Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




MIEMBROS DE IGLESIA PERDIDOS Y PREDICADORES
LADRONES DE OVEJAS

(LAS IGLESIAS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS – PARTE II)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en elTabernáculo Bautista de Los Angeles
Sábado por la noche, 19 de Octubre de 2013

“Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada. Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24:1-3).


Jesús salió del templo en Jerusalén. Era el edificio más importante en esa parte del mundo. Los Discípulos vinieron a Él. Deseaban mostrarle los edificios que estaban adjuntos al templo. Al caminar Jesús saliendo del área del templo le dijo a Sus Discípulos: “¿Ven todo esto? Les aseguro que no quedará piedra sobre piedra, pues todo será derribado” (NVI).

Cuando mi esposa y yo estuvimos en Jerusalén fuimos al lugar donde una vez estuvo el templo. Ya no está allí. El General Romano Tito vino y destruyó la cuidad de Jerusalén en el año 70 D.C. El templo entero fue derrumbado, y las piedras que lo componían fueron esparcidas por los Romanos. Solamente una de las paredes del templo permanece. Se llama “El Muro de los Lamentos”. Gente Judía viene a este muro de todas partes del mundo a orar para que su Mesías venga y reedifique su templo. Cuando mi hijo Leslie estuvo allí, tenía puesta una kipá judía. Él puso sus manos en el Muro para orar. Un rabino pensó que era Judío. ¡Él vino tras Leslie y lo ungió con aceite!

La destrucción del templo por los Romanos es historia antigua para nosotros. Pero estoy seguro que los Discípulos se sorprendieron cuando Jesús les dijo que sería destruido. Él dijo: “no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada”. Esa profecía se cumplió literalmente menos de cuarenta años después por Tito y su ejército Romano.

Entonces Jesús fue a una distancia corta del área del templo al Monte de Olivos. Al sentarse al lado de dicho monte los Discípulos vinieron a Él y le hicieron dos preguntas.

1.  ¿Cuándo serán estas cosas? ¿Cuándo será destruido el templo?

2.  ¿Qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo – [de esta era, del mundo como lo conocemos?]


La respuesta a la primera pregunta no está en el Evangelio de Mateo. Está registrada en Lucas 21:20-24. En esos versículos Él dijo que Jerusalén sería rodeada de ejércitos:

“Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan” (Lucas 21:24).

El Evangelio de Mateo se enfoca en Jesús como el Rey de Israel. Esta información no cabe allí. Se registra en Lucas, que habla en más detalle sobre las naciones Gentiles.

Pero la respuesta a la Segunda pregunta de los Discípulos se da en detalle en el capitulo veinticuatro de Mateo. Ellos le preguntaron: “¿qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” Él no los reprendió por hacer esta pregunta. Él no les dijo: “No habrá señales”. Esta era la oportunidad perfecta para que Él dijera eso, pero en vez les dio una lista de señales. Estas son las señales de Su Segunda Venida y del fin del mundo, y del fin de esta era. Sí, la Biblia enseña que esta era terminará, y que este mundo terminará. El Budismo enseña que la historia es cíclica, que va en círculos sin fin. Cuando el Rey León de Disney hablaba del círculo de la vida, daba el punto de vista Budista de la historia. Pero la Biblia enseña que la historia es lineal, o sea, que va en línea en vez de círculo. Tiene un principio, un medio, y un fin. Dios creó el mundo de nada al principio. Jesucristo vino al mundo en el medio. El mundo será quemado en fuego al final. Y entonces le pidieron a Él una señal de Su Segunda Venida y del fin de esta era – el fin de este mundo según lo conocemos. Él les dio muchas señales.

El Dr. John F. Walvoord fue presidente del seminario Dallas Theological Seminary por muchos años. También era un muy respetado intérprete de la profecía Bíblica. Predicó en nuestra iglesia en la década de 1980. El Dr. Walvoord llamó las “señales” que Jesús dio en Mateo 24:4-14, “señales generales, observables ahora, pero que se cumplirán con más detalle gráfico en la Gran Tribulación” (traducción de John F. Walvoord, Th. D., Major Bible Prophecies, [Profecías Bíblicas Principales], Zondervan Publishing House, 1991, p. 254).

Yo estoy de acuerdo con la declaración del Dr. Walvoord. Vemos estas “señales generales” a nuestro alrededor en el mundo hoy. Las señales que Jesús dio en Mateo 24:4-14 son estas:

1.  Cristos Falsos, 24:5. Yo creo que esto se refiere primeramente a demonios que aparecen como Cristo. En el versículo 24 Jesús dijo: “Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas”. Yo creo que estos son falsificaciones demoníacas de Cristo, tal como el Cristo Mormón, el espíritu-Cristo de los Testigos de Jehová, el Cristo de la Ciencia Cristiana, el Cristo o Isa del Corán y el Islam, el Cristo del Protestantismo liberal, y el “Cristo” del Catolicismo Romano. ¡Los falsos profetas son los que promueven a los cristos falsos! Estos son falsificaciones demoníacas de Jesús. El aumento de estos cristos falsos en verdad es una señal de que vivimos en los últimos días.

2.  Guerras y rumores de guerras. El siglo veinte tuvo dos guerras mundiales por primera vez en la historia. Desde entonces ha habido guerras continuas en muchas partes del mundo.

3.  Hambres. En el mundo hoy el hambre destruye a millones de personas cada año. Más gente en nuestro tiempo ha muerto de hambre que por cualquier otra razón en los pasados 100 años. En Estados Unidos todavía tenemos mucha comida. Pero el “Caballo Negro” de Apocalipsis 6 ha llevado los horrores del hambre por todo el mundo en desarrollo en nuestro tiempo.

4.  Pestes. El texto Griego correcto da esto como una señal importante del fin. Nuevas formas de enfermedad, como el SIDA, han causado números incontables de muertes en el mundo que se desarrolla. En muchas partes primitivas del mundo la medicina no está disponible. La gripe aviar y la gripe porcina y otras pestilencias intratables son una amenaza constante hoy.

5.  Terremotos. Con el rápido aumento de la población, los terremotos se vuelves más mortales, ya que afectan a más y más gente. La Biblia predice un terremoto monstruoso justo antes de la Segunda Venida de Jesús. Destruirá a la mayoría de las grandes ciudades del mundo (Apocalipsis 16:18-20).

6.  El Martirio y la persecución. La persecución de los Cristianos, y hasta el martirio, son característicos de nuestra época. Millones de personas han muerto por su fe. Jesús predijo esto en Mateo 24:9-10.

7.  Falsos profetas. Más falsos maestros y religiones falsas han surgido en los últimos 100 años que en cualquier otro momento de la historia, incluyendo el liberalismo teológico, que niega la Biblia, y se enseña en la mayoría de las escuelas teológicas, como el Seminario Fuller en Pasadena, California.

8.  El aumento de la anarquía y la pérdida del amor cristiano. “Por haberse multiplicado la maldad, el amor (ágape) de muchos se enfriará” (Mateo 24:12).
        (vea John F. Walvoord, ibid., pp. 354-356).


La palabra Griega traducida “iniquidad” en Mateo 24:12 significa “falta de ley”. La palabra Griega es “anomia”. Se refiere a los tal llamados “Cristianos” que viven una vida sin ley. La palabra en Español es antinomio. Así, Jesús predijo que las iglesias de los últimos días estarían llenas de antinomios carnales y sin ley. Algunas de las personas más mezquinas que he conocido eran antinomios que decían ser Cristianos. Hoy las iglesias están llenas de ellas. Podría escribir un libro entero sobre la forma en que con saña me atacaron personalmente. Tal vez lo haga algún día. A veces me he sentido tan desanimado por su mezquindad que pensé en dejar el ministerio. A veces, estas personas sin ley han sido tan malvadas que realmente me tentaron a irme de la iglesia. Y ese es exactamente el efecto que tienen sobre los verdaderos Cristianos. ¡Algunas de las personas más malvadas que he conocido decían ser Cristianas nacidas de nuevo! ¡Por el aumento de la falta de ley de estos tal llamados Cristianos, hasta el amor “ágape” de los Cristianos verdaderos se enfriará! Eso es lo que Jesús quiso decir en Mateo 24:12. El Dr. McGee dijo: “Cuando abunda la iniquidad, el amor de muchos se enfría , y esto será aún más cierto al fin del mundo” (traducción de J. Vernon McGee, Th. D. , Thru the Bible , Thomas Nelson Publishers, 1983 , tomo IV , pág 127; nota sobre Mateo 24:12 ) .

Mi pastor durante 23 años en la Iglesia China Bautista fue el Dr. Timothy Lin. Hablando sobre las iglesias de los últimos días el Dr. Lin dijo: “Hoy ‘amarnos unos a otros’ es sólo un eslogan que la iglesia canta mecánicamente, pero le importa poco...Cuando una iglesia no entiende la importancia y la esencia del amor..es imposible que Dios esté con ella” (traducción de Timothy Lin , Ph.D., The Secret of Church Growth [El secreto del Crecimiento de la Iglesia], FCBC, 1992, p. 33).

“Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mateo 24:13).

La persona que es verdaderamente convertida podrá soportar el espíritu cruel y antagónico de “los falsos hermanos introducidos a escondidas” (Gálatas 2:4). Estos miembros de iglesia carnales traen mucho dolor y tristeza en las iglesias de los últimos días. La Biblia da una descripción de ellos.

I. Primero, muchos miembros de iglesia en los últimos días no son renacidos.

II Timoteo 3:1-7 da una descripción de los miembros perdidos de la iglesia en los últimos días. Por favor voltea allí. El Dr. John MacArthur está mal sobre la Sangre de Jesús, pero él tenía razón cuando dijo que este pasaje “no se refiere a la humanidad en general o al mundo que no es salvo, sino que a los miembros...en la iglesia de Cristo” (traducción de John MacArthur, DD , The MacArthur New Testament Commentary, 2 Timothy [El Nuevo Comentario MacArthur Testamento, 2 Timoteo], Moody Press, 1995, p. 108). El Dr. McGee dijo que este pasaje se refiere a “los últimos días de la iglesia” (traducción de McGee, ibid., Vol. V, p. 469). Él dijo: “Tenemos diecinueve diferentes descripciones dadas en los siguientes versículos. Se trata de una cría fea, pero queremos verlos, ya que presentan el mejor retrato de...los últimos días de la iglesia ... Yo creo que ahora estamos en estos días ‘peligrosos’ que se describen en esta sección” (traducción de McGee, ibid., pp 469, 470). Estos falsos miembros de iglesia son descritos en II Timoteo 3:2-4 –

1.  “Amadores de sí mismos.” El Dr. McGee dijo: “Puedes hallar esto en la iglesia” (ibid).

2.  “Avaros” o sea amantes del dinero. El Dr. McGee dijo: “Esto sigue al amor propio porque los amadores de sí mismos se vuelven amantes del dinero. A esta vieja naturaleza le encanta que se gaste mucho dinero en ella (ibid.).

3.  “Vanagloriosos.”

4.  “Soberbios.”

5.  “Blasfemos.” La palabra Griega significa “fisgones”. Esta es gente de iglesia que siempre anda “metiendo la nariz en los negocios de otra gente” (McGee ibid.). Son calumniadores. Tratan lo mejor que pueden de destruir la reputación de otros en la iglesia. Esa es la idea básica

6.  “Desobedientes a los padres.” Jóvenes que se han rebelado contra sus padres, el Dr. MacArthur dice: “no tendrán duda en rebelarse en contra de nadie más” (ibid., p. 114). Causan grandes trastornos y confusión en cualquier iglesia.

7.  “Ingratos.” Cierta iglesia le dio un hombre una educación de seminario gratis, y a su esposa un título universitario gratis. ¡Tan pronto consiguieron sus títulos gratis, el hombre se volvió en contra de la iglesia y trató de destruirla! Esa es una historia verídica. El Dr. McGee dijo: “Mucha gente recibe bondad de otros sin siquiera pensar en darles las gracias” (ibid.).

8.  “Impíos.”

9.  “Sin afecto natural.” Esto quiere decir no tener afecto por familia ni iglesia. Solamente están interesados en lo que los demás pueden hacer por ellos, porque son tan egocéntricos.

10. “Implacables.” Estos son gente que nunca perdona y tampoco quieren ser perdonados ellos mismos. Tú no te puedes reconciliar con ellos. No cumplen su palabra. ¡Nada les importa aparte de complacerse a sí mismos!

11. “Calumniadores.” “Les da placer perverso dañar reputaciones y destruir vidas” (MacArthur, ibid., p. 115). Hay muchos de estos que se llaman “Cristianos”.

12. “Intemperantes.” Estos son gente que no tienen dominio propio.

13. “Crueles” significa salvaje. Algunas de las personas más salvajes que hemos conocido son miembros de iglesia.

14. “Aborrecedores de lo bueno.” Literalmente “aborrecedores de lo bueno.” Ellos saben lo que es correcto y bueno pero aborrecen lo que es bueno – y aborrecen a los que son buenos, como Caín aborreció a Abel – y lo mató. Hay muchos miembros de iglesia que son como Caín.

15. “Traidores.” Son gente que no se puede confiar. Se volverán hasta en contra de sus propias familias y amigos en la iglesia.

16. “Impetuosos” significa peligrosos.

17. “Infatuados” significa cegados por el orgullo.

18. “Amadores de los deleites más que de Dios.” ¡Eso lo dice todo! Estos incluyen a gente de iglesia no irá al servicio del Domingo en la noche, o a la reunión de oración a mediados de la semana, simplemente porque son “amadores de los deleites más que de Dios.


Dije que estas son características de miembros de iglesia en los últimos días que están perdidos, inconversos, no salvos. Eso se pone en claro en el próximo verso (II Timoteo 3:5) que es la número 19.

19. “Que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella ; a éstos evita” (II Timoteo 3:5).


Estos son miembros de la iglesia que tienen una forma externa del Cristianismo – pero que nunca han experimentado el poder salvador de Jesús en sus propias vidas. Ellos no han nacido de nuevo. Ellos no son verdaderos Cristianos. No importa lo mucho que citen la Biblia, sólo hay una forma correcta de tratarlos, “a éstos evita”. El verbo traducido “a éstos evita” está en la voz media. Quiere decir “hazte” evitarlos. No importa cuán amables sean, o cuán dulcemente hablen, “hazte” apartar de ellos, ¡y quédate lo más lejos de ellos como sea posible!  El Apóstol Pablo dijo:

“Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos” (Romans 16:17-18).

El comentario de Matthew Henry dice: “Esquiva la comunión con ellos, para que no seas infectado por ellos”. Esta es medicina fuerte, pero se da para proteger a los verdaderos Cristianos de la confusión y la ruina.

II. Segundo, hay predicadores en los últimos días que “roban ovejas” en vez de ganar almas.

El Apóstol dijo en II Timoteo 3:6-7,

“Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” (II Timoteo 3:6-7).

Esto se refiere a pastores y maestros en iglesias que como gusanos penetran en los corazones de mujeres débiles y las llevan a su propia iglesia o estudio Bíblico. Ellos generalmente seducen a mujeres, pero también le pueden hacer eso a hombres débiles, particularmente a hombres débiles cuyas esposas han sido seducidas por “ladrones de ovejas”. El Dr. McGee dijo: “‘Mujercillas’ significa mujercillas de ambos sexos” (ibid., p. 471).

Claro que el ladrón de ovejas nunca te dirá: “Soy ladrón de ovejas. Estoy aquí para que dejes tu iglesia y te juntes a la mía”. Un hombre que es un sobresaliente ladrón de ovejas me dijo no hace mucho tiempo: “Yo no soy ladrón de ovejas”. Pero realmente este hombre es ladrón de ovejas experto, y sin embargo me dijo eso por teléfono. Yo creo que estos hombres a menudo se engañan a sí mismos, para no encarar su propia pecaminosidad. Ellos están “engañando y siendo engañados” (II Timoteo 3:13).

Lo que hacen es conseguir que las ovejas potenciales hablen de su iglesia. Si ven que las ovejas no tienen quejas el ladrón de ovejas las deja en paz. Pero si las ovejas se quejan con él, él las saca haciéndoles preguntas suaves con una voz suave y amable. Si él consigue que la oveja diga algo en contra de su pastor, el ladrón de ovejas trabajará en ese punto, todo el tiempo pareciendo ser un amigo muy amable y comprensivo. Al final, el ladrón de ovejas persuadirá a las ovejas a salir de su propia iglesia e irse con él. Lo creas o no, hay predicadores que hacen una carrera de hacer eso. Ellos tienen muchas personas en su iglesia que ellos sedujeron a venir con ellos. Un predicador recientemente me contó acerca de un pequeño pueblo de Alabama que tiene 66 iglesias Bautistas. Dijo que las personas flotan de un ladrón de ovejas al otro. Ni hay necesidad de decir que el nivel espiritual en esa ciudad debe ser muy bajo, con casi nadie verdaderamente salvo. ¿Por qué? Porque que estas personas están:

“siempre...aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” (II Timoteo 3:7).

Quisiera no tener que predicar este sermón, pero Dr. Cagan me dijo que necesitaba hacerlo, y creo que tiene razón. Este es un problema continuo porque muy pocos pastores hoy día saben cómo ganar y discipular conversos del mundo. La única manera en que ellos pueden edificar sus iglesias es seduciendo a Cristianos profesantes a dejar sus propias iglesias y venir con ellos. Déjame decirte lo más fuertemente posible – ¡yo aborrezco esa clase de ministerio! Los predicadores ladrones de ovejas son como los ladrones de sepulcros en el siglo diecinueve. Ellos desenterraban los cuerpos recién sepultados y los vendían a escuelas de medicina para ser analizados. ¡El predicador ladrón de ovejas no es mejor que un ladrón de sepulcros, en mi criterio!

Al cerrar este mensaje, debo decirte que no importa cuán mal se vuelvan las iglesias en los últimos días, Jesucristo Mismo está listo para perdonar tu pecado. Él sangró y murió en la Cruz para salvar tu alma. Él está ahora a la diestra de Dios orando por tí. Es mi oración que tú lo busques a Él y lo halles. Él dijo:

“Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón” (Jeremías 29:13).

Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

Puedes escribirle a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net (Oprime
Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015.
O llamarle a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Usted puede usarlos sin el
permiso Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video Dr. Hymers sí tienen
derechos de autor y sólo se pueden utilizar con autorización.

EL BOSQUEJO DE

MIEMBROS DE IGLESIA PERDIDOS Y PREDICADORES
LADRONES DE OVEJAS

(LAS IGLESIAS DE LOS ÚLTIMOS DÍAS – PARTE II)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo. Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada. Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24:1-3).

(Lucas 21:24; Mateo 24:24, 12, 13; Gálatas 2:4)

I.   Primero, muchos miembros de iglesia en los últimos días no son
renacidos, II Timoteo 3:1-5; Romanos 16:17-18.

II.  Segundo, hay predicadores en los últimos días que “roban ovejas”
en vez de ganar almas, II Timoteo 3:6-7, 13; Jeremías 29:13.