Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LA SOLEDAD Y EL COMPAÑERISMO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 20 de Julio, 2014

“No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18).


Un estudio en American Sociological Review (de Junio, 2006) declaró que los jóvenes hoy tienen menos amigos – mucho menos que los que tenían hace veinte años. El informe dice: “El número de gente que dice que no hay nadie con quien ellos [puedan] discutir asuntos importantes casi ha triplicado...si asumimos que [la amistad] es importante (y la mayoría de sociólogos lo hacen), parece que un gran cambio social ha ocurrido en las últimas dos décadas. El número de gente que tiene con quien hablar sobre los asuntos que son importantes para ellos ha disminuido dramáticamente” (ibid., pp. 353, 371).

Este informe revela que la soledad es un problema creciente en nuestros tiempos. Y el informe muestra que los jóvenes de las edades de 18 a 39 años, han perdido más amigos cercanos “que otros grupos de población” (ibid. p. 371).

Así, los jóvenes han sido afectados más duramente por el problema de la soledad. Ellos son el grupo más solitario de todos. Yo creo que a eso se debe la popularidad de la canción de Green Day: “Boulevard of Broken Dreams” (“El Boulevard de los Sueños Rotos”). Se ha oído repetidamente en la radio por años, y se volvió parte de una obra teatral de Broadway y luego prosiguió a salir como un show que acabó hace solamente dos meses. Aunque no recomiendo la música secular, creo que la letra de esa canción tan popular revela la terrible soledad que muchos jóvenes sienten hoy. La canción dice:

Yo ando la calle solitaria
La única que he conocido
No sé a dónde va
Pero para mí es mi casa y ando solo
Ando en esta calle vacía
En el Blvd. De los sueños rotos
Donde la ciudad duerme
Y yo soy el único y ando solo...
Yo ando solo. Yo ando solo. Yo ando solo.
   (traducción libre de “Boulevard of Broken Dreams,”
      Green Day, 2004).

¿Te has sentido así alguna vez? La mayoría de gente ha experimentado ese sentimiento de quebranto de la soledad que expresa esa canción. Es por eso que ha sido tan popular en el radio por casi diez años. La canción refleja perfectamente lo que los sociólogos nos dicen en ese informe. La soledad es uno de los problemas más grandes enfrentando a los jóvenes hoy. ¿Te has sentido solo alguna vez? Muchos jóvenes se han sentido así.

Pero Dios no quiere que estés solo. Hace mucho tiempo, al principio de la historia Dios dijo:

“No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18).

De ese texto de la Escritura aprendemos dos verdades importantes:

I. Primero, Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo.”

El capítulo de apertura de la Biblia dice:

“Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera” (Génesis 1:31).

Dios vio todo lo que Él había hecho y dijo que era bueno en gran manera. El mundo era un paraíso perfecto antes de la Caída. El pecado todavía no había arruinado al hombre y al ambiente. El hombre fue creado y fue puesto en un mundo donde todo “era bueno en gran manera”. Sin embrago faltaba algo, aun en aquel lugar perfecto llamado “El Huerto del Edén”. Adán estaba solo. Y Dios dijo:

“No es bueno que el hombre esté solo...” (Génesis 2:18).

El Dr. J. Oswald Sanders dijo: “El registro Bíblico declara que en su estado original, Adán era perfecto en forma e inteligencia...Pero pese a que vino perfecto de la mano de Dios, Adán todavía era finito y estaba incompleto”. Él estaba solo. Y él estaba solitario. (J. Oswald Sanders, D.D., Facing Loneliness, Discovery House Publishers, 1988, p. 14).

El Diccionario Webster’s Dictionary [en Inglés] define la soledad como “un estado solitario...infeliz de estar solo, añorando amistades:. La mera palabra “solitario” es negativa. La palabra “solo” nos hace sentir tristes. La palabra Hebrea traducida “solo” en nuestro texto significa “separación” (traducción literal de Strong’s Exhaustive Concordance, número 905). Viene de una palabra Hebrea que significa “dividir” (ibid., número 909).

“La separación” es la raíz causa de la soledad. Los jóvenes hoy a menudo padecen una terrible turbulencia emocional por la separación de sus padres en el divorcio. Muchos jóvenes se sienten solos porque sus padres se mudan de un lugar a otro y ellos son separados de sus amigos. Muchos padres pelean todo el tiempo. Otros padres están tan ocupados con sus empleos que no tienen tiempo para sus hijos. Esto causa que los jóvenes se encierren en la soledad.

La soledad a menudo viene cuando te gradúas de la escuela secundaria o de la universidad – y eres separado de tus compañeros de clase. En cierto modo los correos electrónicos y los sitios de “My Space” y “Facebook” no toman el lugar de amigos verdaderos. Parece que estás hablando con una máquina en vez de la persona verdadera.

Tú puedes ir a eventos deportivos, o a alguna película, o a una “fiesta” o al centro comercial donde hay cientos de gentes – y todavía sentirte solo. Hay una “separación” o “división” entre tú y los demás. Puede haber cientos de ellos a tu alrededor pero todavía te sientes solo porque nadie te conoce y a nadie le importa. El Dr. Sanders dijo:

En nuestra sociedad occidental de abundancia, donde la mayoría puede conseguir todo lo que quiere, parece inexplicable que tantos sean victimas del látigo de la soledad...Muchos factores se han combinado para producir este efecto. Cambios arrastradores en la estructura social de la sociedad...[movimiento] sin precedente en la tierra y en el aire han promovido esta tendencia. Cada año, veinte por ciento de la comunidad que vive en una ciudad cambia de localidad. Esto [causa] el quebrantamiento de los grupos familiares y no permite el desarrollo de un espíritu de comunidad y la formación de amistades [duraderas]...paradójicamente, la urbanización rápida del mundo – un fenómeno moderno que ha dado nacimiento a 300 ciudades de más de un millón de ciudadanos – forzando así a la gente a vivir más cerca físicamente ha resultado en un aislamiento social aun más grande. Según el censo tomado en 1982, solamente como veinte por ciento de la gente en China vivía en [una] ciudad... Para 1986 la proporción subió a treinta y siete por ciento...las ciudades [grandes] se caracterizan más por el temor y la sospecha que por la amistad (traducción libre de J. Oswald Sanders, ibid., pgs. 17-18).

Un joven que dejó una pequeña villa en África para ir a la universidad en una ciudad grande de Inglaterra habló de eso. Él dijo:

En casa, yo caminaba, con los ojos alzados, encontrándome con los ojos de la gente que venía hacia mí – vecinos, familiares, amigos. Nos hablamos. Nos saludamos. [Pero] aquí en Bretaña camino en tus calles. La gente no mira hacia mis ojos. Ven para otro lado, evitando mi mirada. Nadie me saluda. Nadie me habla. Todos parecen estar apresurados [y] en silencio (ibid. p. 21).

¿No te sientes tú así a veces aquí en Los Ángeles? Y sin embargo Dios no quiere que tú estés solo. Nuestro texto dice:

“No es bueno que el hombre esté solo…” (Génesis 2:18).

La “separación” y “la división” no son buenas ante los ojos de Dios. Él no quiere que tú estés separado y solo.

II. Segundo, Dios dijo: “Le haré ayuda idónea para él.”

Dios no quería que Adán estuviera solo. Escucha el resto de Génesis 2:18.

“No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18).

Dios no quería que el primer hombre estuviese solo, así que Él le creó “ayuda idónea para él”. El Dr. John H. Sailhamer dice que la palabra Hebrea traducida “ayuda idónea para él” en la Biblia KJV “tiene el sentido general de una ayudante apropiada [para él]” (John H. Sailhamer, Ph.D., in The Expositor’s Bible Commentary, Dr. Frank E. Gaebelein, editor general, Regency Reference Library, 1990, tomo 2, p. 18). El Dr. Sailhamer entonces dijo: “Las implicaciones de la narrativa es...el hombre tiene necesidad de la ayuda de la mujer”. No es bueno que se deje solo” (ibid.). el Dr. John Gill señaló que la frase: “le haré ayuda idónea para él” significa:

Una que le ayudara en todos los asuntos de la vida (traducción de John Gill, D.D., An Exposition of the Old Testament, The Baptist Standard Bearer, reimpreso en 1989, tomo I, p. 19).

Ahora, el significado más profundo de esto se da en Efesios 5:31-32.

“Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia” (Efesios 5:31-32).

El versículo 31 es citado por el Apóstol Pablo de Génesis 2:24. La nota sobre Génesis 2:23 de La Biblia Anotada de Scofield dice: “Eva, tipo de la Iglesia como la Esposa de Cristo...Efesios 5:25-32”. La nota de Scofield sobre Efesios 5:32 dice: “Eva [es] un tipo muy claro de la iglesia como la esposa de Cristo”. El Dr. Gill dijo:

“Ese es un gran misterio”. Tiene algo misterioso en ello, es figura y emblema de la unión misteriosa entre Cristo y su pueblo (ibid.).

Ahora, déjame hacerlo lo más simple que se pueda para aquellos de ustedes que no han estudiado la Biblia. Jesús vino al mundo solo. Jesús estuvo solo mucho del tiempo durante Su ministerio en la tierra. Él estuvo solo cuando sudó Sangre en el Huerto de Getsemaní. Él estuvo solo cuando murió en la Cruz. Él estuvo solo en la sepultura del Huerto cuando resucitó de los muertos.

Mas como el primer Adán, Dios no dejó a Jesús solo. Dios preparó una esposa para Él, y esa esposa es la iglesia. Cada iglesia local es parte de la esposa de Cristo [Jesús], porque estamos unidos a Él cuando venimos a Él y somos convertidos.

Cuando vienes a Jesús, te haces parte de Su esposa en la iglesia local. Ya no estás solo porque

“También vosotros [tenéis] comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo” (I Juan 1:3).

La soledad desaparece cuando tú vienes a Jesús, eres convertido y entras a “nuestra comunión ...y con su Hijo Jesucristo” en la iglesia local. Mi pastor Chino, el Dr. Timothy Lin dijo que cuando una iglesia pelea y se pone a ella misma primero, “la presencia de Dios nunca será una realidad entre ellos.” Cuando la gente visita nuestra iglesia dice: “¡Es maravilloso! ¡Esta gente realmente se aman unos a otros!”. ¡Nosotros no solamente hablamos del amor – nosotros lo practicamos aquí! ¡Ven con nosotros y tendremos compañerismo juntos en nuestra iglesia!

Ya no estarás solo porque entonces conocerás a Jesús, y tendrás comunión con Él. Ya no estás solitario porque tendrás “compañerismo con nosotros” en la iglesia local.

Para simplificar todo eso y hacerlo claro a todos los que nunca han ido a una iglesia amorosa antes, nosotros tenemos un pequeño eslogan: “¿Por qué estar solo? ¡Ven al hogar – a la iglesia! ¿Por qué estar perdido? ¡Ven al hogar – a Jesucristo, el Hijo de Dios!” Hace algún tiempo yo escribí una pequeña canción, la cual que cantamos hace un momento:

Jesús te invita, a la mesa aquí,
Ven a la cena, partamos el pan.
Aquí está Jesús, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven, en amistad comed,
¡Deleite será, en la iglesia al comer!
   (Traducción de “Come Home to Dinner” por Dr. R. L. Hymers, Jr., 1941).

Ahora tengo una idea más al cerrar. El Dr. J. Vernon McGee hizo una declaración sobre nuestro texto:

“No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18).

El Dr. McGee dijo:

Había un propósito en que Dios pusiera al hombre en el huerto a solas por un período de tiempo. Era para mostrarle que tenía una necesidad, que necesitaba que alguien estuviera con él (traducción literal de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson Publishers, 1981, tomo I, p. 21).

Yo creo que Dios tuvo un propósito similar al dejar que te sientas sintieras solo. Él quiere que tu soledad te demuestre que también tienes una necesidad. Nunca te hubieras dado cuenta de tu necesidad de venir a la iglesia a menos que Dios te hubiera dejado solo y te dejara sentir solitario. Nunca sentirías tu necesidad de Jesús a menos que Dios comenzara a despertarte a tu soledad por Él. Agustín dijo: “Dios creó al hombre para Sí mismo y nuestros corazones están inquietos hasta que hallan descanso en Él”. Es por eso que te urgimos a venir a Cristo por fe. Él murió en la Cruz para perdonar tus pecados, para que pudieras tener compañerismo con Dios. Él resucitó físicamente de los muertos, para que puedas tener vida por medio de Él, y ven completamente a la iglesia, y hazte amigos Cristianos maravillosos que durarán toda la vida. Así que volvemos a decir: “¿Por qué estar solo? ¡Ven al hogar – a la iglesia! ¿Por qué estar perdido? ¡Ven al hogar – a Jesucristo, el Hijo de Dios!”

Cantemos de pie otra vez aquella pequeña canción que escribí. Es la número tres en tu hoja de canciones. ¡Alza la hoja y canta bien y en voz alta!

Jesús te invita, a la mesa aquí,
Ven a la cena, partamos el pan.
Aquí está Jesús, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven,
En amistad comed,
¡Deleite será,
En la iglesia al comer!

Es dulce amistad, y amigos aquí,
En la mesa juntos , gran gozo tendrán.
Aquí está Jesús, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven,
En amistad comed,
¡Deleite será,
En la iglesia al comer!

No cuidan de ti los de la gran ciudad,
Y nada te ofrecen, carecen de amor.
Mas tú a Jesús ven y encontrarás,
¡Comida en la mesa y mucha amistad!
A la iglesia ven,
En amistad comed,
¡Deleite será,
En la iglesia al comer!

Jesús te invita a la mesa aquí,
Ven a la cena, y tú comerás.
Amigos te esperan, pues que se diga bien,
¡Ven a la cena, partamos el pan!
A la iglesia ven,
En amistad comed,
¡Deleite será,
En la iglesia al comer!
   (Traducción de “Come Home to Dinner” por Dr. R. L. Hymers, Jr., 1941- ,
      al son de “On the Wings of a Dove”).

Amigo, ¡ven a Jesús! ¡Ven a la iglesia! ¿Por qué no volver esta noche a las 6:15 PM por más compañerismo Cristiano y buena diversión limpia? ¡Nos vemos a las 6:15!

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers en Inglés a
rlhymersjr@sbcglobal.net – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA
90015, Estados Unidos.
Llámale por teléfono a (818)352-0452.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Génesis 2:18-24.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Boulevard of Broken Dreams” (por Green Day, 2004).


EL BOSQUEJO DE

LA SOLEDAD Y EL COMPAÑERISMO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él” (Génesis 2:18).

I.   Primero, Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo”,
Génesis 2:18a; 1:31.

II.  Segundo, Dios dijo: “Le haré ayuda idónea para él”,
Génesis 2:18b; Efesios 5:31-32; I Juan 1:3.