¡EL GOZO DEL GANADOR DE ALMAS!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 9 de Junio, 2013

“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas” (Salmo 126:5-6).


El sistema del mundo pagano está en ataque contra la Cristiandad. En un discurso que pronunció recientemente a un grupo de Hillsdale College, el Dr. R. R. Reno dijo: “Hoy nuestra cultura secular ve iglesias Cristianas ortodoxas como fuerzas problemáticas, retrógradas y reaccionarias. Son vistos en contra de la ciencia, en contra de los homosexuales y en contra de la mujer – es decir contra el progreso como la Izquierda define el progreso. No es de extrañar, entonces, la Izquierda cree que la sociedad va a ser mejor servida si los Cristianos están limitados en su influencia en la vida pública. Y en corto plazo este punto de vista es probable que tenga éxito...Estamos en medio del cambio climático – uno que está siendo más y más frío hacia la religión” (Imprimis, Abril 2013, p. 1).

Al mismo tiempo, dos líderes Sureños Bautistas han emitido un comunicado expresando su preocupación por la libertad de religión dentro de la milicia de Los Estados Unidos. La declaración dijo: “Pedimos entonces, y esperamos, de nuestros líderes militares...aclaración de un compromiso de salvaguardar la libertad religiosa, incluyendo el derecho de todos los hombres y mujeres para compartir su fe” (The California Southern Baptist, Junio 2013, p. 3). Ves, algunas personas en el gobierno quieren parar a los Cristianos en las fuerzas armadas de testificar para Cristo. Te diré lo que pienso. No creo que nuestras fuerzas armadas deban vigilar todo el mundo de todos modos. Y si van a parar a nuestra gente Cristiana de testificar para Cristo, entonces creo que también puede ser el momento para que los pastores empiecen a decirle a sus jóvenes a no inscribirse en el servicio militar. Que los paganos seculares vigilen el mundo – y mantén a nuestros jóvenes Cristianos aquí para que sirvan en nuestras iglesias. Esa es la manera que yo lo veo. Gracias a Dios todavía puedo decir algo así en el Internet. El Sr. Obama no ha censurado el Internet – al menos no todavía. He leído en los periódicos del viernes que el gobierno de Estados Unidos está entrometiéndose en los correos electrónicos y llamadas telefónicas privadas – ¡tanto que incluso un liberal extremo como el Congresista Henry Waxman está alterado! ¡Cuando él se enfada tú sabes que Obama y su gente están fuera de lugar!

¡El establecimiento liberal piensa que todo el mundo va a ser tremendamente feliz si tan sólo pudieran silenciar a los Cristianos! Detén a los Cristianos de hablar de Cristo y todo el mundo estará feliz y contento. Cuando pueden matar a los bebés hasta el noveno mes y más adelante – cuando pueden definir el matrimonio de cualquier manera, incluyendo la bigamia – cuando pueden comprar marihuana en cada esquina – cuando cierran las iglesias – cuando los Cristianos se están escondiendo en sus hogares – ¡entonces ellos piensan que todos nuestros problemas se acabarán! ¡Todos estaremos felices y contentos tan pronto nos deshagamos de los terribles Cristianos! Lo sé, he exagerado un poco – ¡pero no mucho! Sabes que eso es lo que Obama piensa mientras se esconde a fumar cigarrillos en el baño de la Casa Blanca – ¡o cuando llega Bill Clinton para fumar mota en la Oficina Oval!

Alguien dice: “Parece que usted tiene un poco de desprecio por esa gente”. No, eso no exactamente correcto. ¡Tengo completo desprecio por ellos!

¡Bueno, ya lo saqué todo! ¡Ahora puedo regresar y predicar este sermón! No me entiendas mal. Yo no soy un Republicano. Yo no soy miembro de ningún partido político. Yo renuncié a mi membrecía del partido político en Enero pasado. Ya no voy votar. Deja que los seculares y los tontos Republicanos lo lleven a cabo por su cuenta.

Al lugar prometido voy,
   A la tierra prometida;
¿Oh, quien vendrá conmigo irá?
   A la tierra prometida.

¡Pónganse de pie y cántenla conmigo!

Al borde del Jordán estoy
   Y anhelo contemplar.
A la bella y feliz Canaán
   Donde mis bienes están.
Al lugar prometido voy,
   A la tierra prometida;
¿Oh, quien vendrá conmigo irá?
   A la tierra prometida.
(Traducción libre de “On Jordan’s Stormy Banks”
     por Samuel Stennett, 1727-1795).

Pueden sentarse.

¡Aleluya! ¡Estoy fuera del sistema! ¡Soy libre! ¡Libre al fin! ¡Libre al fin! ¡Gracias a Dios Todopoderoso! ¡Soy libre al fin! Sí, señor, Dr. King, ¡yo soy libre al fin! ¡Ustedes preocúpense por esas cosas! ¡Me dirijo a la tierra prometida!

Al lugar prometido voy,
   A la tierra prometida;
¿Oh, quien vendrá conmigo irá?
   A la tierra prometida

Pero en serio, Obama, Clinton y el resto de los secularistas están convencidos de que no serán felices hasta que silencien nuestras voces. Cuando se silencien los Cristianos, entonces todos estarán rebosantes de felicidad. Hillary Clinton bailará de alegría con Mel Brooks. ¡La Senadora Boxer y la Senadora Feinstein bailarán la Macarena! ¡Clinton, Obama, Gore y Barbara Walters estarán bailando el Hully Gully! ¡Ellos dejarán salir a O. J. de la cárcel para cantar a dúo con Hugh Hefner! El mundo, la carne y el Diablo están de acuerdo. Dirán, “¡hay una verdadera felicidad ahora que nos hemos librado de los Cristianos!”

¿Crees que estoy exagerando? ¡No mucho! Jesús dijo:

“Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.” (Juan 15:18-19).

El mundo puede hablar de la felicidad, pero no saben nada al respecto. Felicidad es sólo una palabra, y para ellos no significa lo que significa la palabra “gozo” para el Cristiano.

Estoy indignado con lo que los viejos hippies en Hollywood hacen cuando hacen películas de los libros infantiles clásicos. ¿Viste lo que hicieron con Sherlock Holmes? Lo convirtieron en una pieza tosca, sin tacto, torpe. Nada, y quiero decir nada, se mantuvo del original Sherlock Holmes, excepto su nombre. Fue sin gracia, poco interesante y empalagoso en extremo. Ahora lo están haciendo al Llanero Solitario. Será otro pedazo de basura moderna de Hollywood. Ni siquiera pude soportar ver las fotos fijas de la película moderna hecha de “Alicia en el País de las Maravillas”. Mi esposa vio una parte de ella en el avión cuando viajó la semana pasada. Ella dijo que se parecía más a una película de terror que un cuento infantil. Todas estas películas se parecen. Se ven como si estuvieran hechas por gente que usa LSD o alguna otra droga alucinógena. ¡Toman un hermoso cuento para niños y lo pasan a través de la mente de un productor y director poseído por un demonio, adicto a las drogas y sacan eso! Ahí está una nueva Alicia en el País de las Maravillas. Se parece más a un vampiro que la Alicia de Lewis Carroll. Pero, ¿te acuerdas de la conversación inteligente de Alicia con Humpty Dumpty en el cuento original? ¡Siempre me hizo reír a carcajadas!

“Cuando uso una palabra”, dijo Humpty Dumpty, en un tono burlón, “significa exactamente lo que yo quiero que signifique – ni más ni menos”.

“La pregunta es”, dijo Alicia, “si puedes hacer que las palabras signifiquen muchas cosas diferentes”.

“La pregunta es”, dijo Humpty Dumpty, “quien ha de ser el amo – eso es todo”. ¿Quién va a ser el amo – las palabras o tú? (Lewis Carroll, Through the Looking Glass).

¡Escucha a algunos de los extraños significados que ellos les dan a las palabras hoy en día! El mundo lo llama “elección”, cuando es obvio que significa “asesinato”. Ellos lo llaman “gay [jovial]”, cuando es obvio que significa “sufrimiento”. Lo llaman “libertad”, cuando es obvio que quiere decir “esclavitud”. Lo llaman “andar en onda” cuando significa, obviamente, “estar abatido”. Lo llaman “felicidad” cuando obviamente significa “tristeza”. ¡Espero que no creas que el pobre Michael Jackson sabía nada de alegría cuando él estaba en una cama llorando por el médico para que lo bombeara con más drogas en las venas y en los pulmones! Michael no sabía nada acerca de la alegría. Y eso es lo que me rompe el corazón. Hay toda una generación de jóvenes por ahí que no tienen ni idea de lo que es la verdadera alegría. ¡Nunca la han tenido – y ni siquiera saben lo que es! Sólo el Cristiano ganador de almas conoce el secreto de cómo tener gozo – y está allí mismo en nuestro texto,

“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas” (Salmo 126:5-6).

La certeza de tener alegría la encuentran aquellos que “siembran con lágrimas”. Son ellos los que “con regocijo segarán”. El ganador de almas que sale y consigue a alguien, lo trae a la iglesia, se hace cargo de él, hace que se sienta como en casa con los Cristianos, y lo guía en conversación y en la vida Cristiana – ¡esa es la persona que tiene la alegría de la cual el mundo no sabe nada – absolutamente nada!

¿Has visto “Rebelde sin Causa”, con James Dean? Yo sé que alguien me va a criticar, pero es una película clásica. Demuestra que mal se hizo la familia Estadounidense, sin Dios, hace sesenta años. ¡Y no ha mejorado! Yo era un adolescente en ese entonces. Me sentía sin esperanza, sin ninguna esperanza. Y todos mis amigos también. Aunque lo cubrieron mejor entonces, todos estaban tristes “asustados” por la vida. Por eso El Guardian Entre El Centeno de J. D. Salinger fue tan popular entonces – y lo sigue siendo, porque nuestros jóvenes no tienen gozo, no saben lo que es el gozo – ¡y no saben dónde encontrarlo! Mira a ese joven en Santa Mónica. Le disparó y mató a cinco personas cerca de Santa Monica College hace unos días. Siempre es lo mismo. Siempre es un muchacho de unos veinte años. Está sucediendo en todo el país. ¿Por qué lo hacen? La respuesta es simple – ¡las drogas, los juegos de video y las películas violentas! ¡Pero no esperes que los liberales se darse cuenta de eso! ¡Ellos no quieren darse cuenta! ¡Ellos sólo quieren una excusa para tomar las armas de los ciudadanos respetuosos de la ley! Estos crímenes con armas fueron hechos por hombres jóvenes que no tienen alegría en sus vidas, sólo amargura e ira.

C. S. Lewis escribió un libro sobre la alegría. Cuando fue convertido fue repentinamente inundado de alegría – y lo sorprendió. Así que escribió un libro llamado, Sorprendido Por La Alegría. Es la historia de cómo se convirtió en un Cristiano.

Por favor entiende – no estoy de acuerdo con todo en estos libros, o esa película. Pero me resulta imposible hablar de los problemas de los jóvenes hoy en día sin al menos hacer alguna referencia a la literatura que los refleja, y los explica. Si a la gente no le gusta, lo siento. Pero yo he sido llamado a predicar a los jóvenes seculares en Los Ángeles y el mundo, a través del Internet. No puedo ayudar a estos jóvenes seculares, si no hago referencia a las cosas en nuestra cultura. Así que, ¡lo siento si eso te ofende!

¡Así que C. S. Lewis fue sorprendido por la alegría cuando se convirtió en un Cristiano! No estoy de acuerdo con todo lo que escribió, ¡pero estoy de acuerdo en que Jesús da alegría a los que confían en Él! Y si te conviertes en un verdadero Cristiano también serás sorprendido por la alegría de conocer a Cristo.

Pero tú no debes embotellar tu alegría y guardarla para ti mismo. Si lo haces perderás cualquier alegría que hayas experimentado. Para que la alegría crezca, debemos hacer lo que la Biblia dice. El Apóstol Juan dijo:

“Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido” (I Juan 1:4).

Y la receta para tal alegría que dura se da en nuestro texto:

“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas” (Salmo 126:5-6). 

El Dr. John R. Rice (1895-1980) dijo correctamente que esos dos versículos hablan del ganador de almas, la persona que sale y encuentra a otros, y los trae a la iglesia y les ayuda a encontrar a Cristo.

Eso es lo que queremos que hagas. Te invitamos a la iglesia – para escuchar el Evangelio y compartir una comida y una fiesta de cumpleaños con nosotros. Y viniste. Estamos contentos que lo hayas hecho. Pero oramos para que te quedes con nosotros. Oramos para que vengas con nosotros y aprendas a traer a otros jóvenes a escuchar el evangelio y ser salvos. Sí, habrá lágrimas – porque no podemos ayudar a los demás a encontrar a Cristo de una manera fría, mecánica. Tenemos que amarlos. Eso requiere suficiente envolvimiento con ellos para traer lágrimas a nuestros ojos. ¡Así como vamos con lágrimas, vamos a cosechar con alegría! Hemos experimentado gran alegría al ver a varios jóvenes encontrar a Cristo recientemente. Cuando los vemos aquí con nosotros, sentimos una profunda alegría. Es la ley de la siembra y la siega, “Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán”.

¿Quieres venir con nosotros y convertirte en un ganador de almas tú mismo? ¡Hay alegría en ayudar a los demás! Si has estado aquí unos años y no sientes esa alegría, involucrarte con algunas de las personas en nuestra iglesia que ganan almas. Vas a coger su espíritu. ¡Pronto tú mismo sentirás la alegría del ganador de almas! Inténtalo. ¡Verás que tengo razón!

La primera vez que Jesús se encontró con sus Discípulos, les dijo:

“Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”
       (Mateo 4:19).

Te decimos eso a ti también. Incluso si estás aquí por primera vez esta mañana, te diremos que Jesús dijo, “Venid en pos de mí, y yo los haré pescadores de hombres”. ¡Cántala!

Pescador de hombres te haré,
   De hombres te haré, de hombres te haré.
Pescador de hombres te haré
   Si me sigues a mí.
Si me sigues a mí, si me sigues a mí.
   Pescador de hombres te haré,
Si me sigues a mí.
(Traducción libre de “I Will Make You Fishers of Men”
     por Harry D. Clarke, 1888-1957).

Este es un sermón extraño. No es la forma habitual que predico. Yo no sabía lo que iba a decir cuando empecé a escribirlo. Le pedí a Dios que guiara mis pensamientos – y esto salió, lo que los escritores llaman “Derramamiento de conciencia”. ¡Escribí esto con tal fuerza que me sentía exhausto cuando terminé a las 4:00 de la mañana! ¡Espero que ayude a algunos de ustedes esta mañana!

Jóvenes, yo no vengo de un hogar Cristiano. Mis vecinos me llevaron a una iglesia Bautista por primera vez cuando tenía trece años. Si me hubieras dicho que iba a ser un pastor sesenta años después, yo habría pensado que estabas loco. Pero encontré la alegría en Cristo. Encontré alegría en ganar almas y traer gente a la iglesia. Sé por experiencia personal que no hay alegría en el mundo como la alegría de ser un Cristiano que va tras otros, para que ellos también puedan experimentar la alegría de tener sus pecados perdonados, limpiados por la Sangre de Jesús derramada en la Cruz. Y servimos a un Salvador vivo. Él se levantó de entre los muertos y está sentado a la diestra de Dios Padre, en el Cielo. Ven a Él por fe y Él perdonará tus pecados y te dará una nueva vida de alegría. Entonces cultiva la alegría al ir con vigor y traer a otros a escuchar el Evangelio y ser salvos. Jesús dijo: “Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”. Te mandaremos de dos en dos, de la misma manera que Jesús lo hizo. Si continuas trabajando para ganar almas tendrás gozo una y otra vez el cual la gente en este mundo no conoce para nada.

He sido muy duro con los que dirigen este país. Y debo serlo, porque están muy equivocados, y porque han llevado a nuestro querido país en la dirección equivocada. Ellos no pueden ayudarte. Ellos no te pueden dar la alegría – ¡porque ellos mismos no la tienen! Pero Jesús la tiene, y Él te la dará en abundancia si vienes a Él por fe y vas a trabajar para ayudar a otros a que lo encuentren también. ¡Ni siquiera esperes a ser salvo! ¡Empieza a ganar almas en este momento! ¡Entonces la alegría comenzará a llegar a tu corazón!

“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas” (Salmo 126:5-6). 

Como ya he dicho Jesús murió en la Cruz para pagar el castigo por tus pecados. Pero no se quedó muerto. Él se levantó físicamente de entre los muertos al tercer día. Entonces ascendió de nuevo al Cielo, para sentarse a la diestra de Dios Padre. Cuando confías en Jesús Él te limpiará de todo pecado, y te dará vida eterna.

Si tienes una pregunta acerca de lo que he dicho esta mañana, estaremos encantados de sentarnos contigo y contestarte. Por favor deja tu asiento ahora y ve a la parte de atrás del auditorio. Si estás interesado en ser un verdadero Cristiano, ve también, en este momento, a la parte de atrás del auditorio. El Dr. Cagan te llevará a un lugar tranquilo donde podamos hablar y orar. Por favor ponte de pie y canta el himno número 7 en tu cancionero.

¡Haz lo que quieras de mi, Señor!
   Tú el alfarero, yo el barro soy.
Dócil y humilde anhelo ser,
   Cúmplase siempre en mí Tu querer.
(Traducción libre de “Have Thine Own Way, Lord!”
    por Adelaide A. Pollard, 1862-1934).

Dr. Chan, por favor venga y ore por los que respondieron.

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

Puedes enviar en correo electronico al Dr. Hymers en Ingles a rlhymersjr@sbcglobal.net – o
puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015, Estados Unidos.
Llamale por telefono a (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Salmo 126:1-6.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Help Somebody Today” (por Carrie E. Breck, 1855-1934)/
“Here Am I” (coro; por Dr. John R. Rice, 1895-1980).