Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LA DOCTRINA DEL REMANENTE

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 27 de Enero, 2013

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Isaías 1:9).


Tomé prestado el título de este sermón del Dr. W. A. Criswell (1909-2002), el pastor de largo tiempo de la Primera Iglesia Bautista de Dallas, Texas. Te digo esto porque sé que algunos predicadores probablemente dirán: “No uses la palabra ‘doctrina’. A la gente no le gusta la doctrina”. Para esos predicadores la doctrina y la teología no son importantes. Ellos quieren dar sermones sobre las necesidades del hombre, en lugar de la doctrina. Así que no les oímos muchos sermones sobre la doctrina de la soteriología, o en la doctrina de la predestinación, o la doctrina de la reprobación, o la doctrina de la demonología, o la doctrina de la eclesiología, o cualquier otra doctrina teológica. La mayoría de los sermones de hoy son centrados en el hombre en lugar de ser centrados en Dios y ser centrados en la teología. Así que estoy usando el título del Dr. Criswell, “La Doctrina del Remanente”. ¡Ese gran predicador no tenía miedo de predicar sobre la doctrina!

Pero la mayoría de los predicadores hoy en día comienzan pensando en las necesidades del hombre – en lugar de pensar acerca de las doctrinas y las verdades teológicas en las Escrituras. He aquí unos de los títulos de sermones modernos que ilustran este enfoque de la predicación “centrada en el hombre”. Estos son títulos reales: “Asumiendo La Responsabilidad De Tu Vida”, “Permanecer Enamorado”, “Cura Para La Vida Común”, “Dios Piensa Que Eres Maravilloso”, “Hasta Luego, Inseguridad”, “Vida Balanceada”, “Empieza a Perder, Empezar A Vivir”, “Siendo Mejor”, “Vive Tu Mejor Vida”, “Descubriendo Tu Identidad”, “Manejando Tu Estado De Ánimo”. Y aquí está uno que lo dice todo, “Sonríe Tu Camino A Un Mejor Matrimonio”. No estoy diciendo que no hay nada útil en estos mensajes. Probablemente lo hay. Estoy diciendo que los mismos títulos muestran cómo las necesidades del hombre, en vez de las doctrinas de la Biblia y de la teología Bíblica, están en el centro de la mayoría de sermones hoy en día. Y habiendo escuchado ese tipo de predicación, ¡sé lo aburrido que usualmente es!

He estado leyendo varios libros por el Dr. David F. Wells. Él es un profesor de teología en Seminario Teológico Gordon-Conwell. Sí, es nuevo-evangélico, pero tiene algunas cosas muy interesantes que decir. Por ejemplo, habló de “... las historias vacías e infantiles que se sirven como sermones desde el púlpito semana tras semana en demasiadas iglesias evangélicas...¿Dónde nos hemos vaciado de la teología, nos hemos vaciado de la seriedad Cristiana en la predicación” (traducción de David F. Wells, Ph.D., No Place for Truth: Or Whatever Happened to Evangelical Theology?, Eerdmans, 1993, p. 292). ¡Por mi parte estoy de acuerdo con él! ¡Suenen como cosas de Oprah Winfrey o Selecciones!  

El Dr. W. A. Criswell era un predicador doctrinal. La mayoría de sus grandes sermones tenían una fuerte base teológica y exegética. Así que no me sorprende que el Dr. Criswell predicó sobre “La Doctrina del Remanente”. Pero no era un mensaje aburrido y seco. ¡Cualquiera que haya oído hablar al Dr. Criswell recordará que él era un predicador ardiente! Criswell habría estado de acuerdo completamente con el Dr. Martyn Lloyd-Jones, cuando el Dr. Lloyd-Jones dijo:

¿Qué es la predicación? ¡Lógica ardiente!...Es teología ardiente...La predicación es teología que viene a través de un hombre que es ardiente...Un hombre que puede hablar de estas cosas sin pasión no tiene derecho a estar en un púlpito, y nunca se le debe permitir ingresar en (traducción de D. Martyn Lloyd-Jones, M.D., Preaching and Preachers, Zondervan Publishing House, 1972, p. 97).

Y así, mantendré el título del Dr. Criswell, “La Doctrina del Remanente”. ¡Y le pido a Dios que me ayude a poner suficiente “fuego” en el para mantener tu atención y tal vez guíe a la conversión de alguna alma perdida esta noche!

“La Doctrina del Remanente”. Nuestro texto dice:

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Isaías 1:9).

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño...” La palabra Hebrea traducida “resto” es “sawreed”. Significa “un sobreviviente”. Y cuando los antiguos rabinos tradujeron la palabra del Hebreo al Griego, en la Septuaginta, utilizaron la palabra Griega “sperma”, que significa “esperma” o “semilla”. “Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado algunos sobrevivientes, una pequeña semilla, sólo un pequeño grupo de fieles seguidores, ¡hubiésemos sido totalmente destruidos por la ira de Dios, al igual que las ciudades de Sodoma y Gomorra!” ¿Qué es la “doctrina” del remanente? Es esto – ¡Dios preserva a sí Mismo un pequeño grupo de fieles que Él traerá seguros a través de los fuegos del juicio para encontrarlo en el Cielo! ¡Esa es la doctrina del remanente! Ese es el mensaje de nuestro texto,

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Isaías 1:9).

Isaías entregó el mensaje de Dios sobre el juicio. Pero el profeta también dio un mensaje de esperanza. En el Libro de Isaías, él dice que la tierra será juzgada y destruida. Sin embargo, no importa lo que le suceda a la nación, Dios preservará un remanente fiel, una semilla, un pequeño grupo de supervivientes. ¡Y ese remanente se convertirá en la fundación del Reino de Cristo en la tierra! ¡Esa es la doctrina del remanente!

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Isaías 1:9).

I. Primero, la doctrina del remanente se encuentra a través del
Libro de Isaías.

En Isaías once leemos:

“Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo” (Isaías 11:11).

Otro versículo en ese capítulo dice:

“Y habrá camino para el remanente de su pueblo” (Isaías 11:16).

Y en el capítulo treinta y siete, dice:

“Eleva, pues, oración tú por el remanente que aún ha quedado” (Isaías 37:4).

Tambien vemos el remanente mencionado dos veces, después en ese capítulo:

“Y lo que hubiere quedado…Porque de Jerusalén saldrá un remanente” (Isaías 37:31, 32).

Finalmente lo vemos en Isaías cuarenta y seis:

“Oídme, oh casa de Jacob, y todo el resto de la casa de Israel...” (Isaías 46:3).

En el Nuevo Testamento la doctrina del remanente aparece en el Libro de Romanos, cuando el Apóstol Pablo dijo:

“También Isaías clama tocante a Israel: Si fuere el número de los hijos de Israel como la arena del mar, tan sólo el remanente será salvo” (Romanos 9:27).

“Y como antes dijo Isaías: Si el Señor de los ejércitos no nos hubiera dejado descendencia, Como Sodoma habríamos venido a ser, y a Gomorra seríamos semejantes” (Romanos 9:29).

Isaías empezó su mensaje describiendo el pecado del pueblo.

“¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás” (Isaías 1:4).

Entonces el profeta describió el juicio que un Dios Santo enviaría sobe ellos por su iniquidad:

“Vuestra tierra está destruida, vuestras ciudades puestas a fuego, vuestra tierra delante de vosotros comida por extranjeros, y asolada como asolamiento de extraños” (Isaías 1:7).

Finalmente, Isaías dijo que si Dios no hubiese intervenido ellos hubieran desaparecido completamente:

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Isaías 1:9).

Esa es la doctrina del remanente en el Libro del Profeta Isaías.

II. Segundo, la doctrina del remanente se encuentra a través de
toda la Biblia.

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Isaías 1:9).

Vemos la doctrina del remanente antes del Gran Diluvio cuando:

“Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado” (Génesis 6:7).

Esa era la advertencia del juicio.

“Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová” (Génesis 6:8).

Esa era la doctrina del remanente. Noé y su familia fueron el “remanente pequeño” que Dios preservó del Diluvio.

Vemos la doctrina del remanente en la vida de Abraham, quien fue llamado fuera de Ur de Los Caldeos, y se volvió el remanente de Dios en la tierra. ¡Un hombre fue el remanente entonces! La vemos en Éxodo, cuando Dios guió el remanente de Su pueblo fuera de la esclavitud en Egipto por la mano de Moisés. La vemos con Gideon y su pequeña banda de solo trescientos guerreros contra las fuerzas poderosas de los Madianitas. La vemos en David, con su pequeña banda de marginados, contra el gran ejército del Rey Saúl. La vemos en Samuel, y todos los profetas, que estaban en contra de los reyes idólatras, y sus crueles ejércitos. La vemos en Jesús y Su pequeño grupo de Discípulos llevando el Evangelio al poderoso Imperio Romano. Y, por último, vemos la doctrina del remanente en el período de la Gran Tribulación, cuando la Biblia dice que la ira de Satanás venga contra Israel y “contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo” (Apocalipsis 12: 17). Esa es la doctrina del remanente – el grupo pequeño del pueblo de Dios que queda en un mundo oscurecido por el pecado.

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Isaías 1:9).

III. Tercero, la doctrina del remanente es cierta hoy.

En los días del Diluvio, ¿cuántos hubo? Solamente ocho personas, Noé y su familia. ¡Ese fue el remanente! En el día cuando Dios llamó a Abraham solo había uno.  ¡Ese fue el remanente! En los días de la apostasía de Israel solo hubo 7,000 y Dios le dijo a Elías: “Me he reservado siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal” (Romanos 11:4). ¡Ese fue el remanente! Y el Señor Jesucristo nos dijo que solamente unos pocos serían salvos. Él dijo:

“Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan” (Mateo 7:13, 14).

“Pocos son los que la hallan”. ¡Ese es el remanente!

De todos los muchos millones en Los Ángeles, Dios, por Su providencia, te ha traído aquí esta noche. ¿Serás uno de los pocos en el remanente de Dios? ¿Serás uno de los pocos que encuentra a Jesús y es salvo? Jesús: “Pocos son los que la hallan” (Mateo 7:14). El resto irá “al castigo eterno” (Mateo 25:46). ¿Vendrás a nuestra iglesia, serás salvo, y te harás parte del remanente de Dios?

Una vez alguien le dijo a Spurgeon: “Entonces usted cree que algunos no van a creer, ni a aceptar a Jesús y ser salvos no importa lo que usted haga, no importa lo mucho que usted predique, no importa lo mucho que usted trabaje. ¡Qué doctrina tan desesperante!”. Spurgeon le contestó: “No, no es así. Sé que algunos escucharán, algunos abrirán sus corazones, algunos se arrepentirán y serán salvos”, ¡y ellos seran el remanente! Ese es el consuelo que Dios le da a su pueblo en la doctrina del remanente. Encontraremos incredulidad y rechazo en este mundo, pero algunos serán salvos. Algunos se voltearán de una vida egoísta del pecado y vendrán a Jesús. Algunos serán lavados y purificados de sus pecados por Su Sangre preciosa. Algunos serán salvos. ¿Serás tú uno de los que se convierte en parte del remanente pequeño de Dios en el mundo? ¡Es una gran cosa, y una cosa maravillosa cuando alguien se va de este mundo de pecado y se convierte en parte del pequeño rebaño de Jesús - parte de Su remanente! Es maravilloso, porque esa es la manera de estar en Su Reino. Jesús dijo:

“No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino” (Lucas 12:32).

Esta noche te pido que vengas a Jesucristo en fe simple. ¡Vuélvete parte del remanente, parte de Su manada pequeña! Confía en Jesús esta noche. Se limpiado de tus pecados por Su Sangre. ¡Sé salvo por Él ahora, esta noche!

El Sr. Griffith va a venir y cantará esa canción de Paul Rader otra vez. Se titula “Only Believe” [Solo Creed]. Eso es lo que te estoy pidiendo que hagas esta noche. ¡Solo Cree – Solamente cree en Jesús! Mientras el Sr. Griffith canta esa canción, te pido que salgas de tu asiento y vayas a la parte de atrás del auditorio. Si todavía no eres salvo, si aun no eres un Cristiano verdadero, deja tu asiento y ve a la parte de atrás de este cuarto mientras él canta. Dr. Cagan te llevará a un lugar callado donde podremos compartir algunas Escrituras contigo y orar. Solamente ve cuando el Sr. Griffith cante.

Creed, no temáis, de la cruz al trono,
De muerte a vida por los suyos salió;
Todo el poder, arriba y aquí,
A Él le es dado para los de Su amor.
Solo creed, solo creed; todo es posible, solo creed,
Solo creed, solo creed; todo es posible, solo creed.

Creed, no temáis, por delante Él va,
Tu pastor escoge cual senda irás;
Las aguas de Mara Él te endulzará,
Bebió Él lo amargo en Getsemaní.
Solo creed, solo creed; todo es posible, solo creed,
Solo creed, solo creed; todo es posible, solo creed.

Creed, no temáis, cual tu suerte es,
Él entra a cuartos, “puertas cerradas”;
Él nunca deja; Él nunca se va,
Con Él cuenta en noche y en amanecer.
Solo creed, solo creed; todo es posible, solo creed,
Solo creed, solo creed; todo es posible, solo creed.
(Traducción libre de “Only Believe” por Paul Rader, 1878-1938).

Dr. Chan, venga por favor a guiarnos en oración.

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here) – or you may
write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída por el Sr. Kyu Dong Lee Antes del Sermón: Isaías 1:4-9.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Only Believe” (por Paul Rader, 1878-1938).>

EL BOSQUEJO DE

LA DOCTRINA DEL REMANENTE

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Si Jehová de los ejércitos no nos hubiese dejado un resto pequeño, como Sodoma fuéramos, y semejantes a Gomorra” (Isaías 1:9).

I.   Primero, la doctrina del remanente se encuentra a través del Libro de
Isaías, Isaías 11:11, 16; 37:4, 31, 32; 46:3; Romanos 9:27, 29;
Isaías 1:4, 7.

II.  Segundo, la doctrina del remanente se encuentra a través de toda la Biblia,
Génesis 6:7, 8; Apocalipsis 12:17.

III. Tercero, la doctrina del remanente es cierta hoy, Romanos 11:4;
Mateo 7:13, 14; 25:46; Lucas 12:32.