Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




TU PROPIA SALVACIÓN

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 9 de Febrero, 2014

“Vuestra salvación” (Filipenses 2:12).


Anoche prediqué un sermón sobre Filipenses 2:12-13 en nuestra reunión de oración de Sábado en la noche. Casi todos ustedes estuvieron presente, y si no estuviste allí puedes leer el manuscrito en nuestro sitio de la red en www.realconversion.com. En el mensaje de anoche cité varias frases de un sermón de C. H. Spurgeon. Su sermón no trataba con los dos versículos, sino que solo con las palabras “vuestra salvación” [tu propia salvación]. Yo sentí que tenía que dar una explicación de ambos versículos. Pero después de haber escrito ese sermón mi mente volvió al sermón de Spurgeon sobre aquellas tres palabras – “tu propia salvación”.

El sermón que di anoche trataba con varios temas, pero este sermón trata con solamente un tema “tu propia salvación”. Que el Espíritu Santo cause que veas la gran importancia de “tu propia salvación” esta mañana. Es un tema muy simple, pero uno que es sumamente importante – ¡realmente el tema más importante de todos! Que el Espíritu de Dios cause que encares la verdad sobre ti mismo. No pienses en nadie más sino solo en ti mismo. Yo oro que no pienses en nada más esta mañana sino solo en “tu propia salvación”

I. Primero, quiero que pienses sobre la palabra “salvación”.

La palabra Griega es “sōtēría.” Significa “liberación” y “preservación” (George Ricker Berry). Esto es extremadamente importante para cada uno de nosotros aquí esta mañana. Todos somos pecadores. Nuestra naturaleza pecaminosa la heredamos de nuestro primer padre. Y todos hemos pecado personalmente. Uno joven Chino me preguntó qué significa peca. Yo le dije: “Significa hacer algo que no querrías que tu madre supiera”. Somos pecadores por naturaleza, y hemos cometido pecados personalmente.

La palabra “salvación” significa liberación de la culpa de nuestros pecados pasados. Tú has roto la ley de Dios. Tú sientes culpa y vergüenza. La salvación te libra de la culpa de esos pecados. En la salvación tus pecados son borrados, cubiertos, limpiados por la Sangre de Jesús. Eres perdonado de todo pecado que hayas cometido. Eres limpiado de toda maldad que jamás hayas hechos. Tu eres hecho acepto para con Dios, el juez grande y terrible.

Pero salvación significa más que eso. Por naturaleza tú amas hacer lo malo. Tú eres un esclavo del pecado. Pero cuando la salvación viene tú eres liberado del poder sobrecogedor del pecado. Tú eres esclavo del peacdo. Pero cuando viene la salvación tú eres liberado del poder abrumador del pecado. El segundo punto de la salvación es que tú eres librado de la esclavitud a la maldad. ¿Has escapado tú de la la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia?

La salvación también significa liberación de la ira de Dios, Su ira fija contra tu pecado. Salvación significa que tú eres librado de la ira de Dios. La mayoría de gente hoy no se da cuenta de que Dios está airado con ellos por su pecado. Pero eso no cambia nada. El pensamiento post-moderno dice: “Eso es cierto para ti, pero no para mí”. Así piensan muchos jovenes hoy. ¡Pero alguien debe decirte que eres un necio si piensas así! “Es cierto para ti, pero no es cierto para mí”. ¡Eso es necedad! La Biblia es el último juez de lo que es verdad. La Biblia dice: “Dios está airado contra el impío todos los días” (Salmmo 7:11). Eso es un hecho. Es cierto lo creas tú o no. ¿Qué si un doctor te dijera, “tienes cancer”? ¿Sería lógico que dijeras: “Eso es cierto para ti, pero no para mí”? ¡Hay gente que hace eso! Los Psiquiatras dicen que ellos están en un estado de “negación”. Eso quiere decir que ellos niegan que es cierto aunque sí sea cierto. Si tú piensas que Dios no está airado contigo por tu pecado, tú estás en un estado de negación. No importa cuanto lo niegues, todavía es cierto, “Dios está airado contra [ti] todos los días”. Eso es cierto lo niegues o no. Es cierto lo creas o no.

Recuerdo muy bien cuando el hombre primero fue a la Luna. ¿Sabías que hubo gente que no lo creyó? Dijeron: “Esas fotos de ellos caminando en la Luna las tomaron en un estudio. Hicieron que todo se viera como la Luna, pero era un set de películas”. No he oído por cierto tiempo, pero estoy seguro de que todaví hay alguien que piensa así. Pero, ves, ¡no importa lo que el “necio” piense! ¡El hombre caminó en la Luna lo crea él o no, ya sea cierto para él o no! Y es así con la ira de Dios, la ira de Dios contra el pecado.

Algunos Psiquiatras como el Dr. Karl Menninger han enseñado que muchos de los problemas mentales y emocionales modernos provienen de la ansiedad reprimida sobre el pecado (Karl Menninger, MD, ., Whatever Became of Sin?, Qué Pasó con el Pecado?, Hawthorn Books, 1973). Dicen que esta es la raíz de la depresión en muchas personas. Dicen que esta es una de las raíces del abuso del alcohol y las drogas. La conciencia de las personas les dicen que son culpables de pecado. Sus mentes rechazan y reprimen eso, pero sus conciencias los llevan al alcoholismo, al abuso de lasdrogas e incluso al suicidio. ¿Sabías que el suicidio es ahora la principal causa de muerte entre los adolescentes y adultos jóvenes? ¡La causa número uno! Los mismos jóvenes que dicen: “Eso es cierto para tí, pero no para mí” – son los mismos jóvenes que se suicidan a un paso alarmante. Millones de personas tienen que drogarse para poder pasar el día. ¡Ellos no saben cómo vivir! ¡Ellos no saben cómo ser feliz! La Biblia dice: “El camino de los transgresores es duro” (Proverbios 13:15). Es difícil y duro vivir en el pecado. Es duro ser un transgresor!

Conocí a una persona quien dijo que ella no necesitaba a Jesús. ¡No ella! Ella dijo que era una buena persona y que no necesitaba que Jesús la perdonara. Poco tiempo después se bebió un vaso lleno de veneno. Se arrastró sobre sus manos y rodillas durante horas antes de que la encontraran. Ella murió en el camino al hospital. Yo sé que ella estaba siendo comida en vida por la culpa por su pecado. La Biblia dice: “No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos” (Isaías 57:21).

Tú dices: “Nada de eso me va a pasar a mí”. ¡No estés tan seguro de eso! La vida es larga y dura, y llena de cosas terribles. ¿Oíste del joven actor Philip Seymour Hoffman? Había ganado un Oscar. ¡Lo tenía todo! Pero lo encontraron muerto en el baño hace unos días con una aguja clavada en el brazo. ¡Su habitación estaba llena de cientos de paquetes de heroína! Él estaba tratando de bloquear sus sentimientos de culpa y depresión! ¡Qué tragedia!

Entonces, también, la salvación nos libra del juicio de Dios en el futuro. La Biblia dice que un día viene. En algunos lugares es llamado “el día del Señor”. En otros lugares se llama “aquel día” o “el día de venganza”. El Apóstol Pablo habló de un “día en el cual juzgará al mundo” (Hechos 17:31). El Apóstol Pedro habló de “el día del juicio” (II Pedro 2:9). El mundialmente famoso evangelista Billy Graham dio ésta declaración en 1949 en su primera campaña, aquí en Los Angeles, en la esquina de las calles Washington y Hill. Yo no estoy siempre de acuerdo con él, pero esta declaración es absolutamente cierta:

Dios dice: “He fijado un día”. Él se lo anuncia al mundo entero...todos los pueblos incredulos del mundo serán juzgados en aquel día...He fijado un día en el que juzgaré al mundo por lo que has hecho con Jesucristo”. Esas son las palabras de Dios esta noche (traducción libre de Billy Graham, Revival in Our Time, Van Kampen Press, 1950, page 159).

El Sr. Graham dijo que hace 65 años. ¿Eso significa que no va a pasar? ¡No! Esto significa que estamos 65 años más cerca a ese día del juicio! Solo la salvación puede salvarte del juicio de Dios en ese día. ¡Solo la salvación en Jesús te mantendrá de ser arrojado vivo al Lago de Fuego en aquel día terrible!

Tal vez no pienses que tu salvación es muy importante – pero Dios sí lo piensa así! Él cree que tu salvación es tan importante que envió a Jesús para salvarte! Jesús Mismo piensa que tu salvación es tan importante que Él sufrió y murió en la Cruz para salvarte! La Biblia dice: “Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores” (I Timoteo 1:15). El Espíritu Santo piensa que tu salvación es tan importante que Él trabaja continuamente a tu favor. Así, la Santísima Trinidad piensa que tu salvación es de gran importancia.

¡Como tu pastor, yo creo que tu salvación es tan importante que yo constantemente te predico el Evangelio! Yo podría facilmente hablar de otras cosas en la Biblia. Pero estoy tan preocupado por tu salvación que me siento obligado a predicarte sobre tu necesidad de salvación en Jesús.

Esta iglesia también se siente tan preocupada por tu salvación que ora por ti por horas. ¡Ambas en oraciones privadas, y en tres reuniones de oración, ora largamente, con gran vigor para que tú seas salvo!

¡El Diablo y los demonios piensan que tu salvación es tan importante que trabajan constantemente para detenerte de ser salvo! ¡Las almas perdidas en el Infierno también saben la importancia de tu salvación! El rico que murió y fue al infierno pidió que Lázaro fuera enviado a advertirle a sus cinco hermanos: “a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento” (Lucas 16:28).

La bendita Trinidad, la gente en esta iglesia, el Diablo y sus demonios, y las almas perdidas en el Infierno saben cuán grandemente importante es tu salvación. ¡Ojalá que tú también despiertes y veas tu gran necesidad de salvación en Cristo Jesús!

II. Segundo, quiero que pienses sobre “tu propia” salvación.

El texto habla de “tu propia salvación”. En este tiempo quiero que pienses sobre “tu propia salvación”. ¡Las palabras “tu propia” traducen una palabra Griega – “Heautōn” – de nadie más, sino “tu propia” salvación! Piensa ahora cuan importantisimo es que seas salvo! ¡Te ruego que pienses en tu propia salvación – y en nada más – esta mañana! El carcelero dijo: “¿Qué debo hacer para ser salvo?” (Hechos 16:30). Eso es lo que tú debes estar pensando – “¿Qué debo hacer para ser salvo?”

Nadie más puede ser lavado limpio en la Sangre de Jesús por tí. ¡ tienes que ser lavado! ¡ tienes que arrepentirte! ¡ tienes que confiar en Jesús! Si no confías en el Salvador, estarás perdido por toda la eternidad!

Piensa en el hecho de que tú debes morir personalmente. Nadie piensa que su amigo o familiar pueda morir por él. Yo voy a pasar por la puerta de la muerte a solas. ¡Y tú también! Y cuando mueras o serás consolados y feliz, o de lo contrario estarás en horror y atormentado. O verás “al Rey en su hermosura” (Isaías 33:17), o de lo contrario “habitará con las llamas eternas” (Isaías 33:14). Hay un Cielo personal para el Cristiano verdadero. Pero sólo se puedes ir allí si experimentas “tu propia salvación”. Hay un Infierno personal – y si tú nunca experimentas la salvación irás allí – no alguien más. ¿Cómo podrás escapar del fuego del Infierno – si tú rechazas la salvación ofrecida a por Cristo Jesús? Un viejo coro campesino dice: “¡No es mi hermano, ni mi hermana, sino yo, oh Señor, que necesito oración!”

Algunas personas se esconden en un tal llamado “pacto de gracia”. Ellos creen que sin duda será salvo si vienes de una familia Cristiana. ¡Pueden creer eso, pero yo no! Es cierto que alguien nacido en un hogar Cristiano tiene más de los medios de gracia. Él ha escuchado más sermones. Ha leído la Biblia más. Él ha tenido más gente orando por él, etc. Pero nunca nadie se ha salvado porque se encuentra en un “pacto de gracia”. Tal pacto no existe para los Cristianos. Es un resultado de la “teología de reemplazo” – que dice que la iglesia reemplaza a Israel. Esta es una doctrina maligna que ha llevado a muchos a volverse contra Israel y se convierten en anti-Semitas. El Catecismo de Heidelberg dice esto sobre el tal llamado “pacto de gracia”: “... por el bautismo, la marca de la alianza, los niños deben ser recibidos en la Iglesia Cristiana y deben distinguirse de los hijos de los infieles. Esto se hacía en el Antiguo Testamento por la circunsición, que fue reemplazada en el Nuevo Testamento con el bautismo” (Heidelberg Catechism, Question 74). No hay Escritura que apoye esta idea de “reemplazo”. Nunca se nos dice que el bautismo reemplaza la circuncisión. Nunca se nos dice que los infantes deben ser bautizados porque son parte de un tal llamado “pacto de gracia”. Yo no veo cómo cualquier Bautista verdadero puede aceptar esta enseñanza. Históricamente, los Bautistas siempre han sostenido la doctrina del “bautismo del creyente”. Por lo tanto, un Bautista consistente no puede creer lógicamente en el “pacto de gracia”. ¡Tú tienes que ser salvo antes de ser bautizado! Los “bautismos de familias” en el libro de los Hechos se basaron en cada individuo en la casa que se convirtió – lo cual a menudo ocurre en momentos de gran revival – al igual que en los Hechos. Por cierto, algunas de las personas más malvadas que he conocido vinieron de hogares Cristianos. Por otro lado, ninguno de nuestros diáconos vino de un hogar Cristiano. Tampoco lo el Dr. Chan, el Dr. Cagan, o yo mismo. Todos fuimos salvos por la fe personal en Jesús, no por ningún “pacto de gracia”.

No te puedes esconder tras un “pacto de gracia” más de lo puedas esconderte tras la predestinación. No puedes esperar que tus padres, o Dios Mismo, te quiten tu responsabilidad de buscar “tu propia salvación”. Nicodemo en realidad estaba en el Pacto del Antiguo Testamento. Pero Jesús le dijo: “Os es necesario nacer de nuevo” (Juan 3:7). Yo sé que eso no satisfacerá a los “altos” Calvinistas, pero es fiel a la Palabra de Dios, aunque no quepa en su “teología de reemplazo”. ¡Yo soy Reformado tocante al tema de soteriología (la salvación), pero nadie debe esperar que yo los siga hasta la teología de reemplazo! ¡Jamás lo haré!

Si tú vienes de una familia Cristiana, te advierto que busques a Jesús por “tu propia salvación”. ¡Si tú nunca confías en Jesús, debes temer que serás separado de tu familia Cristiana para siempre! Pero tal vez vienes de una familia que no es salva. ¡Si es así, te exhorto a que no los sigas hasta el fuego del Infierno!

O podrías ser tentado a olvidar tu propia salvación con pensar sobre otra gente. ¿Estás pensando que alguien que conoces que es miembro de esta iglesia en realidad está perdido? Quizá sí lo estén – ¿pero cómo te ayuda eso a ? Tú tienes que olvidarte de ellos y pensar solo en “tu propia salvación”.

¡Me parece que todo en la tierra y todo en el Cielo, y todo en el Infierno, y Dios Mismo, te llaman a buscar “tu propia salvación” por sobre todas las demás cosas! ¡Oh, amigo mío, juzgate a ti mismo! ¿Estás salvo? ¡Si no, busca a Jesús por sobre todas las cosas en la vida! ¡Haz firme tu vocación y elección!

Le urjo a cada persona aquí esta mañana que busque a Jesús con todo su corazón. Para de dormir en la incredulidad. ¡Apartate de tus propios pensamientos y falsas esperanzas! Jesús murió en la Cruz para pagar el precio del pecado. Él murió como sustituto de los pecadores. ¡Arrepiéntete y dale tu vida a Jesús, y Él te salvará! Solamente podrás cantar con confianza:

Amigo hallé que es todo para mí,
   Su amor siempre es verdadero;
Amo contar cómo Él me alzó,
   Y lo que Su gracia por hacer por tí.
Salvo por Su poder divino, Salvo a nueva vida sublime!
   ¡La vida hoy es dulce y mi gozo es completo
Por soy salvo, salvo, salvo!
   (“Saved, Saved!” por Jack P. Scholfield, 1882-1972).

Estimado amigo, si te gustaría hablar con nosotros sobre “tu propia salvación”, por favor deja tu asiento y camina hacia la parte de atrás del salón. El Sr. John Samuel Cagan te llevará a otra sala donde podremos orar y contestar algunas de tus preguntas. Si estás interesado en volverte un Cristiano verdadero por favor ve a la parte de atrás del auditorio ahora. Dr. Chan, por favor ore que alguien sea salvo de su pecado, por Jesús esta mañana. Amen.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Haz clic en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers en Inglés a
rlhymersjr@sbcglobal.net – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA
90015, Estados Unidos.
Llámale por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Usted puede usarlos
sin el permiso Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video Dr. Hymers
sí tienen derechos de autor y sólo se pueden utilizar con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Filipenses 2:9-13.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Saved, Saved!” (por Jack P. Scholfield, 1882-1972).


EL BOSQUEJO DE

TU PROPIA SALVACION

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Vuestra salvación” (Filipenses 2:12).

I.   Primero, quiero que pienses sobre la palabra “salvación”, Salmo 7:11; Proverbioss 13:15; Isaías 57:21; Hechos 17:31; II Pedro 2:9; I Timoteo 1:15; Lucas 16:28.

II.  Segundo, quiero que pienses sobre “tu propia” salvación, Hechos 16:30; Isaías 33:17, 14; Juan 3:7.