Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡EL VERDADERO NOÉ Y EL VERDADERO JUICIO!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
La Mañana del Día del Señor, Abril 27, 2014


Desde el momento de mi conversión he sabido que el relato de Noé y el Diluvio es cierto. Me habían enseñado desde los primeros días de la infancia a creer en la evolución de Darwin. Yo estuve muy enfermo la mayor parte del tiempo antes de ir a Arizona en 1949. Estuve en cama la mitad del tiempo con dolores de oído, tos y otras enfermedades. No hay duda de que fueron provocadas por el polen en el aire y el smog en el área de Los Angeles. Tuve que pasar muchos días en la cama sin nada que hacer. Ni siquiera teníamos televisión en aquel entonces en la década de 1940. Así que mi Mi madre me leyó por horas. Uno de los temas a los que volvía a menudo en su lectura era la evolución. Leía en voz alta sobre el viaje de Darwin a las Islas Galápagos, e incluso algunas partes simplificadas de Darwin “El Origen del Hombre”.

Cuando yo estuve un poco mejor, le rogué que me llevara al Museo de Historia Natural en Exposition Park, de la Universidad del Sur de California (USC) - cerca del centro de Los Angeles.

Mientras caminaba a través de los objetos en exhibición en ese museo, estaba aún más convencido de la teoría de la evolución. Yo creía en ella con todo mi corazón. Más tarde, cuando escuché a un predicador decir que la evolución era una broma, pensé que era un tonto. Pero, aún más tarde, el 28 de Septiembre de 1961, en la Universidad de Biola, oí otro predicador hablar desde el tercer capítulo de II Pedro. Citó el tercer versículo que dice: “en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias”. Dijo que estos burladores “ignoran voluntariamente” la creación del hombre y el gran Diluvio que destruyó casi la totalidad de la raza humana en los días de Noé.

¡De repente fue como si el velo se hubiera quitado y yo vi la verdad! ¡En ese momento yo supe, sin duda alguna, que yo había creído una mentira! Dios había cegado la mente de los evolucionistas y los uniformarios. Cuando mi madre fue convertida ella también tuvo la misma experiencia. Ella dijo: “Robert, yo no sé cómo pudimos creer tal locura! El Apóstol Pablo dijo en otro contrexto “Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira” (II Tesalonicenses 2:11). Y en ese momento me di cuenta de que la teoría de la evolución de Darwin, y el negar el Gran Diluvio, eras solo ciencia ficción. Entonces vi que las escrituras de Darwin y Lyell y Huxley no era más ciertas que las historias de ciencia ficción de Julio Venre, H. G. Wells o Isaac Asimov. Darwin no tuvo nengún entrenamiento científico. Él tenía un bachillerato en Teología, pero ni siquiera tuvo un currso de ciencias en la universidad. ¡Sin embargo se postran delante de él como si fuese un gran científico hasta el día de hoy! Desde que fui convertido en 1961 he estado convencido de la verdad absoluta de la historia Bíblica de la creación del hombre, y de la realidad historica del Diluvio en el tiempo del patriarca Noé,

Cuando supe que Hollywood había sacado una película sobre Noé y el Diluvio, fui a verla. Yo casi no veo películas de Hollywood hoy. Son sadistas, pervertidas, violentas y torcidas. Nadie debe dejar que su mente sea contaminada con la basura que sale de Hollywood. Pero sentí que debía ver la película de Noé para poderte decir de primera mano cómo cambia la historia Bíblica de Noé y el Diluvio a una mentira Satánica.

Según Aaron Klein en World Net Daily el productor de la película “Noé” es ateo. La película muestra la evolución de Darwin. La película también tiene elementos de magia negra y lo oculto. Matusalén es retratado como un mago. Noé es pintado como un homicida maniatico que quiere destruir los últimos vestigios de la raza humana. El Dr. Ken Ham dijo que el mensaje de la película es uno de “el sistema del ambiente – que era más importante salvar a los animales que a los humanos”. El Dr. Robert L. Sumner dijo: “Si tú quisieras aprender acerca de Noé, a dónde irías? Bueno, por supuesto que a la Palabra de Dios donde El – y su ministerio – se describen en detalle, cubriendo casi la mitad de los primeros nueve capitulos en la Biblia. Es una historia maravillosa…del poder de Dios, pero describe justamente a un Dios que odia el pecado y está dispuesto a enviar juicio sobre pecadores que rechazan Su gracia” (traducción de Dr. Robert L. Sumner, The Biblical Evangelist, Mayo-Julio 2014, p. 8).

Hace unos momentos el Sr. Prudhomme leyó los primeros 14 versículos de Génesis, capitulo seis, tocante a Noé y el Diluvio. Ahora voltea conmigo al libro de los Hebreos, capitulo 11, versículo 7. De pie por favor para leerlo.

“Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe” (Hebreos 11:7).

Se pueden sentar. Voy a sacar tres puntos de importancia de este texto.

I. Primero, la fe de Noé.

El texto dice: “Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca…” (Hebreos 11:7).

¿Cómo le advirtió Dios a Noé del Diluvio que venía? En Génesis 6:13 simplemente se nos dice:

“Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser...”

Yo creo que Noé tenía idea de que el juicio vendría en varias maneras. Primero, Enoc el bisabuelo de Noé había predicado sobre un juicio venidero. Enoc predicaba que Dios haría “juicio contra todos” (Judas 15). Vemos hacia atrás y nos damos cuenta de que el cumplimiento final de la profecía de Enoc ocurriría en la Segunda Venida de Jesús. Pero Noé hubiera entendido que esto se aplicaba a su propio tiempo, como sucedió, porque el juicio del Diluvio es en realidad un tipo del juicio que viene. Noé sabía de oír lo que Enoc predicaba que Dios iba a juzgar a la humanidad. Segundo, Enoc, el bisabuelo de Noé había llamado a su hijo Matusalén. Arthur W. Pink dijo que el nombre Matusalén significaba: “Cuando él esté muerto, será enviado” (Gleanings in Genesis). Esa fue la traducción del nombre Matusalén dado por Thomas Newberry (1811-1901) en su Biblia Interlinear Englishman’s Bible (1883, Hodder and Stoughton). Newberry era admirado por el erúdito F. F. Bruce. Newberry seguía la traducción de Samuel Bochart (1599-1667) y Henry Ainsworth (1571-1622) en sus Anotaciones del Pentateuco Annotations on the Pentateuch. El Dr. J. Vernon McGee (1904-1988) dijo: “Matusalén quería decir: “Cuando muera, será enviado. ¿Qué va a ser enviado? El Diluvio ... el año que Matusalén murió es el año que vino el diluvio. “Cuando muera, será enviado” – ese es el significado de su nombre” (J. Vernon McGee, Th. D., Thru the Bible, Volumen I, Thomas Nelson Publishers, 1981, p 34.).

Así que, Noé había oído hablar de la predicación de Enoc sobre el juicio venidero – y sabía que el nombre de Matusalén significa que el juicio vendría poco después de la muerte de ese patriarca. El Diluvio llegó poco después de la muerte de Matusalén, en el mismo año.

La fe de Noé vino a través de la predicación de estos ancianos. La predicación es la principal forma en que Dios nos habla hoy. El apóstol Pablo dijo:

“Así que la fe es por el oír” (Romanos 10:17), y,

“¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?” (Romanos 10:14).

Luego, también, Noé vio el pecado horrible del mundo en su día. La Biblia dice:

“Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal” (Génesis 6:5).

“Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra ” (Génesis 6:13).

Hay una forma más de que Dios engendra la fe de Noé. En Génesis 6:3 se nos dice sobre el Espíritu Santo. Habla del Espíritu de Dios contendiendo con el hombre. Independientemente de lo que eso significa, nos muestra que el Espíritu Santo estaba operando en esos días. Dios usó la predicación de Enoc y Matusalén. Él utilizó la observación del propio Noé de un mundo profundamente en el pecado. Y Él envió al Espíritu Santo para hablar e iluminar el corazón de Noé.

En 1965 escuché una canción por Barry McGuire en la radio de mi coche. Hablaba de los horrores de la guerra de Vietnam y la amenaza de una guerra nuclear, y muchas otras cosas terribles que estaban ocurriendo entonces.

Pero dices una vez, y otra vez, y otra vez, que tú no
crees estar al borde de la destrucción.

Sé que es una canción de rock, y no deberíamos escuchar rock and roll. Pero yo era un Bautista del Sur y no sabía eso en aquel momento. Le pedí al Sr. Griffith que la cante porque las palabras dispararon a través de mi corazón como una flecha. Yo había estado escuchando al Dr. M. R. DeHaan predicando profecía Bíblica en la radio, hablando de la Segunda venida de Jesús y el fin del mundo. ¡Y entonces oí esta canción – y me sorprendió! ¡Es una canción áspera, desagradable – y me impactó! Recuerdo exactamente dónde estaba cuando la escuché. ¡Estacioné el carro y me eché a llorar! ¡Aquí está! ¡Cántela Sr. Griffith!

El mundo hoy está estallando, hay violencia, balas vuelan,
Eres mayor para matar, no para votar,
No crees en guerras, pero andas con pistola,
Y hasta en el Río Jordán hoy muertos flotan,
Pero dices una vez, y otra vez, y otra vez, que tú no
crees estar al borde de la destrucción.

¿No entiendes lo que quiero decir?
¿No sientes el miedo que yo siento hoy?
Si se oprime el botón, ya no habrá escape,
Nadie se salvará con el mundo en la tumba.
Mira a tu alrededor, te va a espantar también,
Pero dices una vez, y otra vez, y otra vez, que tú no
crees estar al borde de la destrucción.

De enojo me hierve la sangre,
Estoy aquí solo pensando,
No tuerzo la verdad, no tiene regulación,
Y los senadores no pasan legislación,
Y solo marchas no logran la integración,
Cuando el respeto desaparece,
Este mundo es demasiado frustrante,
Pero dices una vez, y otra vez, y otra vez, que tú no
crees estar al borde de la destrucción.

Piensa en el odio en China Roja,
Luego mira bien a Selma, Alabama,
Puedes irte cuatro dias al espacio,
Pero al volver todo será lo mismo,
Los tambores, orgullo y desgracia,
Sepulta tus muertos mas no dejes marca,
Odia a tu vecino, mas ora antes de comer,
Y dices una vez, y otra vez, y otra vez, que tú no
crees estar al borde de la destrucción.
No, no crees estar al borde de la destrucción
   (traducción libre de “Eve of Destruction”,
      de P. F. Sloan, 1965; cantada por Barry McGuire).

Me “dices una vez, y otra vez, y otra vez, y otra vez que tú no crees estar al borde de la destrucción. No, no crees estar al borde de la destrucción”.

Yo creo que así es exactamente como Noé se sintió. Él sabía que el juicio y la destrucción venían – tal como yo lo supe en el verano de 1965. “Pero” dices, “¡eso fue hace más de cuarenta y nueve años!” ¡Oh sí, y hemos estado al borde de la destrucción por más de 49 años!

El mundo en los días de Noé estuvo en la víspera de la destrucción por 120 años (Génesis 6:3). ¡Estoy tan convencido de ello esta mañana – más aún – de lo que lo estaba en 1965! Tenía 24 años de edad. ¡Estacioné el carro y me eché a llorar! Estamos al borde de la destrucción. Noé lo sabía – y yo lo sabía. ¡Y lo sé ahora más que nunca! El remolino de destrucción succionó a miles de nuestros jóvenes a los horrores de Vietnam. El presidente Nixon fue succionado a fondo en ese ciclón, al igual que decenas de miles de jóvenes, arrastrados a fondo por las drogas, la pornografía y el aborto libre. Nuestro mundo ha tambaleado al borde de la destrucción desde entonces. Sabía eso en 1965, y lo sé ahora!

“Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe” (Hebreos 11:7).

II. Segundo, la predicación de Noé.

“Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo…” (Hebreos 11:7).

“Condenó al mundo”. Escucho a la gente decir: “¡No seas tan duro! ¡No nos juzgues! ¡No nos condenes!” ¡Estoy seguro que Noé oyó eso también! ¡Pero él no les hizo caso a ellos! “¡[Él] condenó al mundo”! “¡[Él] condenó al mundo!” “¡[Él] condenó al mundo!” ¡Necesitamos ese tipo de predicación hoy – predicación que condena el pecado! Billy Graham fue un gran predicador en los años 1950 y 60. Un líder evangélico me dijo que su predicación era “electrizante” en esos días. Creo que necesitamos un poco de predicación electrizante hoy. Tenemos demasiados “maestros” de la Biblia y demasiados “expositores”. ¡Noé era un predicador electrizante! La Biblia llama a Noé “pregonero de justicia” (II Pedro 2:5). Escucha a Billy Graham predicando en Nueva York en el Madison Square Garden en 1960. Él estaba predicando sobre los días de Noé, sobre cómo la gente vivía antes del Gran Diluvio,

Fue un período de glotonería. Jesús dijo que ellos estaban comiendo y bebiendo. Ellos estaban interesados en las cosas materiales. Tenían muy poco apetito por Dios o por las cosas espirituales. Su apetito era llenar sus estómagos, satisfacer sus deseos sexuales...en América y en Europa...nos hemos vuelto en glotones gigantescos. Nuestros perros se alimentan mejor que millones de personas en otras partes del mundo...Eso ocurrió en los días de Noé ...
      También había un énfasis anormal en el sexo. Jesús dijo que estaban casándose y dando en casamiento. Se habían hecho viles, decadentes, y degenerados sexualmente...Jesús dijo que pasó eso una vez en la historia y un Diluvio vino. Está volviendo a suceder en la historia y el juicio vendrá.
      Noé creyó en Dios en medio de una generación maligna y perversa, y se atrevió a estar solo ... Noé se quedó solo y Dios vino a él un día y le dijo: “Noé, voy a destruir a la raza humana con un diluvio'... y la Biblia dice que Noé creyó a Dios... la Biblia dice que por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aun no se veían, con temor (nótese lo que lo movía, miedo), preparó el arca. Ahora bien, si alguna vez una generación tenía el derecho de ser movido por el miedo y ponerse bien con Dios, es nuestra generación. Los titulos [de periódicos] están gritandonos a nosotros. Ellos están predicando a nosotros todos los días...Noé predicaba, advirtiendo a la gente, ‘arrepientanse, el juicio viene, crean’. Pero ellos se rieron y se burlaron y no creyeron (Billy Graham, The Challenge: Sermons from Madison Square Garden, El desafío: Sermones del Madison Square Garden , Doubleday and Company, Inc., 1969, pp 162-168).

Noé “condenó al mundo” por su predicación contra el pecado. ¡Yo quisiera que tuvieramos más predicadores así hoy! El otro día Dr. Cagan me dijo que, si no se supiera quien es, a Billy Graham no se le permitiría predicar así en la mayoría de nuestras iglesias evangélicas en Los Estados Unidos hoy día. Nos hemos deslizado a lo profundo de la mundanalidad. Nuestras iglesias están llenas de miembros perdidos. Dr. Cagan dijo que no soportarían al Billy Graham joven hoy día. ¡Yo no creo que él podría predicar así en la mayoría de iglesias fundamentales ahora! Así era en los días de Noé. Él era “pregonero de justicia” (II Pedro 2:5) – pero nadie se arrepintió. Nadie se apartó del pecado ni entró a la salvación. Solamente sus hijos y sus esposas, y su propia esposa escucharon la predicación de él y fueron salvos. Él preparó el arca “en que su casa [su familia] se salvase; y por esa fe condenó al mundo” (Hebreos 11:7). ¿Escucharás tú a mi predicación? ¿Te volverás de tu maldad y del pecado de esta ciudad? ¿Te arrepentirás y vendrás a Jesús – y estarás aquí en la iglesia todos los Domingos? ¿O perecerás en el diluvio del juicio que viene de Dios? Hay una cosa buena en esta película. No vayas a verla porque la mayor parte es basura. Pero hay una cosa buena. ¡La pelicula muestra que la historia de Noé no es un cuento infantil! Para nada. ¡Es una historia acerca de Dios juzgando a un mundo pecaminoso!

III. Tercero, la generación de Noé, su “mundo”.

“Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo…” (Hebreos 11:7).

El “mundo” se refiere a la gente viviendo en la tierra antes del Diluvio. Jesús se refirió al “mundo” de Noé como una ilustración, un retrato, de cómo la gente se volvería antes de que el mundo acabe. Jesús dijo que antes del juicio final:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).

Sí, yo sé que muchas de las personas en los días de Noé eran violentas. Sí, yo sé que ellos rechazaron la obra del Espíritu Santo y estaban llenos de pensamientos malvados en sus corazones. Pero el peor pecado de esas personas fue el materialismo. Eso es en lo que Jesús se enfocó – el materialismo de ellos. Todo lo que ellos pensaban era en comer y beber, casarse y darse en casamiento. Sus pensamientos se concentraron sólo en las cosas de este mundo y de esta vida. No dieron ninguna reflexión seria a la eternidad. Ellos no pensaban seriamente sobre Dios. Ellos no estaban interesados a donde sus almas irían después de su muerte. Eran como los jóvenes de hoy que sólo piensan acerca de los videojuegos y fiestas, que sólo piensan acerca de su trabajo en la escuela y en divertirse. No ven ninguna razón para pensar seriamente acerca de su pecado. No ven ninguna razón para pensar seriamente en lo que va a pasar a sus almas cuando mueran.

La Biblia enseña que hay un Cielo verdadero y un Infierno verdadero. ¿A dónde irás después de morir? Todos irán ya sea al Cielo o al Infierno. ¿A dónde irás tú? Solo hay un camino al Cielo – y es por fe en Jesucristo. ¿Por qué es cierto eso? Porque solo Jesús murió en la Cruz para pagar la pena por tu pecado. Solo la Sangre de Jesús puede limpiarte del pecado a la vista de Dios. Solamente Jesús puede salvarte.

Dios es un Dios de juicio. Él odia el pecado. Él no puede ver el pecado. Si tus pecados no son pagados por la muerte de Jesús en la Cruz, y no son lavados por la Sangre de Jesús, tú no puedes entrar al Cielo. Jesús dijo: “Nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).

Te pido que te arrepientas, que te vuelvas de tu estilo de vida pecaminoso, y vengas a Jesucristo por fe. Confía en Jesús y se hecho limpio de tu pecado por Su Sangre. ¡Y entra en la iglesia, y esté en nuestra iglesia todos los Domingos! La vieja canción que el Sr. Griffith cantó antes de que yo predicara este sermón lo dice muy bien.

Venid pecador perdido,
   Su Sangre te librará;
Porque al peor salvó Él,
   Cuando me salvó a mí.
Y yo sé, sí, yo sé,
   De Jesús la Sangre limpia al ser mas vil.
(“Yes, I Know!” por Anna W. Waterman, 1920).

¿Estás interesado en volverte un Cristiano verdadero? ¿Quieres que Jesús lave tus pecados con Su Sangre preciosa? ¿Te gustaría hablar con nosotros sobre volverte un Cristiano verdadero y ser limpiado de tu pecado por Jesús? Si te gustaría hablar con nosotros, por favor deja tu asiento ahora y camina hacia la parte de atrás de este auditorio. Dr. Cagan te llevará a otro salón donde podremos orar y hablar. Ve a la parte de atrás de este auditorio ahora. Si estás aquí por la primera vez, yo mismo hablaré contigo, y responderé a tus preguntas. Ve a atrás ahora. Dr. Chan por favor ore que alguien confíe en Jesús esta mañana. Amen.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers en Inglés a
rlhymersjr@sbcglobal.net – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA
90015, Estados Unidos.
Llámale por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor.
Los puedes usar sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes
de video de Dr. Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Génesis 6:1-14.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Yes, I Know!” (por Anna W. Waterman, 1920).


EL BOSQUEJO DE

¡EL VERDADERO NOÉ Y EL VERDADERO JUICIO!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe” (Hebreos 11:7).

(II Pedro 3:3; II Tesalonicenses 2:11)

I.   Primero, la fe de Noé, Hebreos 11:7a; Génesis 6:13; Judas 15;
Romanos 10:17, 14; Génesis 6:5, 13, 3.

II.  Segundo, la predicación de Noé, Hebreos 11:7b; II Peter 2:5.

III. Tercero, la generación de Noé, su “mundo”, Hebreos 11:7c;
Mateo 24:37-39; Juan 14:6.