EL DILUVIO, EL CUERVO Y LA PALOMA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado la Mañana del Día del Señor, 5 de Noviembre de 2006
en el Tabernáculo Bautista de Los Angeles

“Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió a él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de toda la tierra. Entonces él extendió su mano, y tomándola, la hizo entrar consigo en el arca” (Genesis 8:9).


No te equivoques – Yo sí creo en la exactitud literal de la historia Bíblica del gran diluvio. Estoy en completo acuerdo con el Dr. Henry M. Morris y Dr. John C. Whitcomb, autores del libreo The Genesis Flood, [El Diluvio de Genesis] que discute que la geología de la tierra tiene las marcas de un diluvio global. Estoy convencido de que la Biblia es literalmente cierta en todas sus partes, incluyendo la historia en Génesis de el Diluvio en los tiempos de Noé.

Y uno no puede leer los capítulos siete y ocho de Génesis sin darse cuenta de que hay mucha tipología allí. El diccionario Webster’s Dictionary dice que un tipo es “una persona, cosa, o evento que representa o simboliza a otra, especialmente otra que vendrá, un símbolo, un emblema, una señal.”

Dr. Kreighton L. Chan, diácono nuestro, hace unos minutos leyó Genesis 8:1-9. Te daré varios de los tipos que son prominentes en ese pasaje de la Escritura. El Dr. Walter L. Wilson, en su [Diccionario de Tipos Bíblicos] Dictionary of Bible Types (Hendrickson Publishers, reimpresión de 1999, p. viii) dice: “El estudio de tipos es iluminador, porque la Escritura usa las cosas que se ven, para enseñarnos acerca de las que no se ven. El estudio de tipos nos equipa con medios convenientes y método de presentar la verdad de Dios, porque los tipos están a nuestro alrededor listos para ser usados” (ibid.). Y eso es especialmente cierto aquí en el capitulo ocho de Genesis.

I. Primero, el Diluvio es tipo del juicio mundial.

Representa, o simboliza el juicio sobre el mundo a causa del pecado. El Dr. Wilson dice que el Diluvio de Genesis “Es emblemático del gran juicio de Dios sobre aquellos que están fuera de Cristo, así como el diluvio llegó sobre aquellos que estaban fuera del arca” (ibid., p. 170). El antitipo o cumplimiento del tipo se halla en Salmo 90:5,

“Los arrebatas como con torrente de aguas” (Salmo 90:5).

El Nuevo Testamento, en II Pedro 3:6-7, pone el Diluvio como tipo profético del juicio de fuego que le viene al mundo.

“Por lo cual el mundo de entonces pereció anegado en agua; pero los cielos y la tierra que existen ahora, están reservados por la misma palabra, guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hombres impíos” (II Pedro 3:6-7).

El Diluvio apunta hacia las palabras del Apóstol Juan en su primera epístola:

“El mundo entere está bajo el maligno” (I Juan 5:19).

“Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre” (I Juan 2:17).

El Diluvio del día de Noé mostró que el mundo entero se había alejado de Dios, y era el juicio aterrador de Su ira y enojo contra el pecado. El Diluvio nos declara que el mundo entero pecaminoso aun está bajo la ira de Dios, y que será juzgado por Él en un futuro cataclismo de fuego.

El mundo incrédulo todavía está bajo la misma ira feroz de Dios tal como en el día de Noé.

“El mundo entere está[ba] bajo el maligno” (I Juan 5:19)

esperando el juicio. El Diluvio tipifica y simboliza el juicio que cuelga sobre nuestro mundo esta mañana.

II. Segundo, el Arca de Noé es tipo ambos, a Cristo y a la iglesia local.

Cristo y la iglesia local son emblemas intercambiables en Genesis siete y ocho. En Genesis siete, el Arca es un tipo de Cristo.

“Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos” (Genesis 7:7).

La Biblia Anotada de Scofield dice: “Arca: un tipo de Cristo como el refugio para su pueblo contra el juicio” (nota sobre Genesis 6:14). Y allí el Arca seguro es un símbolo del Señor Jesucristo. Cuando estás “en Cristo” no experimentarás el juicio de Dios. El Nuevo Testamento dice:

“Vuestra vida está escondida con Cristo en Dios”
      (Colosenses 3:3),

tal como Noé y su familia estuvieron “escondidos con Cristo” en el Arca.

“Y Jehová le cerró la puerta” (Genesis 7:16),

tal como el Señor “encierra” a aquellos que vienen a Cristo, quien dijo:

“Y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás” (Juan 10:28).

Tal como Noé y su familia estuvieron a salvo en el Arca, también tú estás perfectamente a salvo

“mediante la redención que es en Cristo Jesús” (Romanos 3:24).

Ven a Cristo y serás

“sellados con el Espíritu Santo” (Efesios 1:13).

Dios mismo te “sellará” dentro de Cristo. Como dice Genesis 7:16 acerca de Noé:

“Jehová le cerró la puerta,”

el Arca de la salvación, así tú serás “encerrado,” para tener seguridad eterna en Cristo Jesús.

Pero al acercarnos al texto, la tipología parece cambiar un poco, y el Arca se vuelve más un tipo de la iglesia local. Esto no debe sorprender a los estudiantes Bíblicos. En la epístola a los Efesios, el Apóstol Pablo habla de la unión completa de el hombre y la mujer en el matrimonio, de modo que

“Y los dos serán una sola carne” (Efesios 5:31).

Y nos deja ver notablemente:

“Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia” (Efesios 5:32).

El Apóstol Pablo nos dice que Cristo y la iglesia son tan indivisible como el esposo y la esposa lo son en el lazo matrimonial.

Por lo tanto no debe ser sorpresa en nuestro texto que en el capitulo siete de Genesis el Arca sea un tipo de Cristo, y de la iglesia en Genesis 8:9:

“Y no hallo la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió a él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de toda la tierra. Entonces él extendió su mano, y tomándola, la hizo entrar consigo en el arca” (Genesis 8:9).

III. Tercero, la paloma es tipo del pecador perdido que es llevado a Cristo
y adentro de la iglesia local.

La paloma en nuestro texto no representa al Espíritu Santo, como en otros pasajes de la Escritura. Aquí en Genesis 8:9, la paloma, dice Matthew Henry, “Es un emblema [un tipo] del alma con gracia, que, sin hallar descanso para su pie, ni lugar sólido, ni satisfacción en este mundo engañoso, sucio, regresa a Cristo y a su arca, como a su Noé” (traducción libre de Matthew Henry’s Commentary on the Whole Bible, Hendrickson Publishers, reimpresión de 1996, tomo I, p. 53).

Paremos aquí y apliquemos esto a ti. Noé soltó a la paloma del Arca:

“Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió a él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de toda la tierra...” (Genesis 8:9).

Si Dios tiene gracia sobre ti, y eres uno de aquellos que serán salvos, tendrás la misma experiencia que aquella paloma. Cuando salgas de la iglesia a la escuela o al trabajo, y veas al mundo arruinado pecaminoso a tu alrededor, no hallarás descanso ni paz allí. Si eres uno de aquellos que Dios ha escogido para salvar, jamás hallarás descanso en este mundo de pecado. El gran predicador y teólogo Agustín, dijo sobre Cristo:

Nos has formado para Tí,
Y nuestro corazón se halla inquieto
hasta que hallan descanso en Tí.

¿Está tu corazón inquieto y sin satisfacción con el mundo presente? ¿Ves a tu alrededor y piensas, “No hay nada real, ni importante, ni duradero para mí afuera en el mundo?” ¿Has pensado así alguna vez? Si nunca has pensado así, el Dr. A. W. Toser dijo:

No tengo mensaje alguno para tal persona. Mi mensaje es [solo] para aquellos a quienes la sabiduría de Dios les ha enseñado en secreto. Le hablo [solo] a los corazones sedientos cuyos anhelos has despertado por la mano de Dios dentro de ellos, aquellos que no necesitan prueba de razón. Sus corazones inquietos proveen toda la prueba que necesitan (traducción libre de A. W. Tozer, D.D., The Pursuit of God, Christian Publications, reimpresión de 1982, pp. 33-34).

¿Está tu corazón vacío e inquieto? Cuando viniste a la iglesia, ¿te sentiste solo, por ejemplo? ¿Sentiste que aquí podrías hallar algo que quite tu profunda soledad? Dudo que algún joven se quede en la iglesia lo suficiente para ser salvo que no haya sentido que el mundo es un lugar muy solitario, y solamente en la iglesia y en Cristo puede hallar ayuda para su corazón inquieto y solitario. La mayoría de los jóvenes no se sienten así. Ellos vienen a la iglesia un par de veces, quizá varias semanas. Pero cuando llegan “Los Dias Festivos” (“Las Fiestas”) en Diciembre, vuelan para nunca más volver.

Son como el cuervo en nuestro pasaje de la Escritura, no como la paloma. Cuando Noé soltó al cuervo:

“Estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra” (Genesis 8:7).

En la Escritura el cuervo es un ave inmunda. Si eres como el cuervo, volarás y nunca volverás al llegar “Las Fiestas” en Diciembre. ¡Eso la pasa a la gente como el cuervo cada año porque son aves inmundas! Unas cuantas fiestas mundanas y eventos de afuera son suficiente para halarlos fuera de la iglesia. Ellos vuelan “yendo y volviendo” pero nunca regresan después de que el mundo celebra sus “Fiestas de Invierno.”

¿Qué de tí? ¿Serás como el cuervo y volarás de esta iglesia en unas cuantas semanas? ¿O serás como la paloma que “no halló donde sentar la planta de su pie” afuera – en un mundo sin amor verdadero, sin amigos verdaderos, sin un Dios verdadero?

Si eres una de las almas sensitivas que indagan, de las cuales habla el Dr. Tozer, ¡entonces te llamo como Noé a la paloma! Lea de pie Genesis 8:9 en voz alta, por favor – en voz alta:

“Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió a él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de toda la tierra. Entonces él extendió su mano, y tomándola, la hizo entrar consigo en el arca” (Genesis 8:9).

Se pueden sentar.

IV. Cuarto, en este pasaje, Noé es tipo de Dios.

Noé, en este verso en particular, simboliza y muestra la obra de Dios al salvar un alma perdida vagabunda. Noé se para a la ventana del Arca como un ministro de Dios, y Dios obró por medio de él para salvar la paloma, tal como te salvará a ti.

Agustín de Hippo, en el Norte de África, nació en la ultima parte del siglo cuatro. Como lo cité anteriormente, Agustín dijo sobre Cristo:

Nos has formado para Tí,
Y nuestro corazón se halla inquieto
hasta que hallan descanso en Tí.

Pero la mayoría de gente nunca siete la “inquietud” de que habla Agustín. Están satisfechos de volar lejos de Cristo y de la iglesia como el cuervo. Están satisfechos en comer la basura apestosa que el mundo les ofrece. No tienen un interés verdadero en Cristo y la iglesia. Y así, luego vuelan, para nunca más volver.

Pero si eres una persona más sensitiva, si tu corazón se halla inquieto y solitario, si, por la gracia de Dios, respondes más a las cosas espirituales, entonces Dios hará contigo lo que Noé hizo con aquella pobre y solitaria paloma cansada.

“Él extendió su mano, y tomándola, la hizo entrar consigo en el arca” (Genesis 8:9).

Dios extenderá Su mano y agarrará tu alma, y te halará hacia Cristo – ¡a dentro del arca!

Este sermón no ha sido tomado de Spurgeon, pero el gran predicador sí habló sobre este tema una vez. Y cerraré este mensaje con un párrafo de su sermón. Spurgeon dijo:

He pensado que esta paloma podría haber ensuciado sus alas. Que de seguro no era la misma belleza que Noé había soltado esa mañana, pero él no rehusó meterla dentro del arca. Ella estaba muy cansada y lista para caer en el agua; pero Noé no la rehusó, sino que estuvo allí al lado de la ventana, para recibirla cuando viniera. Y tú te sientes muy sucio, muy indigno, muy fuera de lugar, muy inseguro, sin embargo Jesucristo no [te echará fuera. Él] no te rechazará. Cualquiera que sea tu condición, él no hecha fuera a nadie que a él viene. Ven como estás, ven aunque sientas que no puedes venir, ven de todas maneras, porque él no te rechazará (traducción libre de C. H. Spurgeon, “The Weary Dove’s Return,” The Metropolitan Tabernacle Pulpit, Pilgrim Publications, reimpresión de 1975, tomo XL, p. 377).

Cristo extenderá Su mano, y te llevará, y te halará hacia Él, dentro del arca.

¿Deseas que Cristo haga eso por ti? Él murió en la Cruz para que fuere posible. Él derramó Su Sangre para limpiar tus pecados. Él resucitó de los muertos y está sentado a la diestra de Dios en el Cielo, extendiéndose para llevarte a la seguridad. ¿Deseas que lo haga? ¿Volarás a Cristo por fe, como la paloma voló a la seguridad de las manos de Noé? ¡Que el Espíritu Santo de Dios te ayude a hacerlo ahora!

Cantemos la última canción de la hoja de canciones, de pie. Cantemos de pie y con gusto.

Alma oprimida por el pecado, Ven,
   Con el Señor hay misericordia,
Y Él te dará descanso por seguro,
   Al confiar en Su palabra.
Solo confía en Él, solo confía en Él,
   Solamente confía en Él ahora.
Él te salvará, Él te salvará,
   Él te salvará ahora.

Jesús derramó Su Sangre preciosa,
   Para dar ricas bendiciones,
Sumérgete en el rojo manantial,
   Que lava como la nieve.
Solo confía en Él, solo confía en Él,
   Solamente confía en Él ahora.
Él te salvará, Él te salvará,
   Él te salvará ahora.
(traducción libre de “Only Trust Him” por John H. Stockton, 1813-1877).

(FIN DEL SERMÓN)
Tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet,
en www.realconversion.com. Oprime "Sermones en Espaol."


La Escritura Leía por Dr. Kreighton L. Chan Antes del Sermón: Genesis 8:1-9.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Only Trust Him” (por John H. Stockton, 1813-1877).


EL BOSQUEJO DE

EL DILUVIO, EL CUERVO Y LA PALOMA

por Dr. R. L. Hymers, Jr.


“Y no halló la paloma donde sentar la planta de su pie, y volvió a él al arca, porque las aguas estaban aún sobre la faz de toda la tierra. Entonces él extendió su mano, y tomándola, la hizo entrar consigo en el arca” (Genesis 8:9).

I.   Primero, el Diluvio es tipo del juicio mundial, Salmo 90:5;
II Pedro 3:6-7; I Juan 5:19; 2:17.

II.  Segundo, Noé es tipo ambos de Cristo y de la iglesia local,
Genesis 7:7; Colosenses 3:3; Genesis 7:16; Juan 10:28;
Romanos 3:24; Efesios 1:13; 5:31, 32.

III. Tercero, la paloma es tipo del pecador perdido que es llevado a
Cristo y adentro de la iglesia local, Genesis 8:9, 7.

IV.  Cuarto, en este pasaje Noé es tipo de Dios, Genesis 8:9.