Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LA SOLEDAD DE CAÍN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, Julio 27, 2014

“Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén” (Génesis 4:16).


James Dean (1931-1955) sólo actuó en tres películas. Todas fueron hechas en aproximadamente un año y medio. Él murió en un accidente de auto a la edad de 24 años. Sin embargo, ¡no puedes caminar por el bulevar de Hollywood sin ver su foto muchas veces! Esas tres películas fueron todas filmadas en 1954. Ellas lo hicieron una leyenda del cine, como Marilyn Monroe o John Wayne.

Wikipedia dice que James Dean fue “un icono cultural de la desilusión adolescente, tal como se expresa en su película más famosa, ‘Rebelde sin Causa’, en la que interpretó a un adolescente atormentado”. No vi esa película cuando se estrenó en 1955. La vi por primera vez en la televisión unos 25 años más tarde. Me sorprendió porque tenía la exacta, perfecta sensación de la década de 1950. Ninguna otra película jamás se le acerca. Si quieres saber lo que se sintió ser un adolescente cuando estaba en la escuela secundaria, mira el video de “Rebelde sin Causa”. Sé que voy a ser criticado por mencionar esta vieja película. La mayor parte vendrá de las personas mayores. ¡Que así sea! ¡No puedo evitarlo! ¡Tengo que hablar con los jóvenes de una manera que puedan entender!

Aquí está este adolescente, su familia se mueve de un lugar a otro. Él siempre es el “chico nuevo” en la escuela. Él no encaja. Él siempre está solo. Esa vieja película me hace un nudo en el estómago. Eso es exactamente lo que yo sentía cuando tenía tu edad. Y no es muy diferente hoy en día. ¡Es aterrador ser una persona joven en la América de Barack Obama! ¿Cómo puedo sobrevivir? ¿Cómo puedo encontrar a la persona adecuada para casarme? ¿Cómo puedo conseguir un trabajo que pague por todo? ¿Cómo puedo sobrevivir? ¿CÓMO PUEDO HACERLO SOLO?

La segunda película de James Dean fue basada en la novela de Steinbeck “Al Este del Edén”. Yo no recomiendo ésta en lo absoluto, porque tiene un poco de suciedad que nadie necesita ver. Pero “Al Este del Edén” de Steinbeck es acerca de dos hermanos. Se basa en la historia de Caín y Abel en la Biblia. Una vez más, James Dean es un marginado y está solo. La novela de Steinbeck es leída por estudiantes universitarios que toman clases en la literatura moderna. Tiene un gran atractivo hoy en día ya que expresa la dolorosa soledad y alienación que Caín experimentó. Los estudiantes universitarios solitarios a menudo nos dicen que están deprimidos, asustados, y que son incomprendidos por sus padres. ¿No te sientes así a veces? Tus padres están demasiado ocupados para escuchar. Tus amigos van y vienen, y sabes que no puedes depender de ellos. ¿No sientes a veces el dolor de la soledad?

No hace mucho leí en el periódico acerca de dos jóvenes de edad universitaria que fueron a una fiesta a unas diez cuadras de nuestra iglesia, aquí en el centro cívico de Los Ángeles. El lugar estaba lleno de gente joven: cuerpo-a-cuerpo. Todos estaban bebiendo. Muchos tomaron una droga llamada “éxtasis” – que los jóvenes llaman “E”. Alguien sacó un arma y comenzó a disparar. Los dos estudiantes universitarios fueron balaceados. Ambos fueron declarados muertos a su llegada al hospital.

A tan sólo diez cuadras de distancia, los jóvenes de nuestra iglesia asistían a un servicio de Sábado por la noche – ¡en el momento que la tragedia sucedió! ¡Yo no podía dejar de pensar en lo mucho más seguro que hubiera sido para esos jóvenes haber estado en la iglesia con nosotros! Esa es la razón por la que decimos: “¿Por qué estar solo? ¡Ven al hogar – a la iglesia! ¿Por qué estar perdido? – ¡Ven a Jesucristo, el Hijo de Dios!”

Pero la Biblia nos dice que Caín tomó la decisión equivocada. No era como su hermano Abel. En lugar de venir al hogar a Dios, hizo una cosa tras otra que hizo su soledad y alineación cada vez peor. Y creo que podemos aprender algunas lecciones importantes de las decisiones equivocadas hechas por Caín.

I. Primero, Caín escogió la religión equivocada.

Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén” (Génesis 4:16).

“Salio, pues, Caín de delante de Jehová”. Eso significa que Caín escogió la religión equivocada. En vez de buscar la salvación, “salió, pues, Caín de delante de Jehová”. He visto a muchos jóvenes hacer eso. Un joven dijo: “No me prediques”. Se fue de la reunión de la iglesia y salió “de delante de Jehová”. Nunca oí hablar de él más. ¡No dejes que eso te suceda a ti! Elije la religión verdadera. Elije la religión que Dios aprueba en la Biblia.

No te equivoques sobre esto. Lo que piensas de la religión es muy importante. Si tienes la opinión equivocada de Dios, afectará todo lo demás en tu vida. La Biblia dice:

“El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza” (Proverbios 1:7).

Caín fue un insensato. El despreció la sabiduría y la enseñanza. Sabía que tenía que traer un sacrificio de sangre a Dios, pero en vez trajo vegetales. Cuando Dios no respetó su ofrenda Caín se enojó. Dios estaba dispuesto a perdonarle, pero él continuó en rebelión.

El Dr. John R. Rice dijo: “Él no creía en la expiación por sangre” (traducción de Genesis: In the Beginning, Sword of the Lord Publishers, 1975, p. 154). El Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo: “No hay mayor pecador en el universo que el hombre que nunca ha visto su necesidad de la sangre de Jesús” (traducción de Assurance, Romans 5, The Banner of Truth Trust, 1971, p. 291).

Caín rechazó la religión de sangre. Eso significa que él rechazó a Jesús. Ves, Jesús murió en la Cruz y derramó Su Sangre para expiar nuestros pecados. La Biblia dice:

“Sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (Hebreos 9:22).

Caín rechazó la ofrenda de sangre, que señalaba a Jesús en la Cruz. Muchas personas son así hoy en día. Y la Biblia dice:

“¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín” (Judas 11).

Tú no puedes salvarte a ti mismo. Solo puedes encontrar verdadera salvación en Jesús, quien

“nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre” (Apocalipsis 1:5).

La única manera de llegar a Dios es a través de la Sangre derramada del Señor Jesucristo. Debes ser lavado de tus pecados

“con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación” (I Pedro 1:19).

Decimos: “¿Por qué estar solo? Ven al hogar – a la iglesia”. Pero también decimos: “¿Por qué estar perdido? Ven al hogar – a Jesucristo, el Hijo de Dios”. Decimos esto porque Jesucristo es el único que tiene “sangre preciosa” para lavar tus pecados. La Biblia dice:

“La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (I Juan 1:7).

Como lo dice la antigua canción,

¿Qué me puede dar perdón?
   Solo de Jesús la sangre.
¿Y un nuevo corazón?
   Solo de Jesús la sangre.
Precioso es el raudal
   Que limpia todo mal;
No hay otro manantial,
   Solo de Jesús la sangre.
(Traducción libre de “Nothing But the Blood”
   por Robert Lowry, 1826-1899).

Algunos “maestros de la Biblia” ahora nos están diciendo que no hay Sangre. Después de mucho estudio, no veo cómo esto es diferente al liberalismo de los modernistas anteriores como Harry Emerson Fosdick. La Biblia dice:

“¡Ay de ellos! porque han seguido el camino de Caín” (Judas 11).

¡Sin la Sangre de Jesucristo, no había salvación para Caín, y no habrá salvación para ti tampoco!

“Sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (Hebreos 9:22).

Creo que los jóvenes necesitan escuchar predicación antigua de la salvación a través de la Sangre de Jesucristo. Creo que tienes que escuchar ese mensaje. Creo que necesitas ser salvo por confiar plenamente en Jesucristo, y ser lavado por Su Sangre.

II. Segundo, Caín tuvo la actitud equivocada.

Cuando Dios desaprobó su religión, Caín se negó a arrepentirse. Endureció su cerviz, y siguió su camino. Y el Diablo lo agarró, y mató a su propio hermano Cristiano.

La Biblia nos advierte que no seamos como Caín cuando dice:

“No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas” (I Juan 3:12).

El Diablo agarró a Caín y lo condujo al pecado. Yo creo en el Diablo. Creo que quiere destruirte, de la manera que destruyó a Caín. Caín no quiso escuchar a Dios. Caín tuvo una actitud equivocada. Se negó a reconocer su pecado y recibir el perdón a través de la Sangre. Escucha a Génesis 4:16 otra vez.

“Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén” (Génesis 4:16).

Caín salió de delante de Jehová “y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén” (Génesis 4:16). El Dr. M. R. DeHaan dijo:

La tierra de Nod significa literalmente la tierra de vagar... Sugiere una inquietud, desasosiego...vagando de un lugar a otro (traducción de M. R. DeHaan, M.D., The Days of Noah, Zondervan, 1971, p. 33).

Intranquilo. Inquieto. Vagando de un lugar a otro. Eso no es sólo una imagen de Caín. También es una imagen de muchos jóvenes de hoy que realmente no conocen a Jesucristo. La Biblia describe claramente esta condición cuando se nos dice:

“No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos” (Isaías 57:21).

Puedes tratar de olvidar tus pecados. Puedes ahogarte en alcohol. Puedes tomar éxtasis hasta que tu cabeza reviente. Puede ir de fiesta toda la noche. Puedes huir de la iglesia. Pero no vas a encontrar paz interior, ni puedes encontrar paz con Dios, a menos que vengas a Jesucristo.

“No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos” (Isaías 57:21).

“Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén” (Génesis 4:16).

Caín no tenía paz. Él fue separado de Dios, vagando solo por las calles de una ciudad llamada “Enoc” (Génesis 4:17).

Qué cosa tan terrible, estar solo, en las calles oscuras de la ciudad. Incluso cuando estás en una multitud te sientes solo – inquieto, errante y solitario – como Caín. Agustín dijo: “Nuestros corazones están inquietos hasta que descansan en Él”, en Jesús. ¡Por eso te animamos a que vengas al hogar que es la iglesia! Por eso te rogamos que vengas Jesucristo, el Hijo de Dios.

Jesús dijo la historia del Hijo Pródigo. Él fue y gastó todo el dinero que su padre le había dado. Entró en pecado profundo. Estaba arruinado y a punto de morir. Pero la Biblia dice:

“Y volviendo en sí” (Lucas 15:17).

Volvió en sí – y vino a su padre, que lo esperaba con los brazos abiertos. Y esa es la manera en que Dios es hoy. Dios está esperando que vengas a casa a través de Su Hijo. ¡Él te está esperando con los brazos abiertos!

Mediante Jesús, Hacia el Padre ven hoy,
Y dadle la gloria, Prodigios obró.
   (Traducción libre de “To God Be the Glory”
      por Fanny J. Crosby, 1820-1915).

No hay necesidad de quedarse fuera en la fría oscuridad de este mundo. ¡Ven al hogar! Ven a la iglesia. Ven a Jesús. ¡Ven al hogar, se salvo como el hijo pródigo!

Muy lejos yo vagué de Dios, Hoy volviendo estoy;
He oído al fin, su dulce voz, Hoy volviendo estoy.
A mi hogar sin tardar, Hoy volviendo estoy.
¡Oh recíbeme, Señor! Hoy volviendo estoy.
   (Traducción libre de “Lord, I’m Coming Home”
      por William J. Kirkpatrick, 1838-1921).

Canta el coro conmigo.

A mi hogar sin tardar, Hoy volviendo estoy.
¡Oh recíbeme, Señor! Hoy volviendo estoy.

¡Ven a Jesús, el Hijo de Dios! Y, ¿por qué estar solo? ¡Ven al hogar a la iglesia! ¡Vuelve y cena con nosotros a las 6:15 esta noche! ¡Ahora cantemos la última canción en el cancionero!

Jesús te invita, a la mesa aquí,
Ven a la cena, partamos el pan.
Aquí está Jesús, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven,
En amistad comed,
¡Deleite será,
En la iglesia al comer!

Es dulce amistad, y amigos aquí,
En la mesa juntos , gran gozo tendrán.
Aquí está Jesús, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven,
En amistad comed,
¡Deleite será,
En la iglesia al comer!

No cuidan de ti los de la gran ciudad,
Y nada te ofrecen, carecen de amor.
Mas tú a Jesús ven y encontrarás,
¡Comida en la mesa y mucha amistad!
A la iglesia ven,
En amistad comed,
¡Deleite será,
En la iglesia al comer!

Jesús te invita a la mesa aquí,
Ven a la cena, y tú comerás.
Amigos te esperan, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven,
En amistad comed,
¡Deleite será,
En la iglesia al comer!
   (Traducción de “Come Home to Dinner” por Dr. R. L. Hymers, Jr., 1941- ,
      al son de “On the Wings of a Dove”).

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers en Inglés a
rlhymersjr@sbcglobal.net – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA
90015, Estados Unidos.
Llámale por teléfono a (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por Dr. Kreighton L. Chan: Genesis 4:1-16.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Come Home to Dinner” (por Dr. R. L. Hymers, Jr., 1941-).


EL BOSQUEJO DE

LA SOLEDAD DE CAÍN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén” (Génesis 4:16).

I.   Primero, Caín escogió la religión equivocada, Proverbios 1:7;
Hebreos 9:22; Judas 11; Apocalipsis 1:5; I Pedro 1:19; I Juan 1:7.

II.  Segundo, Caín tuvo la actitud equivocada, I Juan 3:12; Isaías 57:21;
Génesis 4:17; Lucas 15:17.