LA ACTIVIDAD DE DEMONIOS EN LA PROFECÍA BÍBLICA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado la Mañana del Día del Señor, 26 de Octubre de 2008
en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).


Los Americanos se ocupan en actividades del Día de las Brujas que demuestran que nuestra cultura es totalmente pagana. Donde sea que vayas en la época del Día de las Brujas, verás esqueletos y pinturas de murcielagos y de brujas y de “fantasmas.” Un joven de nuestra iglesia me dijo que todos en su empleo tienen dichas figuras de fantasmas y demonios y de linternas de calabazas en sus escritorios. La gente para la que él trabaja le dará premio a la persona que tenga el escritorio más espeluznante. ¡El me dijo que su propio escritorio es el único en la oficina que no tiene decoraciones del Día de las Brujas!

Me parece que este énfasis en el demonio cada Octubre indica que estamos pasando a los últimos días. El Apóstol Pablo escribió de ello en nuestro texto,

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).

De este verso aprendemos al menos cuatro cosas.

I. Primero, esta profecía es dada por el Espíritu de Dios.

El texto dice,

“Pero el Espíritu dice claramente…” (I Timoteo 4:1).

La palabra Griega traducida “claramente” significa “con fuerza, i.e. claramente” (Strong), “claramente, indubitablemente” (Rienecker). Rienecker dijo, “La palabra indica que estos elementos de eventos futuros se han dado a conocer claramente” (traducción de Fritz Rienecker, Ph.D., A Linguistic Key to the Greek New Testament, Zondervan Publishing House, 1980, p. 625).

Así, vemos que esta profecía no es solamente una idea que diera el Apóstol Pablo. No, esta es una profecía dada claramente, plena y sin equivocación, por el Espíritu Santo. Dios Mismo le dio las palabras de esta profecía al Apóstol Pablo. Por supuesto que es cierto también de la Biblia entera porque,

“Toda la Escritura es inspirada por Dios…” (II Timoteo 3:16).

El Dr. Criswell dijo tocante a II Timoteo 3:16,

El origen de la Escritura es declarado: Es “soplada por Dios” (theopneustos, Gk.), i.e. las palabras de la Escritura deben de recibirse como de Dios Mismo. La doctrina de la Escritura mantenida por la Biblia es que sus palabras son “sopladas por Dios” (traducción de W. A. Criswell, Ph.D., The Criswell Study Bible, Thomas Nelson Publishers, 1979, nota de II Timoteo 3:16).

Aquí en nuestro texto, en I Timoteo 4:1, se nos recuerda de la inspiración de las palabras de esta profecía:

“Pero el Espíritu dice claramente...” (I Timoteo 4:1).

Esta no es una profecía dada en alguna bola de cristal ni en algún libro de astrología. Es una profecía dada por Dios Mismo en la página de la Escritura. Esta profecía es dada por Dios el Espíritu Santo. ¡Tú puedes confiar siempre las profecías que Dios dio en la Biblia!

II. Segundo, esta profecía habla del futuro.

El texto dice,

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos” (I Timoteo 4:1).

La Biblia [en Inglés] Tim LaHaye Prophecy Study Bible dice:

“Postreros tiempos” en este contexto se refiere al fin de esta Epoca de Iglesia (traducción de Tim LaHaye Prophecy Study Bible, AMG Publishers, 2000, nota de I Timoteo 4:1).

El Dr. Gill dijo,

La profecía en los versos 1, 2, 3. El autor de esta profecía es el Espíritu de Dios; el modo en que fue entregado fue muy pleno y claro; el tiempo en que sería cumplido, los últimos días (traducción de John Gill, D.D., An Exposition of the New Testament, The Baptist Standard Bearer, reimpreso 1989, tomo III, p. 292; nota de I Timoteo 4:1).

Así, yo estoy convencido de que estas palabras “los postreros tiempos,” se refieren al mismo período de tiempo del que se habla en II Timoteo 3:1-5, que dice,

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita” (II Timoteo 3:1-5).

Los “postreros días” de II Timoteo 3:1 y los “postreros tiempos” de nuestro texto se refieren al mismo período de tiempo. Parece evidente que ambos están hablando del día en que vivimos. Yo creo que ahora estamos viviendo en ese período, en los “postreros días,” los “postreros tiempos.” Se podría traducir “en los últimos días.” Esto aclara que Dios dio una profecía tocante el futuro que señala hacia el mismo tiempo en el que vivimos hoy.

III. Tercero, esta profecía se refiere al tiempo final de apostasía.

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe...” (I Timoteo 4:1).

La palabra traducida “apostatarán” es de una palabra Griega que significa “abandonar,” “apartarse de” (Strong). La gente abandonará la fe Cristiana y se apartará de las Escrituras. Esa es una profecía de lo que está sucediendo estos terribles días de apostasía.

Esta apostasía del fin de los tiempos se da también en II Tesalonicenses 2:3, que dice,

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía...” (II Tesalonicenses 2:3).

La palabra “apostasía” viene de la Griega “apostasia,” que significa “apartarse,” “abandonar” la verdad (Strong). La gran “apostasía” predicha en II Tesalonicenses 2:3 se refiere a la misma apostasía de la que se habla en nuestro texto,

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe...” (I Timoteo 4:1).

Una abreviación moderna lo pone así, “Algunos se apartarán, abandonando la fe.” Y eso es exactamente lo que el verso en II Tesalonicenses dice, que “la apostasía [vendrá]” (II Tesalonicenses 2:3). Yo creo que esto no solamente incluye apartarse de las Escrituras, sino que también abandonar la iglesia local del Nuevo Testamento donde se predica el Evangelio que dan las Escrituras. ¡Muchas cosas que suceden hoy en la Cristiandad indican que vivimos en ese período de la apostasía ahorita mismo! El Dr. Criswell dijo,

La frase “la apostasía” está traducida correctamente en la Biblia en Español. El uso del articulo [la] indica que [la Palabra de Dios habla de] una apostasía específica...antes del [fin de esta era] habrá un muy marcado alejamiento de los que profesan ser creyentes (traducción de W. A. Criswell, Ph.D., ibid., nota de II Tesalonicenses 2:3).

Estoy convencido de que ahora, en esta hora, estamos viviendo en lo profundo de este tiempo profetizado de apostasía. La apostasía de nuestro tiempo tiene sus raíces en el ministerio de Charles G. Finney y de los predicadores y evangelistas “decisionistas” que le siguen, que llenan nuestras iglesias de gente inconversa, con pedirles que “tomen una decisión por Cristo,” en vez de asegurarse de que eran convertidos.

El Dr. Monroe “Monk” Parker solía ser llamado “El Decano de los Evangelistas Americanos.” Sus sermones a menudo eran publicados en The Sword of the Lord. El Dr. Parker dijo:

Si puedieramos conseguir que la mitad de los miembros de la iglesia fueran salvos, veríamos un gran avivamiento. De hecho, creo que si pudieramos conseguir que la mitad de los predicadores en América fueran convertidos, veríamos un avivamiento poderoso (traducción de Monroe “Monk” Parker, D.D., Through Sunshine and Shadows: My First Seventy-Seven Years, Sword of the Lord, 1987, pp. 61-62).

Pero nadie tomó al Dr. Parker en serio cuando dijo eso hace unos años. No se hizo ningún atentado verdadero para asegurarse que la gente de iglesia es convertida. Así, la gran apostasía de que se habla en nuestro texto, y en II Tesalonicenses 2:3, ha barrido con las iglesias, dejándolas con muy pocos verdaderos convertidos en ellas. Es por eso que hoy las iglesias en América y en el mundo Occidental están tan confundidas y débiles, y tan llenas de herejía y falsas enseñanzas. ¡Estas profecías se han cumplido ante nuestros propios ojos!

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá [el fin de la edad] sin que antes venga la apostasía...
       (II Tesalonicenses 2:3).

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe...” (I Timoteo 4:1).

Predicadores prominentes como W. A. Criswell, B. R. Lakin y A. W. Tozer advirtieron que la mayoría de miembros de iglesias son inconversos (vea “The Great Falling Away,” R. L. Hymers, Jr., autopublicado, p. 7). La apostasía ha producido millones de Cristianos profesantes que no son convertidos. Estos miembros de iglesia perdidos han debilitado las iglesias a tal grado que no pueden pararse contra los ataques del paganismo, de la religión Nueva Edad y de los cultos en contra la Cristiandad. Así, el mundo Occidental se está hundiendo en oscuridad, en lo demoníaco, y en apostasía, mucho de ello centrado en la celebración demoníaca del Día de las Brujas. El Dr. John R. Rice dijo:

El pulpito le ha fallado a las iglesias, y las iglesias le han fallado a América (traducción de John R. Rice., D.D., Bible Doctrines to Live By, Sword of the Lord, 1968, p. 311).

¡El Dr. Rice tanía razón! ¡Ayúdanos, Señor! Un predicador Bautista llamado F. L. Chapell, escribiendo en 1903, dijo:

Los días oscuros que precedieron al [Primer] Gran Despertamiento volverán a menos que alguien se pare firme, clara y decididamente por la doctrina de una membresía de iglesia que esté convertida (traducción de Rev. F. L. Chapell, The Great Awakening of 1740, American Baptist Publication Society, 1903, p. 133).

Nadie le escuchó al Pastor F. L. Chapell en 1903. ¡Ahora ya es demasiado tarde! Ahora mismo estamos en los “días oscuros” de la apostasía final! ¡Hoy estamos en aquella apostasía final! ¡Ahora ningún Presidente nos puede salvar! ¡Solamente la intervensión de Dios Mismo nos puede salvar ahora! ¡Pero no parece que El vaya a intervenir antes de que el juicio caiga sobre América y sobre el mundo Occidental!

Hace unos días un diácono en una iglesia Bautista del Sur donde prediqué una vez me dijo, “Tú siempre predicas demasiado alto, siempre es demasiado alto!” No le dije nada cuando me insultó así. No hubiera sido lo propio. Pero pensé, “¡Dios Mío! ¿No es hora ya y ha pasado mucho tiempo, para que los predicadores obedezcan la Biblia y alcen sus voces a veces al predicar?” El profeta Isaías dijo,

“Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado” (Isaías 58:1).

El Apóstol Pablo dijo,

“Redarguye, reprende, exhorta...Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias [deseos]” (II Timoteo 4:2-3).

Sí, ahora estamos en la Gran Apostasía predicha en las Escrituras, y la culpa cae sobre los predicadores timidos, que tienen miedo de alzar sus voces y asegurarse de que la gente en nuestras iglesias sean convertidas con predicación evangelistica anticuada que pega fuerte, seguida por aconsejamiento del pastor mismo. ¡Los pastores tienen la culpa porque tienen miedo de predicar de frente contra los pecados de nuestro pueblo! ¡Que Dios nos ayude! De nuevo, tengo que repetir lo que el Dr. John R. Rice dijo:

El pulpito le ha fallado a las iglesias, y las iglesias le han fallado a América (traducción de John R. Rice., D.D., Bible Doctrines to Live By, Sword of the Lord, 1968, p. 311).

IV. Cuarto, esta profecía se refiere a la apostasía producida por espíritus
engañadores y doctrinas de demonios.

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).

Dr. J. Vernon McGee dijo,

“Engañadores” significa vagos, que andan y viene de la palabra [que significa] engañador o seductor. De hecho Satanás es todas esas cosas. Ellos prestarán atención a espíritus Satánicos. “Doctrinas de demonios,” la gente [le pondrá atención] a doctrinas de demonios...aun en nuestra edad materialista hay un regreso a las cosas del mundo espiritual y gran énfasis en ello...Pablo nos advierte para que no seamos deducidos por doctrinas de demonios (traducción de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, Thomas Nelson Publishers, 1983, tomo V, p. 447; notas de I Timoteo 4:1).

La Biblia dice,

“Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (I Juan 4:1).

Las iglesias por años han estado admitiendo a miles de gente inconversa en su membresía. Esto ha debilitado tanto a las iglesias que un gran diluvio de prácticas de nueva edad, demoniacas han entrado a nuestra cultura sin que las iglesias sean lo suficientemente fuertes para detenerlas. Es por eso que está contra la ley leer un verso Bíblico en las escuelas, pero toda escuela es decorada para el Día de las Brujas, con brujas, esqueletos, y “espantos” demoníacos. Esto muestra claramente que no quieren tener nada qué ver con Cristo. En vez, quieren jugar con demonios. Amigo mío, ¡estamos viviendo en la gran apostasía! Los predicadores y la gente de iglesia a todo nuestro alrededor están “escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).

Prueba a los espíritus y verás que son Satanicos. ¡Sí, prueba a los espíritus que están detrás de la celebración demoníaca del Día de las Brujas, y de otros cambios en nuestra cultura!

“Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas”
       (Efesios 5:11).

Es por eso que te pido que evites tener qué ver con el Día de las Brujas. Es por eso que te pido que vengas a la Cristo, y que por El seas salvo del juicio, y seas lavado de tu pecado por Su Sangre, y recibas la vida eterna de El – que murió en la Cruz para pagar la pena de tu pecado, ¡y resucitó físicamente de los muertos para darte vida! Y es por eso que te pido que vengas y estés con nosotros en la iglesia la noche del Día de las Brujas. Tendremos un tiempo muy bueno, ¡pero no tendrá nada qué ver con el Día de las Brujas! Cenaremos y tendremos un gran tiempo de compañerismo comenzando a las 7:30 PM la noche del Día de las Brujas, 31 de Octubre. ¡Ven y está con gente Cristiana esa noche! Que Dios te bendiga al hacerlo, porque

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).

¡Asegúrate de regresar a la iglesia esta noche a las 6:00 PM también! No dejes que el Diablo te aparte de la iglesia esta noche a las 6:00, ni el Día de las Brujas el próximo Vienes en la noche.

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com. Oprime “Sermones en Español.”

La Escritura Leída por el Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: II Timoteo 3:1-5.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“In Times Like These” (por Ruth Caye Jones, 1944).


EL BOSQUEJO DE

LA ACTIVIDAD DE DEMONIOS EN LA PROFECÍA BÍBLICA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (I Timoteo 4:1).

I.   Primero, esta profecía es dada por el Espíritu de Dios, I Timoteo 4:1a;
II Timoteo 3:16.

II.  Segundo, esta profecía habla del futuro, I Timoteo 4:1b;
II Timoteo 3:1-5.

III. Tercero, esta profecía se refiere al tiempo final de la apostasía,
I Timoteo 4:1c; II Tesalonicenses 2:3; Isaías 58:1;
II Timoteo 4:2-3.

IV. Cuarto, esta profecía se refiere a la apostasía producida por espíritus
engañadores y por doctrinas de demonios, I Timoteo 4:1d;
I Juan 4:1; Efesios 5:11.