Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LOS DÍAS DE NOÉ Y LOS DÍAS DE LOT

(SERMÓN #77 SOBRE EL LIBRO DE GÉNESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, Mayo 18, 2014

“Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste” (Lucas 17:26-30).


Debes notar tres cosas de este texto. Primero, fíjate en las dos grandes ilustraciones que usó Jesús – el Diluvio en los días de Noé, y la lluvia de fuego y azufre que cayó sobre la ciudad de Sodoma. Segundo, fíjate en las últimas cuatro palabras del verso 27, “y los destruyó a todos”. Ahora mira las últimas cuatro palabras del versículo 29: “y los destruyó a todos”. Ahora mira al verso 30: “Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste”. Esto se refiere a la Segunda Venida de Jesús en juicio sobre este mundo incrédulo.

La gente en el tiempo de Noé no estaba preparada – así que todos fueron destruídos. ¡Comer y beber y casarse y darse en casamiento en sí mismo no era malo, pero era todo lo que le interesaba a la gente! Ellos no escucharon a Noé ni a Lot, por lo tanto fueron destruidos.

Ahora veremos a los dos grupos de gente y veremos por qué no estuvieron listos para el juicio. Pero primero debo decir que la Biblia enseña que Dios es un Dios de ira y de juicio. Yo sé que la gente no cree eso hoy día. A menudo dicen: “Yo no creo en un Dios de juicio”. Pero en verdad no importa lo que crean. Dios no es solo un producto de tu imaginación. Dios existe afuera de ti. Él existe creas en Él o no. Así que no importa si tú “no crees en un Dios de juicio”. ¡Ya que la existencia de Dios no depende de lo que tú crees, lo que tú crees no cambia nada! Supón que digas: “Yo no creo en San Francisco”. ¿Haría eso que San Francisco desapareciera? ¡Claro que no! Supone que dijeras: “Yo no creo en los tranvías en San Francisco”. ¿Quitaría eso todos los tranvías de esa ciudad? ¡Claro que no! Y es así con Dios. Si dices, “Yo no creo en un Dios de juicio”, no cambia nada. Si crees o no, Dios existe afuera de tu cerebro – y Él es un Dios de juicio y de ira en contra del pecado – lo creas o no.

De hecho la gente en el día de Noé pensaba igual que tú. ¡Tenían cierta idea de Dios – pero, igual que tú, pensaban que Dios no era un Dios de juicio! ¡Y, como tú, ellos estaban equivocados – bien equivocados! Entonces Dios envió el Gran Diluvio, “y los destruyó a todos” (Lucas 17:27).

Y así fue en la ciudad de Sodoma también. La gente en Sodoma pensaba que Dios jamás los juzgaría. La gente en el día de Noé no prestaba atención a su predicación. Tampoco la gente de Sodoma escuchó las advertencias que les daba Lot. Sus propios yernos pensaban que “se burlaba” cuando les advertía que el juicio venía. Pero estuvieron equivocados. El juicio cayó y “y los destruyó a todos” (Lucas 17:29).

Jesús concluyó su advertencia en el versículo treinta diciendo:

“Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste”
      (Lucas 17:30).

Creo que hoy vivimos en ese día. Nadie sabe el día ni la hora en que el juicio de Dios caerá sobre esta generación pecaminosa. Pero toda señal parece indicar que estamos viviendo muy cerca al fin de esta edad. Y la Biblia dice: “Prepárate para venir al encuentro de tu Dios” (Amos 4:12). El Dr. Ed Hindson de la Universidad Liberty dijo:

      El consenso Cristiano que una vez dominó la cultura Occidental se ha quebrantado y es poco probable que se recupere. Ya estamos en las arenas movedizas del secularismo, el relativismo y el misticismo...
      El escenario está ahora preparado para las últimas señales de los últimos tiempos. Los cambios y avances están ocurriendo tan rápido que nos aceleramos hacia la mayor crisis que el mundo haya conocido. Cada giro de los acontecimientos nos recuerda que “el Grande” podría estar a la vuelta de la esquina (traducción de Ed Hindson, Ph.D., Final Signs, Harvest House Publishers, 1996, pp. 65, 7).

¿Estás preparado tú para encontrarte con Dios? ¿Estás preparado para la venida de Jesús al fin de esta edad? Los Discípulos le preguntaron a Jesús “¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24:3). Jesús no los reprendió. En vez les dio muchas señales que les mostrarían a los que vivan en la tierra que la hora estaba cercana. Estoy convencido de que hoy vivimos en ese tiempo – ahora mismo. Jesús dijo que sería un día como el de Noé, antes del Juicio del Gran Diluvio – y un día como el de Lot, antes de que Dios derramara el juicio ardiente sobre ellos. El Dr. M. R. DeHaan dijo:

      No hay excusa para la ignorancia sobre las señales de la venida de Jesús. Con una Biblia abierta ante nosotros podemos leer los cinco capítulos enteros en que Jesús se refiere a “los días de Noé y los día de Lot” en treinta minutos. Los días de Noé y de Lot tenían mucho en común. Eran días de gran abundancia. Jesús dijo que ellos comían y bebían…implica glotonería y borrachera. Si ha habido algún tiempo en que eso se ha repetido, es esta era presente; porque, más que en cualquier otro tiempo desde los días de Noé y de Lot, estos son días de “glotonería y borrachera”.
      Lo siguiente que Jesús menciona sobre los días de Noé y de Lot es…el abuso del sexo…Solo necesitamos mencionar la asombrarte paralela en estos días modernos. En una sola generación hemos visto la santa institución de la familia deteriorar más que en todos los siglos de la historia…se pasa por alto la falta de moral, y el número de divorcios se ha duplicado, triplicado, cuadruplicado en una generación…El pecado de la falta de moral en general fue lo que ocasionó el juicio de Dios sobre [Sodoma]…tal como el cohabitar de los hijos de Dios con las hijas de los hombres fue el colmo en los días antes del Diluvio (traducción de M. R. DeHaan, M.D., The Days of Noah, Zondervan Publishing House, 1963, pp. 80-82).

Déjame recordarte lo que Jesús dijo:

“Como fue en los días de Noé…Asimismo como sucedió en los días de Lot…Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste” (Lucas 17, 26, 28, 30).

Y Jesús predijo que juicios horribles caerán sobre ésta generación impía que niega a Jesús. Jesús dijo:

“Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo...” (Mateo 24:21, 22).

La Biblia habla de Dios derramando siete copas de ira sobre el mundo en aquella Tribulación. Esto se predice en el capítulo dieciséis de Apocalipsis (de la NASV),

La primera copa de juicio producirá una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres (v. 2).

La segunda copa de juicio volverá los mares en sangre como de un muerto (v. 3).

La tercera copa del juicio convertirá los ríos y fuentes de agua en sangre (v. 4).

La cuarta copa de juicio será derramada sobre el sol, y quemará a los hombres con fuego, y los hombres se quemarán con el gran calor (vv. 8, 9).

La quinta copa de juicio producirá una gran oscuridad y la gente morderá sus lenguas de dolor (v. 10).

La sexta copa de juicio será derramada sobre el río Éufrates, secándolo (v. 12).

La séptima copa de juicio será derramada y el mayor terremoto de todos los tiempos destruirá gran parte de la tierra, y enormes piedras de granizo caerán sobre los habitantes del mundo (vv. 19, 21).

¿Se arrepentirá la gente? ¡No! ¡Será demasiado tarde para arrepentirse! “y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo” (Apocalipsis 16:21). La Biblia dice:

“Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche; que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán” (I Tesalonicenses 5:2-3).

Sólo los verdaderos Cristianos, que han experimentado una verdadera conversión, tienen la esperanza de ser arrebatados antes de estos horribles acontecimientos. Pero la mayoría de los tales llamados “Cristianos” serán dejados atrás. Jesús les dirá: “Yo no os conozco” (Mateo 25:12).

Solíamos oír predicación sobre estos temas con mucha frecuencia. Pero, extrañamente, ha habido un silencio sobre estos temas en los años recientes. En 1969 Billy Graham dijo:

La Biblia enseña que rumbo al fin de la edad, habrá tiempos de peligro, guerra, destrucción, desorden, falta de moral tan grande que Dios tendrá que intervenir…en Nueva Zelandia la sociedad humanista hizo protesta contra nuestra campaña, con rótulos que decían: “No dejes que Billy Graham te asuste” (traducción de Billy Graham, “The Day to Come,” The Challenge: Sermons from Madison Square Garden, Doubleday and Company, 1969, p. 164).

Un corto tiempo antes de fallecer un líder evangélico dijo a mi familia y a mí que la predicación de Billy Graham en aquellos días era “electrizante”. Sí, ¿pero son así los predicadores hoy día? ¡La mayoría de predicadores son demasiado tímidos para advertirle a la gente acerca del juicio venidero y del fuego del Infierno! Un hombre me dijo que yo soy demasiado anticuado, un dinosaurio, que debería estar dando pequeños mensajes suaves igual que Joel Osteen, o aún como la mayoría de nuestros predicadores conservadores, y fundamentales. Yo le respondí citando a II Timoteo 4:2-4:

“Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas” (II Timoteo 4:2-4).

¡Con razón nuestras iglesia hoy están llenas de gente perdida! ¡Los pastores están demasiado asustados para predicar la religión anticuada como lo hacían los predicadores de antaño!

La tarea que Dios me dio no es enseñar la Biblia versículo por versículo. Mi tarea es “predicar la Palabra”. ¡Tómalo o déjalo! ¡Te he dado lo que dice la Biblia!

“Como fue en los días de Noé…Asimismo como sucedió en los días de Lot…Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste” (Lucas 17, 26, 28, 30).

Si eso es demasiado “electrizante” para ti, ¡que Dios te ayude! ¡Estarás en serios problemas cuando caiga el juicio!

Ahora, ¿qué tienes que hacer para escapar del juicio de Dios? Tienes que hacer exactamente lo que Lot y Noé hicieron.

Dios le dijo a Lot que huyera de Sodoma. Dios le dijo: “Escapa por tu vida; no mires tras ti…no sea que perezcas” (Génesis 19:17). Si deseas ser salvo, eso es lo que tienes que hacer también. Salir del estilo de vida impío. Dios dice: “Salid de en medio de ellos, y apartaos…Y yo os recibiré” (II Corintios 6:17). Apártate de los que no van a la iglesia. Sal de entre los que viven en pecado y no piensan en Dios. Eso es lo que Lot tuvo que hacer, y eso es lo que tú tienes que hacer. ¡Sal del mundo pecaminoso, y entra en la iglesia cada vez que la puerta esté abierta! ¡Y haz un nuevo conjunto de amistades en la iglesia!

¡Pero eso no es todo! Tú también tienes que hacer lo que hizo Noé. Dios le dijo a Noé:

“Entra tú...en el arca” (Génesis 7:1).

“Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra” (Génesis 6:13).

“Entra tú...en el arca” (Génesis 7:1).

El arca es un tipo, o retrato, de Jesús. Ven a Jesús. Jesús dijo: “Venid a mí” (Mateo 11:28). Noé vino del todo adentro – y fue salvo del juicio. Tú tienes que venir del todo adentro – a Jesús. Jesús te limpiará de todo tu pecado con Su Sangre, que Él derramó en la Cruz. ¡Ven del todo a Jesús por fe! Él resucitó de entre los muertos. Él te dará vida eterna – y te salvará de la ira venidera.

Deja el pecado atrás, como lo hizo Lot. Ven adentro a Jesús, como lo hizo Noé. ¡Y que Dios te despierte y te traiga a hacerlo!

Si te gustaría hablar con nosotros sobre esto, por favor deja tu silla y camina hacia la parte de atrás del auditorio. Dr. Cagan te llevará a otro salón donde podremos hablar. Dr. Chan, por favor ore que alguien confíe en Jesús esta mañana.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers en Inglés a
rlhymersjr@sbcglobal.net – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA
90015, Estados Unidos.
Llámale por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor.
Los puedes usar sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes
de video de Dr. Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: II Pedro 2:4-9.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“In Times Like These” (por Ruth Caye Jones, 1902-1972).