Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL QUEBRANTADOR

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 5 de Enero, 2014

“Subirá el que abre caminos delante de ellos; abrirán camino y pasarán la puerta, y saldrán por ella; y su rey pasará delante de ellos, y a la cabeza de ellos Jehová” (Miqueas 2:13).


El profeta Miqueas dio tres profecías de Dios reunificando al pueblo Judío. En nuestro texto tenemos la primera descripción de la reunificación de Israel a la tierra prometida.

Una de las grandes profecías que hemos visto con nuestros propios ojos es el principio de esa reunificación. La nación de Israel fue renacida el 14 de Mayo de 1948. David Ben-Gurion declaró el establecimiento del estado Judío, que se conoce como la Nación de Israel. Desde entonces, decenas de miles de gente Judía regresaron a su tierra natal. Esto fue solamente el principio de lo que eventualmente será el retorno de todos los Judíos a Israel. El versículo 12 de Miqueas 2 dice:

“De cierto te juntaré todo, oh Jacob; recogeré ciertamente el resto de Israel...” (Miqueas 2:12).

El gran erudito Judío Mesiánico Dr. Charles Lee Feinberg dijo: “La restauración de Babilonia por medio de Ciro no puede completar la promesa, porque fue parcial y [Miqueas] incluye ‘todo’. La nación reunificada será llevada a un lugar [Israel]... La promesa del versículo 12 es realmente reconfortante, pero lo mejor de la predicción todavía está por venir. El pueblo de Dios será reunido otra vez como ovejas...El que abre caminos, el que despeja el camino y quita los obstáculos, irá delante de ellos. Éste no es ningún otro sino que el Mesías de Israel que rompe todo obstáculo en el camino de Su pueblo...Cuando el Mesías despeje el camino, ellos saldrán de las ciudades enemigas donde han estado cautivos y pasarán por las puertas. Nadie podrá [detener] su restauración, porque la obra del Mesías prometido será efectiva a favor de ellos [por] el bendito del Señor, el Señor Jesucristo” (traducción de Charles L. Feinberg, Th.D., Ph.D., The Minor Prophets, Moody Press, edición de 1982, p. 162).

El Dr. Feinberg nos dijo quien es “El Quebrantador”. ¡Él es Jesús que finalmente romperá todo obstáculo y barreras, y guiará al pueblo entero de Israel de regreso a su tierra natal! ¡Sí, Jesús será “El Quebrantador” en aquel grandioso día! Él abrirá el camino para que todo el pueblo Judío, de todas partes del mundo, regrese a Israel en el Reino Milenial de Jesús.

“El que abre brecha subirá delante de ellos; abrirán brecha, pasarán la puerta y saldrán por ella; su rey pasará delante de ellos” (Miqueas 2:13)

¡El que abre el camino los guiará al Reino milenial – y Su nombre es el Señor Jesucristo! ¡Amén! El Apóstol Juan vio a Jesús en una visión, viniendo como [“El Quebrantador”] en ese día:

“Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES” (Apocalipsis 19:11-16).

Hablando de ese día, el Dr. John R. Rice dijo,

Reinos y el poder de Satanás cesarán
   Con todas sus lágrimas.
¡La justicia la tierra llenará
   Y paz por mil años reinará!
¡Dolor y llanto se marcharán!
   ¡Ese día se marcharán!
¡Restaurado el Edén será
   Cuando venga Jesús a reinar!
(Traducción libre de “When Jesus Comes to Reign”
   por Dr. John R. Rice, 1895-1980).

¡Jesús, El Quebrantador, quebrantará al Diablo! ¡Quebrantará a todo demonio, todo enemigo de Israel, y todo enemigo de la Cristiandad! ¡Aleluya!

¡Dolor y llanto se marcharán!
   ¡Ese día se marcharán!
¡Restaurado el Edén será
   Cuando venga Jesús a reinar!

¡Pero en un sentido real Jesús es “El Quebrantador” aun ahora! Ven conmigo unos momentos a pensar en ese tema, y la razón por la que Jesús es llamado “El Quebrantador”.

Jesús tiene muchas coronas – y también muchos títulos, y muchos nombres. El titulo dado en nuestro texto es probablemente el menos reconocido – “El que Abre Caminos”. A menudo hemos pensado en Jesús como el “Cordero” de Dios. A veces hemos pensado en Él como “Sumo Sacerdote”. A menudo ha sido llamado “el profeta”, y aun más a menudo como “el Rey”. Pero solo raramente hemos oído que alguien lo llame “El Quebrantador”. Y Él es [El Quebrantador] “El que Abre Caminos” esta mañana tanto como lo será, cuando vuelva para guiar al pueblo Judío (todo) de regreso a su tierra natal antigua – que les fue dada por Dios incondicionalmente en el tiempo de Abraham (ref. Génesis 12:1; Génesis 15:18; etc.). ¡Jesús romperá toda cadena que los detenga; Él abrirá por toda nación que trate de detenerlos; y, sí, Él romperá para siempre el propósito de Satanás de destruir al pueblo Judío!

¡Pero Jesús es “El Quebrantador” aun ahora – así que es correcto llamarlo “El Quebrantador” así como lo es llamarlo “el Salvador”! ¡Amén! ¡Y amén! Pensemos en algunas maneras en que Jesús es “El Quebrantador” ahora mismo – en este tiempo presente.

I. Primero, Jesús quebrantó el poder de Satanás.

En largas eras pasadas Satanás se rebeló contra Dios Todopoderoso y fue echado fuera del Cielo a la tierra. Él vino en forma de una serpiente y engañó a nuestra primera madre, y ella a su vez engañó a Adán, quien comió el fruto prohibido. Así Satanás mantuvo a la raza humana entera en su poder mortal. Parecía no haber esperanza de liberación. Pero Dios dio una promesa a la humanidad cuando le dijo a la vieja serpiente: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis 3:15).

Eras pasaron, y luego, al fin, la Simiente de la mujer nació de María en Belén, y pronto Jesús comenzó Su conflicto con el Diablo. ¡Inmediatamente el Rey Herodes, inspirado de Satanás, trató de matarle! Entonces, el Diablo trató tres veces en el desierto de lanzar al Salvador al suelo. Pero tres veces Jesús lo repelió, clamando: “Escrito está” – Escrito está también” – “Escrito está”. Fue una pelea difícil – pero al final, Jesús, El Quebrantador, ganó la batalla. “El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían” (Mateo 4:11).

Cuando Jesús vino a Jerusalén la última vez, el Diablo juntó sus fuerzas contra el Salvador. Los principales sacerdotes y escribas planearon matar a Jesús, “y entró Satanás en Judas” y fue a los principales sacerdotes para discutir cómo podría de traicionar al Salvador. Más tarde esa noche, Jesús fue al Huerto de Getsemaní.

Yo solía pensar que el Diablo trató de matar a Jesús en aquel Huerto. Pero siempre me preguntaba por qué Satanás ya nunca se menciona después de haber entrado en Judas. Ya no se oye de él en los cuatro Evangelios. Yo creo que esta podría ser la razón: Cuando Dios puso los pecados del mundo en el cuerpo de Jesús, el Salvador comenzó a sudar “como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra” (Lucas 22:44). El Diablo no soporta ver la Sangre de Jesús, así que lo dejó solo, “Y se le apareció un ángel del cielo para fortalecerle” (Lucas 22:43). Al ser atacado por el Diablo, en el Libro de Apocalipsis, los creyentes en la Tribulación “Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero” (Apocalipsis 12:11). Yo creo que esto podría ser el caso en el Huerto de Getsemaní. El Diablo hacía lo mejor que podía tratando de matar a Jesús. Pero cuando vio la Sangre que Jesús derramó, huyó de vuelta a las tinieblas. Acuérdate de esto cuando estas tentado en gran manera. ¡Rogad por la Sangre! ¡Rogad por la Sangre! ¡Rogad por la Sangre de Jesucristo!

El conflicto acabó en el Huerto. Jesús continuó de allí a la Cruz con gran dignidad y porte. Satanás había herido el calcañar de Jesús, pero ahora Jesús hirió la cabeza de Satanás. En la Cruz, el Salvador inclinó su cabeza y clamó: “Consumado es” (Juan 19:30). La cabeza de Satanás fue herida. Él ahora era un enemigo vencido. Él puede hacer mal en la tierra, pero jamás puede derrotar a Jesús. Al derramar Su Sangre, y al resucitar de entre los muertos, Jesús ha roto el poder de Satanás. ¡Cuando Él derramó Su Sangre preciosa en la Cruz y resucitó físicamente, carne y hueso, de entre los muertos, Él aplastó la cabeza del Diablo, Él rompió el poder del Diablo cuando triunfó sobre el pecado, el Infierno, y la sepultura! ¡Cuando seas atacado y probado por el poder de Satanás, no desesperes, mi amigo Cristiano, tu enemigo es un enemigo quebrantado, y confundido y conquistado!

Jesús rompe toda cadena,
   Jesús rompe toda cadena,
Jesús rompe toda cadena,
   Y Él me libera a mí.
(Traducción de “Jesus Breaks Every Fetter” por Janie West Metzgar, 1927).

Si tú eres Cristiano, tú no necesitas temer a Satanás. ¡Él es un enemigo vencido, un enemigo condenado y sin colmillos! ¡Él te puede preocupar y molestar, pero no te puede destruir! ¡Jesús, el Quebrantador, ha ido delante de ti. Ahora solo tienes que pelear contra un enemigo que ya ha sido derrotado. Eso es para los Cristianos. El resto es para ustedes que todavía están perdidos.

II. Segundo, Jesús quebranta los corazones de pecadores.

Los corazones de los pecadores perdidos son muy duros. Yo predico sobre el pecado, y el Infierno, y el Juicio Final. El pecador tiembla por un momento – pero se seca las lágrimas antes de salir del edificio de la iglesia. ¡Sonriendo y riéndose a la hora que llega al estacionamiento, se apresura a cometer pecados nuevos una o dos horas más tarde! La ley y los terrores del Infierno solamente endurecen su corazón.

Otras veces yo predico sobre el amor de Dios, o el perdón por el Salvador sustituto por nuestros pecados. A veces yo predico hasta que mis propios ojos están llenos de lágrimas. Yo predico sobre Jesús sufriendo en la Cruz, o sobre Su preciosa Sangre en el Cielo. De nuevo, tu corazón es conmovido. ¡Pero pronto ya no está conmovido como siempre, y cantas una canción feliz, y te ríes con tus amigos, al salir caminando de la iglesia!

Algunos de ustedes tienen madres que lloran por ti cuando oran, pero tu corazón no es conmovido. Algunos tienen padres que les advierten, pero no cambia tu corazón. Algunos se han sentado frente a nuestro pastor asociado, Dr. Cagan, muchas veces. Él te miró con esos ojos azules penetrantes y te rogó que confiaras en Jesús. Pero tú rehusaste. ¡Te levantaste de tu silla y saliste como si él fuera una persona ignorante y sin importancia! El hombre ha obtenido dos doctorados, uno en matemáticas y el otro en apologética y religión. ¡El tiene una maestría del Seminario Teológico Talbot también! Tiene casi 40 años de experiencia aconsejando pecadores perdidos. ¡Pero tú sientes que él no tiene nada importante que decirte! ¡Te levantas y sales del cuarto de consejo rápido – y olvidas todo lo que él te dijo!

Cuando yo me paro a predicar un sermón, yo sé que habrá algunos que se ríen y se burlen de lo que digo – no tanto ahora que ya estoy mayor. Pero cuando yo era joven a menudo se burlaban de mí, y se reían de mí. Todavía hay algunos que vienen con un extraño brillo en sus ojos, pensando: “¿Quién es este tipo? ¿Cómo se atreve punzarme de esa manera?” Ellos sienten que lo que digo es cierto, pero no se humillan para dejar que la verdad los cambie, y los traiga a Jesús.

He pasado más de tres cuartos de mi vida en el estudio profundo de la Cristiandad y la conversión. Tengo tres doctorados, y he escrito varios libros sobre la conversión, pero me miras y piensas: “¿él qué sabe de eso?”

¡Pero cuando Jesús “El Quebrantador” venga a ti, delante de Dr. Cagan y de mí, entonces la obra de abrir el corazón del pecador será fácil! ¡Nosotros no hemos podido abrir sus corazones, pero Jesús los ha abierto! Yo estoy pensando en una bella chica que siempre venía al cuarto de consejo con un semblante feo, endurecido en la cara. Pero una noche, ella vino con un semblante suave, quebrantado. Jesús, el que quebranta los corazones endurecidos, había venido a ella. Y bien, entonces, ¡solo tomó un momento o dos para guiarla al Salvador! ¡Jesús “El Quebrantador”, había suavizado su corazón antes de que yo hablara con ella esa noche!

Jesús rompe toda cadena,
   Jesús rompe toda cadena,
Jesús rompe toda cadena,
   Y Él me libera a mí.

III. Tercero, Jesús quebranta las cadenas del pecado.

Hay alguien sentado aquí esta mañana en la iglesia que está en cadenas. No lo sabe. Él cree que está libre. Pero es un prisionero. Piensa que puede ir donde quiera. Pero él no tiene mayor libertad que un prisionero condenado. Él solamente camina vuelta tras vuelta en su celda de prisión, y mirar por los barrotes en la ventana. Así, algunos de ustedes sentados aquí esta mañana ya están condenados, porque rehúsas venir a Jesús.

Por largos años de experiencia, un predicador a menudo puede ver quienes están atados por la pornografía. Ellos Tienen una cierta mirada furtiva merodeando la cual delata el acto sucio que los tiene atados con cadenas. A menudo un predicador puede ver quien está esclavizado por el alcohol o las drogas, u otros vicios. Hasta puede ver quien es muy orgulloso, y soberbio en su orgullo. Y muy a menudo, por larga experiencia, él puede ver los que están atados en la falta de esperanza. Él no tiene que preguntar. Él sabe – como un doctor, que sabe lo que está mal con un paciente con solo mirarlo.

Pero Jesús es “El Quebrantador”. Charles Wesley dijo:

Rompe cadenas del pecar,
   Al preso librará;
¡Su sangre limpia al ser más vil;
   Gloria a Dios soy limpio ya!
(Traducción de “O For a Thousand Tongues” por Charles Wesley, 1707-1788).

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Haz clic en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers en Inglés a
rlhymersjr@sbcglobal.net – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA
90015, Estados Unidos.
Llámale por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Usted puede usarlos
sin el permiso Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video Dr. Hymers
sí tienen derechos de autor y sólo se pueden utilizar con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Miqueas 2:12-13.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“O For a Thousand Tongues” (por Charles Wesley, 1707-1788)/
“Jesus Breaks Every Fetter” (por Janie West Metzgar, 1927).


EL BOSQUEJO DE

EL QUEBRANTADOR

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Subirá el que abre caminos delante de ellos; abrirán camino y pasarán la puerta, y saldrán por ella; y su rey pasará delante de ellos, y a la cabeza de ellos Jehová” (Miqueas 2:13).

(Miqueas 2:12; Apocalipsis 19:11-16)

I.   First, Jesús quebrantó el poder de Satanás, Génesis 3:15; Mateo 4:11;
Lucas 22:44, 43; Apocalipsis 12:11; Juan 19:30.

II.  Segundo, Jesús quebranta los corazones de pecadores.

III. Tercero, Jesús quebranta las cadenas del pecado.