ACCIÓN DE GRACIAS EN CHINA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, 9 de Octubre, 2011

“Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado” (Lucas 17:17-19).


El titulo de este sermón es “Acción de Gracias en China.” Eso quizá suene como una contradicción de palabras. Después de todo, el Día de Acción de Gracias es una fiesta Americana que celebraremos el 24 de Noviembre. ¿Cómo se puede conectar el Día de Acción de Gracias a gente que vive al otro lado del mundo, en la China? Sin embargo yo creo que ese es el centro, el corazón y significado de ello, entra en vista clara cuando comparamos a la China con América el Día de Acción de Gracias este año.

La historia es simple. Cuando Cristo pasaba por Samaria y Galilea halló a diez leprosos. Nueve eran Judíos, y uno era Samaritano. Los Samaritanos eran raza mixta de gente que adoraba a Dios, pero no eran parte de la nación Judía. Quizá recuerdes lo que una mujer Samaritana le dijo a Cristo,

“¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritana? Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí” (Juan 4:9).

Es importante que recordemos que “judíos y samaritanos no se [trataban] entre sí” al pensar en esta historia de Cristo sanando a los leprosos. Él sanó a nueve leprosos Judíos que se fueron a mostrarse a los sacerdotes al Templo en Jerusalén.

“Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano” (Lucas 17:15-16).

Yo creo que vemos la esencia de este evento repetida – en América y la China hoy. América ha sido bendecida sin medida por Cristo, pero ella sigue mayormente su propio camino, sin tiempo para Él, sin Acción de Gracias para Él en su corazón. ¡Mas la China! Ella se vuelve al Salvador, ¡dandole gracias! China es como aquel Samaritano en el tiempo de Cristo. Así es el asunto – hay verdadera Acción de Gracias en la China – ¡y solamente otra comida para glotonear en América! Así aplicamos estas palabras de Lucas 17 esta mañana. “A Jesús le Sea Todo”. ¡Cántala!

¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer;
¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer.
   (“All For Jesus” por Mary D. James, 1810-1883).

I. Primero, América da por supuesto las bendiciones de Dios.

He estado leyendo un libro llamado: Under the Influence: How Christianity Transformed Civilization [Bajo la Influencia: Cómo la Cristiandad Transformó a la Civilización] por Dr. Alvin J. Schmidt (Zondervan, 2001). Muestra el impacto de la Cristiandad en la civilización Occidental. El capitulo sobre la santidad de la vida humana es muy revelador. Muestra que el infanticidio (la matanza de niños no deseados), el abandono de niños, el aborto, el suicidio, y la cremación, eran practicadas grandemente por los Romanos paganos. La Cristiandad los abolió todos hasta los tiempos modernos.

El punto de vista de la Cristiandad sobre la santidad de la vida humana es una bendición directa sobre nuestra cultura que solamente hasta ahora está siendo devorada por el paganismo moderno. ¿Por qué tenemos hospitales? Por la Cristiandad. ¿Por qué no tenemos esclavitud? Por la Cristiandad. ¿Por qué creemos en la libertad y la justicia para todos? Por la Cristiandad. ¿Por qué se trata con dignidad a la mujer? Por la Cristiandad. ¿De dónde salió nuestro sistema de educación? Adivinaste – ¡de la Cristiandad! Ahora, eso no lo oirás en el salón de clase de tu escuela secular, pero es la verdad de la historia. Consigue el libro y leelo – Under the Influence: How Christianity Transformed Civilization por Dr. Alvin J. Schmidt, Zondervan, 2001. Está en nuestra librería. El Dr. Schmidt es catedrático de sociología, jubilado, de Illinois College en 1999.

Piensa en esto. ¿Dónde preferirías vivir – en India, Africa, China o los Estados Unidos? Para casi todos, la respuesta sería los Estados Unidos. Pero la mayoría de la gente no entiende que es el impacto de siglos de Cristiandad lo que hace a América un lugar tan deseable para vivir. Yo no estoy diciendo que muchos Americanos son Cristianos verdaderos hoy, pero digo que nuestra cultura se beneficia grandemente de siglos de un fondo Cristiano. “A Jesús le Sea Todo”. ¡Cántala!

¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer;
¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer.

El Dr. Schmidt señala que el cuidado de los Cristianos por los bebés echados al basurero, los enfermos, los pobres, y los ancianos, se deshizó la inhumanidad de la cultura Greco-Romana. Él muestra que la fundación de hospitales en el cuarto siglo, y el comienzo de horfanatorios y organizaciones por la Cristiandad hizo de nuestra cultura un refugio seguro y humano, comparado a lo salvaje y la inhumanidad de, por decir algo, un país como India hasta el día de hoy. El Dr. Schmidt también señala que las universidades y la idea misma de una educación superior surgieron de la Cristiandad. El país mismo donde vivimos, los Estados Unidos de América, fue fundado por Cristianos creyentes Bíblicos, que llegaron acá para poder practicar la Cristiandad sin ser perseguidos.

Pero América y el mundo Occidental en general son como los nueve leprosos que siguieron sus caminos, sin tan siquiera darle gracias a Cristo por sanarlos. Sí, la Cristiandad ha sanado a nuestras culturas en Europa y en América de muchas enfermedades que por siglos plagaron a la humanidad. Es por eso que la gente aun llega a América en multitudes. ¡No ves a nadie tratando de inmigrar a Pakistan, India o a algun país Árabe! ¡Oh, no! Todos quieren venir aquí – porque somos bendecidos en nuestra cultura por nuestra herencia Cristiana.

Pero América en gran parte le ha dado la espalda a Cristo. No hemos sido más agradecidos que aquellos nueve leprosos que fueron sanados – y se fueron sin darle gracias a Cristo.

Ahora en América el 74% de la gente dice haberse “cometido a Jesucristo” ¡Qué payasada! Un estudio nuevo muestra que los Bautistas que viven en el Sur son el grupo más predispuesto a divorciarse. “A nivel nacional el 29% de todos los Bautistas adultos se han divorciado” (traducción de Barna Research Group, Marzo 2000). La verdad sorprendente es que los tal llamados Cristianos “renacidos” son el grupo más predispuesto a divorciarse – mucho más que los Judíos, los Católicos, o cualquier otro grupo. ¿Qué demuestra esto? Bueno, muestra que la Cristiandad en América es un fracasa – ¡eso es lo que demuestra!

Hace solamente unos años atrás Billy Graham dijo,

Parece que la presa moral del mundo Occidental se está desplomando. Las cosas que están en la televisión y en las películas, la literatura que la gente lee haría a Sodoma y Gomorra sentir vergüenza (traducción libre de su carta de oración, Enero, 1998).

¿Y qué de las iglesias en América? De 15.9 millones de Bautistas del Sur, 10.7 ni siquiera atienden el Domingo en la mañana. Es cierto – dos tercios de aquellos que dicen ser Bautistas del Sur ¡jamás asisten a la iglesia! Más de la mitad de todos los Bautistas del Sur dieron menos de $1.00 cada uno el año pasado. Cierto – ¡menos de un dólar al año!

La Cristiandad evangélica en América está fracasando. Tiene poco impacto en nuestra sociedad. La mayoría de evangélicos no oran, no ganan almas, no diezman, y no le son fieles a su iglesia local todos los Domingos, mañana y noche. ¿De qué sirven estos “Cristianos” Americanos? ¡Yo digo que la mayoría no sirve para nada! Jesús dijo:

“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo...te vomitaré de mi boca” (Apocalipsis 3:17, 16).

La mayoría de supuestos Cristianos “renacidos” en America será vomitada de la boca de Cristo a las llamas del Infierno.

“Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad” (Mateo 7:22-23).

¿Qué de ? ¿Eres tú como la mayoría de “Cristianos” Americanos, buenos para nada, sin dirección, malvados, que faltan a la iglesia, que no oran, egoístas, pecadores inconverso que se engañan a sí mismos – yendo al Infierno? ¡Yo digo que los “Cristianos” Americanos así son una desgracia para el nombre de Cristo!

¿A dónde están a la hora de la reunión de oración? ¿Dónde a la hora de testificar? ¿Dónde están la mayoría de los Domingos en la noche? Eso fue lo que dijo Jesús de los nueve leprosos, “Y los nueve, ¿dónde están?” (Lucas 17:17). Ellos recibieron el sanar material y la ayuda material de Jesús – y se fueron sin agradecer – perdidos y yendo al Infierno – ¡tal como muchos Americanos! Jesús dijo,

“¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero” (Lucas 17:17-18).

“A Jesús le Sea Todo”. ¡Cántala!

¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer;
¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer.

II. Segundo, los Cristianos perseguidos de Iglesias de Casas en China expresan verdadera acción de gracias.

El Día de Acción de Gracias Americano es mayormente una farsa – un chiste. La gente se harta de comida y poco piensa en Cristo. Sin embargo en la China hay un verdadero Dar de Gracias esta mañana.

La evidencia arqueológica reciente muestra que la Cristiandad llegó primero a China en 85 D.C., durante la vida del Apóstol Juan. El evangelio fue rechazado en la China en ese tiempo. Los Cristianos Nestorianos llevaron el evangelio a la China la segunda vez en 635 D.C., con la predicación de Alopen y otros. La Cristiandad ganó lugar en ese entonces y gente fue convertida a Cristo en China por como ciento sesenta y cinco años. En el siglo nueve los Cristianos Nestorianos fueron perseguidos en China y dejaron de existir como movimiento, aunque algunos de los edificios de sus iglesias todavía existen en China el día de hoy.

Luego en 1807 la Cristiandad fue introducida a China la tercera vez, cuando el misionero Inglés Robert Morrison alcanzó a Macao y tradujo la Biblia al Chino. Él bautizó a un converso Chino antes de su muerte en 1834. Ocho años después el tratado de Nanjing de 1842 permitió que los misioneros extrajeros entraran libremente a la China. Predicando de la Biblia con la traducción al Chino de Morrison, los misioneros comenzaron a ver cantidades de conversiones Chinas. Veintitrés años después, en 1865 el gran misionero Inglés Dr. James Hudson Taylor comenzó a establecer las primeras de sus 205 estaciones de predicación (o misiones) en el centro de la China. Para 1928 el número de misioneros en la China alcanzaba hasta 8,325. Miles de Chinos fueron convertidos a Cristo bajo su ministerio de sacrificio. “A Jesús le Sea Todo”. ¡Cántala!

¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer;
¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer.

Los Comunistas llegaron al poder en 1949 y comenzaron a expulsar a todos los misioneros extranjeros. Una de las ultimas en salir fue la Srita. Gladys Aylward, cuya historia de valor se ha contado en una película llamada “Inn of the Sixth Happiness” [El Hospedaje de la Sexta Felicidad/traducción libre]. Yo tuve el privilegio de escuchar a la Srita. Aylward dar su testimonio en persona por tres horas en 1962. Fue un testimonio conmovedor de corazón, y recuerdo hoy mucho de lo que ella dijo hace más de cuarenta años.

Con todos los misioneros expulsados de la China, los Comunistas prohibieron la ordenación de los mismos Chinos. Fue durante éste período que mi expastor, Dr. Timothy Lin salió de la China para estudiar teología e idiomas Semitas en los Estados Unidos. Yo aprendí directamente de mi pastor, Dr. Lin, quien falleció a los 98 años de edad el 11 de Octubre del 2009, mucho de lo que pasó en la China antes de que los Comunistas tomaran el poder. Antes de llegar a pastorear nuestra iglesia China en Los Angeles, el Dr. Lin enseñaba teología en la facultad superior de la Universidad Bob Jones varios años. Luego el Dr. Lin vino a pastorear nuestra iglesia en el barrio Chino. El ministerio del Dr. Lin hizo una gran impresión en mi vida en la década de 1960, por lo cual le siempre estaré agradecido. Él me enseñó a tener fe completa en la Biblia como la mera Palabra de Dios. El papá del Dr. Lin también fue pastor, en la China antigua, antes de la revolución de 1911.

Los Comunistas prohibieron que cualquier Chino fuese ordenado al ministerio entre 1955 y 1985. Las ordenaciones tenían que llevarse a cabo en secreto entre aquellos del movimiento clandestino de las “iglesias de casas.” En 1995 los Comunistas prohibieron lo que ellos llaman “cultos malignos” en el movimiento de iglesias de casas. ¡Ellos le pusieron el nombre de “cultos malignos” a los mejores Cristianos en la China Comunista!

Jonathan Chao tubo un artículo en una edición reciente de Reformation Today [La Reformación Hoy] (Noviembre-Diciembre 2000) en el cual él dijo, “En China, la Iglesia Protestante ha crecido cien veces en los ultimos cincuenta años (1950-2000) bajo circunstancias adversas y en un ambiente hostil. Ese ambiente ha sido uno de persecución por el ateo estado [Comunista]” (traducción literal de Reformation Today, Nov.-Dec. 2000, p. 3).

Chao continuó: “En Enero de 1950...habían 834,000 miembros.... Protestantes. Hoy, pese a no haber una encuesta dependible, un cálculo sensato daría el número de creyentes alrededor de 85 millones...70 millones se hallan en una variedad de iglesias de casas esparcidas por el país” (ibid.). Luego Jonathan Chao dijo: “Hoy informes del Norte y el Noroeste de la China indican que hay una iglesia en cada villa” (ibid.). “A Jesús le Sea Todo”. ¡Cántala!

¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer;
¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer.

Chao nos contó del crecimiento fenomenal de las iglesias Chinas bajo la persecución intensa. Él escribió de pastores tan fieles como Wang Mingdao (1900-1991) quien estuvo veintitrés años en prisión por predicar el evangelio; Yuan Xiancheng de Beijing, que estuvo en prisión veinte años por predicar el Evangelio; Xie Moshan de Shanghai, que estuvo prisionero veinte años; y Samuel Lam de Guangzhou, que también pasó 20 años en prisión por predicar el evangelio de Cristo.

Estos pastores extraordinarios, y miles de otra gente China totalmente dedicada han llevado a las iglesias de casas Chinas a un avivamiento explosivo, el más grande avivamiento en la tierra en los ultimos cincuenta años.

Jonathan Chao dijo: “Como estudiante en los estudios de la iglesia China, puedo decir que la expansión continua de la iglesia en la China ya ha pasado más allá del del punto del que el estado [Comunista] pueda controlarla. Ya hay más Cristianos que miembros del partido [Comunista], algunos de los que se están volteando a Cristo” (ibid.).

El éxito de este poderoso avivamiento es asombrante, particularmente cuando te das cuenta del gran sufrimiento que muchos Cristianos Chinos han tenido que soportar. El sitio de la red religiousfreedomforchina.org/English [en Inglés] dio varios informes que ilustran lo que le ha sucedido a otros miles en la China:

      En la estación de policía local, la policía los interrogaba y los torturaba. Con la Biblia en mano, la cual le encontró a Yuxi Wei, Yang Zhang le gritaba a Wei: “¿Dónde la conseguiste? ¿Quién es tu líder?” Antes de que Wei pudiera contestar, Zhang lo bofeteó varias veces, y luego usó un palo eléctrico para pegarle en las orejas. Viendo a Wei gemir del golpe, Zhang gritó, “Tenemos que hacerte pasarla mal porque crees en Dios.” Entonces le dijo a otro policía, “Vé a ver qué está pasando con Xiang. ¡Pégale hasta matarlo si rehusa confesar!”

      Como a las 9:00 p.m. del 1o de Julio de 2002, Zefeng Ma y Junfeng Zhang, el cabecilla y el asociado de la Sección de Protección Política del Departamento de Seguridad Pública de la Ciudad de Xiangcheng, en la Provincia Henan, juntos con Yaolin Xue, director de la Policía de Caminos de la Ciudad de Xiangcheng, y otros policías irrumpieron en la casa de Xing-ai Wei, una Cristiana. Sin mostrar documento legal alguno, catearon la casa entera, como ladrones. Luego se llevaron a Xing-ai Wei y los himnarios y las Biblias a la Estación de Policía de Caminos.
      En la Estación, Junfeng Zhang le gritaba a la hermana Wei, “¡Confiesa francamente! ¿De dónde vinieron las Biblias?” Viendo que Wei rehusaba decir, Zhang la agarró del pelo y le pegaba brutalmente en la cara con un libro enrollado por un rato, luego gritó, “¿Cuánto tiempo llevas creyendo en Dios?” La hermana Wei aun guardaba silencio. Entonces Zefeng Ma perdió la paciencia, la agarró del pelo y la abofeteó hasta que se le durmió la cara. Luego le llegó el turno a Yaolin Xue. Él también la agarró del pelo y le pegó severamente. La hermana Wei fue muy torturada y abusada hasta las 2:00 AM.
      Sin conseguir nada de ella, la mandaron al centro de detención de la ciudad donde estuvo detenida cinco días bajo la acusación de “organización de cultos.” Después de que la familia de ella le dio a Zefeng Ma algunos regalos de 700 RMB ($88 aproximadamente), finalmente fue soltada al pagar una multa de 500 RMB ($62 aproximadamente).

¡Esta mujer fue arrastrada por el cabello y golpeada severamente por ser una verdadera Cristiana! Oprime aquí para leer [en Inglés] sobre otros Cristianos perseguidos en China y en otras partes – www.persecution.com. “A Jesús le Sea Todo”. ¡Cántala!

¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer;
¡A Jesús le sea Todo! Mi noche y mi amanecer.

El Pastor Richard Wurmbrand pasó catorce años de tortura y sufrimiento en una prisión Comunista Rumana, donde él vio el valor y el cometido de muchos cientos de Cristianos. Yo tuve el privilegio de conocer bien al Pastor Wurmbrand. Mi esposa y yo cenamos en el casa de él y la Sra. Wurmbrand hace varios años. En su libro, Tortured for Christ, [Torturado por Cristo] el Pastor Wurmbrand dijo,

Debe entenderse que no hay [iglesias de casas] de nombre, de medio corazón, tibios en...la China. El precio que pagan los Cristianos es demasiado grande. Lo siguiente que se debe recordar es que la persecución siempre ha producido mejores Cristianos – un Cristiano que testifica, un Cristiano que gana almas. La persecución Comunista ha disparado el tiro por la culata y ha producido Cristianos serios, dedicados que casi no se ven en tierras libres [como América]. Esta gente no puede entender cómo alguien puede ser Cristiano sin querer ganar a [a Cristo] cada alma que encuentra (traducción literal de Rev. Richard Wurmbrand, Tortured for Christ, Diane Books, 1976, p. 105).

Las iglesias de casas en la China son como el leproso Samaritano, de quien Cristo dijo,

“¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado”
       (Lucas 17:18-19).

Yo quiero ser como esos Cristianos Chinos lo más posible. Yo no quiero ser como elCristianoAméricano promedio. Espero y oro que te vuelvas un verdadero discipulo de Cristo. Esta mañana, ¿prometerás a Dios que seguirás el ejemplo de los Cristianos Chinos, no importa lo que cueste? ¿Prometerás estar en la iglesia todos los Domingos en la mañana y en la noche – no importa el costo? ¿Prometerás a Dios ayudarnos con todo tu corazón, a hacer esta iglesia, el Tabernáculo Bautista, como una de aquellas iglesias de casa, dedicadas, lo mejor que puedas? ¡Si lo harás, te urjo a volver esta noche a las 6:00 PM a nuestro servicio de Domingo en la noche! Voltea al himno número 7 en tu hoja de canciones. Cántalo.

¡A Jesús le sea todo! Todo dentro de mi ser;
   Todo pensamiento y hechos, mi noche y amanecer.
¡A Jesús le sea todo! Mi noche y mi amanecer;
   ¡A Jesús le sea todo! Mi noche y amanecer.

Que Su voluntad yo haga, y que le imite a Él;
   Que a Jesús vean mis ojos, y mis labios gloria den.
¡A Jesús le sea todo! Y mis labios gloria den.
   ¡A Jesús le sea todo! Y mis labios gloria den.

Desde que a Jesús yo veo, nada más quiero mirar,
   Mi visión encadenada al Crucificado ver.
¡A Jesús le sea todo! Al Crucificado ver.
   ¡A Jesús le sea todo! Al Crucificado ver.

¡Oh, que grande maravilla! Rey de Reyes mi Jesús,
   Me llama Su amado y bajo Sus alas posé.
¡A Jesús le sea todo! Bajo Sus alas posé;
   ¡A Jesús le sea todo! Bajo Sus alas posé.
(Traduccion de “All For Jesus” por Mary D. James, 1810-1883).

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprima “Sermones en Español.”

You may email Dr. Hymers at rlhymersjr@sbcglobal.net, (Click Here) – or you may
write to him at P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Or phone him at (818)352-0452.

La Escritura Leída por el Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: Lucas 17:11-19.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“I’d Rather Have Jesus” (letra por Rhea F. Miller, 1922;
música por George Beverly Shea, 1909-).


THE OUTLINE OF

EL BOSQUEJO DE

ACCIÓN DE GRACIAS EN CHINA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado” (Lucas 17:17-19).

(Juan 4:9; Lucas 17:15-16)

I.   Primero, América da por supuesto las bendiciones de Dios.
Apocalipsis 3:17, 16; Mateo 7:22-23.

II.  Segundo, los Cristianos de Iglesias de Casas en China expresan
verdadera acción de gracias, Lucas 17:18-19.