Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




EMANUEL – UN SERMÓN DE NAVIDAD

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, Diciembre 20, 2009

“Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23).


Cuando el ángel del Señor se le apareció a José en un sueño le dijo que el niño de María tendría dos nombres. El primer nombre sería “JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mateo 1:21). Eso es lo que el nombre “Jesús” significa – Jehová salva. Hablaré sobre ese nombre esta noche. Pero el ángel del señor dijo que Jesús tendría otro nombre. El ángel citó Isaías 7:14:

“Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel” (Isaías 7:14).

Algunos críticos modernos dicen que la palabra en Hebreo “almah” simplemente significa una joven, soltera, no una virgen. Pero el Dr. Henry M. Morris señaló que:

Esto no es sino una manera de evitar el milagro del nacimiento virginal de Cristo. La palabra [almah] se utiliza seis veces más en el Antiguo Testamento y en todos los casos el contexto favorece... su interpretación como “virgen”. “Concepción por una mujer “joven, soltera” no sería una señal de nada excepto de pecado, porque tales eventos ocurren con frecuencia. Una concepción virginal requeriría un poderoso acto de la creación por Dios Mismo. La cita de este verso en el Nuevo Testamento [Mateo 1:23] debe quitar cualquier duda persistente, porque la palabra Griega parthenos usada allí sólo puede significar “virgen” (Traducido de Henry M. Morris, Ph.D., The Defender’s Study Bible, World Publishing Company, 1995, p. 725; note on Isaiah 7:14).

Así, el ángel le dijo a José que su esposa virgen daría a luz un hijo:

“Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

Tomemos tiempo para examinar este versículo cuidadosamente.

I. Primero, ¿qué significa Emanuel?

El texto en sí hace eso muy claro. La palabra Hebrea Emanuel significa “Dios con nosotros.” El Dr. Criswell dijo:

La designación de “Dios con nosotros” afirma la plena deidad de Jesucristo (Traducción de W. A. Criswell, Ph.D., The Criswell Study Bible, Thomas Nelson Publishers, 1979, p. 788; note on Isaiah 7:14).

En su comentario sobre Isaías 7:14, el Dr. Criswell también dijo:

El nacimiento virginal [de Jesús] es esencial para la fe porque sólo a través de este milagro puede Cristo (1) ser al mismo tiempo completamente Dios y completamente hombre, (2) ser el “[último] Adán,” (3) ser sin pecado y totalmente obediente a la Ley de Dios en nombre de los pecadores, y (4) ser el pago por los pecados como uno que es Dios y hombre (Traducción de Criswell, ibíd.).

Emmanuel – Dios con nosotros, está en perfecto acuerdo con el Evangelio de Juan, que dice:

“el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1).

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros”
       (Juan 1:14).

Charles Wesley (1707-1788) lo dijo bien.

En la carne a Dios mirad;
   Es velada Deidad,
Con nosotros mora Él,
   Que es Jesús Emanuel.
Ángeles, anuncianle,
    “Gloria al nacido Rey”.
(Traducción libre de “Hark, the Herald Angels Sing”
     by Charles Wesley, 1707-1788).

II. Segundo, ¿por qué Emanuel debe ser “traducido”?

“Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

Spurgeon dijo:

¿Por qué la palabra “Emanuel” en Hebreo, debe traducirse en lo absoluto? ¿No era para demostrar que hace referencia a nosotros los Gentiles, y por lo tanto debe de ser interpretado en una de las principales lenguas del mundo Gentil que existía entonces, principalmente, el Griego. Esto “traducido es” en el nacimiento de Cristo [muestra] que él no es solamente el Salvador de los Judíos, sino también de los gentiles, (Traducción de C. H. Spurgeon, “God With Us,” The Metropolitan Tabernacle Pulpit, Pilgrim Publications, 1971, volume XXI, p. 709).

¡Estas palabras, “traducido es”, muestran que los que somos Gentiles, lejos de Dios, libremente podemos llegar a Jesús y estar unidos con los creyentes Judíos – y su “Emanuel” también será nuestro “Dios con nosotros”! Jesús dijo claramente que sería así:

“Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios” (Lucas 13:29).

Al incluir personas de los cuatro puntos cardinales de la tierra, Jesús dejó en claro que los Gentiles, así como los Judíos, eran invitados a venir a Él.

“Por tanto, acordaos de que en otro tiempo vosotros, los gentiles en cuanto a la carne, erais llamados incircuncisión por la llamada circuncisión hecha con mano en la carne. En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo” (Efesios 2:11-13).

“Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

Esas palabras, “traducido es,” muestran que nosotros como Gentiles, “sin Dios en el mundo...habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo” (Efesios 2:12, 13). Como Charles Wesley lo puso:

Todo el pueblo álcese,
   A las huestes júntense;
Proclamando vez tras vez,
    “¡Que en Belén nacido Él es!”
Ángeles anuncianle,
    “Gloria al nacido Rey”.

III. Tercero, ¿quienes son “ellos” que llamarán a Jesús “Emanuel”?

“Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

En Isaías 7:14 [en inglés] no dice la palabra “ellos”. Esto significa, en Isaías 7:14, que la Virgen llamará Su nombre Emanuel. Pero, por revelación progresiva, vemos en Mateo 1:23 que otros lo llaman “Dios con nosotros”. “Llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros”. ¿Quiénes son “ellos”? “Ellos” ciertamente no son los Musulmanes, porque ellos niegan que Jesús es Dios encarnado. “Ellos” ciertamente no son los Testigos de Jehová porque, como los Musulmanes, niegan que Jesús es “Dios con nosotros.” Tampoco pueden ser “ellos” los que creen que Cristo es un espíritu, ¡porque el niño Jesús no era espíritu! ¡Era un bebé de carne y hueso, que la Virgen dio a luz esa primera Navidad! El Apóstol Juan dejó eso muy claro cuando escribió:

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo”
       (I Juan 4:1-3).

“Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

Por lo tanto, llegamos a la conclusión de que [en Inglés] “ellos” se refiere a los que vienen, y creen, en el verdadero Jesús, nacido de la Virgen María, crucificado bajo Poncio Pilato, que murió en la Cruz, fue sepultado, resucitó físicamente de entre los muertos el tercer día, subió de nuevo al Cielo, y está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso. “Ellos” son los que vienen a Jesús, y son limpiados de sus pecados, quién puede decir con el Apóstol Juan:

“Y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado”         (I Juan 1:7).

“Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

¿Eres parte de [en Inglés] “ellos” de los que se habla en nuestro texto? Si no eres, te pedimos que vengas a Jesús y experimentes el nuevo nacimiento. Una vez más, Charles Wesley lo dijo muy bien en su himno de Navidad:

Su corona Él despreció,
   Nuestra muerte anuló,
Nace el hombre a levantar,
   Nace a regenerar.
Ángeles anuncianle,
    “Gloria al nacido Rey”.

(FIN DEL SERMÓN)
Puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español”.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Dr. Kreighton L. Chan: Mateo 1:18-23.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Mr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Hark, the Herald Angels Sing” (by Charles Wesley, 1707-1788).


EL BOSQUEJO DE

EMANUEL – UN SERMÓN DE NAVIDAD

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros” (Mateo 1:23).

(Mateo 1:21; Isaías 7:14)

I.   Primero, ¿qué significa Emanuel? Juan 1:1, 14.

II.  Segundo, ¿por qué Emanuel debe ser “traducido”? Lucas 13:29;
Efesios 2:11-13.

III. Tercero, ¿quienes son “ellos” que llamarán a Jesús “Emanuel”?
I Juan 4:1-3.