Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL CONFLICTO DE NAVIDAD

(SERMÓN #66 SOBRE EL LIBRO DE GÉNESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 9 de Diciembre, 2012

“Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis 3:14-15).


Espero que nunca pienses de la serpiente en Génesis como una fábula o mito. El Libro del Génesis está destinado a ser leído como historia real. Hubo una serpiente real. Hubo un verdadero Huerto del Edén. Hubo un verdadero Adán y una Eva real, que realmente pecaron. Como resultado la raza humana está realmente caída, y la humanidad está totalmente depravada.

El Libro del Apocalipsis llama a Lucifer “la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero” (Apocalipsis 12:9). El Diablo buscó tentar a Eva y destruir a la raza humana. Pero no podía aparecer a ella como un espíritu, porque un espíritu es invisible. Por lo tanto, tenía que entrar en el cuerpo de un ser vivo, así como sus demonios entraron en una manada de cerdos en los días de Cristo. Así, determinado a llevar a la raza humana al pecado, Satanás entró en el cuerpo de ese reptil.

Cuando Dios viene a lidiar con la serpiente, Él no pregunta si es culpable o no. Dios ya sabía de la culpa de la serpiente. Y así Dios pronunció esta sentencia sobre ella:

“Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida” (Génesis 3:14).

Esto debe haber alentado a nuestros primeros padres. Satanás era su enemigo. Él los llevó al pecado y la ruina. Él era también el enemigo de Dios. Y Dios le dijo al Diablo que enviaría a la “simiente de la mujer”, y por Él la cabeza de Satanás recibiría un golpe mortal, y la humanidad sería bendecida.

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis 3:15).

Voy a señalar tres cosas de ese texto.

I. Primero, la simiente de la mujer apunta a Cristo.

La “simiente de la mujer” sólo puede referirse a un descendiente humano de Eva que no tendría padre humano. A lo largo de la Biblia “simiente” se refiere únicamente al asunto de los hombres, la “simiente” que fertiliza el óvulo de la mujer. Por tanto, la “simiente de la mujer” tendría que ser milagrosamente implantada en el vientre de una mujer. Por lo tanto esta profecía señala claramente el futuro nacimiento virginal de Cristo. Al ser implantado en el vientre de la Virgen María, Cristo no heredaría la naturaleza pecaminosa que descalificaría a todo hijo de Adán de ser un Salvador del pecado. Como el ángel Gabriel le dijo a María:

“El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios” (Lucas 1:35).

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis 3:15).

II. Segundo, habrá guerra interminable entre la simiente de la mujer y la simiente de la serpiente.

Dios dijo:

“Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya…” (Génesis 3:15).

Enemistad, hostilidad, odio – por siempre, entre la simiente de la mujer y la simiente de la serpiente. El Dr. John Gill (1697-1771) dijo: “Y también es cierto de Satanás y de la iglesia de Dios en todas las edades, entre los que hay un odio irreconciliable, y una guerra perpetua: Y entre tu simiente y la simiente suya…ángeles impíos y hombres malvados llamados serpientes; y una generación de víboras por un lado, y el pueblo de Dios por el otro, la simiente de la iglesia: el último el cual es odiado y perseguido por el primero, y así ha sido desde que este asunto pasó” (traducción de John Gill, D.D., An Exposition of the Old Testament, The Baptist Standard Bearer, 1989 reimpreso, volumen I, p. 27; comentario sobre Génesis 3:15).

Aquí vemos la guerra perpetua, sin fin entre las fuerzas de Satanás y las fuerzas de Cristo. El Señor Jesucristo habló claramente acerca de los que tienen a Satanás como su padre, por lo que son sus descendientes. Él le dijo a ellos:

“Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer…” (Juan 8:44).

Y en la primera Epístola de Juan leemos:

“En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios” (I Juan 3:10).

La simiente de la serpiente son “los hijos del diablo”. La simiente de la mujer son “los hijos de Dios”. Esa es la declaración de I Juan 3:10. La división se hizo evidente muy temprano, cuando Caín mató a su hermano Abel. Caín era de la simiente de la serpiente. Abel era de la simiente de la mujer, que es Cristo. La Biblia dice:

“No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas” (I Juan 3:12).

Los hijos de Satanás, la simiente de la serpiente, tienen una hostilidad natural, odio y enemistad hacia los hijos de Cristo, la simiente de la mujer. Jesús llamó la “simiente de la serpiente", el “mundo”. Bajo el dominio del Diablo, el mundo actual es enemigo de los verdaderos Cristianos. Jesús dijo:

“Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece” (Juan 15:18-19).

“Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.” El “mundo” es la simiente de la serpiente. Ellos odian la simiente de la mujer, que son la semilla de Cristo. Es por eso que los Cristianos son odiados y perseguidos en la actualidad.

Tú no tienes que explicárselo a los niños. Si uno de ellos se convierte en un verdadero Cristiano, los demás inmediatamente se ponen contra él y se burlan de él. Dirán cosas como: “¡Crees que eres muy bueno!” Desde una edad muy temprana, los niños de la serpiente tienen enemistad y odio hacia los hijos de Cristo. “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya” (Génesis 3:15). Incluso sucede con los adultos en la iglesia. Cuando los adolecentes en la iglesia ven que uno de sus amigos se convierte en un Cristiano serio, se apartan de él, hablan a sus espaldas, lo calumnian, y deliberadamente buscar faltas en él, para hablar mal de él. Cada niño de pastor pasa por esa tortura mental. Hace años, cuando algunas personas malvadas estaban a cargo de nuestra Escuela Dominical, a mis hijos los hacían constantemente sentarse en un rincón, y los disciplinaban por la más mínima cosa, y a menudo por nada. Eso se hizo, por supuesto, a causa de su enemistad hacia el pastor, y por último, hacia Dios. Cada niño que viene a través de cualquier iglesia tiene que pasar por esta prueba, ¡o no puede ser un verdadero Cristiano! Una canción infantil hace todo esto claro,

¿Quién por Jesucristo a Su lado está?
   ¿Quién por ser Su siervo almas ganará?
¿Quién el mundo deja y van contra el mal?
   ¿Quién es por Jesús? ¿Quién por Él irá?
(Traducción libre de “Who is on the Lord’s Side?”
     por Frances R. Havergal, 1836-1879).

La mayoría de los adultos en la iglesia no se dan cuenta de que la Escuela Dominical, o el grupo de niños, siempre es un fuerte campo de batalla entre la simiente de la serpiente y la simiente de Cristo.

Por supuesto, esto también es cierto de todos los adultos. Los predicadores frecuentemente son intimidados por personas no convertidas en sus congregaciones. Por lo general, hoy en día, los pastores no se dan cuenta por qué ciertas personas en sus iglesias están en contra de ellos. Yo creo que el mayor problema que enfrentan los pastores piadosos es la confusión causada en sus iglesias por los miembros que son de la simiente de la serpiente, en vez de la semilla de Cristo. Los miembros de iglesia perdidos constantemente causan problemas en sus congregaciones.

Esta fricción también ocurre en el lugar de trabajo. Un Cristiano en el lugar de trabajo es a menudo señalado y culpado o criticado por cosas muy pequeñas. Si estás trabajando, tú sabes lo que quiero decir. Y yo estoy diciendo esto para que no piensen que hay algo malo con ustedes. Es una cruz que cada verdadero Cristiano tiene que soportar.

¿Qué pasa con la Navidad? Después de todo, este sermón se titula, “El Conflicto de Navidad”. Y ese es un buen título, porque hay una gran cantidad de conflictos sobre la Navidad hoy en día. El comentarista Bill O’Reilly lo llama “La Guerra contra la Navidad”. El Gobernador de un estado del Este se niega a llamar el árbol del estado un “árbol de Navidad”. Él lo llama un “árbol de las fiestas”. Se ha hablado mucho de eso.

La actual revista Decisión de Billy Graham (Diciembre de 2012) tiene un artículo titulado “Defendiéndose Cuando La Sociedad Censura a Cristo”. El artículo habla de madre que había visto a muchas madres ir a la escuela local y hablar de diversos días de fiesta, religiones y culturas. Cuando ella preguntó si podía hacer lo mismo para la Navidad, le dijeron “sí”. “Al igual que las otras madres, comenzó explicando la base del día de fiesta con la lectura de un libro. Su libro, sin embargo, era la Biblia. Cuando la sacó, uno habría pensado que ella había detonado una bomba. El maestro dijo de inmediato: ‘¡Oh, no! Vas a tener que guardar eso’. Fue vergonzoso. Mientras otros libros, religiosos o no, fueron permitidos, la Biblia no lo fue. Todo esto ocurrió delante de los niños” (Decisión, 12, 2012, pág. 4).

A los ancianos en Winter Park, Florida se les prohibió recientemente cantar villancicos en sus propios hogares. En Nueva York, la Agencia de Protección Ambiental de Nueva York permite a sus empleados tener letreros de Hanukkah y celebrar el festival Hindú de Diwali, pero prohibió letreros de Navidad, decoraciones rojas y verdes, y árboles de Navidad. En Plano, Texas, los funcionarios escolares prohibieron a los niños de repartir lápices impresos con las palabras “Jesús es el motivo de la temporada”. Un oficial de la escuela le prohibió a los niños escribir “Feliz Navidad” en las notas a los soldados en Irak. En Nueva York, un padre se opuso a las exhibiciones de las fiestas, que incluía menorahs, la Estrella Musulmana y una Media Luna – pero que prohibía un nacimiento. Tanto una corte del distrito federal y el tribunal de apelaciones sostuvo que el nacimiento debe permanecer prohibido de las exhibiciones de las fiestas, mientas que las menorahs, la Estrella Musulmana y la Media Luna podían permanecer porque, de acuerdo a las cortes, “los estudiantes no perciben que estas exhibiciones avalan el Judaísmo o el Islam. El artículo de Decisión dijo: “Lamentablemente, este tipo de censura religiosa es muy común en la época Navideña”. Y tú sabes que esto es verdad. Ni siquiera se puede decir “Feliz Navidad” más. Ahora es siempre “Felices Fiestas”. Cada vez que alguien me dice eso a mí, yo siempre respondo: “¡Feliz Navidad!” Pero cada vez es más claro que la “simiente de la serpiente” odia celebrar el nacimiento de Cristo, ¡y atacan a los Cristianos que tratan de mantener la Navidad como una fiesta Cristiana!

He sido brutalmente atacado por decirle a los jóvenes que necesitan estar en la iglesia en la víspera de la Navidad y en la víspera del Año Nuevo. Dicen que soy un tirano legalista por decirte que estés en la iglesia en lugar de algún salón de baile o fiesta de borrachos. ¡Ahora ya sabes de donde viene ese tipo de conversación! Dios dijo: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya...” La “simiente de la serpiente” siempre estará en contra de la “simiente de Cristo”. ¡No hay nada nuevo en eso! ¡La gente de la serpiente no quiere que estés en la iglesia la Víspera de la Navidad y la Víspera del Año Nuevo! ¡Espero que no les hagas caso a ellos! ¡Ven con nosotros en la Víspera de Navidad y Año Nuevo!

Ahora, ¿cómo vas a celebrar la Navidad? ¿Vas a estar con los que pertenecen a la “simiente de la serpiente”? ¿O vas a estar aquí en la iglesia con nosotros? Ese es “El Conflicto de Navidad”. ¡Nada ha cambiado desde el Huerto del Edén! “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya...” Pero hay un punto más.

III. Tercero, Cristo ganará la guerra.

El texto termina diciendo: “... ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis 3:15).

Ese es el fin del gran conflicto. Satanás, quien dirige los poderes del mal en este mundo, luchará contra Dios hasta el final. Pero al final Cristo, la simiente de la mujer herirá la cabeza de Satanás. ¡Esto se cumplió cuando el Señor Jesús murió en la Cruz, y al morir Él honró la ley, quitó el pecado, acabó con la muerte, y derrotó el Infierno! Y cuando Cristo resucitó de entre los muertos, Spurgeon dijo, “desprendió la puerta del sepulcro y se la llevó, como Sansón cargó las puertas de Gaza – poste y barra, y todo, cuando abrió las puertas del cielo, y llevó cautiva la cautividad y, entonces, en realidad la cabeza del dragón fue quebrantada. ¿Qué puede hacer ahora Satanás?...Cristo lo ha aplastado...¡la simiente de la mujer ha quebrantado el poder del enemigo! ¡Aleluya! ¡Aleluya! Él ha derribado el príncipe de las tinieblas de sus lugares altos. ¿No decía él mismo: ‘Yo vi a Satanás como rayo que caía del cielo’? Él ha golpeado la cabeza de la serpiente.

Este golpe sobre la cabeza del malvado [uno] es un golpe mortal. Si él hubiera sido golpeado en la cola o en el cuello, podría haber sobrevivido; pero el Señor matará completamente el reino del mal, y aplastará su poder...el Mismo Cristo, la simiente de la mujer, vendrá por segunda vez, y reinará en la tierra...y su mano derecha exaltará a su pueblo. Su pie pisará a su enemigo. Que tú y yo estemos en aquella muchedumbre feliz que saludará a la simiente de la Mujer en su segunda venida – [cuando Él descienda del Cielo para reinar sobre toda la tierra]. Por la Simiente de la Mujer el Paraíso nos es restaurado a nosotros, y todo el daño de la caída se deshace...” (traducción de C. H. Spurgeon, “The Serpent’s Sentence,” The Metropolitan Tabernacle Pulpit, Pilgrim Publications, 1974 reimpreso, volumen XXXVI, págs. 527, 528).

Ahora, te pregunto, ¿de qué lado estás? ¿Estás con la simiente de la serpiente – o estás con la simiente de la mujer, que es Cristo? Es uno o el otro. ¿Con cuál estás? ¿De qué lado estás realmente en tu corazón? ¿Estás con Cristo, o estás con gente de la serpiente? ¡Todos aquí esta mañana están en un lado o el otro! Oro que dejes el lado de la serpiente, y vengas a Jesús y a Su gente. Jesús perdona tus pecados y te da vida eterna. El lado de Jesús es el lado ganador. Ven a Él. Confía en Él. ¡La salvación será tuya por medio de Su Sangre que limpia el pecado! Y si deseas hablar con nosotros acerca de la salvación de tu alma, por favor deja tu asiento y ve a la parte de atrás del auditorio ahora. Sr. Lee, por favor guíenos en oración.

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here) – or you may
write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Dr. Kreighton L. Chan. I John 3:10-13.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Who is on the Lord’s Side?” (por Frances R. Havergal, 1836-1879).


EL BOSQUEJO DE

EL CONFLICTO DE NAVIDAD

(SERMÓN #66 SOBRE EL LIBRO DE GÉNESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar” (Génesis 3:14-15).

(Apocalipsis 12:9)

I.   Primero, la simiente de la mujer apunta a Cristo, Lucas 1:35; Génesis 3:15.

II.  Segundo, habrá guerra interminable entre la simiente de la mujer y la simiente de la serpiente, Génesis 3:15a; Juan 8:44; I Juan 3:10, 12; Juan 15:18-19.

III. Tercero, Cristo ganará la guerra, Génesis 3:15b.