Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LOS DEMONIOS DE HOY

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Mañana del Día del Señor, Octubre 23, 2016

“Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos. Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo” (Marcos 5:1-2).


Nunca he oído a un pastor predicar sobre El endemoniado Gadareno. Billy Graham solía predicar sobre eso – pero nunca el pastor de una iglesia. ¿Por qué? Creo que es porque la historia es acerca de demonios. Es sobre el conflicto de Jesús y Satanás. Eso asusta a algunas las mujeres en la iglesia. David Murrow escribió todo un libro sobre eso. Se llama, Por qué los Hombres Odian Ir a la Iglesia (Nelson Books, 2005). ¡Ojalá cada pastor leyera ese libro! Murrow señala que los hombres y los jóvenes, de 18 a 29 años, son los menos propensos a estar en la iglesia (pág. 18). Dijo que los hombres y los adultos jóvenes son “orientados al desafío”. Sus valores clave son la aventura, el riesgo, la audacia, el conflicto. “Ellos quieren ser conocidos como audaces, aventureros, incluso peligrosos”. Por otro lado muchas mujeres y adultos mayores “tienden a ser orientados a la seguridad” (p. 19).

Jesús hizo cosas peligrosas. Él era atrevido y no tenía miedo de tomar riesgos y de entrar al conflicto. Creo que David Murrow tenía razón. Algunas mujeres no son así, y algunos hombres mayores. Es una tragedia que a menudo marcan la pauta en nuestras iglesias. Como resultado, no se han dado sermones sobre los demonios y Satanás. Ellos no quieren ningún conflicto.

No es extraño que muchos jóvenes se estén convirtiendo en Musulmanes radicales. Sus líderes les dicen que salgan a conquistar el mundo para su religión. Son como el Americano de 24 años en Tennessee que mató a cuatro soldados de la Marina. Esto está sucediendo repetidamente hoy en día. Esos jóvenes buscan algo en que creer. ¡Ellos buscan razón y propósito en sus vidas!

¡Pero el Islam radical no es la respuesta! Tampoco el suave Cristianismo femenino presentado en muchas de las iglesias de hoy. Pero les pido que sigan a Jesús. ¡Les pido que se conviertan en un discípulo radical del Señor Jesucristo! Hay un conflicto. Estamos en guerra. Pero esta guerra no es una guerra física. Es una guerra espiritual. El gran predicador Británico, el Dr. Martyn Lloyd-Jones (1899-1981) habló de esa guerra. Él dijo: “Mientras entramos a la vida Cristiana nos hacemos parte de este gran conflicto entre las fuerzas de Dios y las fuerzas del infierno...Nuestra vida en este mundo es una guerra espiritual...por causa de Satanás” (Life in God, Crossway Books, pp. 105, 179). ¡Estoy totalmente de acuerdo con él!

Esta historia de Jesús y el hombre endemoniado es importante. Dios lo registró en tres lugares diferentes en el Nuevo Testamento – en Mateo, Marcos, y de nuevo en Lucas. ¡Hay una tremenda lección para los jóvenes que viven en este tiempo de terrorismo y guerra espiritual!

La historia es simple. Jesús fue al otro lado del mar de Galilea en una pequeña barca. Llegó al otro lado de ese pequeño mar, a la región de los Gadarenos. Mi esposa y yo estuvimos allí hace varios años. Vimos con nuestros propios ojos el lugar donde todo esto sucedió.

“Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo” (Marcos 5:2).

Ahora, voy a señalar varias cosas acerca de este joven, y su encuentro con Jesucristo.

I. Primero, este joven estaba poseído por el demonio.

¿Creo en la posesión demoníaca? Sí – ¡Yo definitivamente lo creo! La Biblia enseña que hay muchos demonios. El Apóstol Pablo habló de ellos cuando dijo:

“No tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra… huestes espirituales de maldad” (Efesios 6:12).

Habló de los diferentes tipos de demonios y espíritus malignos en ese verso. El Dr. Lloyd-Jones dijo: “Hay una pluralidad de espíritus malignos. Hay miles, quizás millones, de espíritus malignos” (traducción de Christian Unity, The Banner of Truth Trust, 1980, p. 58).

¿Cómo puedes explicar el terrorismo y el materialismo, y los pecados de América, si no crees en Satanás y sus demonios?

Y este joven estaba poseído por el demonio. Él estaba controlado por los demonios. He tratado personalmente con personas en esa condición. Sé que puede suceder cuando una persona joven usa drogas o se involucra en la magia negra y el ocultismo.

Pero hay un menor grado de demonismo que controla el pensamiento de todos los que no han sido convertidos. El Apóstol Pablo habló de lo demoníaco como “el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia” (Efesios 2:2). Hubo un tiempo en que mi propia mente estaba cegada por los demonios. Eso es cierto de todos los que no han sido convertidos y liberados por el Señor Jesucristo. Todos estamos en ese estado y esa condición antes que Jesús nos salva y nacemos de nuevo. ¡Las conversiones verdaderas son siempre la liberación del poder de Satanás!

Jesús murió en la Cruz para pagar el castigo por tu pecado. Él derramó Su Sangre para limpiar tu mente y corazón de todo pecado. Él resucitó físicamente de entre los muertos para darte vida – ¡y librarte de la ceguera demoníaca! El gran predicador y autor de himnos Charles Wesley (1707-1788) lo dijo bien,

Rompe cadenas del pecar,
   Al preso librará;
Su sangre limpia al ser más vil,
   Gloria a Dios, soy limpio ya.
(Traducción libre de “O For a Thousand Tongues to Sing”
     por Charles Wesley, 1707-1788).

¡Jesús “rompe cadenas” del pecar! Jesús “al preso librará”. Me hizo eso a mí una mañana cuando yo tenía veinte años – ¡y Él lo puede hacer por ti también! Hay decenas de personas aquí esta mañana que podrían decirte que Jesús les liberó del pecado y de los demonios. ¡Si fuiste salvo por Jesús, ponte de pie en este momento! – Se pueden sentar. ¡Jesús puede hacer por ti lo que Él hizo por cada uno de ellos!

II. Segundo, este joven estaba solo.

La Biblia dice que él no moraba “en casa, sino en los sepulcros” (Lucas 8:27). Mi esposa y yo estuvimos allí. Vimos esas tumbas al lado de la colina. Allí están – agujeros en la roca de la colina, donde fueron enterrados los cadáveres. La Biblia dice:

“Y siempre, de día y de noche, andaba dando voces en los montes y en los sepulcros, e hiriéndose con piedras” (Marcos 5:5).

Muchas jóvenes se cortan con hojas de afeitar. Y no pueden explicar por qué lo hacen. Vi a una adolescente en la televisión, que se había cortado los brazos en varias ocasiones así. El entrevistador le preguntó por qué lo hizo. Ella dijo: “No sé. Me siento forzada a hacerlo. No puedo parar”. ¡Lo que esa joven necesita es a Jesucristo! ¡Jesús puede romper esa esclavitud satánica!

¡Y este hombre en nuestro texto estaba solo! Los demonios lo llevaron lejos de su familia en ese lugar solitario, donde Jesús lo encontró. Hoy en día no hay mayor problema para los jóvenes en América y el Occidente que la soledad. ¡Soledad! La mayoría de los problemas que los jóvenes experimentan tienen sus raíces en la soledad. Los Beatles incluso tenían una canción popular sobre, “Toda la gente solitaria, ¿de dónde vienen?” (“Eleanor Rigby”).

Philip Slater escribió un libro titulado La Búsqueda de la Soledad: La Cultura Americana al Punto del Quebranto, (Beacon Press, edición de 2006). En La Búsqueda de la Soledad, el autor une la soledad “a la adicción nacional a la tecnología”. El Sr. Slater dijo: “El automóvil, por ejemplo, hizo más que cualquier otra cosa para destruir la vida de la comunidad en América. Los…esparció y se hicieron extraños uno al otro” (pp. 126, 127).

Los jóvenes se suben en sus carros y manejan a Santa Bárbara o Berkeley para ir a la universidad. Es tan fácil, pero pierden a todos sus amigos, probablemente para siempre. No es de extrañar que los jóvenes universitarios estén tan solos. Tú dices: “Seguiremos en contacto”. Quieres decir que se van a mandar textos. ¿Eso te mantiene “en contacto”? No – no hay un verdadero “contacto” a través de un teléfono celular.

La abuela de mi esposa en Guatemala era tan inteligente como un sociólogo experto. Sus hijos intentaron poner un teléfono en su casa. Ella dijo que no. Si pongo un teléfono, ellos nunca van a venir a verme”. Cuando veo a los jóvenes caminando pegados a un teléfono celular me hace muy triste. Una máquina con frecuencia toma el lugar de los verdaderos amigos.

¿Has oído hablar de esa película llamada “Ella”? Yo no la recomiendo – pero era una película sobre un joven solitario que realmente se enamoró de su computadora, que él llamó “Samanta”. Yo no la vi. Tenía escenas de sexo explícito. Pero una gran cantidad de jóvenes intelectuales la vio – ¡un joven enamorado de una máquina! Puedes leer sobre esa película en Wikipedia oprimiendo aquí. No recomiendo que la veas.

Creo que la soledad de la cultura Americana y Europea es usada por Satanás para esclavizar y destruir a la gente joven. Ese joven que mató a cuatro soldados de la Marina estaba conectado con ISIS por medio de una máquina llamada “computadora”. ¡Él era muy solitario! El hombre que Jesús confrontó estaba solo en las tumbas. ¡Llegó a ser controlado por los demonios! ¡Dios nos ayude!

No te estoy diciendo que te deshagas de tu teléfono celular y tu computadora. Pero yo estoy diciendo, “¡No dejes que esas máquinas te controlen! ¡Deja tu computadora el tiempo suficiente para hacer verdaderos amigos! ¡Deja tu computadora el tiempo suficiente para hacer amigos duraderos – en esta iglesia!” Escucha una canción sobre ese hombre en las tumbas,

Lo apartaron demonios de su gente,
   En miseria en las tumbas vivió;
Se cortaba poseído de demonios,
   Vino Jesús y le dio libertad.
Viene Jesús, y ahuyenta al diablo;
   Viene Jesús, el llanto secará.
La oscuridad Él quita y da la gloria,
   Todo es mejor cuando llega Jesús.
(Traducción libre de “Then Jesus Came” por Oswald J. Smith, 1889-1986;
      música por Homer Rodeheaver, 1880-1955).

Jóvenes, los insto a que entren en nuestra iglesia. Estén aquí el Domingo por la mañana y la noche. ¡Esté aquí con nosotros la noche del Sábado también! Te prometo – ¡seremos tus amigos! ¡Te prometo – no te sentirás solo si vienes con nosotros! ¡Amén!

III. Tercero, este joven tenía miedo de Jesús.

La Biblia dice que él

“clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes” (Marcos 5:7).

Sintió miedo de Jesús. Eso, también, es común entre los jóvenes de hoy. ¡Jesús y esta iglesia te pueden ayudar, pero puede que tengas miedo! Puede que tengas miedo al compromiso. Puede que tengas miedo de pasar unas horas con nosotros en la iglesia cada fin de semana. Sólo puedo decir que esto me entristece mucho. Yo sé que tu miedo viene de Satanás. ¿Por qué hace eso? Porque sabe que te va a perder si vienes con nosotros y vienes a Jesús.

Cuando tenía 19 años de edad caminaba por las calles de Los Ángeles solo por la noche. Mis amigos de la secundaria se habían ido. Yo estaba solo, muy solitario. Un Sábado por la noche caminé alrededor de la Calle Olvera. Pasé por el barrio Chino. Volteé a la derecha en la calle Yale. Cerca del final de esa calle vi una iglesia. Era una iglesia Bautista China. Toqué a la puerta y una joven llamada Lorna Lum abrió la puerta y habló conmigo. Ella me invitó a ir allí a la iglesia el día siguiente, que era Domingo. Fui allí al día siguiente. Y fui allí por muchos años después. Jesús me salvó mientras yo estaba allí. Hice verdaderos amigos duraderos allí; amigos como Lorna y Murphy Lum.

¡No tengas miedo de nosotros! ¡No tengas miedo de Jesús! ¡Ven con nosotros y te haremos bien! Vuelve con nosotros y, te prometo, que va a cambiar tu vida para mejor. Si vienes con nosotros de nuevo el próximo fin de semana – y vienes a Jesús también – ¡te alegrarás de haberlo hecho mil años a partir de ahora!

Jesús echó fuera los demonios de ese joven Gadareno. ¡Jesús lo salvó! ¡Sí, fue salvo por Jesucristo!

Los hombres hoy hayan capaz a Jesús,
   Conquistar no podían sus pecados;
Tristes, solos con rotos corazones,
   Vino Jesús en ellos a morar.
Viene Jesús, y ahuyenta al diablo;
   Viene Jesús, el llanto secará.
La oscuridad Él quita y da la gloria,
   Todo es mejor cuando llega Jesús.

¡Jesús puede liberarte de Satanás! ¡Jesús puede darte vida y poder! ¡Jesús puede cambiar tu vida! ¡Danos la oportunidad de mostrarte el camino a Jesucristo! ¡Regresa y te mostraremos el camino! Alguien puede decir: “Yo no creo en los demonios o Satanás”. Eso está bien. Hubo un tiempo en que yo no creía en ellos tampoco. Pero eso no es lo más importante. ¡Lo más importante es saber que Jesús te ama, y sentir que nosotros también te amamos! Este es el lugar para hacer amigos duraderos. ¡Este es el lugar donde serás amado y aceptado! Pon tu fe en Jesús, el unigénito de Dios, y Él te salvara por Su muerte en la Cruz de la pena del pecado por toda la eternidad. ¡Amén!


CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Mateo 8:28-34.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
      “Then Jesus Came” (letra de Dr. Oswald J. Smith, 1889-1986;
música por Homer Rodeheaver, 1880-1955).


EL BOSQUEJO DE

LOS DEMONIOS DE HOY

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos. Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo” (Marcos 5:1-2).

I.   Primero, este joven estaba poseído por el demonio, Efesios 6:12; 2:2.

II.  Segundo, este joven estaba solo, Lucas 8:27; Marcos 5:5.

III. Tercero, este joven tenía miedo de Jesús, Marcos 5:7.