Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




GUARDA, ¿QUÉ DE LA NOCHE?

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
La Mañana del Día del Señor, 10 de Noviembre de 2013

“Profecía sobre Duma. Me dan voces de Seir: Guarda, ¿qué de la noche? Guarda, ¿qué de la noche? El guarda respondió: La mañana viene, y después la noche; preguntad si queréis, preguntad; volved, venid” (Isaías 21:11, 12).


La palabra “Duma” es una forma de Edom. El pueblo de Edom estaba cargado con temores y problemas. Ellos clamaron al profeta Isaías: “Guarda, ¿qué de la noche? Guarda, ¿qué de la noche?” W. E. Vine dijo que “El guarda es uno que se para en los consejos de Dios, sabe lo que viene y está en vigilia por el evento…Él se para sobre el atalaya en comunión con Dios” (traducción de Isaiah: Prophecies, Promises, Warnings, pagina 14).

Uno de los problemas que tenemos es que hoy día hay pocos “guardas”. Yo vi a un famoso “experto de la profecía”, Hal Lindsey, en la televisión hace unas cuantas noches. Un invitado en su programa dijo que necesitamos estudiar el Libro de Apocalipsis en vez de Romanos para comprender nuestros problemas hoy. Hal Lindsey estuvo de acuerdo con él. Para mí esa fue una evaluación muy hueca e incierta de los problemas en nuestras iglesias, y en nuestra cultura. Lo opuesto es exactamente cierto. ¡Mientras que Apocalipsis es un libro muy importante, el Libro de Romanos debe ser el libro principal de la Biblia para esta hora! ¡Con miles incontables, y hasta millones, de gente que no es salva en nuestras iglesias – debemos enfocarnos en Romanos, o jamás comprenderemos cómo ayudarlos a hallar la verdadera salvación! Muchos “expertos de profecía” en realidad no están calificados para ser “guardas” – descalificados porque no están conscientes de la ruina y desolación traída a nuestras iglesias por las doctrinas Satánicas del “decisionismo”.

Pero los líderes de Edom eran más sabios que muchos Cristianos hoy. Ellos estaban “cargados” con el peso de su pecado.  Sintieron que el juicio estaba a punto de caer. Así que ellos clamaron al verdadero profeta y guarda, Isaías. Ellos clamaron:

“Guarda, ¿qué de la noche? Guarda, ¿qué de la noche?”
       (Isaías 21:11).

Ellos clamaron como una persona que está doliente y enferma. En las horas largas de la noche, el paciente que sufre llama: “¿qué queda de la noche? ¿qué queda de la noche?” (NVI). El profeta-guarda respondió: “La mañana viene, y después la noche”.

¿Por qué fueron a Isaías? ¿No había otros adivinos, astrólogos y hechiceros en Edom? ¿Por qué vinieron a Jerusalén con su clamor agonizante? La gente va a los adivinos cuando las cosas andan bien. Pero cuando la agonía y la muerte nos llega, ¿Quién quiere un adivino, astrólogo o mago? En la cara de la muerte, no queremos la sabiduría del mundo. ¡Queremos saber lo que dice Dios! Los adivinos y los astrólogos quizá tengan cosas interesantes que decir cuando las cosas van bien. Pero en la hora del miedo y la agonía, la gente a menudo busca a un varón de Dios. Y ellos claman:

“Guarda, ¿qué de la noche? Guarda, ¿qué de la noche?”
       (Isaías 21:11).

¡Piensa cómo eso nos habla a nosotros esta mañana!

I. Primero, el texto se le aplica a las naciones.

En 1914, al comenzar la Primera Guerra Mundial, lord Edward Grey salió de una reunión del Gabinete de toda la noche. Era el ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña. En las primeras horas de la mañana, Lord Edward salió de esa reunión con otro miembro del Gabinete. Ellos habían estado toda la noche discutiendo la guerra. En esos días todavía no había luces eléctricas en la calle, solamente lámparas de gas. Mientras Lord Edward salía del edificio un farolero iba de un farol a otro apagando el gas. Lord Edward Grey se volvió hacia su amigo y le dijo: “Las luces se apagan en toda Europa. No las veremos encendidas otra vez en nuestra vida”. ¡Cuánta razón tenía! En los próximos años Rusia cayó el Comunismo, Alemania entró en una depresión paralizante y cayó a Hitler, Italia cayó a Mussolini, Francia e Inglaterra estaban tan debilitadas por la Segunda Guerra Mundial, que nunca más podrían a alzarse a su antigua gloria. El viejo mundo de Europa se está muriendo, para no volverse a levantar jamás a su antiguo.

Las lámparas se están apagando por completo, ahora que las hordas Musulmanas están en ascenso. Estados Unidos se está muriendo, también. Ese hombre malo en la Casa Blanca parece haber perdido la dirección totalmente. También lo han hecho los Republicanos. Mi esposa y yo escuchamos Ann Coulter hablar en la Biblioteca y Casa Natal de Nixon la semana pasada. La multitud que vino a oírla parecía más veteranos hippies de Woodstock que la “mayoría silenciosa” de Nixon. Le dije a mi esposa: “Si estos son los conservadores, que Dios nos ayude!”

¿Crees que Estados Unidos va a vivir y prosperar? ¡Después de lo que vi en la Convención Nacional Demócrata en 2012, yo no veo ninguna esperanza para nosotros! Después de ver el mensaje débil, confuso, impotente de Billy Graham, en su transmisión de “Mi Esperanza”, transmitido semana pasada, yo no veo ninguna esperanza para nosotros. No fue porque él es anciano. Fue porque su mensaje era demasiado revuelto para ayudar a sacar a una nación que muere de la confusión espiritual. Hace varios años, sus sermones eran más centrados. En aquel entonces el Sr. Graham dijo: “Si Dios no castiga los Estados Unidos, Él tendrá que disculparse con Sodoma y Gomorra”. La Biblia dice:

“Los malos serán trasladados al Seol, Todas las gentes que se olvidan de Dios” (Salmo 9:17).

Un hombre me llamó por teléfono desde Kansas la semana pasada para pedir una copia de mi libro, Preaching to a Dying Nation. [Predicandole a una Nación Moribunda]. Él dijo: “Tienes razón. Nuestra nación se está muriendo”. Él me dijo que él vive en un pequeño pueblo de Kansas de sólo 250 personas. Dijo que ni siquiera tienen un departamento de policía, es tan pequeño. Sin embargo, dijo que hasta hace diez años la policía de una ciudad cercana más grande llegaba 2 o 3 veces al año. “Ahora”, dijo, “vienen 2 o 3 veces al día!” Y él me dijo como cuantos miembros de la iglesia en esa ciudad se emborrachan y consumen drogas. Él dice que le dijo a uno de ellos que necesitaba ser salvo. Dijo que el hombre lo miró y gruñó: “Yo soy salvo!” ¡Dijo que parecía que un demonio lo miraba a través de los ojos de consumidor de drogas miembro de una iglesia evangélica! ¡Con evangélicos así llenando nuestras iglesias de costa a costa, los días de Estados Unidos están contados! Como fue en los días de Daniel:

“Contó Dios tu reino, y le ha puesto fin…Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto” (Daniel 5:26, 27).

¿Cómo se siente vivir en una nación que está punto de ser juzgada por la ira de Dios? ¡Se siente así! ¡Así se siente vivir a una nación condenada! Se siente como si estuvieras viendo a la gente beber y bailar – en el Titanic, justo antes de que chocara con el tempano! ¡Es así como se siente en la abominación de Obama!

Nadie tiene tiempo para la iglesia todos los Domingos. Nadie es convencido de pecado. Nadie busca a Jesús de todo corazón. Nadie teme a Dios.  La Biblia dice,“No hay temor de Dios delante de sus ojos” (Romanos 3:18). La Biblia dice, “No hay quien busque a Dios” (Romanos 3:11).

“Guarda, ¿qué de la noche? Guarda, ¿qué de la noche?”
       (Isaías 21:11).

“Cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina…y no escaparán” (I Tesalonicenses 5:3).

¡Estados Unidos está condenado, y muchos de ustedes que están aquí esta mañana lo verán en ruinas y miseria! El poeta James Russell Lowell (1819-1891) dijo:

Una vez a hombre y nación
   Le llega la hora de decidir,
En la guerra de la verdad con lo falso
   Entre el lado bueno y el malo.
(“Once to Every Man and Nation” por James Russell Lowell, 1819-1891).

Estados Unidos una vez escogió el lado malo y prohibió la oración en nuestras escuelas. Estados Unidos una vez escogió el lado malo y prohibió la Biblia en nuestras escuelas. Estados Unidos una vez escogió el lado malo y permitió las películas clasificadas X en nuestros teatros. Estados Unidos una vez escogió el lado malo y permitió que millones incontables de bebés sean destazados y se hiervan hasta la muerte en agua salada en el noveno mes del embarazo. Eso podría haber sido detenido en uno o dos años – pero Estados Unidos optó por dejar que la matanza continuara. Ahora esta nación está empapada en sangre – empapada en la sangre de bebés. ¿Te has preguntado alguna vez por qué la televisión está llena de vampiros y cadáveres mutilados? ¿Te has preguntado alguna vez por qué estas matanzas continúan? No son las armas que hacen las matanzas! ¡No! Es la gente – el pueblo Estadounidense – empapado en las drogas y el alcohol, adormecido con videojuegos y películas de acuchillamientos. ¡Es por eso que ellos adoran Halloween y faltan a la iglesia los Domingos! El filósofo francés Blaise Pascal dijo: “El silencio del universo me asusta”. ¿Cuánto más debemos tener miedo cuando Dios aparta Su rostro, y una nación y un pueblo mueren?

“Guarda, ¿qué de la noche? Guarda, ¿qué de la noche?”
       (Isaías 21:11).

II. Segundo, el texto se aplica a la muerte y el Infierno – la noche eterna de las almas perdidas.

La noche de la muerte y el Infierno viene. La Biblia dice: “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará” (Gálatas 6:7). La Biblia dice: “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! porque nuestro Dios es fuego consumidor” (Hebreos 10:31; 12:29).

¡La noche de la muerte y el Infierno espera a cada hombre y mujer que se voltea de Dios, y de la iglesia, y del Salvador! Sin el Salvador Jesucristo tú estás perdido en tus pecados, y Él te dirá: “Nunca os conocí; apartaos de mí” (Mateo 7:23). Y ellos serán “echados a las tinieblas de afuera” (Mateo 8:12; 22:13; 25:30).

Te digo esto con un corazón pesado. Yo oro que tú seas salvo. Pero yo sé que si no te arrepientes, y te volteas de todo corazón a Jesucristo, no hay esperanza para ti – solamente las tinieblas de afuera en la noche eterna del Infierno.

Tú dices: “Pastor, ¿Dios no me ama?” Sí, claro que Él te ama. ¿Pero cómo puede Él ayudarte, cómo puede perdonar tu pecado, cómo puede salvar tu alma – si sigues como estás – sin arrepentirte, sin que te lances a la misericordia de Jesús? La Biblia dice:

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

¡Esa es la respuesta! ¡Cree en Jesús con todo tu corazón! ¡Y ven a la iglesia cada vez que la puerta este abierta!

¡Lánzate sobre Su misericordia! ¡Voltéate a Jesús con todo lo que tienes por dentro! Esa es la manera de salvación – y esa es la única manera!

Piensa una última vez sobre el texto. Considera especialmente las dos últimas palabras: “volved, venid”. 

“Profecía sobre Duma. Me dan voces de Seir: Guarda, ¿qué de la noche? Guarda, ¿qué de la noche? El guarda respondió: La mañana viene, y después la noche; preguntad si queréis, preguntad; volved, venid” (Isaías 21:11, 12).

El texto termina con las palabra “volved, venid”(Isaías 21:12). ¡Volved a Jesús! ¡Venid a Jesús! ¡Se lavado limpio por la Sangre que Él derramó en la Cruz! Como lo pone un viejo himno:

¿Qué me puede dar perdón?
   Solo de Jesús la sangre
¿Y un nuevo corazón?
   Solo de Jesús la sangre.
¡Precioso es el raudal
   Que limpia todo mal;
No hay otro manantial,
   Solo de Jesús la sangre.
(“Nothing But the Blood” por Robert Lowry, 1826-1899).

No debo cerrar este sermón sin decir que la tesis básica de él está basado ligeramente en uno dado por el legendario pastor DR. W. A. Criswell. (W. A. Criswell, Ph.D., Isaiah: An Exposition, Zondervan Publishing House, 1977, pp. 129-134).

En otro sermón, el Dr. Criswell dijo esto:

Dr. George W. Truett, predecesor mío en la Primera Iglesia Bautista de Dallas, en un pasaje pequeño de uno de sus sermones [contó] sobre su conversión. “Me senté en la audiencia una noche y escuchaba al predicador mientras él rogaba que Jesús tuviera su Su voluntad y salvara un alma. Yo dije: “Señor Jesús, todo está oscuro; no puedo entender, pero oscuro o con luz, viva o muera, pase lo que pase, ahora me rindo a Ti’.  [Y el Dr. Truett dijo] Él me salvo entonces”. (Criswell, ibid., p. 217).

De ese modo es que el muy famoso predicador Dr. Truett fue salvo. Y ese es el modo en que tú tienes que ser salvo. Tú tienes que venir a Jesús y decir en tu Corazón, “oscuro o con luz, viva o muera, pase lo que pase, ahora me rindo a Ti”. Confiesa tu pecado y lánzate sobre la misericordia de Jesús. Se lavado limpio de tu pecado por la Sangre Santa derramada en la cruz del Calvario!

¿Qué me puede dar perdón?
   Solo de Jesús la sangre
¿Y un nuevo corazón?
   Solo de Jesús la sangre.

Si te gustaría hablar con nosotros sobre ser lavado limpio de tu pecado por la Sangre de Jesús, por favor deja tu asiento y camina a la parte de atrás de este auditorio. Dr. Cagan te llevará a otra sala donde podremos hablar y orar. Ve ahora. Dr. Chan, por favor ore que alguien confíe en Jesús ahora. Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

Puedes escribirle a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net (Oprime Aquí) –
o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015.
O llamarle a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Usted puede usarlos
sin el permiso Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video Dr. Hymers
sí tienen derechos de autor y sólo se pueden utilizar con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Isaías 21:11-12.
El Solo Cantado por Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Jesus, Only Jesus” (por Dr. John R. Rice, 1895-1980).


EL BOSQUEJO DE

GUARDA, ¿QUÉ DE LA NOCHE?

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Profecía sobre Duma. Me dan voces de Seir: Guarda, ¿qué de la noche? Guarda, ¿qué de la noche? El guarda respondió: La mañana viene, y después la noche; preguntad si queréis, preguntad; volved, venid” (Isaías 21:11, 12).

I.   Primero, el texto se aplica a las naciones, Salmo 9:17; Daniel 5:26,
27; Romanos 3:18, 11; I Tesalonicenses 5:3.

II.  Segundo, el texto se aplica a la muerte y el Infierno – la noche
eterna de las almas perdidas, Gálatas 6:7; Hebreos 10:31;
Hebreos 12:29; Mateo 7:23; 8:12; 22:13; 25:30; Juan 3:16

.