Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LA SEPTUAGÉSIMA SEMANA DE DANIEL

(CONFERENCIA NÚMERO 3 SOBRE LA PROFECÍA BÍBLICA)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Una lección dada en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Sábado, 30 de Agosto, 2014

“[24] Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. [25] Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. [26] Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. [27] Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador” (Daniel 9:24-27).


¿Qué es una “semana” aquí? Vea el material dado abajo (todo el material en letra pequeña es de Josh McDowell, [La Evidencia que Exige un Veredicto] Evidence that Demands a Verdict, aquí publicaciones Life Publishers, edición de 1979, pp. 171-173). Una “semana” es siete años en estos versiculos.

1.  La palabra Hebrea para “semana” es shabua y literalmente significa un “siete”…Entonces,
     en Hebreo, la idea de 70 semanas es “setenta sietes”.
2.  Los Judíos estaban familiarizados con un “siete” de ambos días y años.
3.  Levítico 25:2-4 ilustra el hecho de arriba. Levítico 25:8 muestra que había un múltiple
     de una semana de años.

1.  Daniel había estado pensando en términos de años y múltiples de siete anteriormente en
     el capitulo (Dan. 9:1-2).
2.  Daniel sabía que el cautiverio de Babilonia estaba basado en una violación del año Sabático,
     y como estuvieron en cautiverio 70 años, evidentemente el año Sabático se viola 490 años
     (Lev. 26:32-35, II Cro. 36:21, y Dan. 9:24).
3.  Shabua se halla en Daniel 10:2-3. El Contexto exige que signifique “semanas” de días.
    Es literalmente “tres sietes de días”. Si Daniel quiso decir días en 9:24-27, ¿por qué
    no hallamos la misma forma de expresión así en el capitulo diez? Obviamente,
    significa años en el capitulo nueve.

Versículo 24: Hay 70 semanas (490 años) determinadas. Sobre “tu pueblo” y sobre “tu santa ciudad” (el pueblo Judío y Jerusalén). Durante ese tiempo, se tratará con el problema de la transgresión, el pecado y la iniquidad, y la justicia perdurable se introducirá.


Versículo 25: A partir de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén (hecha por el rey Artajerjes de Persia, Nehemías 2:1-8) a la venida del Mesías habrá 69 semanas (siete semanas más sesenta y dos semanas), o 483 años. El tiempo apunta exactamente hacia Jesús.

1.  “En el mes de Nisan (Marzo), en el vigésimo año del rey Artajerjes”.
2.  La adhesión de Artajerjes fue en 465 A.C., por lo tanto Nehemías 2:1 definitivamente
     está fijo en 445 A.C.
3.  No hay fecha especificada, así que de acuerdo con la costumbre Judía, se comprende
     que la fecha es el primer día del mes.
4.  Marzo 14, 445 A.C. es nuestra correspondiente fecha de calendario.

Un año profético de 360 días de duración (ver Apocalipsis 12: 6 y 12:13, donde 1.260 días se llama un tiempo, y tiempos, y medio tiempo, o tres años y medio). ¿Cuándo terminaban las 69 semanas?

1.  69 semanas x 7 años x 360 días = 173,880 días
2.  173,880 días desde Marzo 14, 445 A.C. dan la fecha de Abril 6, 32 D.C.

      La fecha exacta y definitiva, según muchos cálculos por Sir Robert Anderson en [El Príncipe que Viene] The Coming Prince (p. 127), era 6 de Abril 32 D.C. Él declara, “La fecha juliana del 10 de Nisán fue el Domingo 6 de abril del año 32 D.C. ¿Cuál era entonces la duración del período que media entre la salida de la orden para reconstruir Jerusalén y el advenimiento público de ‘Mesías Príncipe,’ – entre el 14 A.C 445, y el 6 de Abril de 32 D.C.? El intervalo contenía exactamente 173,880 días, o siete veces “sesenta y nueve años proféticos de 360 días, las primeras sesenta y nueve semanas de la profecía de Gabriel.

Al final de la semana 69, Mesías (Jesús) montó entrando a Jerusalén el Domingo de Palmas.


Versículo 26: Mesías será cortado (muerto), pero no por sí mismo (Él murió por otros, ya que no tiene pecado propio). Esto se cumplió en la crucifixión. Él se ocupó de la transgresión, el pecado y la iniquidad – pero la justicia eterna no tomó control de la tierra; el Reino no comenzó. Nota que la semana 70 no había comenzado aún.


Versículo 26: “El pueblo del príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario”. Los Romanos destruyeron Jerusalén y el Templo en el año 70 DC. “El príncipe que ha de venir” no es Jesucristo sino el Anticristo, quien será de la herencia Romana y unificará Europa en un sucesor del Imperio Romano. Una vez más, la semana 70 no ha comenzado todavía.


Luego viene la edad de la Iglesia – “el gran paréntesis” como algunos lo llamarían, entre las semanas 69 y 70. La longitud de esta edad no está especificada.


Versículo 27: Y él [el príncipe que ha de venir, el Anticristo] confirmará el pacto con muchos por una semana [siete años]. La semana 70, el período de la Tribulación, comenzará cuando el Anticristo haga un tratado de paz con Israel (y con otros) por una semana, siete años. La palabra Griega (thlipsis) traducida “tribulación” (Mateo 24:21) significa “presión.” También significa “aflicción, angustia, cargado...atribulado” (Strong 2347).


Versículo 27: A mediados de la Tribulación, a tres años y medio de su comienzo, el Anticristo romperá el pacto, y profanará el templo reconstruido:

“A la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador” (Daniel 9:27).

Esta es la “abominación desoladora” en Mateo 24:15..


El Anticristo se sentará en el Templo de Dios, en el lugar santísimo, clamando ser Dios y exigiendo que le adoren, II Tesalonicenses 2:4. Por supuesto que el Templo tiene que ser reconstruido para que esto suceda.


Ya que el Anticristo mismo no estará en el Templo todo el tiempo, habrá una imagen de él puesta allí, y todo aquel que no adore la imagen será matado (Apocalipsis 13:15).


Este es el punto divisorio, el punto de la mitad de la Tribulación.


Después de esto viene la terrible segunda mitad de la Tribulación, llamada la “gran tribulación” en Mateo 24:21. Esta es por seguro el peor tiempo de la historia humana.


Si Dios no interviene, nadie quedará vivo (nadie sería salvo, Mateo 24:22).


Persecución hasta la muerte de aquellos que no adoren a la bestia; aquellos que no tomen la marca no podrán comprar o vender, Apocalipsis 13:15-18; el número 666 simplemente significa el número de hombre repetido tres veces, “hombre, hombre, hombre”.


Perseguida Israel se esconde “por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo” (Apocalipsis 12:14).


Nosotros creemos que durante esa segunda mitad de la Tribulación al sonar la última trompeta (Apocalipsis 11:15) los Cristianos muertos serán resucitados y los Cristianos que hayan quedado serán arrebatados (I Tesalonicenses 4:13-17; I Corintios 15:51-52). Hay varios puntos de vista sobre el tiempo del Arrebatamiento. El punto de vista más popular es que sucede al mero principio de los siete años de Tribulación. Otros dicen que sucede a mediados de la Tribulación. Nuestro punto de vista ha sido llamado “el Arrebatamiento antes de la ira”. Nosotros creemos que ocurre poco antes de las “Copas de Juicio” de Apocalipsis 16. Obviamente el tiempo del Arrebatamiento no es tan claro como el cristal, porque buenos Cristianos sostienen todos estos puntos de vista.


Luego las terribles copas de juicio de Apocalipsis serán derramadas. No hay evidencia de Cristianos sobre la tierra en el capítulo 16, y los incrédulos no se arrepienten (Apocalipsis 16:11, 21). Esto es simplemente un derramamiento de juicio.


Al final de este periodo Jesús regresa del Cielo (Apocalipsis 19:11-16) con Sus santos, que ya han sido arrebatados (Zacarías 14:5) al Monte de los Olivos (Zacarías 14:4). En este tiempo (o poco antes) Dios enviará gracia a los Judíos que quedan, dándoles convicción y salvación (Zacarías 12:10 a 13:1). El Anticristo y el falso profeta son lanzados al lago de fuego (Apocalipsis 19:20). Satanás será atado en el abismo y los santos reinarán con Jesús por mil años (Apocalipsis 20:1-6); este es el Reino de Mil años.


Jesús trae la “justicia perdurable” (de vuelta a Daniel 9:24, cumpliendo esa parte del versículo).


Daniel 12:11 da el período de tiempo desde de la profanación del Templo hasta el final como 1290 días:

“Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días” (Daniel 12:11).

Se trata de tres años y medio (1,260 días) más otros 30 días. En el versículo 12 hay otros 45 días dados para un total de 1,335 días. Los días adicionales representan un período de transición, probablemente incluyendo la cena de las bodas del Cordero, cuando Jesús beba del fruto de la vid con los creyentes en el Reino de su Padre; y probablemente incluirá la presentación de recompensas, y unas semanas de tiempo de “preparación”.


Pero, ciertamente, esto es tres años y medio y un poco más – la segunda mitad de la Tribulación. La semana 70 de Daniel llega a su fin con la Segunda Venida de Jesús.


La semana 70 de Daniel (el período de la Tribulación) comienza con el Anticristo firmando un tratado de paz con Israel, y termina siete años más tarde con el regreso de Jesús al Monte de los Olivos.

(FIN DE LA LECCIÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.