Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EL NOMBRE DE JESÚS – UN SERMÓN DE NAVIDAD

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles
La Tarde del Día del Señor, 20 de Diciembre de 2009

“Llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21).


Antes de que El naciera, el angel del Señor le apareció a José y le dijo:

“Llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21).

Esa fue la primera vez que José oyó el mensaje de Navidad. Pero Navidad significa muchas cosas diferentes hoy día. Algunos piensan que es una fiesta de invierno – una vacación de la escuela o del trabajo. Corren de un cine a otro a ver películas que son moralmente degradadas. Algunos van a Las Vegas a perder su dinero apostando. Otros se emborrachan o toman estupefacientes para celebrar “Las Fiestas”. Y hay otros que la consideran una buena oportunidad para ganar más dinero. Quizá ni crean en Cristo. Quizá lo odien. Pero están listos para “aprovechar” y hacer dinero lo más que puedan las últimas semanas de Diciembre. Sin embargo otros se quedan en casa, sentados frente a la televisión, a solas y cortados de familia y amistades.

El materialismo, los placeres falsos, el alcohol, los estupefacientes y la soledad son todo lo que ellos experimentan. Muchos se hallan tan ocupados con otras cosas que no tienen tiempo para la iglesia, no tienen tiempo para pensar en Jesús – ¡aunque la Navidad es supuestamente el tiempo en que celebramos Su nacimiento!

En Taunton, Massachusetts hace unos días, un niño Africo Americano fue enviado a casa de la escuela y se ordenó que fuera evaluado sicológicamente después de que se le pidió dibujar sobre la Navidad, y él dibujó a Jesús en la Cruz, dijo Chester Johnson, padre del niño. El maestro del niño le pidió a los niños en su clase que dibujaran algo que les recordaba de la Navidad. El niño había sido llevado a la iglesia unos días antes, donde vio un retrato de la crucifixión. Su padre dijo: “Cuando él vio la crucifixión de Jesús en la Cruz, eso fue lo que dibujó. A él le gustó eso”. Los niños chiquitos aprenden muy rápido. ¡Ellos saben que los pueden enviar a casa, y ser sometidos a evaluaciones “sicológicas” si te atreves, en una escuela publica, a dibujar a Jesús en la época de Navidad! (Fuente informativa: “2nd-grader told to go home over crucifix drawing,” The Associated Press [en Inglés], December 16, 2009).

El nombre de El ha sido quitado completamente de lo que ahora se llama “Las Fiestas”. Solíamos enviar tarjetas de Navidad. Ahora son “tarjetas festivas”. Antes oíamos el dulce sonido de “Feliz Navidad” de parte de nuestros vecinos, y hasta en las calles, de parte de gente que ni siquiera conocíamos. Ahora, los cajeros, en las caja registradora de las tiendas donde compramos, gemidos obligados “felices fiestas”. Pero nadie parece estar feliz por nada.

Cuando yo era niño no teníamos mucho dinero. Eramos aún más pobres que la gente hoy. Pero intercambiabamos regalos de Navidad pequeñitos con nuestras amistades y amados – regalos simples. Y cantabamos villancicos de Navidad en las escuelas publicas. Yo fui uno de los tres reyes magos en un acto de Navidad en una escuela publica aquí en Los Angeles. Hoy, la ACLU y la Corte Suprema (en los Estados Unidos) han hecho que todo eso sea en contra de la ley. Al mismo tiempo, han legalizado la matanza de 51 millones de niños con el aborto. Un tercio de tu generación de jovenes ha sido masacrado por ellos, a la vez, estos hombres malvados han vuelto los villancicos Navidaños y los nacimientos y las palabras “Feliz Navidad” una ofensa criminal.

Y parece que ahora Dios está quitando Sus bendiciones de nuestro país, y de las naciones de Europa. A causa de nuestra avaricia, egoismo e impiedad, estamos en medio de la peor crisis financiera que ha habido desde la Gran Depresión. Los de Washington juguetean con los servicios sociales, mientras crecientes multitudes se hallan sin empleo. ¡Y parece que los políticos no saben qué hacer con eso! ¡Parece que a muchos de ellos ni siquiera les importa! ¡Solamente piensan es ser reelegidos! Como solía decir el Presidente Reagan: “El gobierno no puede resolver el problema. El gobierno es el problema”.

En el extrajero, el Taliban se halla a punto de tomar Pakistan, listo para tomar su reserva de armas nucleares. ¿Las usaran contra nosotros los terroristas? Corea del Norte pone a prueba misiles que podrían alcanzar a América y Europa. Irán opera con empeño para construir armas nucleares que puedan destruir a Israel, y comenzar una guerra termonuclear, como del Infierno sobre la tierra, en el Medio Este. Y, como si eso no fuera suficientemente malo, muchos científicos y estadistas nos dicen que el calentamiento global podría destruir nuestro modo de vida en unas cuantas décadas. Todo esto me recuerda de lo que el famoso filosofo Francés, Jean Paul Sartre dijo – “sin salida” – ¡no hay salida de los temores y las presiones y los problemas que la humanidad enfrenta esta misma hora!

“Llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21).

¡Un viejo villancico Navideño Inglés lo dice todo!

Señores, os alegre Dios,
   Por nada desmayéis,
Porque Jesús nacido es,
   Del cual no os olvidéis;
Para salvaros de Satán
   Cuando perdido estais.
Oh, nuevas de gozo y paz,
   Gozo y paz,
¡O nuevas de gozo y paz!
   (Traduccion de “God Rest Ye Merry, Gentlemen,” autor desconocido;
      publicado por William Sandys, 1833).

El nombre de “Jesús” es la forma Griega del nombre Hebreo “Yeshua”, que fue trasladado como “Josue”. Es de la relación de dos palabras Hebreas: “Jehová” y “libera, suelta, preserva, rescata, salva, da victoria” (Strong #3467). ¡ “Jesús” significa “¡Jehová rescata, salva, y da victoria” a Su pueblo!

La Navidad debería recordarnos de la esperanza y la salvación que Jesús le trae a un mundo perdido en el pecado. El profeta Isaías hablaba de Jesús al decir:

“Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados” (Isaías 53:5).

Jesús nació para morir, clavado en una Cruz sangrienta. El le dijo a Sus Discípulos:

“Para esto he llegado a esta hora” (Juan 12:27).

De pie ante el gobernador Romano, azotado y sangrando, el gobernador le preguntó: “¿Luego, eres tú rey? (Juan 18:37). Jesús dijo: “Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo” (Juan 18:37). “Así que entonces lo entregó a ellos para que fuese crucificado” (Juan 19:16).

Jesús arrastró Su cruz al monte llamado Calvario. Le clavaron Sus manos y Sus pies a aquella cruz. Y Jesús “murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras” (I Corintios 15:3). Pusieron su cuerpo muerto en un sepulcro vacío, sellándolo con una roca muy grande, y poniéndole guardas Romanos para vigilarlo. Pero el tercer día, Jesús resucitó físicamente, en carne y hueso, de entre los muertos!

¡Aleluya! ¡Aleluya! ¡Aleluya!
   Tres días tristes pasaron ya;
Glorioso El resucitó;
   ¡Sea la gloria al Salvador! ¡Aleluya!
(Traducción libre de “The Strife Is O’er,”
   traducida al Inglés por Francis Pott, 1832-1909).

¡Ese es el Evangelio! ¡Esas son las buenas nuevas! ¡Ese es el verdadero significado de la Navidad! ¡El Apóstol Pablo lo dijo todo!

“Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras” (I Corintios 15:3-4).

Durante la Revolución Francesa, un ateo le dijo a Talleyrand: “La religión Cristiana, ¿qué es? Sería fácil comenzar una religión así”. Talleyrand respondió: “Oh, sí, solamente tendrías que ser crucificado, y resucitar de entre los muertos el tercer día”.

“Llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21).

El nombre de Jesús quiere decir que Dios ha librado a los verdaderos Cristianos – ¡librandonos y salvandonos de la pena del pecado por Su muerte en la Cruz, y Su resurrección de entre los muertos! ¡Jesús puede perdonar tu pecado, y limpiarte por Su Sangre. Jesús te puede dar vida eterna por Su resurrección del sepulcro! ¡Ven a Jesús! Confía en El. El te librará del pecado, y salvará tu alma del Infierno. ¡Ese es el mensaje de la Navidad!

“Llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21).

“Señores, Os Alegre Dios.” ¡Cántala!

Señores, os alegre Dios,
   Por nada desmayéis,
Porque Jesús nacido es,
   Del cual no os olvidéis;
Para salvaros de Satán
   Cuando perdido estais.
Oh, nuevas de gozo y paz,
   Gozo y paz,
¡O nuevas de gozo y paz!

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada sesmana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

La Escritura Leída por Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: Mateo 1:18-25.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“God Rest Ye Merry, Gentlemen” (autor desconocido
publicado por William Sandys, 1833).