Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




ESTE GÉNERO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, Julio 20, 2014

“Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno” (Marcos 9:28-29).


Esta noche voy a predicar un sermón sobre los demonios y Satanás, lo que el Dr. J. I. Packer llamó “la condición quebrantada de la iglesia actual”, y la razón por la que no ha habido un avivamiento nacional en Estados Unidos de America desde 1859. Estoy usando el bosquejo de un sermón del Dr. Martyn Lloyd-Jones – un sermón que dio sobre este texto en la Capilla de Westminster en Londres en 1959. No estoy dando su sermón palabra por palabra, y estoy agregando varias ideas, pero el tema básico y el esquema son de “el Doctor”.

“Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno” (Marcos 9:28-29).

Quiero que pienses en esos dos versículos. Voy a aplicar esos versículos a la gran necesidad de un avivamiento enviado por Dios a las iglesias “quebrantadas” en Los Estados Unidos y el mundo Occidental.

Sé que la palabra “avivamiento” hace que la gente se desinterese hoy en día. Ellos no quieren oír hablar de eso. ¡Pero la razón por la que se sienten de esta manera es Satánica! Este es un tema que el Diablo no quiere que la gente piense. Así que oro que escuches con atención mientras hablo de esta necesidad crítica en nuestra iglesia, y en todas las iglesias.

Este es un tema que debe interesarnos intensamente. A menos que sintamos una gran preocupación por el estado de las iglesias de hoy en día somos muy pobres Cristianos. De hecho, ¡si no tienes ningún interés en un avivamiento real, debes preguntarte si eres un Cristiano de verdad! Si no tienes ninguna preocupación por nuestra iglesia, o por otros, ¡sin duda no eres un Cristiano vibrante! Repito, un verdadero avivamiento debe ser algo que debe interesarnos intensamente.

Así que vamos a empezar pensando en este incidente en el noveno capítulo de Marcos. Es un hecho muy importante, porque el Espíritu Santo nos da este relato en tres de los cuatro evangelios, Mateo, Marcos y Lucas. El Sr. Prudhomme acaba de leer el relato de Lucas, y yo estoy leyendo dos versículos de Marcos. En la primera parte del capítulo Marcos nos dice que Jesús había tomado a Pedro, Santiago y Juan y los había llevado al Monte de la Transfiguración donde habían visto un evento increíble. ¡Pero, cuando bajaron del monte, se encontraron con una gran multitud de personas que rodeaban a los Discípulos que se habían quedado y discutían con ellos! Los tres que habían bajado con Jesús no podían entender de lo que se trataba todo esto. Entonces un hombre salió de la multitud y le dijo a Jesús que su hijo estaba poseído por un demonio que lo hacía sacar espuma por la boca y crujir los dientes. Entonces el hombre le dijo: “Y dije a tus discípulos que le echasen fuera y no pudieron” (Marcos 9:18). Lo intentaron, pero fracasaron.

Jesús le hizo al hombre unas cuantas preguntas. Entonces Él sacó rápidamente el demonio del muchacho, quien sanó en un instante. Entonces Jesús entró en la casa, y los Discípulos fueron con Él. Después de entrar en la casa los Discípulos le preguntaron: “¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera?” (Marcos 9:28). Se habían tratado con mucho esfuerzo de hacerlo. Habían logrado hacerlo muchas veces antes. Pero esta vez fracasaron por completo. Sin embargo, Jesús simplemente dijo: “sal de él”, y el muchacho fue sanado. Ellos dijeron: “¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera?” Respondió Jesús, “Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno” (Marcos 9:29).

Ahora voy a usar este incidente para mostrar el problema en nuestras iglesias hoy en día. Este muchacho representa a los jóvenes en el mundo moderno. Los Discípulos representan nuestras iglesias de hoy. ¿No es obvio que nuestras iglesias están fracasando en ayudar a los jóvenes? George Barna nos dice que perdemos el 88% de nuestros jóvenes, criados en la iglesia. Y estamos ganando pocos, extremadamente muy pocos jóvenes, del mundo. Nuestras iglesias se están secando y fracasando rápido. ¡Los Sureños Bautistas están perdiendo alrededor de 1,000 iglesias cada año! ¡Esos son sus propios números! Y nuestras iglesias independientes no están mejor. Todo el que mira las cifras puede ver que nuestras iglesias no son ni la mitad de lo fuerte que eran hace cien años. Eso es porque Dr. J. I. Packer habló de “la condición quebrantada de la iglesia actual”.

Nuestras iglesias, como los Discípulos, están haciendo todo lo que pueden, y sin embargo están fracasando. Están fracasando tanto como los Discípulos cuando trataron de ayudar a ese muchacho. La pregunta que deberíamos hacernos es “¿Por qué no podemos nosotros echarle fuera?” ¿Cuál es la causa de este fracaso?

Aquí, en el noveno capítulo de Marcos, me parece a mí que Jesús está tratando con esa misma pregunta. Y la respuesta que dio es tan importante hoy como lo fue entonces.

“Sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno” (Marcos 9:28-29).

El texto puede ser divido en tres puntos simples.

I. El primer punto es “este género”.

¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Jesús dijo: “Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno”. Les dijo que habían diferencias entre un caso y otro. En el pasado Jesús les había enviado a predicar y sacar demonios – y habían salido y predicado y habían echado fuera muchos demonios. Habían vuelto con regocijo. Dijeron que los mismos demonios se habían hecho sujetos a ellos.

Así que cuando este hombre trajo a su hijo ellos estaban seguros de que podían ayudarle haciendo lo mismo que ellos habían hecho antes. Sin embargo esta vez fracasaron completamente. A pesar de todos sus esfuerzos no ayudaron al muchacho para nada, y se preguntaron por qué. Entonces Jesús habló de: “este género”. Hay una diferencia entre “este género” y el género con el que habían lidiado antes.

En cierto modo, el problema es siempre el mismo. La obra de la iglesia es liberar a los jóvenes de la potestad de Satanás y sus demonios, “para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios” (Hechos 26:18). Eso es siempre lo mismo en todas las épocas y en todas las culturas. Las iglesias siempre han tenido que lidiar con Satanás y demonios. Pero hay diferencia entre los demonios. No son todos iguales. El Apóstol Pablo dijo que “no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12). Él nos dijo que hay diferentes grados de demonios, y el líder de ellos es el mismo Satanás, “el príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:2). Satanás está aquí en todo su poder. Pero debajo de él están estos poderes demoníacos inferiores. Los Discípulos podían fácilmente echar fuera los demonios más débiles. Pero aquí, en ese muchacho, estaba un espíritu de mayor poder. “Este género” es diferente, por lo tanto es un problema mucho mayor. Lo primero que tenemos que saber es que es “este género” con el que debemos lidiar hoy en día.

Cuando miramos a esas palabras “este género” me pregunto si muchos pastores de hoy se dan cuenta de que la batalla en la que estamos es una batalla espiritual. Estoy seguro de que muchos pastores nunca piensan que su trabajo es una batalla contra Satanás y los espíritus malignos. Los seminarios, e incluso las escuelas Bíblicas, ponen gran énfasis en los métodos humanos. Pero ellos no les enseñan a los predicadores que sus principales problemas se encuentran en el reino espiritual.

Así que continúan con ciertos métodos que solían tener éxito en el pasado. No se dan cuenta de que los métodos antiguos no tratan con “este género” de hoy. Todo el mundo sabe que hay una necesidad. Pero la pregunta es – ¿qué es exactamente esa necesidad? Hasta que seamos conscientes de la necesidad exacta de hoy, vamos a tener tan poco éxito como los Discípulos lo tuvieron con ese muchacho.

II. El segundo punto es métodos que han fracasado.

Veo a nuestras iglesias hacer cosas que eran muy útiles en el pasado, pero ya no tienen mucho efecto en “este género”. Y porque dependemos de los viejos métodos, perdemos casi todos nuestros jóvenes, y no convertimos casi a nadie del mundo. A riesgo de ser mal entendido, voy a poner la Escuela Dominical en esa categoría. Fue muy eficaz hace ciento veinte y cinco años. Pero creo que tiene poco valor hoy en día. Yo diría lo mismo sobre los tratados de salvación. En un tiempo la gente realmente los leía y venían a la iglesia. Pero yo simplemente le preguntaría a cualquier pastor, “¿Tienes algunos jóvenes en tu iglesia que vinieron y fueron salvos por leer un tratado?” Creo que es obvio que “este género” en nuestro tiempo no responde bien a los métodos que se utilizaron en el pasado. También quisiera poner visitas de puerta a puerta en esa categoría. Fue usado poderosamente en el pasado, pero no nos ayuda a traer a los jóvenes a la iglesia, ahora que se trata de “este género”.

Hay ciertas cosas que son inútiles hoy en día, cuando se aplican a “este género”. En otras palabras, Jesús estaba diciendo: “Ustedes fracasaron en este caso porque el poder que tenían, que era suficiente para los demás casos, no tiene valor aquí. Te deja sin poder para ayudar al muchacho que está bajo el poder de ‘este género’”.

Sé que hay pastores que se dan cuenta de que muchas cosas que hicimos en el pasado son inútiles hoy en día. Pero debido a que han sido entrenados para pensar acerca de la metodología en lugar de las “maquinaciones” de Satanás (II Corintios 2:11) – se balancean salvajemente en nuevos métodos que no son mejores que los anteriores – es decir, si estamos tratando de conseguir jóvenes para que sean miembros sólidos de la iglesia. Por ejemplo tenemos ciertos hombres que nos dicen que la respuesta es “probarle” a los jóvenes que el relato del Génesis de la creación es verdadero y que la evolución es falsa. Ellos piensan que los jóvenes se convertirán, y otros vendrán del mundo, si podemos refutar la evolución y llevarlos a encontrar respuestas en el Génesis. Creen que con este método pueden tratar con la situación actual.

El Dr. Lloyd-Jones dijo: “Era exactamente de la misma manera a principios del siglo dieciocho, cuando la gente estaba depositando su fe en [apologética]. Estas, nos enseñaron, son las cosas que van a mostrar la verdad del Cristianismo, pero no hicieron eso. 'Este género' no puede salir con nada relacionado con eso”.

Otro método que ha fracasado es el uso de las traducciones modernas. Se nos dijo que los jóvenes no entienden la Biblia Reina Valera. Que lo que necesitamos es una Biblia en lenguaje moderno. Entonces los jóvenes la leerán. Entonces dirán: “Este es el Cristianismo” – y ellos vendrán a nuestras iglesias en multitudes. Pero eso no ha sucedido. De hecho, todo lo contrario ha sucedido. He estado trabajando casi exclusivamente con los jóvenes por 55 años. Sé que es un hecho de que estas traducciones modernas no atraen a los jóvenes para nada. De hecho, he oído a muchos de ellos decir: “No suena bien. No suena como la Biblia”.

Yo nunca he predicado de una traducción moderna, y nunca lo haré. Y vemos a jóvenes ser convertidos en todo momento, de nuestra iglesia, y del mundo también. Cualquiera que sea el valor de estas traducciones modernas, no van a resolver el problema. No lidian con “este género”.

¿Qué otra cosa están tratando? ¡Oh, lo grande es la música moderna! “Tenemos que tener la música correcta y entonces vendrán, y serán Cristianos”. Es muy triste. ¿Es realmente necesario hacer comentarios al respecto? Hay una iglesia Sureña Bautista que se reúne en instalaciones alquiladas en Los Ángeles. El pastor usa una playera y se sienta en un banquillo. Antes de dar su pequeña charla, hay alrededor de una hora de música rock. Uno de nuestros hombres fue a revisarlo. El fue horrorizado. Dijo que el servicio era oscuro y patético, y nada espiritual. El dijo que esas personas no ganan almas, y no podía imaginarlos orando por una hora como nuestros jóvenes lo hacen todas las semanas. ¿Una hora en nada más que oración? ¡Olvídalo! Así, la música rock moderna tampoco ha echado fuera “este género”.

III. El tercer punto es que necesitamos algo que pueda ir por debajo de ese poder del mal, y lo rompa, y solo hay una cosa que puede hacer eso, ¡y eso es el poder de Dios!

El Dr. Lloyd-Jones dijo: “Tenemos que darnos cuenta de que por muy grande que 'este género' sea, el poder de Dios es infinitamente más grande, que lo que necesitamos no es más conocimiento, más entendimiento, más apologética, [nuevas traducciones o música rock] – no, necesitamos un poder que pueda entrar en las almas de los hombres y las rompa y las aplaste y las humille y entonces hacerlas nuevas. Y ese es el poder del Dios vivo”. Y eso nos lleva de vuelta al texto:

“¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno” (Marcos 9:28-29).

Oración y ayuno. Nada más puede ayudar a nuestras iglesias a vencer “este género” de ataque Satánico. Nuestras iglesias no están ganando jóvenes hoy en día. ¿Qué podemos hacer? “Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno”.

Algunos sabios mundanos “eruditos” dirán: “los mejores manuscritos no dicen 'y ayuno’”. Pero, ¿qué sabe ese “erudito” sobre demonios? ¿Qué sabe sobre convertir paganos de las calles y las universidades de nuestra ciudad? ¿Qué sabe él de avivamiento – avivamiento como el que están experimentando ahora mismo en China? Él no sabe nada de esas cosas. He sido testigo ocular de avivamientos que rompen el pecado tres veces en mi vida. Estoy abrumado al pensar que he sido privilegiado grandemente al predicar en esos tres avivamientos. No eran reuniones evangelísticas. ¡Fueron tiempos en que el poder de Dios entró en el alma de los hombres, y los quebrantó, y los aplastó, y los humilló y los hizo nuevas criaturas en Cristo Jesús!

Por lo tanto, no vamos a seguir los dos viejos manuscritos de escribas Gnósticos que quitaron la palabra “ayuno”. Sabemos que Jesús dijo: “y ayuno”. ¿Cómo sabemos eso? Lo sabemos por dos razones. Primero, los Discípulos obviamente habían orado antes cuando echaron fuera demonios. Así que se necesitaba añadir algo más. Algo más tuvo que ser añadido – ¡ayuno! La oración sola no era suficiente. También lo sabemos por experiencia. Porque hemos ayunado y hemos visto con nuestros propios ojos lo que Dios puede hacer cuando derramamos nuestros corazones en oración y ayuno.

Ahora voy a cerrar con otra cita del Dr. Martyn Lloyd-Jones. ¡Que predicador! ¡Qué visión! Cómo doy gracias a Dios por él. En otro lugar, dijo:

¿Me pregunto si alguna vez se nos ha ocurrido que deberíamos estar considerando la pregunta del ayuno? El hecho es, que no es así, que todo este asunto parece haber desaparecido de nuestra vida, y de nuestro pensamiento cristiano en general.

Y eso, probablemente más que cualquier otra cosa, es por lo que no hemos sido capaces de superar “este género”.

Voy a hacer un llamado a un ayuno general en nuestra iglesia el próximo Sábado hasta las 5:00 PM. En ese momento vamos a venir aquí a la iglesia y tener una comida sencilla antes de salir al evangelismo. Vamos a ayunar y orar por la conversión de los jóvenes que han estado viniendo, pero aún no son salvos. También vamos a estar ayunando y orando para que más jóvenes vengan a nuestra iglesia.

Ahora no debo cerrar esta reunión sin unas palabras sobre Jesús. Todo lo que necesitamos se encuentra en Él. El Libro de Hebreos dice:

“Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos… Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo” (Hebreos 2:9, 17).

Amén.

Jesús, el Hijo de Dios, murió en el lugar de los pecadores, como sustituto del pecador. El momento en que te rindes a Jesús tus pecados son cancelados por Su muerte en la Cruz. En el momento en que te lanzas al Salvador, tu pecado es limpiado del registro de Dios por siempre por la preciosa Sangre de Jesús. Cómo oramos que confíes en el Señor Jesucristo y seas salvo del pecado por Él. Amén y Amén. Por favor pónganse de pie y canten la última canción en su cancionero.

Tal como soy, sin ruego que,
   Tu sangre derramada fue,
Y que Tú estás llamándome,
   ¡De Dios Cordero a Ti yo voy!
(Traducción libre de “Just As I Am” por Charlotte Elliott, 1789-1871).

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers en Inglés a
rlhymersjr@sbcglobal.net – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA
90015, Estados Unidos.
Llámale por teléfono a (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Lucas 9:37-45.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Old-Time Power” (por Paul Rader, 1878-1938).


EL BOSQUEJO DE

ESTE GÉNERO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno” (Marcos 9:28-29).

(Marcos 9:18)

I.   El primer punto es “este género”, Hechos 26:18; Efesios 6:12; 2:2.

II.  El segundo punto es los métodos que han fracasado, II Corintios 2:11.

III. El tercer punto es que necesitamos algo que pueda ir por debajo de ese
poder del mal, y lo rompa, y solo hay una cosa que puede hacer eso, ¡y
eso es el poder de Dios! Hebreos 2:9, 17.