de 1960, por lo cual le estaré siempre agradecido. Él me enseñó a tener fe completa en la Biblia como la mera Palabra de Dios. El padre del Dr. Lin también fue pastor, en la China antigua, antes de la revolución de 1911.

Los Comunistas no permitieron que ningún Chino fuese ordenado al ministerio entre 1955 y 1985. Las ordenaciones tenían que llevarse a cabo en secreto entre aquellos del movimiento clandestino de las “iglesias de casas.” En 1995 los Comunistas prohibieron lo que ellos llaman “cultos malignos” en el movimiento de iglesias de casas. ¡Ellos le pusieron el nombre de “cultos malignos” a los mejores Cristianos en la China Comunista!

Jonathan Chao tuvo un artículo en una edición reciente de Reformation Today [La Reformación Hoy] (Noviembre-Diciembre 2000) en el cual él dijo, “En China, la Iglesia Protestante creció cien veces desde 1950 al 2000 bajo circunstancias adversas y en un ambiente hostil. Ese ambiente ha sido uno de persecución por el estado [Comunista] ateo” (traducción de Reformation Today, Nov.-Dec. 2000, p. 3).

Chao continuó: “En Enero de 1950...habían 834,000 miembros.... Protestantes. Hoy, pese a no haber una encuesta fiable, un cálculo sensato daría el número de creyentes alrededor de [130] millones...en una variedad de iglesias de casas esparcidas por el país” (ibid.). Luego Jonathan Chao dijo: “Hoy en el Norte y el Noroeste de China informes indican que hay una iglesia en cada aldea” (ibid.).

Chao habló del crecimiento fenomenal de las iglesias Chinas bajo la persecución intensa. Él escribió de pastores tan fieles como Wang Mingdao (1900-1991) quien estuvo veintitrés años en prisión por predicar el evangelio; Yuan Xiancheng de Beijing, que estuvo en prisión veinte años por predicar el Evangelio; Xie Moshan de Shanghai, que estuvo prisionero veinte años; y Samuel Lam, que pasó 20 años en prisión por predicar el evangelio de Jesús.

Estos pastores extraordinarios, y miles de otra gente China totalmente dedicada han llevado a las iglesias de casas Chinas a un avivamiento explosivo, el más grande avivamiento en la tierra en los últimos cincuenta años.

Jonathan Chao dijo: “Como estudiante de estudios de la iglesia China, puedo decir que la expansión continua de la iglesia en China ya pasó más allá del punto de abilidad del estado [Comunista] para controlarla. Ya hay más Cristianos que miembros del partido [Comunista], algunos de los cuales se están volteando a Jesús” (ibid.). El éxito de este poderoso avivamiento es sorprendente, sobre todo cuando te das cuenta del gran sufrimiento que muchos Cristianos Chinos tuvieron que soportar.

El Pastor Richard Wurmbrand pasó catorce años de tortura y sufrimiento en una prisión Comunista Rumana, donde él vio el valor y el cometido de muchos cientos de Cristianos que sufrían. Yo tuve el privilegio de conocer bien al Pastor Wurmbrand. Mi esposa y yo cenamos en la casa de él y la Sra. Wurmbrand hace varios años. En su libro, Tortured for Christ, [Torturado por Cristo] el Pastor Wurmbrand dijo,

Debe entenderse que no hay Cristianos [de iglesias de casas] nominales, desfallecidos, tibios en...China. El precio que pagan los Cristianos es demasiado grande. Lo siguiente que se debe recordar es que la persecución siempre ha producido mejores Cristianos – un Cristiano que testifica, un Cristiano que gana almas. La persecución Comunista ha disparado el tiro por la culata y ha producido Cristianos serios, dedicados que raramente se ven en tierras libres [como América]. Esta gente no puede entender cómo alguien puede ser Cristiano sin querer ganar a [a Jesús] a cada alma que encuentra (traducción de Rev. Richard Wurmbrand, Tortured for Christ, Diane Books, 1976, p. 105).

Los Cristianos de las iglesias de casas en China son como el leproso Samaritano. Jesús dijo de él:

“¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios [excepto] este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado” (Lucas 17:18-19).

Yo quiero ser como esos Cristianos Chinos lo más posible. Yo no quiero ser como elCristianoAméricano promedio. Espero y oro que te vuelvas un verdadero discípulo de Jesús. Espero y oro que sigas el ejemplo de los Cristianos Chinos, no importa lo que cueste. Espero que estés en la iglesia todos los Domingos en la mañana y en la noche – ¡no importa lo que suceda! Espero y oro que ayudes a hacer esta iglesia, El Tabernáculo Bautista, ¡como las iglesias de casa en China dedicadas lo más que se pueda! ¡Por eso te urjo que vuelvas esta noche a las 5:30 PM a nuestro servicio de Domingo por la noche! Por eso te ruego que estés con nosotros en nuestro banquete de Navidad, y nuestro servicio de Vigilia en la víspera de Año Nuevo. Dr. Chan, por favor, guíenos en oración. Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Lucas 17:11-19.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“I’d Rather Have Jesus” (letra por Rhea F. Miller, 1922;
música por George Beverly Shea, 1909-2013).


EL BOSQUEJO DE

ACCIÓN DE GRACIAS EN CHINA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado” (Lucas 17:17-19).

(Juan 4:9; Lucas 17:15-16)

I.   Primero, América da por hecho las bendiciones de Dios.
Apocalipsis 3:17, 16; Mateo 7:22-23.

II.  Segundo, los Cristianos perseguidos de Iglesias de Casas en China
expresan verdadera acción de gracias, Lucas 17:18-19.