Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡ESTOS SON LOS POSTREROS DÍAS!

(NÚMERO 4 SOBRE PROFECÍA BIBLICA)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 31 de Agosto, 2014


Por favor abran sus Biblias en II Pedro, capítulo tres, versículo 3. Pongámonos de pie y leamos II Pedro 3:3.

“Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3: 3-4).

Esta mañana voy a hablar sobre el tema, “¡Estos Son Los Postreros Días!” Hay muchas señales que demuestran que estamos viviendo en ese período de tiempo en este momento.

Observa esa expresión en II Pedro 3:3, “en los postreros días vendrán”. Presta atención a las palabras “postreros días”. Encontrarás esa expresión y ese concepto muchas veces en la Biblia. El Apóstol Pablo dijo: “En los postreros días vendrán tiempos peligrosos” (II Timoteo 3:1). El Apóstol Santiago dijo: “Habéis acumulado tesoros para los días postreros” (Santiago 5:3). El Apóstol Judas habló de ese mismo período cuando dijo que “En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos” (Judas 18). Una vez más, el Apóstol Pablo advirtió del aumento de los ataques demoníacos “en los postreros tiempos” (I Timoteo 4:1). Y el Señor Jesucristo habló de los postreros días comparándolos con los días antes del Gran Diluvio. Jesús dijo: “Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre”. (Mateo 24:37).

La Biblia enseña que hay un momento en la historia conocido como los postreros días. Muchos eruditos de la Biblia creen que estamos en ese período ahora. Creo que tienen razón. La Biblia advierte contra fechas específicas. Pero hay un período de tiempo conocido como “los postreros días”. Los “postreros días” no son sólo unos pocos días o semanas. El término “postreros días” se refiere a un período de tiempo antes del final. Todas las señales parecen indicar que estamos en ese período general en este momento. Hace unos años el evangelista Británico Leonard Ravenhill dijo: “Estos son los postreros días. La pregunta es, ¿cuánto tiempo durarán? (traducción de Leonard Ravenhill, America is Too Young to Die, Bethany House Publishers, 1979, p. 50). El Dr. M. R. DeHaan dijo, “Creemos que estamos viviendo en los mismos días del cumplimiento de esta profecía” (traducción de M. R. DeHaan, M.D., The Jew and Palestine in Prophecy, Zondervan Publishing House, 1978, p. 170).

“Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3:3-4).

La siguiente palabra en el texto es “burladores”. Estas personas se burlan de la idea de la Segunda Venida de Jesús y el fin del mundo. Se burlan y se ríen. Son cínicos e incrédulos. Ellos ridiculizan la idea misma de la Segunda Venida de Jesús. Rechazan cualquier conversación sobre el fin del mundo. Ellos lo llaman “pensamiento negativo” – y no piensan en ello.

¿Por qué se burlan y se ríen? Las próximas palabras nos dicen, “Andando según sus propias concupiscencias”. Ellos están viviendo en el egoísmo y el pecado. Es por eso que no quieren que Jesús venga. Él podría interferir con su manera pecaminosa de vivir. Estos burladores no examinan la evidencia. No quieren leer la Biblia. Ellos no quieren saber la verdad – porque son burladores, andando según sus propias concupiscencias.

Hace un tiempo asistí a una ceremonia de graduación en la UCLA. Miles de personas estaban allí. El orador dio una larga lista de cosas espantosas y acontecimientos que están sucediendo en el mundo de hoy – el calentamiento global, la superpoblación, la contaminación, el desequilibrio ecológico, la destrucción de las selvas tropicales, la amenaza de una guerra termonuclear de Irán y Corea del Norte y Pakistán, la extinción de cientos de especies, y la amenaza del terrorismo global. Pero luego dijo: “No creas a los profetas de la fatalidad. El mundo no se va a acabar”. ¡Esas fueron sus palabras exactas! ¡Anoté en un pedazo de papel lo que dijo y lo guardé en mi bolsillo! Justo después de enumerar todas esas condiciones terribles, él dijo: “El mundo no se va a acabar. No creas a los profetas de la fatalidad”. No podía dejar de pensar en nuestro texto,

“Vendrán burladores…diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3:3-4).

Ese orador dijo: “El mundo no se va a acabar”. En 1965 la canción de Barry McGuire dijo: “No crees que estamos en vísperas de la destrucción”. ¡Yo lo creí entonces, y lo sigo creyendo ahora! Hemos estado en los “postreros días”, incluso antes de la Guerra de Vietnam. La nación de Israel nació en 1948. Los Comunistas tomaron China en 1949. La Guerra Fría se intensificó hasta el mismo borde de un holocausto termonuclear en la década de 1950. El Presidente Kennedy fue asesinado en 1963. Después Malcolm X fue asesinado. Después el Dr. Martin Luther King. Después Bobby Kennedy. La música rock y las drogas arruinaron las mentes de toda una generación. Las cosas nunca han sido igual. Nuestra cultura se ha estado desmoronando desde entonces. Como dijo Leonard Ravenhill, “Estos son los postreros días. La pregunta es, ¿cuánto tiempo durarán?”

Los Discípulos querían saber cuando el mundo se acabaría, cuando esta era terminaría. Le pidieron a Jesús que les diera una señal. Él les dio muchas señales, registradas en Mateo 24, y en el pasaje paralelo en Lucas 21. Mateo 24 da parte de la respuesta de Jesús; da muchas señales del fin. Y Lucas 21 da aún más señales. Esta mañana me concentraré en las señales que Jesús dio en Lucas 21. ¿Qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24: 3). Jesús dio muchas respuestas a esa pregunta en el capítulo veintiuno de Lucas.

I. Primero, hay señales ecológicas.

Jesús dijo que

“habrá grandes terremotos…y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror…y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;

desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra” (Lucas 21:11, 25-26).

¡Piensa en ello! Jesús dijo que los corazones de los hombres desfallecerían cuando vieran lo que está pasando “en la tierra”. Él dijo que habrá terror, angustia y un gran temor a causa de lo que está pasando a este mundo,

“y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra” (Lucas 21:26).

Cuando ves que el Polo Norte se derrite, y observas los efectos del cambio climático, es aterrador. Cuando te das cuenta de que la epidemia del SIDA está devastando África, sin un final a la vista – es aterrador. Cuando nos fijamos en el resurgimiento de la tuberculosis resistente a los antibióticos, y otras nuevas enfermedades “monstruosas”, como el Ébola, y las pandemias que no responden a alguna droga conocida – es aterrador.

No es de extrañar que muchos jóvenes estén preocupados por el futuro. Una encuesta reciente muestra que el 80 por ciento de los adolescentes de hoy no creen tener un buen futuro. Muestra que estos jovenes a menudo se preocupan acerca de los problemas de la ecología, como el Polo Norte que se está derritiendo, ¡y los desastres que podría producir en todo el mundo!

Y los problemas alarmantes que vemos en la ecología se reportan cada día en los periódicos. Son señales de que el fin del mundo según lo conocemos y la Segunda Venida de Jesús están muy cerca.

II. Entonces, segundo, hay señales antisemíticas.

Muchas personas odian a los Judíos, y la nación de Israel. La Opera Metropolitana de Nueva York se prepara para presentar la ópera, “La Muerte de Klinghoffer” este otoño. Muestra a los terroristas Palestinos asesinando a un Judío de 69 años en su silla de ruedas. Muestra a los terroristas como luchadores por la libertad que tienen razón de asesinar a este Judío viejo indefenso. El principal terrorista canta: “Donde los hombres pobres se reúnen, pueden encontrar los Judíos engordando. Sabes cómo engañar al simple [y] difamar a los que engañaste...América es un gran Judío”. Les animo a protestar esta ópera antisemita enviandole un correo electrónico al Sr. Gelb al pgelb@metopera.org. El Sr. Gelb es el director de la Opera Metropolitana de Nueva York. Llámale y pídele que cancele “La Muerte de Klinghoffer”. (Noticia tomada de Jewish Standard, 19 de agosto de 2014). El odio antisemita hacia los Judíos es un problema hoy en día en todo el mundo. Jesús dijo:

“Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed entonces que su destrucción ha llegado” (Lucas 21:20).

El odio a los Judíos crecerá tan fuerte en los postreros días que los grandes ejércitos de los Gentiles vendrán contra Israel para destruir al pueblo Judío. Hitler trató de exterminar a los Judíos. Pero fracasó porque los Judíos son el pueblo escogido de Dios en la tierra. La Biblia dice:

“Son amados por causa de los padres” (Romanos 11:28).

Los Bautistas que creen en la Biblia apoyan firmemente a Israel. Debemos seguir apoyando al pueblo Judío y al Estado de Israel. Pero la Biblia enseña que el mundo incrédulo se volverá contra los Judíos en los postreros días. La Biblia dice:

“Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos” (Zacarías 12:3).

Eso está sucediendo ahora mismo. Es una señal de que estamos viviendo en los últimos días de esta era. El pueblo Cristiano debe seguir apoyando a Israel y a los Judíos incluso en la oscuridad creciente de los “postreros días”.

III. Y entonces, tercero, hay señales religiosas – señales de engaño con falsa religión.

Jesús dijo:

“Mirad que no seáis engañados; porque vendrán muchos en mi nombre…Mas no vayáis en pos de ellos” (Lucas 21:8).

De nuevo Jesús dijo:

“Porque se levantarán falsos…profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos” (Mateo 24:24).

Muchas de las cosas que se ven en TBN son un engaño. Muchos programas evangélicos son engañosos y confusos. El Apóstol Pablo dijo:

“Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias” (II Timoteo 4:3).

IV. Cuarto, hay señales de persecución religiosa contra los Cristianos.

La persecución de los Cristianos está pasando en todo el mundo a un ritmo sin precedentes. Por ejemplo, los Cristianos verdaderos en China tienen que reunirse en “iglesias en casa” secretas. Cientos de Cristianos Chinos han sido puestos en la cárcel por su fe, especialmente durante la Revolución Cultural. Informes de Yihadistas Musulmanes que aterrorizan y asesinan Cristianos aparecen casi todos los días en nuestros periódicos. Jesús predijo la persecución de los Cristianos en todo el mundo que está pasando hoy en día. Jesús dijo:

“Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán…a las cárceles” (Lucas 21:12).

Luego dijo que los padres y parientes no convertidos perseguirán a sus propios hijos que se convierten en verdaderos Cristianos. Eso suele ocurrir cuando un joven Musulmán se convierte al Cristianismo. Pero hemos visto que esto sucede vez tras vez aquí en Los Estados Unidos. Jesús dijo:

“Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos…y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre” (Lucas 21:16-17).

¡Cuenta el costo! ¡A alguien no le va a gustar si te conviertes en un verdadero Cristiano! ¡Alguien va a estar en contra de ti! ¡Te costará algo al convertirte en un verdadero Cristiano en estos días oscuros! Esa es una de las señales que estamos viviendo en los postreros días.

V. Quinto, Jesús nos dio lo que podríamos llamar señales psicológicas.

Jesús dijo:

“Mirad [poned atención] también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen [sobre carguen] de...los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra” (Lucas 21:34-35).

Un joven que vino a la iglesia aquí dijo: “No puedo venir el próximo Domingo. Tengo que ayudarle a mi tía a mudarse”. Él tuvo seis días para hacerlo, pero “tenía” que ser el Domingo en la mañana. Él estaba sobre cargado con los afanes de la vida. Muchos faltan a la iglesia por razones ligeras y tontas. Son sobre cargados con los problemas de la vida. Y el día del juicio vendrá sobre ellos sin que se den cuenta. ¡No estarán preparados cuando caiga el juicio de Dios!

Tú puedes evitar las drogas y el sexo, pero ser cargado con el empleo y la carrera, luego los “afanes de esta vida” te someten. He visto eso sucederle a muchos jóvenes por años.

Y luego Jesús dijo:

Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lucas 21:36).

Y eso es lo que necesitas hacer para estar listo para el fin esta era, y para el Juicio venidero. Hay dos cosas que necesitas hacer:

(1) Regresa a la iglesia. Nada que podamos hacer te ayudará si no regresas.

(2) Ven a Jesús. Él murió para pagar la pena por tus pecados. Él resucitó literalmente y físicamente de los muertos. Él está vivo a la diestra de Dios ahora mismo. Él está allí ahora. Ven a Él y Él te limpiará del pecado con Su propia Sangre.

VI. Sexto, está la señal de iglesias sin amor Cristiano.

Los Discípulos le preguntaron:

“¿Qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? (Mateo 24:3).

Una de las señales que Jesús dio en Mateo 24 fue esta – las iglesias en muchas partes del mundo no tienen amor verdadero por los perdidos. Es Cristiandad sin compasión, sin amistad, sin amor. Cuando ellos le pidieron una señal de Su venida y del fin del siglo, Jesús les dijo:

“Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12).

Muchas iglesias hoy son muy frías hacia los que las visitan. Es bien difícil hallar a una persona realmente amigable cuando visitas una de sus iglesias. ¡Que Dios nos ayude! ¡Sin el poder del Espíritu de Dios nuestra propia iglesia no será amigable ni amorosa igual que ellas!

“El amor de muchos se enfriará” (Mateo 24:12).

Una iglesia sin la presencia de Dios no tendrá amor por los perdidos. Y una iglesia donde no hay amor para los perdidos es una iglesia que se muere, no importa a cuantas puertas toquen, no importa cuántos buses manden, ¡no importa cuánto evangelismo hagan! Son iglesias que se mueren porque tienen poco, si acaso algo, de amor Cristiano en ellas.

¡Que Dios guarde a nuestra iglesia de ser hundida bajo la Cristiandad sin amor en “los postreros días”! Todo visitante debe ser tratado como realeza, y todo el que viene por varios meses debe ser tratado como rey, y todos nosotros debemos laborar en oración para que Dios haga de nuestra iglesia un lugar lleno del amor de Dios por los pecadores. De otra manera algún día se podría decir de nuestra iglesia:

“Tienes nombre de que vives, y estás muerto” (Apocalipsis 3:1).

Ve tras los perdidos con celo esta semana. Trae muchos nombres de evangelismo personal el Miércoles y el Jueves en la noche para que los podamos llamar e invitarlos a la iglesia. Luego trae más y más nombres cuando vayas a evangelismo por tu propia cuenta. Trae más nombres y teléfonos de tu parte – para que los contactemos, y los traigamos a la iglesia a oír el Evangelio de Jesús.

Pero eso solo es el principio del evangelismo verdadero. Cuando ya lleguen aquí a la iglesia, hay que amarlos lo suficiente para ayudarlos a entrar al compañerismo de nuestra iglesia. Que ninguno de ellos quede a solas después de los servicios. Mantén tus ojos abiertos para aquellos que necesitas ayudar a hallar compañerismo en nuestra iglesia. Ora fuertemente durante la semana para que Dios te ayude a mostrarles gran amor.

Estos son días difíciles y que espantan para aquellos que no tienen esperanza. Nosotros oramos que tú vengas a Jesús y seas perdonado del pecado por Su muerte en tu lugar en la Cruz. ¡Nosotros oramos que tú halles la paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo! ¡Nosotros oramos que tú regreses a nuestra iglesia el próximo fin de semana para aprender más de la salvación por medio de Jesús, el Hijo de Dios! Dr. Chan, por favor guíenos en oración. Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: II Pedro 3:3-9. El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“The Eve of Destruction” (por Barry McGuire, 1965)/
“In Times Like These” (por Ruth Caye Jones, 1902-1972).


EL BOSQUEJO DE

¡ESTOS SON LOS POSTREROS DÍAS!

(NÚMERO 4 SOBRE PROFECÍA BIBLICA)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias, y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento?” (II Pedro 3:3-4).

(II Timoteo 3:1; Santiago 5:3; Judas 18; I Timoteo 4:1;
Mateo 24:37, 3)

¡Están equivocados porque muchas señales muestran que el final está cerca!

I.   Primero, señales ecológicas, Lucas 21:11, 25-26.

II.  Segundo, señales antisemíticas 21:20; Romanos 11:28; Zacarías 12:3.

III. Tercero, señales de falsa religión, Lucas 21:8; Mateo 24:24; II Timoteo 4:3.

IV. Cuarto, señales de persecución, Lucas 21:12, 16-17.

V.  Quinto, señales sicológicas, Lucas 21:34-35, 36.

VI. Sexto, la señal de iglesias sin amor Cristiano; Mateo 24:3, 12; Apocalipsis 3:1.