Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LECCIONES DEL DILUVIO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, Octubre 6, 2013

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).


En su celebrado libro Amenaza de Tormenta Winston Churchill contó como Inglaterra durmió mientras las fuerzas de la Alemania del malvado Hitler se preparaba para la guerra. Inglaterra no estaba preparada porque pensaban que siempre habría paz. Sólo Churchill sabía que estaban viviendo al borde de la destrucción. ¡Nadie escuchó sus advertencias! Y así es de nuevo en nuestro tiempo. La Biblia dice:

“Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina…y no escaparán” (I Tesalonicenses 5:3).

El escritor Ruso Aleksandr Solzhenitsyn dijo: “Las fuerzas del mal han comenzado su ofensiva decisiva”. En un capítulo titulado “La Oscuridad que Viene” [“The Coming Darkness”] el Dr. Edward Hindson dijo: “Parece que estamos cavando por lo que bien puede ser el ataque final contra el Cristianismo Bíblico” (traducción de Ed Hindson, Ph.D., Final Signs, Harvest House, 1996, p. 77).

Antes de ser Cristiano Charles Colson fue un alto consejero del presidente Nixon. Los medios de comunicación liberales lo llamaban el “sicario” de Nixon. Después de su conversión Charles Colson señaló que el Imperio Romano llegó a ser tan corrupto por dentro que cayó frente a bandas de bárbaras analfabetas. Él dijo, “la iglesia tenía que estar sola en contra de la cultura bárbara de la Edad Media” (ibid., p. 78). Pero hoy las propias iglesias han llegado a ser tan corruptas que ofrecen poca esperanza de salvar nuestra civilización. El Dr. Carl F. H. Henry, un líder erudito evangélico, dijo: “La desilusión sobre el Cristianismo organizado está aumentando; se puede ver en las estadísticas de la reducción de asistencia de iglesia...Toda una generación está creciendo...sin preocupaciones eternas...Salvajes mueven el polvo de una civilización decadente y se escabullen en las sombras de una Iglesia discapacitada” (traducción de Carl F. H. Henry, Ph.D., Twilight of a Great Civilization, Crossway Books, 1988, p. 17).

El Dr. Henry dijo: “Las fuentes del gran abismo se rompieron en nuestro tiempo. Las instituciones que han perdurado durante un milenio están inundadas, y la...pregunta frente a nosotros, es si toda la estructura de la civilización puede sobrevivir” (ibid., p. 16). Él dijo: “Los bárbaros están llegando. Todos nuestros logros científicos pueden ser mal utilizados por esos bárbaros que vienen con sus actos crueles y astutos. Hitler y los Nazis ya [utilizaron] conocimientos científicos para incinerar gente por millares en las cámaras de gas altamente eficientes. Stalin y otros tiranos totalitarios hace mucho tiempo aprendieron que los medios de comunicación en cautiverio podrían esclavizar una multitud de hombres modernos” (ibid.).

Los principales medios de comunicación liberales hoy en día parecen estar haciendo precisamente eso – están poniendo su sello de aprobación a todas las posiciones adoptadas por Barack Obama. El congresista Randy Forbes dijo: “Las acciones de este [presidente] han sido las más condenatorias a la libertad religiosa...de cualquier administración que he conocido o leído en la historia de nuestro país” (traducción de revista Decision, octubre 2013, p. 17). El obispo Harry Jackson, uno de los más prominentes líderes religiosos afroamericanos de la nación, registrado como demócrata, dijo que Obama se ha convertido en un enemigo del Cristianismo tradicional y que el país está “en un momento de crisis muy grande” (ibid.). Dijo que somos “una civilización al borde del desastre” (ibid., p. 19). Incluso Bob Woodward, el reportero liberal quien inició la exposición de Watergate, está preocupado. Él le dijo a Bill O'Reilly de Fox News, “Hay una profunda, profunda sospecha sobre esta Casa Blanca en muchas partes, y no es sólo por su red o la derecha o los conservadores” (ibid., p. 19). Muchos evangélicos creen que este presidente es el hombre más peligroso que haya ocupado la Casa Blanca. La revista Decisión de Billy Graham dijo que Obama ha puesto a América en “un camino peligroso”, mientras “el presidente devalúa los principios Bíblicos y la libertad religiosa” (ibid., noticias de portada). En la misma revista, el Rev. Don Wilton, un distinguido pastor Bautista dijo: “Satanás quiere destruir a cada persona que vive y lo hace mediante la creación de la duda y con el engaño y otros medios disponibles. Su propósito es conquistar, robar, dividir y destruir” (ibid., p. 29).

Agregado al deterioro del Cristianismo en América es el surgimiento del Islam militante. El mes pasado 80 iglesias Cristianas fueron bombardeadas por Musulmanes en Egipto. ¡Uno de los edificios de iglesia había existido desde el cuarto siglo! ¡Voló en pedazos hace unos días! Los Musulmanes están ahora atacando el Cristianismo a un ritmo sin precedentes en todo el mundo. Irán está a punto de crear una bomba atómica. Sus líderes han dicho en repetidas ocasiones que van a destruir Israel y Estados Unidos. Están trabajando arduamente para preparar armas nucleares.

Otro gran problema que enfrenta tu generación es la crisis ecológica. Por ejemplo, la destrucción del hombre de los bosques tropicales de las Amazonas fue llamado por la revista Time, “Una de las grandes tragedias de la historia” (18 de septiembre de 1989, pp 76-80) .

Apenas el pasado Miércoles (2 de Octubre de 2013, p. AA1) El periódico Los Angeles Times tuvo un reporte sobre el glaciar más grande de Yosemite. El artículo dijo: “La masa más grande de hielo en el parque se encuentra en un espiral de muerte, dicen los geólogos”. Greg Stock, el geólogo del parque, dijo: “Le damos más o menos 20 años de existencia – entonces va a desaparecer, dejando atrás restos de rocas”. El artículo dijo que la desaparición de estas grandes masas de hielo “también está ocurriendo en todo el mundo. Grandes capas de hielo están disminuyendo, provocando preocupaciones sobre lo que sucederá después alrededor de los sistemas ecológicos”. El calentamiento global va a cambiar toda nuestra forma de vida en las próximas décadas.

El Dr. Hindson dio el problema más alarmante: “Hoy los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia, China, Israel y la India ya tienen armas atómicas...es sólo cuestión de tiempo para que llegue el desastre inevitable” (ibid., pp 87, 88).

Muchos científicos son pesimistas sobre el futuro. Uno de ellos dijo: “Ahora es posible destruir la raza humana en un solo día”. Pero un científico Canadiense respondió y le dijo: “Estás equivocado. Ahora es posible destruir a toda la humanidad en un solo minuto” (traducción de Billy Graham, The Challenge: Sermons From Madison Square Garden, Doubleday and Company, 1969, p. 158). La Biblia dice:

“Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas” (II Pedro 3:10).

Ese día se acerca. Es inevitable. “El día del Señor vendrá como ladrón en la noche”. Uno no espera que un ladrón llegue. ¡Pero de repente lo hace – sin previo aviso! Y así es como el juicio vendrá. ¡La gente no estará preparada! ¡La gran mayoría no estará lista! “El día del Señor vendrá como ladrón en la noche”.

Un día los Discípulos vinieron a Jesús en el Monte de los Olivos, a las afueras de Jerusalén. Le hicieron una pregunta: “¿Qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24:3). Él no les reprendió por hacer esa pregunta. En vez les dio muchas señales del fin. Ellos pidieron una señal, pero les dio muchas señales “del fin del siglo”. Él dijo que habría muchos falsos Cristos, y muchos falsos profetas. Sería una época de engaño espiritual. En nuestro tiempo están los falsos “Cristos” de los cultos, y el falso Cristo del liberalismo teológico en la mayoría de los grandes seminarios. Jesús dijo que habría interminables guerras y rumores de guerras. Desde la Primera Guerra Mundial el mundo ha experimentado una guerra tras otra. Los teólogos liberales pensaron que el Cristianismo triunfaría, y traería una era de paz sin precedentes en el siglo veinte. Pero sus esperanzas se vieron frustradas por la Primera Guerra Mundial y sus secuelas. Harry Emerson Fosdick, un líder liberal, renunció a su idea de una utopía Cristiana. Él dijo: “Si el pensamiento de uno está dominado por los acontecimientos gigantescos de nuestra generación, no podemos evitar la desesperación”. Así los liberales que rechazan la Biblia se volvieron al existencialismo en su desesperanza y desesperación. ¡Hay tanta desesperación hoy que el suicidio es ahora la principal causa de muerte entre los jóvenes de edad universitaria! Leí eso en un artículo la semana pasada. Cristo también dijo que habría pestes, y hambres, y terremotos, que se multiplicarían al acercarse el fin. Él dijo que los Cristianos serían “aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre”. Él incluso dijo que Cristianos profesantes se entregarían unos a otros, y se odiarían. Dijo que la anarquía y el pecado estarían tan fuera de control que el amor de los Cristianos hacia los demás se enfriaría. Pero Cristo también dijo que el Evangelio sería “predicado en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones. Y entonces vendrá el fin”. Y entonces Cristo dio una gran señal del fin. Él dijo:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).

Los Discípulos le habían pedido a Cristo una señal de Su venida y del fin del siglo. Él les dio muchas señales. Entonces Él les dijo que el tiempo del fin sería similar a la época en que vivió Noé, antes del Gran Diluvio. Él dijo: “Como en los días antes del diluvio...así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:38, 39). Les dijo, como era entonces, así será en el tiempo del fin. El Dr. M. R. DeHaan, un maestro de la Biblia muy respetado, dio un número de señales de que eran características de los días de Noé. Aquí hay seis de las señales que dio:

1.   Era un tiempo de apostasía religiosa.
2.   Era un tiempo de viajar por todo el mundo.
3.   Era un tiempo de construir ciudades.
4.   Era un tiempo de poligamia y exceso sexual.
5.   Era un tiempo dominado por música salvaje.
6.   Era un tiempo de violencia sin precedentes.
(traducción de M. R. DeHaan, M.D., The Days of
Noah,
Zondervan Publishing House, 1979 edition, p. 41).

No tengo tiempo para entrar en detalles y explicar todo eso. Me limitaré a darles un párrafo sobre los días de Noé de un sermón que Billy Graham predicó en Madison Square Garden en 1969. Recuerdo haber visto ese sermón en la televisión. Él dijo:

La Biblia enseña que hacia el final de los tiempos, será un tiempo de peligro, de guerra, de destrucción, de anarquía, de inmoralidad tan grande que Dios tendrá que intervenir y detener todo... (traducción de Billy Graham, “The Day to Come,” ibid., p. 164).

Hablando sobre los días de Noé, la Biblia nos dice que:

“Vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal… Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado” (Génesis 6:5, 7).

Jesús dijo que “no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:39). Quiero que se concentren en esas palabras de Cristo: “... vino el diluvio y se los llevó a todos”.

No habrá un diluvio a finales de este siglo. El mundo como lo conocemos empezará a terminar cuando Dios derrame Su ira en los “Juicios de las copas” de Apocalipsis 16:1-21. “El furor de la ira [de Dios]” se derramará sobre este mundo perverso en ese tiempo (Apocalipsis 16:19). El mundo no estará preparado para ese juicio terrible. Ellos no estarán preparados igual que la gente en los días de Noé, cuando “vino el diluvio y se los llevó a todos” (Mateo 24:39). Quiero que veas tres cosas acerca de ese texto, extraídas del sermón del gran Spurgeon sobre “El Diluvio de Noé”.

I. Primero, “Vino el diluvio y se los llevó a todos”.

La destrucción del Gran Diluvio se llevó a toda persona no salva. Todos ellos se ahogaron en una tumba de agua. Ninguno de los no convertidos estuvo a salvo. “Vino el diluvio y se los llevó a todos” (Mateo 24:39). Los que eran muy ricos fueron tragados en el furioso diluvio. Los pobres tampoco escaparon. No, vino el diluvio y se los llevó a todos. Los eruditos de ese día no estuvieron a salvo. Las personas ignorantes también se ahogaron. Te digo, ¡ni el conocimiento ni la ignorancia pueden salvarte en el día de la ira de Dios!

Cuando Noé construyó el arca fue la nave más grande que jamás se había construido en ese momento. Era un barco enorme. Fue una de las maravillas del mundo en ese día. Noé la construyó en tierra firme, lejos de cualquier río o mar. Personas de todo el mundo vinieron a verla, como vienen a Disneylandia hoy en día. Me los imagino diciéndole a Noé que estaba loco. Muchos de ellos vinieron desde muy lejos para ver esta monstruosa arca. Y cuando vinieron Noé les predicó sobre de la venida del Diluvio. La Biblia lo llama “pregonero de justicia” (II Pedro 2:5). Pero ellos no fueron convertidos por su predicación. No sólo se apartaron cuando él les predicó, pero sin duda también lo ridiculizaron. Sin embargo vino el Diluvio y se los llevó a todos. Cuando venga el juicio, no habrá burlas. Cuando caigas en el fuego del Infierno, desearás haber escuchado el Evangelio y confiado en Jesús. Pero será demasiado tarde. Tu incredulidad se habrá ido, pero entonces será eternamente demasiado tarde para que tú seas salvo, como lo fue para ellos cuando “vino el diluvio y se los llevó a todos”.

II. Segundo, cuando vino el Diluvio estaban preocupados solo con las cosas de este mundo.

Estaban tan envueltos en las cosas de esta vida que no estaban preparados para la eternidad. Jesús dijo:

“Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca” (Mateo 24:38).

Todo en lo que ellos pensaban era comer, beber y fiestas de borrachos.

Tendremos una hermosa boda aquí en la iglesia esta tarde a las 5:30. Tendremos un banquete después. No hay nada de malo en ello. Pero esas eran las únicas cosas en las que pensaban en el tiempo de Noé. Ellos sólo pensaban en las cosas de esta vida. Ellos no pensaban en la eternidad, ni en la salvación de sus almas. Eran como algunos de ustedes, que piensan que es una pérdida de tiempo venir a la iglesia todos los Domingos. He escuchado a algunos estudiantes universitarios, que vienen a visitar nuestra iglesia, decir que tienen que estudiar el Domingo. Todos los jóvenes de nuestra iglesia están en la escuela secundaria o la universidad. Sin embargo ellos saben que tienen suficiente tiempo para estudiar si utilizan su tiempo sabiamente. En todos los servicios te damos una hoja con 12 puntos sobre cómo estudiar. Si sigues esos puntos tendrás suficiente tiempo para estar en la iglesia todos los Domingos, y aún así obtener buenas calificaciones en tus clases. Yo mismo fui a la universidad por la noche mientras trabajaba cuarenta horas a la semana durante el día. Pero nunca falté la iglesia para estudiar. Y Dios me bendijo por ponerlo primero. Antes de decidir estar en la iglesia en todos los servicios yo era un mal estudiante. Pero entonces me comprometí a estar en la iglesia todos los Domingos por la mañana y por la noche. ¡Después de hacer ese compromiso con Jesús obtuve un promedio de A en Cal State L.A., a pesar de que estaba trabajando tiempo completo durante el día y tomando 3 o 4 clases cada trimestre por la noche! Jesús dijo:

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

En mi propia vida he demostrado que la promesa de Jesús es verdadera. Puse a Dios primero al estar en la iglesia todos los Domingos por la mañana y por la noche, y Dios me ayudó a sacar buenas notas en la universidad. Mi hijo Leslie fue muy buen estudiante de contabilidad en la Universidad Estatal de California Northridge. Se graduó primero en su clase, y fue honrado al haber sido elegido para dar el discurso de despedida cuando se graduó. Él tampoco dejó de venir a la iglesia el Domingo por la mañana y por la noche. ¡Si ponemos a Dios primero en nuestras vidas al no faltar a la iglesia, Jesús prometió que la bendición de Dios estaría en nuestras vidas!

Pero la gente en los días de Noé, y en nuestro tiempo, creen que es una tontería. Ellos piensan que necesitan pasar cientos de horas en juegos de video y viendo películas violentas, y de estimulación sexual. Para ellos, eso es mucho más importante que poner a Dios en primer lugar yendo a la iglesia. Pero leí un artículo la semana pasada que decía que la pornografía es tan adictiva como una droga poderosa. ¡Cuando te engancha, es prácticamente imposible liberarte de ella! ¡Sólo Jesús puede liberarte – y sólo si comprometes tu vida totalmente a Él! Aquellos que continúan rechazando a Cristo pagarán un alto precio por su pecaminoso materialismo y mundanidad. Cuando el juicio de Dios caiga sobre el mundo no van a estar preparados. La gente en los días de Noé no estaban listas cuando “vino el diluvio y se los llevó a todos” (Mateo 24:39). La Biblia dice: “Prepárate para venir al encuentro de tu Dios” (Amos 4:12). ¿Estás preparado para encontrar a Dios? ¿O serás enviado al Infierno, donde “el fuego nunca se apaga?” (Marcos 9:44 ). “Vino el diluvio y se los llevó a todos”.

III. Tercero, todos los que estaban en el arca estuvieron a salvo cuando llegó el Diluvio.

Spurgeon dijo: “Nadie se cayó del [arca], nadie fue sacado, nadie murió en ella, nadie se quedó allí a [morir] en ella. Todos fueron preservados en ella...El arca preservó a todos, y así Jesús preservará a todos los [que están] en Él. Estarán eternamente seguros. Ninguno de ellos perecerá, ni nadie los arrebatará de su mano” (traducción de C. H. Spurgeon, “Noah’s Flood,” The Metropolitan Tabernacle Pulpit, Pilgrim Publications, 1976 reprint, volume XIV, p. 431).

El Arca de Noé es un tipo, o una imagen, de la salvación en Jesús. Leemos en Hebreos 11:

“Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase…” (Hebreos 11:7).

Noé y su familia se salvaron porque entraron en el arca de seguridad antes de que el juicio del Diluvio destruyera el mundo. Porque la familia de Noé lo siguió a entrar en el arca, ellos también se salvaron. La Biblia dice que Dios

“…no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé… trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos” (II Pedro 2:5).

Los antiguos comentaristas dijeron que el arca era una imagen de la iglesia. Esto es generalmente rechazado hoy, pero creo que los antiguos eruditos tenían un buen punto. En el siglo tres el erudito Cipriano (200-258) dijo: “No hay salvación fuera de la iglesia”. Juan Calvino, el gran Reformador, dijo lo mismo. Creo que tenían razón. El Dr. A. W. Tozer (1897-1963) dijo: “No puede haber un servicio aceptable a Dios en esta era que no se centra en la iglesia...El que desprecia la iglesia local desprecia el cuerpo de Cristo” (traducción de A. W. Tozer, D.D., “The Vital Place of the Church,” from God Tells the Man Who Cares, citado en Warren W. Wiersbe, The Best of A. W. Tozer, Baker Book House, 1978, pp. 64, 65).

Así, en cierto sentido, el arca es una imagen de la iglesia. Dije: “En cierto sentido”, porque puedes ir a la iglesia y aún no ser salvo. Muchas personas que van a la iglesia no son verdaderos Cristianos.

Estoy seguro de que un gran número de personas perdidas, tal vez incluso miles de ellos, fueron a ver el arca. Y me siento igualmente seguro de que muchas de esas personas entraron en el arca. Sin duda caminaron a través de la estructura, mirando a las distintas habitaciones, subiendo y bajando, de un piso a otro. Y aún así no se comprometieron a la protección del arca. Iban y venían. A veces ellos estaban allí, y en otras ocasiones no estaban allí. No estaban en el arca cuando llegó el diluvio, por lo que perecieron.

Entrar hasta adentro del arca, y permanecer allí, es una imagen de una persona no salva que viene hasta adentro de la iglesia, confiando en Jesucristo, y permaneciendo en Él. La NVI traduce las palabras de Cristo en Juan 15:6 así: “Si no permanecéis en mí, eres como una rama que se desecha...en el fuego y arde”. Por lo tanto, sólo aquellos que vienen a Jesús totalmente, y permanecen en Él, son salvos.

Por lo general la gente viene a la iglesia antes de tomar en serio el Evangelio y ser salvos. Esa es la forma clásica que la gente es salva, al menos lo era antes de que la apostasía de hoy produjera confusión en estas cosas. Varios de ustedes están aquí en la iglesia, pero no han confiado en Jesús. Déjame decirte tan fuerte como sea posible – asistencia a la iglesia no te ayudará cuando llegue el día del juicio. Jesús habló de un hombre que entró en la iglesia visible, pero no tenía traje de boda. El rey le dijo a aquel hombre: “¿Cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes” (Mateo 22:12, 13). Solo puedes obtener “vestido de boda” confiando en Jesús. Si te niegas a venir a Él, no tienes esperanza de escapar de los juicios que están a punto de caer en este mundo. Si te niegas a venir a Jesús no escaparás el fuego eterno del Infierno.

Estoy seguro de que debe haber habido carpinteros y obreros e ingenieros primitivos no salvos, que trabajaron con Noé en el arca mientras estaba en construcción. Pero ellos no confiaron en el arca. Ellos sabían todo sobre ella. Pero no se encomendaron a ella. Eran como algunos de ustedes que vienen a la iglesia pero no vienen a Jesús. Te lo advierto, si vienes a la iglesia, pero te niegas a confiar en Jesús, vas a estar muy sorprendido cuando Él te envíe lejos, a las llamas del Infierno. Cristo Mismo dijo:

“Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no…en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:22, 23).

Jesús murió en la Cruz para pagar el castigo por tu pecado. Pero si te niegas a confiar en Él, estarás fuera del arca de salvación cuando venga el juicio. Jesús derramó Su Sangre para limpiarte de todo pecado. Pero si no confías en Él, estarás fuera del arca de salvación cuando venga el juicio. Jesús resucitó de entre los muertos para darte el nuevo nacimiento, la vida eterna, pero si no confías en Él pasarás la eternidad en el fuego que nunca se apaga. ¡Te ruego esta mañana – ven a Jesús, el Hijo de Dios, antes de que sea demasiado tarde para ti! Como el Sr. Griffith cantó hace unos minutos, “En tiempos así, necesitas un Salvador”.

Si deseas confiar en Jesús, por favor deja tu silla ahora y camina hasta la parte de atrás de este auditorio. El Dr. Cagan te llevará a un lugar tranquilo donde podamos hablar y orar. Si deseas ser un verdadero Cristiano, ve a la parte de atrás del auditorio ahora. Dr. Chan, por favor ore para que alguien confíe en Jesús y sea salvo esta mañana. Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

Puedes enviar en correo electronico al Dr. Hymers en Ingles a rlhymersjr@sbcglobal.net – o
puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015, Estados Unidos.
Llamale por telefono a (818)352-0452.

Estos manuscritos no tienen derecho de autor. Puedes usarlos sin el permiso de Dr. Hymers.
Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr. Hymers sí tienen derechos
de autor y solo pueden ser usados con permiso.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Mateo 24:32-42.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“In Times Like These” (por Ruth Caye Jones, 1902-1972).


EL BOSQUEJO DE

LECCIONES DEL DILUVIO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:37-39).

(I Tesalonicenses 5:3; II Pedro 3:10; Mateo 24:3;
Génesis 6:5, 7; Apocalipsis 16:19)

I.   Primero, “Vino el diluvio y se los llevó a todos”, Mateo 24:39;
II Peter 2:5.

II.  Segundo, cuando vino el Diluvio estaban preocupados solo con las cosas de este mundo, Mateo 24:38; 6:33; 24:39;
Amós 4:12; Marcos 9:44.

III. Tercero, todos los que estaban en el arca estuvieron a salvo cuando llegó el Diluvio, Hebreos 11:7; II Pedro 2:5; Juan 15:6; Mateo 22:12, 13; 7:22, 23.