Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




CÓMO VENCER AL DIABLO

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, Noviembre 6, 2016

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Apocalipsis 12:11).


Satanás y sus ángeles demoníacos fueron expulsados del Cielo. Todavía estaban sueltos en los lugares celestiales. Satanás fue llamado “el príncipe de la potestad del aire” (Efesios 2:2). Los demonios todavía podían entrar en “lugares [celestiales]” (Efesios 6:12) – ellos podrían entrar en “regiones celestes” a veces. Por eso Job 1:6 nos dice que demonios “vinieron a presentarse delante de Jehová, los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás”. Pero no podrán hacer eso después de los primeros 3 1/2 años de la Tribulación. La Tribulación es un período de siete años de gran persecución contra Israel y los Cristianos bajo el Anticristo que viene. La Tribulación comienza con el Anticristo firmando un pacto con Israel (Daniel 9:27).

¡En medio de la Tribulación de siete años Satanás y sus demonios serán expulsados de los lugares celestiales y echados fuera sobre la tierra! Leemos,

“Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apocalipsis 12:7-9).

Satanás estará furioso por esto. Porque se nos dice: “el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

El Diablo comienza a enfurecerse cada vez más. Él sabe que el renacimiento de Israel es una señal del fin. Él conoce mejor las señales del fin más que algunos predicadores y profesores de teología. Es por eso que los Cristianos deben ser más conscientes de las “asechanzas del diablo”. Es por eso que debemos “luchar” cada vez más contra él y sus demonios cuando el fin de esta era se acerca. Por eso se nos advierte, “Que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos” (II Timoteo 3: 1). El Diablo ya sabe que “tiene poco tiempo” (Apocalipsis 12:12).

Algunas personas enseñan que no podemos tener avivamiento ahora. Ellos dicen que el poder de Satanás es demasiado grande ahora para que Dios envíe avivamiento a nuestras iglesias.

El abogado Jay Sekulow dijo recientemente: “Es el escenario final para los Cristianos en Iraq y Siria. Son quemados vivos, crucificados y decapitados. Ahora ISIS ha desatado armas químicas. La carnicería es insoportable”. Sin embargo, al mismo tiempo se están produciendo los mayores avivamientos de todos los tiempos en Irán, Iraq y Siria. El Sr. Sekulow dice que se le envíe dinero para detener a los terroristas Musulmanes allí. ¡Digo que es tonterías! ¡Necedad! ¡No necesitan dinero! ¡Necesitan que oremos para que Dios siga viniendo allí en avivamiento! Eso es lo que necesitan que oren los Cristianos,

“¡Oh, si rompieses los cielos, y descendieras [continuamente], y a tu presencia se escurriesen los montes…para que hicieras notorio tu nombre a tus enemigos, y las naciones temblasen a tu presencia!” (Isaías 64:1-2).

El Dr. Martyn Lloyd-Jones dijo: “Esa es la oración final en relación con el avivamiento...la oración especial y urgente para una visita del Espíritu de Dios en avivamiento. No hay término que exprese mejor esta [oración] que esta frase en el himno de Cowper: ‘Rompe los cielos, desciende rápidamente, y haz mil corazones tuyos’...Los hijos de Israel...tendrían naciones enemigas para reunirse, los enemigos se reunirían alrededor de ellos, pero ¿qué importaba? Aquí hay un Dios que puede sacudir las montañas y es por eso por lo que [debemos] estar orando” (traducción de Lloyd-Jones, Revival, Crossway Books, edición de 1994, pp. 305, 307).

Cuando lees acerca de las cosas terribles que los Musulmanes están haciendo a los Cristianos, ¡no le envíes dinero a un abogado en América! ¿Cómo puede él, o cualquier otra persona en la tierra, ayudarlos? Ya están experimentando avivamiento, con cientos de Musulmanes volviéndose al Señor Jesucristo. No envíes dinero. ¡Eso no les ayudará en absoluto! Envía fuertes oraciones al Dios Todopoderoso. Sólo Él puede salvarlos. A pesar de que estos nuevos Cristianos son quemados vivos, crucificados y decapitados – Dios abrirá Sus brazos y los recibirá en el gozo eterno del Cielo. Y estos mártires, por sus sufrimientos, inspirarán a más y más Musulmanes a pasar del terrorismo al Cristo crucificado, que murió en la Cruz para salvar sus almas. Como dijo Tertuliano en el segundo siglo de los antiguos Cristianos, cuando fueron perseguidos por los paganos Romanos: “La sangre de los mártires es la simiente de la iglesia”. Oímos informes de que los líderes Musulmanes ya tienen miedo porque mucha de su gente se está volviendo hacia el Señor Jesucristo. El gran Reformador Lutero escribió un himno para los Cristianos perseguidos de su tiempo. Es la número 7 en tu cancionero.

Castillo fuerte es nuestro Dios, defensa y buen escudo;
   Con Su poder nos librará en este trance agudo.
Con furia y con afán acósanos Satán;
   Por armas deja ver, astucia y gran poder,
Cual él no hay en la tierra.
Nuestro valor es nada aquí, con el todo es perdido;
   Mas por nosotros pugnará de Dios el escogido.
¿Sabéis quién es? Jesús, el que venció en la cruz.
Señor de Sabaoth. Y pues Él solo es Dios.
Él triunfa en la batalla.
      (Traducción libre de “A Mighty Fortress Is Our God”
        por Martin Luther, Th.D., 1483-1546).

Y eso es exactamente lo que sucedió en China. Los misioneros extranjeros fueron expulsados de China por el dictador comunista Mao Tse Tung. Durante la revolución cultural, las iglesias fueron quemadas. Los pastores fueron puestos en prisión. Miles de Cristianos Chinos fueron perseguidos, asesinados y encarcelados. Pero Dios estaba con ellos. Un gran avivamiento del Cristianismo comenzó. Los comunistas intentaron todo lo que pudieron para impedir que el Cristianismo se extendiera. Pero han fracasado. Actualmente hay más de 150 millones de Cristianos en China. ¡Más personas están en la iglesia en China hoy que en toda América, Canadá y Europa! ¡Dios lo hizo en la China comunista – y ese mismo Dios puede hacer eso en el Medio Oriente! ¡De hecho, Él lo está haciendo! ¡Ora para que Dios levante decenas de miles de Cristianos en esas tierras Musulmanas! Como dijo Martín Lutero:

No pueden despojar, De bienes, nombre, hogar;
   El cuerpo destruir: Más siempre ha de existir,
De Dios el reino eterno.

Y eso es exactamente lo que le sucederá a los verdaderos Cristianos durante la Gran Tribulación que vendrá. Satanás los atacará ferozmente.

Los enemigos de Jesús descenderán y encarcelarán y decapitarán a miles de Cristianos. ¡Pero ellos vencerán a Satanás! ¿Cómo?

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Apocalipsis 12:11).

“Por la Sangre del Cordero”. La Sangre de Jesucristo los hará eternamente seguros. Aún hoy, cuando Satanás te ataca, cuando te hace sentir triste y sin esperanza, recuerda la Sangre de Jesús. Cuando miras a la Sangre del Salvador, serás levantado de la autocompasión y el temor, tal como lo harán los Cristianos en la Tribulación. Vencerás a Satanás por la Sangre del Cordero de Dios que quita todo pecado y tristeza.


Y ellos vencerán a Satanás

“Por la palabra de su testimonio”. Ellos testificarán de Jesús su Salvador. El martirio es una gran victoria sobre Satanás. “La sangre de los mártires es [de hecho] la simiente de la iglesia”. El Pastor Samuel Lamb fue puesto en una prisión China varias veces. Finalmente dijo: “Los comunistas dejaron de arrestarme. Dejaron de arrestarme porque cada vez que me metían en prisión, nuestra iglesia crecía. ¡Más persecución significa más bendiciones!”


Ponte de pie y canta la número 8 en tu cancionero.

Fe de los padres cual vive aun
   Que foso, espada y fuego venció;
Como se alegra nuestro corazón
   ¡Al escuchar su fe triunfó!
¡De nuestros padres santa fe!
   ¡Fiel te seremos siempre aquí!
(Traducción libre de “Faith of Our Fathers”
       por Frederick W. Faber, 1814-1863).

Y los Cristianos en la Tribulación vencerán a Satanás por su voluntad de morir por Jesús. “Y menospreciaron su vida hasta la muerte”. Y menospreciaron sus vidas hasta morir por Jesús. ¡Así es como ellos vencen a Satanás! Ponte de pie y canta la número 8 de nuevo,

Fe de los padres cual vive aun
   Que foso, espada y fuego venció;
Como se alegra nuestro corazón
   ¡Al escuchar su fe triunfó!
¡De nuestros padres santa fe!
   ¡Fiel te seremos siempre aquí!

Libre conciencia pudieron tener,
   Aunque moraron en la prisión:
Cual a sus hijos ejemplo será,
   ¡Miel para su destinación!
¡De nuestros padres santa fe!
   ¡Fiel te seremos siempre aquí!

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Apocalipsis 12:11).

Las personas que vencen a Satanás ahora son aquellos que viven esas palabras en sus vidas hoy en día. Nosotros oramos para que Dios enviara avivamiento a nuestra iglesia por 42 años. Pero nunca hubo avivamiento. La razón está clara para mí. La gente vino por un tiempo y luego se fue para volver al pecado. ¿Cómo podrían las personas no convertidas como esas experimentar alguna vez un avivamiento? No fue posible. Año tras año se fueron a vivir vidas pecaminosas y egoístas. Finalmente dejaron de irse. Finalmente algunos de nuestros propios hijos fueron verdaderamente convertidos. Luego, poco a poco otros vinieron y fueron convertidos. Por fin, sólo quedaban cuatro o cinco niños “de iglesia” que permanecieron no convertidos. Entonces Dios finalmente respondió a nuestras oraciones. Cuando los malos se habían ido, Dios nos envió un avivamiento.

Una joven comenzó a orar oraciones reales, de corazón por avivamiento. Entonces una de las señoras se quebrantó y oró por avivamiento con lágrimas. Casi al mismo tiempo, tres jóvenes vinieron a orar conmigo a mi casa por avivamiento. Al fin, cuando casi todas las personas perdidas mundanas se habían ido, nuestras oraciones fueron contestadas. ¡24 personas esperamos fueron convertidas en un par de semanas! Tuvieron una profunda convicción de pecado. Lloraron y lloraron cuando vinieron a Jesús. Dos de ellos tenían más de 80 años, lo que es bastante inusual en nuestros días. Trece de ellos eran jóvenes universitarios. Uno de ellos era un hombre Sureño Bautista perdido. Él había discutido conmigo por muchos meses diciendo que él era salvo. ¡Pero él fue verdaderamente convertido este año en el avivamiento! Nunca habíamos visto a 24 personas convertidas en tan poco tiempo. Todos nosotros pudimos sentir la presencia de Dios en las reuniones. Voy a bautizar como a la mitad de ellos en unas semanas.

Este debe ser un tiempo muy feliz, un tiempo de Acción de Gracias a Dios por tal derramamiento de Su Espíritu, llevando a estas personas a Jesús para limpieza del pecado por la Sangre que Él derramó sobre la Cruz. ¡Está listo para dar un testimonio el próximo Sábado por la noche de lo que Dios ha hecho por ti!

Probablemente habrá algunas conversiones más antes de que termine este año. Tuvimos otra anoche. Y estoy seguro de que recordaremos siempre este año 2016 como el año de nuestro primer avivamiento enviado por Dios.

Pero no debemos pensar que la iglesia estará siempre en un estado de avivamiento. Puede que haya muchos meses, o incluso años, antes de que Dios haga esto otra vez. Mientras tanto debemos dar gracias a Dios por este gran derramamiento de Su Espíritu. No debemos tratar de vivir en un estado continuo de avivamiento o nos sentiremos decepcionados y tristes. Una iglesia no puede vivir en un estado continuo de avivamiento. ¡Estaríamos como avivados con esteroides! Nos quemaría. Por lo tanto, detengámonos ahora por un tiempo y alabemos a Dios por esas 24 conversiones. Habrá más conversiones de vez en cuando. Y en el futuro, creo que pueda que haya otro avivamiento mucho más grande. Pero por el resto de este año, regocijémonos en el poder de Dios y la Sangre de Jesús. Y oremos por estos nuevos conversos, que ellos, como los Cristianos de la Tribulación hayan, “vencido [a Satanás] por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos; y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Apocalipsis 12:11). Pongámonos de pie y cantemos el tema de este avivamiento enviado por Dios. Es la número 9 en tu cancionero.

Mi visión llena, oh, Salvador,
   Que solo vea a Jesús hoy;
Aunque el valle me guíes pasar,
   Tu gloria sin fin me rodeará.
Mi visión llena, bello Jesús,
   Haz que Tu gloria brille en mí ser.
Mi visión llena, que vean todos
   Tu imagen santa reflejada en mí.

Mi visión llena, todo desear
   Sea por Tu gloria; inspírame
Con Tu perfección, Tu santo amor,
   Mi senda inunda con celestial luz.
Mi visión llena, bello Jesús,
   Haz que Tu gloria brille en mí ser.
Mi visión llena, que vean todos
   Tu imagen santa reflejada en mí.


Mi visión llena, que nada vil
   Oscurezca la luz interior.
Que vea solo Tu bella faz,
   Susténtame con Tu gracia eternal.
Mi visión llena, bello Jesús,
   Haz que Tu gloria brille en mí ser.
Mi visión llena, que vean todos
    Tu imagen santa reflejada en mí.
(Traducción libre de “Fill All My Vision”
       por Avis Burgeson Christiansen, 1895-1985).

Y si aún no eres salvo te pedimos que te arrepientas de tu pecado – y te vuelvas a Jesús y confíes en Él, y seas limpio de pecado por la Sangre que Él derramó por ti en la Cruz. Debes sentir que eres pecador. Entonces debes confiar en Jesús para que lave tus pecados con la Sangre que derramó sobre la Cruz. Amén.


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Apocalipsis 12:7-12.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamín Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“A Mighty Fortress Is Our God” (por Martin Luther, 1483-1546).