Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LA IRA DE SATANÁS EN LOS ÚLTIMOS DÍAS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 8 de Diciembre de 2013

“El diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).


Sí, yo creo en el Diablo. A él se le ha dado al menos 12 nombres en la Biblia. Él es llamado Satanás, el Diablo, el Dragón, la Serpiente, Belcebú, Belial, Lucifer, el Maligno, el Tentador, el Dios de este Mundo, el Príncipe del Poder del Aire, y el Príncipe de este Mundo. Nunca debemos hacer bromas acerca del Diablo, o hablar ligeramente de él. Él tiene gran poder, más grande que cualquier nación, más grande que cualquier arma que el hombre haya creado. Él rige el aire, la atmósfera alrededor de la tierra. Su propósito es estorbar la obra de Dios, prevenir que las oraciones sean contestadas, retrasar la Segunda Venida de Jesús, oponerse al Espíritu Santo, detener el avivamiento, destruir la vida humana, y destruir a la humanidad – la obra más grande de Dios. El Diablo es un horrible, hostil, monstruo detestable. Él se trasforma en una criatura de apariencia exterior bella y deseable. Pero cuando captura a su víctima se transforma en un dragón odioso.

Nuestro texto habla de un tiempo, cerca del fin de esta era, cuando Satanás ya no podrá entrar a la presencia de Dios, como lo hizo en el primer capítulo de Job. Hasta este punto él podía entrar y salir de la presencia de Dios en el Cielo. Pero cuando sea expulsado de la presencia de Dios en el Cielo para siempre, él sabe que su condena está cerca. J. A. Seiss, en su destacado comentario del Libro de Apocalipsis, da este retrato:

Pensaríamos que tal grande derrota en el cielo lo curaría de su malignidad, al menos que lo induciría a detenerse de otros atentados en contra de Dios y Su gente. Pero él está desesperadamente depravado, y nada sino solo la fuerza absoluta puede vencer su naturaleza diabólica. No hay cura para ser tan totalmente perverso. Y su rechazo del cielo y confinamiento a la tierra solamente lo enfurece más, y usa mayor violencia, induciendo un estado de cosas que es mucho peor de lo que este mundo ha experimentado (traducción de J. A. Seiss, The Apocalypse – Lectures on the Book of Revelation, Zondervan Publishing House, sin fecha, p. 313).

La mayor parte de lo que aprendí sobre el Diablo fue cuando de joven estudié bajo un gran erudito Bíblico y teólogo, Dr. Timothy Lin. El Dr. Lin tenía dos maestrías del Seminario Teológico Faith. Él tenía un Doctorado en Hebreo del Antiguo Testamento e idiomas relacionados de la Universidad de Hebreo y la Universidad Dropsie. Él luego enseñó en el departamento de posgrado de la Universidad Bob Jones, en el Seminario Teológico Talbot, y en el Seminario Evangélico Trinity en Deerfield, Illinois. Él fue uno de los traductores de la Biblia [en Ingles] New American Standard Bible, y de 1980 a 1990 él fue el presidente del seminario China Evangelical Seminary en Taiwan – después de la presidencia del Dr. James Hudson Taylor III. Él fue mi pastor y maestro por más de 23 años, cuando fui miembro de la Primera Iglesia China Bautista de Los Ángeles. Él me bautizó, y ofició en el comité en mi ordenación el 2 de Julio de 1972.

Pero el Dr. Lin no era un maestro de teología reseco. Sus lecciones y sus sermones tenían el poder de la teología viva. Por ejemplo, el Dr. Lin creía firmemente que nosotros estamos viviendo en los últimos días – cerca del fin del mundo según lo conocemos. No tienes que leer mucho de lo que escribió para ver eso. Por ejemplo, en su libro sobre el crecimiento de la iglesia, él repetidamente da frases como “La Iglesia de los últimos días tiene el misma concepto erróneo…” (p. 6); “el pulpito en los últimos días” (p. 11), “Muchos Cristianos de los últimos días son…tímidos, asustados, y sin fe en la palabra de Dios” (p. 17); “La desolación en la Iglesia de los últimos días no es por falta de pastores…” (p. 21); “Que la Iglesia de los últimos días piense tres veces sobre esto” (p. 29); “Algunas iglesias de los últimos días no están preocupadas…con tal de que haya una manera de conseguir dinero” (pp. 48, 49); “La Iglesia de los últimos días ignora la diferencia entre lo bueno y lo malo” (p. 50); “Hay dos razones por las que las iglesias de los últimos días exhiben tanta apatía hacia la reunión de oración” (p. 95). (Todas las citas son de Timothy Lin, Ph.D., The Secret of Church Growth, FCBC, 1992).

Puedes ver que el Dr. Lin pensaba constantemente en el hecho de que estamos viviendo en el mismo fin de la edad Cristiana, cerca del fin de los últimos días. Otro punto que el Dr. Lin enfatizaba constantemente era la realidad de Satanás y sus demonios. Estos dos temas eran enfatizados repetidamente en sus sermones y estudios Bíblicos – estamos viviendo en los últimos días, y Satanás y sus demonios se oponen a nosotros. Puedes pensar que esos dos temas negativos desanimarán y deprimirán a la iglesia. ¡Pero exactamente lo opuesto es cierto! La iglesia de él experimentó un avivamiento fenomenal. ¡Su iglesia añadió cerca de 2,000 personas en corto tiempo!

Y Dr. Lin citaba frecuentemente nuestro texto en su predicación y enseñanzas:

“El diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

Comentando sobre ese verso, el Dr. Lin dijo:

Satanás entiende perfectamente que el único modo de prologar su vida malvada es retrasar la segunda venida de Jesús…Por esta razón, él utiliza sus planes malignos con todo su poder para detener a la gente de creer en Jesús – con ello deteniendo que se produzca el personal del reino de Dios…Satanás luego comienza el segundo paso de su sabotaje entre los Cristianos, o sea, deteniéndolos de dedicarle tiempo y esfuerzo a la oración… ¡Por lo tanto, entre más cerca esté la víspera de la segunda venida de nuestro Señor, más grande será la presión de Satanás en contra de la oración! (Lin, ibid., pp. 95, 96).

Muchos predicadores no ven o no entienden las “señales” de la segunda venida de Jesús. Pero el Diablo es más sabio que ellos. Él ve que la nación de Israel se ha restablecido. Él ve la apostasía de las iglesias. Él ve los días de Noé repetidos. ¡Él sabe “que tiene poco tiempo” para hacer su obra malvada de oponerse y detener la obra de Dios en la tierra!

“El diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

Uno de los nombres del Diablo es “Satanás”. Significa “adversario” o “oponente”. Así, Satanás se opone a la obra de Dios. En los últimos días, en los cuales vivimos, Satanás se opone a ambos los salvos y los perdidos.

I. Primero, Satanás se opone a las oraciones de aquellos que son salvos.

El objetivo principal de Satanás en oponerse a la obra de Dios es detener a los Cristianos de orar. El Dr. Lin dijo: “Satanás sabe (aunque el Cristiano no sepa) que la oración es el procedimiento para apropiarse de las riquezas…Si los Cristianos no se apropian de estas riquezas, se fatigaran espiritualmente y se debilitaran prematuramente… Por lo tanto, ¡entre más cerca esté la víspera de la segunda venida de nuestro Señor, más grande será la presión de Satanás en contra de la oración! (Lin, ibid., p. 96).

A menudo los Cristianos olvidan orar cuando se levantan en la mañana. No toma mucho tiempo decir El Padre Nuestro y pedirle a Dios Su ayuda durante el día. Sin la ayuda de Dios no podemos hacer mucho bien. Satanás sabe eso. Así que se opone contra tu orar en la mañana. ¡Luego se deleita en ver cuán impotente eres ese día!

Satanás también se opone “al orar hasta prevalecer” – o sea, orar por algo hasta que lo consigues. La parábola de la viuda persistente enseña la necesidad de “orar hasta prevalecer” hasta que obtienes lo que necesitas. Jesús dio el propósito de la parábola en Lucas 18:1, “de orar siempre, y no desmayar” – o como se podría traducir “…deben orar siempre y no rendirse”. La parábola ensena que debes continuar pidiendo a Dios la cosa que necesitas hasta que Él te la de. La parábola es simple. Una viuda vino y pidió a cierto juez que le hiciera justicia de un adversario. El juez no hizo nada por un tiempo. Pero finalmente le dio lo que quería porque estaba harto de que ella lo molestara. La parábola termina diciendo “¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?” (Lucas 18:7). Pero el último versículo de la parábola dice:

“Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8).

Esto no quiere decir que no habrá ninguna fe cuando Jesús venga. Significa que la mayoría de los Cristianos se rendirán fácilmente cuando están orando por una necesidad. ¡No lucharán en oración hasta que consigan lo que piden! “Orando hasta prevalecer” en fe disminuirá considerablemente en los últimos días. Al llegar esta era a su fin Satanás intensifica su presión contra orar hasta prevalecer. Él hace esto para debilitar a las iglesias y causar un retraso en que el número completo de los elegidos sea salvo. ¡Por lo tanto, Satanás trata de prolongar su malvada vida en esta tierra oponiéndose a las oraciones persistentes en los últimos días!

Satanás obstaculiza nuestras oraciones, y detiene a muchos de nosotros de orar hasta prevalecer, diciendonos: “La oración no es tan importante. El pastor te dice: oren, oren, oren – pero tú estás perdiendo tu tiempo. ¡Tus oraciones realmente no hacen nada. Ríndete! No pierdas tu tiempo orando”. “¿Alguna vez te has sentido así? ¿Alguna vez has pensado que el orar en realidad no hace nada - que es sólo una pérdida de tiempo? Si alguna vez has tenido un pensamiento así, puedes estar seguro de que es el Diablo quien puso ese pensamiento en tu mente. Satanás usará toda clase de trucos para conseguir que dejes de orar por una cierta necesidad. Satanás pasa mucho tiempo y esfuerzo engañándote para que dejes la oración pasar de largo. ¡Él trabaja muy duro para detenerte de orar antes de que consigas lo que necesitas de Dios! En otro contexto, el apóstol Pablo dijo esto –

“Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (II Corintios 2:11).

Satanás seguramente “ganará ventaja” sobre ti a menos que tengas mucho cuidado de no rendirte cuando oras por alguna necesidad. El Apóstol Santiago dijo:

“pero no tenéis…porque no pedís” (Santiago 4:2).

Y a menudo, aun “no tienes” porque el Diablo te engaña con uno de sus métodos. Él hace que te sientas sin esperanza y deprimido. Él te tentó hasta que dejaste de orar, o debilitó tus oraciones. Recuerden, Cristianos – la oración es lo más importante que hacemos para ganar la batalla contra Satanás. ¡Recuerda – la oración es la batalla! Una vieja canción del evangelio lo dice todo:

¿Oraste hasta prevalecer, hasta que la respuesta llegó?
   Hay promesa segura que tu alma puede clamar;
Jesús te espera en el lugar de la oración,
   ¿Lo encontraste allí, oraste a prevalecer?
¿Oraste hasta que la respuesta llegó,
   Rogaste en el nombre del Salvador?
¿Oraste y batallaste [hasta las horas largas de la noche,]
   Oraste hasta que la respuesta llegó?
(“Have You Prayed It Through?” por W. C. Poole, 1875-1949;
      alterada por el Pastor).

¿Has oído alguna vez eso cantado en nuestras iglesias? ¡Yo no! Los Cristianos lo solían cantar, pero ahora pasó de moda. “Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?” (Lucas 18:8).

¡Ahora mira esto! En el decimo capitulo de Daniel leemos que la oración de Daniel fue oída por Dios la primera vez que él oró (Daniel 10:12). Pero la respuesta no llegó por “veinte días” porque un demonio de Satanás se oponía a la respuesta (Daniel 10:13). ¡Damos gracias que Daniel no dejó que el Diablo lo detuviera de orar hasta que obtuvo lo que le pidió a Dios! En su gran libro sobre la oración el John R. Rice dio este buen coro:

Sigue orando,
   Hasta prevalecer,
Sigue orando,
   Hasta prevalecer.
Las grandes promesas de Dios
   Siempre son de verdad,
Sigue orando
   Hasta prevalecer.

II. Segundo, Satanás se opone a la salvación de aquellos que están perdidos.

“El diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

Satanás se opone a que tu busques ser salvo. Él no quiere que te vuelvas Cristiano. Él hará todo en su poder para detenerte de ser salvo. ¿Por qué hace eso? Una razón es porque es homicida. Jesús dijo que el Diablo “El ha sido homicida desde el principio” (Juan 8:44). Es la naturaleza de Satanás matar gente. Él asesinó a nuestros primeros padres en el Huerto de Edén, tentándolos a comer del fruto prohibido. Él es homicida de almas – y quiere matarte a ti también. Él quiere que mueras y vayas al Infierno.

Pero hay otra razón. En Romanos 11:25 leemos que:

“Que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles” (Romanos 11:25).

La palabra Griega traducida “plenitud” es “plērōma.” Significa “numero completo”. El Diablo odia a Israel, y sabe que el endurecimiento espiritual de ellos no será quitado hasta que “el numero completo” de Gentiles sea salvo. Pero Satanás no quiere que Israel sea salvo. Esa es la razón por la que no quiere que tú seas salvo.

Cierto número de Gentiles debe ser salvo antes de que el endurecimiento de Israel sea quitado al fin del siglo. Tú eres un Gentil. Tú vives cerca del fin del siglo. El Diablo sabe que él será juzgado por Dios y atado por “mil años” cuando Jesús vuelva (Apocalipsis 20:2). Es por eso:

“El diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

Satanás ruge por todo el mundo hoy porque sabe que su tiempo es corto. Más que nunca, él hace todo lo que puede para retrasar que “el numero completo” de Gentiles entre y sea salvo. Yo estoy convencido de que es una de las razones por las que se vuelve más y más duro que la gente sea salva en nuestro día. El Diablo hará todo en su poder para detenerte de que confíes en Jesús y te vuelvas un Cristiano verdadero. De esa manera él puede tener a Israel en ceguera un poco más.

Una de las maneras que el Diablo usa para detenerte de ser salvo es quitar la Palabra de Dios de tu corazón. En la parábola del Sembrador, Jesús dijo:

“…luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven” (Lucas 8:12).

Dos jóvenes Chinos vinieron a nuestra iglesia el Domingo pasado. Ambos estaban dominados por el Diablo. Uno de ellos entró bajo el control Satánico por medio de ídolos Budistas y de la adoración de ídolos en casa de sus padres. Yo no sé como el otro se endemonió. Pero me dijo que era atormentado por Satanás y estaba claro que sí lo estaba.

Uno de esos dos jóvenes Chinos fue salvo el Domingo pasado, pero el otro no. Esta fue la diferencia – el joven que fue salvo siguió viniendo a la iglesia y escuchando la Palabra de Dios cuando yo predicaba el Evangelio. Él fue tentado fuertemente a rendirse e irse de la iglesia. Pero por la gracia de Dios él se quedó, y vino a oír el Evangelio todos los Domingos en la mañana y todos los Domingos en la noche. ¡Finalmente cuando Dr. Chan predicó el Domingo pasado en la mañana, aquel primer joven confió en Jesús y fue salvo!

Pero el segundo joven Chino rehusó escuchar. Yo hablé con él después del servicio el Domingo pasado en la mañana. Le rogué que se quedara en la iglesia y oyera la predicación de la Palabra de Dios. Pero rehusó neciamente. Él estaba lleno de enojo y dijo que podía leer la Biblia por sí mismo. Se agitó tanto que tuvimos que llevarlo a casa en ese momento. Me sentí triste por él cuando se fue.

Ahora es así como esto se te aplica a ti, si todavía no estás salvo. Tú tienes que humillarte. ¡Si piensas que sabes lo que tienes que hacer, o lo que necesitas pensar, o sentir – es demasiado fácil para que Satanás arranque el Evangelio de tu corazón! La Biblia dice:

“Humillaos delante del Señor, y él os exaltará” (Santiago 4:10).

Algunos de ustedes siguen y siguen en una condición no salva. Tu eres tan orgulloso que piensas que sabes qué hacer. ¡Pero no eres sabio! Tú no sabes qué hacer. Es por eso que todavía estas bajo el control de Satanás. Esta mañana te ruego:

“Humillaos delante del Señor, y él os exaltará” (Santiago 4:10).

Un viejo himno lo dice bien:

Me rindo a mí mismo, y todo lo que sé,
   Hoy lávame y blanco cual nieve seré.
(Traducción de “Whiter Than Snow” por James Nicholson, 1828-1896).

Jesús murió en la Cruz para pagar por tus pecados. Él resucitó de los muertos para darte vida. Ahora – humíllate delante del Señor, y Él te exaltará! ¡Ahora – abandónate a ti mismo, y todo lo que sabes – y Jesús te limpiará de todo pecado con Su Sangre por fe simple en Él!

Si deseas hablar con nosotros sobre volverte un Cristiano verdadero, por favor deja tu asiento ahora y camina a la parte de atrás del auditorio. Dr. Cagan te llevaraa a otra sala donde podremos hablar y orar sobre esto. Ve ahora. Dr. Chan, por favor ore para que alguien confié en Jesús ahora. Amen.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

Puedes escribirle a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net (Oprime Aquí) –
o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015.
O llamarle a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Usted puede usarlos
sin el permiso Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video Dr. Hymers
sí tienen derechos de autor y sólo se pueden utilizar con autorización.


La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Apocalipsis 12:7-12.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Then Jesus Came” (por Homer Rodeheaver, 1880-1955).

EL BOSQUEJO DE

LA IRA DE SATANÁS EN LOS ÚLTIMOS DÍAS

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

I.   Primero, Satanás se opone a las oraciones de aquellos que son salvos, Lucas 18:1, 7, 8; II Corintios 2:11; Santiago 4:2; Daniel 10:12, 13.

II.  Segundo, Satanás se opone a la salvación de aquellos que están perdidos, Juan 8:44; Romanos 11:25; Apocalipsis 20:2; Lucas 8:12; Santiago 4:10.