Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




LECCIONES DE LA VIDA DE ABRAHAM E ISAAC

(SERMON #85 SOBRE EL LIBRO DE GENESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

A sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 29 de Noviembre, 2015

“Entonces él les dijo:¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían” (Lucas 24:25, 27).


Jesús le dijo a Sus Discípulos que Moisés y todos los profetas hablaban de Él. El Antiguo Testamento da muchos retratos de Jesús. Son retratos de palabras de Jesús, y de Dios. La más grande predicación en toda la historia ocurrió en el tiempo del Libro de Los Hechos – antes de que el Nuevo Testamento fuera escrito. ¿Qué predicaban ellos? ¡Ellos predicaban de Dios y de Jesús del Antiguo Testamento! Algunos de los mejores sermones que he oído han sido del Antiguo Testamento. Mi pastor de largo tiempo el Dr. Timothy Lin era un gran erudito del Antiguo Testamento. Después de cincuenta años todavía recuerdo su sermón de Jeremías 1:10, su sermón sobre Daniel 10:13, 20, 21, de Malaquías 4:6, y de Génesis 3:21. Uno de los más grandes sermones que he oído era el del Dr. R. G. Lee, “El Día de Pago Algún Día” – acerca del juicio de Acab y Jezabel – el cual fue predicado del libro de I Reyes en el Antiguo Testamento. Y nunca olvidaré haber oído personalmente al Dr. M. R. DeHaan predicar una serie de sermones de Ezequiel 37 al 39. También oí porciones de una grabación del sermón de cinco horas del Dr. W. A. Criswell, “El Hilo Escarlata A través de la Biblia” que fue predicado la Víspera del Año Nuevo de 1961, en la gran Iglesia Primera Bautista de Dallas, Texas. Cuando tengas cinco horas oye la grabación de él en www.wacriswell.org [en Inglés]. ¡Más de la mitad de ese poderoso sermón es una exposición de todo el Antiguo Testamento! También oí al Dr. J. Vernon McGee casi todos los días durante unos diez años, enseñando todo el Antiguo Testamento en la radio. De estos grandes hombres de Dios he aprendido a confiar y amar el Antiguo Testamento. Y aprendí que Jesucristo fue predicho en casi todas las páginas del Antiguo Testamento. A veces Él está predicho en palabras específicas, tales como, “He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel” (Isaías 7:14). En otras ocasiones Él habla por imágenes o tipos. Como vimos esta mañana, un tipo es una persona, lugar o cosa en el Antiguo Testamento que retratan a una persona, lugar o cosa en el Nuevo Testamento.

El capitulo 22 de Génesis es muy rico en tipos de Dios el Padre, y Jesús el Hijo. Así que quiero que voltees allí en tu Biblia. Está en las páginas 31 y 32 de la Biblia Anotada de Scofield. Por favor mantén tu Biblia abierta allí durante todo el sermón.

Génesis 22 es uno de los grandes pasajes cristológicos en el Antiguo Testamento. En el Salmo 22 e Isaías 53, leemos la profecía de los sufrimientos de Jesús por nuestros pecados. Pero en Génesis 22 aprendemos claramente que Jesucristo es el sacrificio sustituto. Y también se nos da una imagen de Dios Padre y del hombre en el pecado. He leído este gran capítulo una y otra vez, y creo que podemos decir con seguridad que

Retrata a Abraham como tipo del Cristiano verdadero,
Retrata a Abraham como tipo de Dios el Padre.

Que

Retrata a su hijo, Isaac como tipo de Jesús,
Y retrata a Isaac como tipo de un pecador perdido, también.

Aquí están entonces esos retratos o tipos.

I. Primero, el pasaje retrata el probar del Cristiano.

Mira a Génesis 22:1, 2,

“Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré” (Génesis 22:1, 2).

La palabra correctamente traducida “probó” en Español, se tradujo “tentó” en Inglés. El Dr. Ryrie dijo: “Dios no tienta a nadie con el mal (Santiago 1:13), sino…que Él examina, nos prueba, como en el caso de Abraham” (traducción de Ryrie Study Bible; nota sobre Génesis 22:1). Recuerdo cuando fui regañado hace muchos años por dar la traducción exacta de la NASV [en Inglés], y la explicación exacta del Dr. Ryrie. Pero yo estaba correcto entonces y lo estoy ahora, cincuenta años después. Santiago 1:13 nos dice que Dios no tienta a nadie a pecar. Pero Génesis 22:1 nos muestra que Dios nos prueba en nuestra vida Cristiana. Abraham, aquí, es un tipo del Cristiano que es probado, como todos somos probados.

La nota de Scofield dice correctamente que: “La experiencia espiritual de Abraham se caracterizó por cuatro grandes crisis que significaron para él la entrega de algo que le era lo más amado”. Ellas fueron:

1.  Abraham tuvo que dejar su tierra y su parentela (Génesis 12:1). Estoy convencido que Abraham nunca hubiera sido salvo si no hubiera obedecido a Dios en este punto. Mucha gente, (especialmente los jóvenes) nunca experimenta la salvación porque no dejan a los amigos mundanos. Se pasan tiempo con ellos – y por eso nunca son salvos.

2.  Abraham tuvo que dejar a su sobrino Lot, que era muy cercano a él, y posible heredero, Génesis 13:1-8.

3.  Abraham tuvo que abandonar su plan para su otro hijo, Ismael, Génesis 17:17, 18.

4.  Abraham tuvo que renunciar al hijo que amaba en lo profundo de su corazón, Génesis 22:1, 2.

“Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré” (Génesis 22:2).

¡Deja a Isaac! ¡Deja a Isaac! ¡Deja a Isaac! ¿Cómo? ¡Abraham había esperado toda su vida por este muchacho! ¡Y ahora Dios decía que lo ofreciera como holocausto! ¡Esa es la prueba! Dios te pregunta: “¿Qué dejarás por mí?”

Yo quería ser misionero al extranjero. Y entonces Dios quitó eso. Establecí una iglesia de más de 1,000 en asistencia, y entonces Dios la quitó.

La senda parece estrecha,
   lo que tuve se perdió;
Mis planes y ambiciones,
   Cual ceniza yacieron.
(“I Will Praise Him” por Mrs. Margaret J. Harris, 1865-1919).

¿En el altar de sacrificio todo estás?
   ¿Te controla el Espíritu?
Bendiciones tendrás, descanso, dulce paz,
   Tu alma y cuerpo al rendir a Él.
(“Is Your All on the Altar?” por Elisha A. Hoffman, 1839-1929).

Todos los grandes Cristianos verdaderos en la historia han dejado sus planes y esperanzas. Todos ellos tuvieron que pasar por sacrificios para complacer a Dios.

John Chrysostom fue exiliado por la emperatríz de Eudoxia.
   Martin Luther fue excomunicado por la Iglesia Católica.
      Richard Baxter fue encarcelado en la Torre de Londres.
         John Bunyan fue echado en prisión doce años.
            John Wesley fue sacado de la Iglesia Anglicana.
               George Whitefield fue expulsado de todas las iglesias en Londres.
                  Jonathan Edwards fue despedido por su propia iglesia.
                     Spurgeon fue censurado por la Unión Bautista.
                        J. Gresham Machen fue apartado del sacerdocio por la iglesia
                           Presbiteriana.
                              John R. Rice fue excluido por los Bautista Sureños.
                                 Jim Elliot fue asesinado por los Indios Auca.
                                    Richard Wurmbrand fue echado en prisión 14 años.
                                       El Apóstol Pablo fue azotado y apedreado, echado en
                                          prisión y lo decapitaron.

Todos los Apóstoles con la excepción de Juan, fueron ejecutados. Ellos tuvieron muertes horribles por no negar a Jesús. Los primeros Cristianos fueron lanzados al Coliseo donde fueron despedazados por leones y osos ante grandes multitudes de paganos que lo disfrutaban. Los Nazi colgaron a Dietrich Bonhoeffer del cuello con la cuerda de un piano unos cuantos días antes de que los aliados liberaran a Alemania. El Dr. Martyn Lloyd-Jones fue marginado por no apoyar el decisionismo de las campañas de Billy Graham. El Dr. Harold Lindsell fue atacado y marginado por escribir “La Batalla por La Biblia”, que exponía el liberalismo en los seminarios. El Dr. Bill Powell fue atacado y murió solo por publicar los ataques contra la Biblia en los seminarios Sureños Bautistas. Miles de Cristianos hoy son decapitados por los Musulmanes modernos.

Abraham esperó 100 años antes de que Dios le diera a su hijo, Isaac. Entonces Dios lo puso a prueba al decirle que tomara al hijo que amaba y lo matara, y lo ofreciera como Holocausto en el monte Moriah. Todo buen Cristiano pierde algo que es querido, o no pasa la prueba que Dios envía a él. Todo buen cristiano sabe lo que la señora Harris quiso decir cuando escribió esas palabras,

La senda parece estrecha,
   lo que tuve se perdió;
Mis planes y ambiciones,
   Cual ceniza yacieron.

Todos saben lo que el Sr. Hoffman quiso decir cuando hizo la pregunta penetrante:

¿En el altar de sacrificio todo estás?
   ¿Te controla el Espíritu?
Bendiciones tendrás, descanso, dulce paz,
   Tu alma y cuerpo al rendir a Él.

II. Segundo, Abraham retrata a Dios el Padre.

Aunque tal vez no sea un tipo, Abraham ciertamente retrata a Dios el Padre, enviando a Su Hijo unigénito para sufrir y morir en la Cruz. Ciertamente Génesis 22:2 nos da una imagen del corazón de Dios el Padre. Toma su Hijo, a quien ama al Monte Calvario, que está en la misma cordillera con el Monte Moriah, y le ofrece allí para pagar el castigo por los pecados de la humanidad.

Mira Génesis 22:9, la segunda mitad. Abraham “ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña”. La nota de Scofield abajo en la página dice: “Abraham, tipo de Dios el Padre, quien “no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros” [Romanos 8:32]”. ¿Hemos oído Juan 3:16 tan a menudo que ya no pensamos mucho sobre él?

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito” (Juan 3:16).

Piensa en Juan 3:16 al mirar otra vez a Génesis 22:2,

“Toma ahora tu hijo, tu único…a quien amas…y ofrécelo allí” (Génesis 22:2).

El Dr. J. Vernon McGee dijo: “Las ultimas tres horas, aquella cruz se volvió un altar en el cual el Cordero de Dios que quita el pecado fue ofrecido. La transacción fue entre el Padre y el Hijo en la cruz…el retrato aquí es el mismo: es Abraham e Isaac solos” (traducción literal de Thru the Bible, vol. 1, p. 91).

El Dr. M. R. DeHaan dijo: “Lo que pasó entre [Dios] Padre y Su Hijo Jesucristo aquellas últimas tres horas de agonía nunca podremos comprender. Fue una transacción entre Padre e Hijo. Ojos humanos no habían de contemplar la escena [porque hubo oscuridad sobre toda la tierra]…Cuando vino la crisis final y el sacrificio final fue hecho, Dios [envió oscuridad]…hasta que finalmente la culminación vino en el último clamor agonizante [de Jesús en la cruz], ‘Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?’” (traducción literal de M. R. DeHaan, M.D., Portraits of Christ in Génesis, Zondervan Publishing House, 1966, p. 137).

Ciertamente el corazón de Abraham fue quebrantado por la muerte venidera de Isaac. Tal como el corazón de Dios fue quebrantado al darle la espalda y dejar a Su Hijo Jesús clamando por Él en la oscuridad, “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito” – para salvarte a ti y a mí del pecado y del Infierno. Seguramente Dios oyó la voz de Su Hijo clamando por Él en la Cruz, “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” ¡Seguramente las lagrimas de Dios el Padre fluyeron cuando se apartó mientras Jesús cargaba nuestros pecados a solas sobre la cruz!

III. Tercero, Isaac retrata a Jesús.

La nota de Scofield dice: “Isaac, tipo de Cristo, quien fue ‘obediente hasta la muerte’ (Filipenses 2:5-8).”

“Y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz” (Filipenses 2:8).

Ahora mira al versículo 6:

“Y tomó Abraham la leña del holocausto, y la puso sobre Isaac su hijo” (Génesis 22:6).

Esto ilustra a Jesús cargando Su Cruz:

“Y él [Jesús], cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota; y allí le crucificaron” (Juan 19:17, 18).

Ahora mira los versículos 7 y 8:

“Entonces habló Isaac a Abraham su padre, y dijo: Padre mío. Y él respondió: Heme aquí, mi hijo. Y él dijo: He aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto? Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos” (Génesis 22:7, 8).

Isaac dice: “He aquí el fuego y la leña; mas ¿dónde está el cordero para el holocausto?” Abraham dice: “Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío”. Ahora mira el versículo 9:

“Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y compuso la leña, y ató a Isaac su hijo, y lo puso en el altar sobre la leña” (Génesis 22:9).

Esto retrata a Jesús, como nos dice Isaías:

“Como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca” (Isaías 53:7).

Dr. McGee señaló que Isaac tenía unos 33 años de edad. Llegó a esa cifra por el estudio cuidadoso de toda la cuenta en el Génesis. Isaac obedientemente permitió a su padre atarlo y acostarlo sobre la leña. Ahora mira el versículo 10,

“Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo” (Génesis 22:10).

Aunque Abraham no comprendía lo que estaba haciendo, mucho tiempo atrás había aprendido a obedecer lo que Dios le decía que hiciera. Y, al hacer esto, él pasó la prueba. Mira el versículo 12:

“Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único” (Génesis 22:12).

Dr. McGee dijo: “Dios probó a Abraham. Creo que cualquier persona a la que Dios llama…cualquier persona que Dios usa será probada…para fortalecer nuestra fe, para establecernos, y para hacernos servibles a Él” (ibid., nota sobre Génesis 22:12). Escucha otra vez el himno de la Sra. Harris:

La senda parece estrecha,
   lo que tuve se perdió;
Mis planes y ambiciones,
   Cual ceniza yacieron.

Pero ella sigue:

El fuego de Dios al altar
   De mi corazón prendió;
No pararé de alabarle,
   ¡Gloria, gloria a Su nombre!
¡Yo le alabo! al Cordero
   Muerto para el pecador;
Denle gloria, todo el pueblo,
   Manchas Su Sangre puede lavar.

Yo creo que ese era el testimonio de ella. Todo lo que tenía fue quitado. Sus ambiciones, planes y deseos yacieron en cenizas a sus pies. “Luego” – ¡oh, está bueno! “El fuego de Dios al altar de mi corazón prendió; No pararé de alabarle! ¡Gloria, gloria a Su nombre! Como lo puso la Sra. Hoffman, “Bendiciones tendrás, descanso, dulce paz, tu alma y cuerpo al rendir a Él.

Piensa ahora en las fieles personas que salvaron a nuestra iglesia de la ruina financiera. Cada uno de ellos tuvo que pasar las pruebas que Dios envió a ellos. Otros huyeron durante esta división de iglesia. Mas las personas fieles se quedaron, a pesar de que les costó mucho quedarse y pasar la prueba. Recuerdo lo que le costó la señora Salazar. Recuerdo lo que le costó el señor Prudhomme. Yo sé lo que le costó a mi esposa, lo que le costó el Dr. Chan, el Dr. Cagan, la señora Cagan, la señora Bebout, y todos los demás. Podrían decir: “lo que tuve se perdió; Mis planes y ambiciones, Cual ceniza yacieron”. ¡Eso es lo que pasó al Padre Abraham, cuando levantó el cuchillo para matar al hijo que amaba más que a la vida misma! ¡Todas sus ambiciones, planes y deseos a sus pies yacieron en cenizas! Y así es como él y todos los demás pasaron la prueba. ¿Te preguntas por qué la señora Salazar es tal santa? ¡Todas sus ambiciones, planes y deseos yacieron a sus pies en cenizas!

No te vuelves gran Cristiano con solo estudiar la Biblia. ¡Te vuelves gran Cristiano al sacrificarle tus ambiciones, planes y deseos a Dios! ¡Te vuelves un gran Cristiano de la misma manera que Abraham lo hizo! ¡No hay otra manera! Por favor de pie canta el himno número 4: “Jesús, I My Cross Have Taken,”

O, Jesús, mi cruz hoy llevo, todo dejo y sigo a Tí;
   Despreciado, abandonado, eres todo para mí.
Toda ambición perezca, lo que quise y conocí;
   ¡Mas cuan rica es mi vida, Dios, el Cielo diste a mí!

Que el mundo me desprecie, ya a Jesús también dejó;
   Como el hombre que me miente, no es así mi Salvador;
Mientras tenga tu sonrisa, Tierno, poderoso Dios,
   Aunque todos me eviten, Tu faz muestras y luz salió.

Al atormentarme el hombre, a tu seno me mandó;
   Grandes pruebas da la vida, más descanso me es Dios.
La tristeza no me daña. Si tu amor conmigo está;
   Y el gozo no me encanta.

Apresurate a la, armado en fe y oración;
   Hacia el Cielo, a vida eterna, tierno guía es mi Señor.
Tu peregrinar se acaba, y el fin a tu misión.
   Fruto se hará la esperanza, a alabanza la oración.
(Traducción de “Jesús, I My Cross Have Taken” por Henry F. Lyte, 1793-1847).

Se pueden sentar.

¡Ah, yo de ninguna manera planeé que el sermón saliera así! Escribí un bonito bosquejo antes de comenzar a escribir el sermón. Me tomó todo el día Viernes. ¡Al final, mi bonito bosquejo fue “quitado, y en cenizas yació”! ¡De pie! ¡Pero yo creo que todavía da el mensaje de Abraham e Isaac, probablemente mejor que si hubiese seguido mi bonito bosquejo del sermón!

El Dr. DeHaan dijo: “Aquí la tipología cambia y tenemos un ejemplo de tipo doble. Isaac podía ser tipo de Jesús hasta cierto punto y no más, porque Isaac mismo [era pecador que] necesitaba que un sustituto fuera matado en su lugar. Y así la figura cambia de Isaac como retrato de Jesús, a un carnero como sustituto de Isaac” (ibid., p. 141). Ahora mira el versículo 13,

“Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo” (Génesis 22:13).

Nota la frase, “en lugar de su hijo”. Es un retrato de la muerte de sustitución de Jesús, en lugar de los pecadores. El carnero sacrificado en lugar de Isaac es un retrato perfecto de Jesús siendo sacrificado en tu lugar, para pagar por tus pecados en la Cruz, Jesús: “quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero [en la Cruz],” I Pedro 2:24.

Te pido que confíes en Jesús. El momento que confíes en Él, Su muerte en la Cruz paga la pena completa de tu pecado. Y la Sangre que Él derramó en la Cruz te limpiará de todo pecado – el momento que confíes en Él con todo tu corazón. Solamente confía en Él. Solamente confía en Él. Solamente confía en Él ahora. Él te salvará. Él te salvará. Él te salvará ahora. Amen.


Si este sermón te bendijo a Dr. Hymers le gustaría saber ti. CUANDO LE ESCRIBAS A DR. HYMERS DEBES DECIRLE DE QUE PAÍS LE ESTÁS ESCRIBIENDO O ÉL NO PODRÁ CONTESTAR TU CORREO. Si estos sermones te bendicen por favor envía un correo electrónico a Dr. Hymers y díselo pero siempre incluye de qué país estás escribiendo. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (oprime aquí). Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en Inglés si es posible. Si deseas escribirle a Dr. Hymers por correo postal, su dirección es P.O. Box 15308, Los Angeles, CA 90015. Puedes llamarle por teléfono al (818) 352-0452.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.sermonsfortheworld.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Pueden ser usados
sin la autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de
Dr. Hymers, y todos los otros sermones en video de nuestra iglesia, sí tienen
derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme, Antes del Sermón: Génesis 22:1-14
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Is Your All on the Altar?” (por Elisha A. Hoffman, 1839-1929).


EL BOSQUEJO DE

LECCIONES DE LA VIDA DE ABRAHAM E ISAAC

(SERMON #85 SOBRE EL LIBRO DE GENESIS)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

“Entonces él les dijo:¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían” (Lucas 24:25, 27).

(Isaías 7:14)

I.   Primero, el pasaje retrata el probar del, Génesis 22:1, 2; Santiago 1:13;
Génesis 12:1; 13:1-8; 17:17, 18; 22:1, 2.

II.  Segundo, Abraham retrata a Dios el Padre, Génesis 22:9;
Romanos 8:32; Juan 3:16; Génesis 22:2.

III. Tercero, Isaac retrata a Jesús, Filipenses 2:8; Génesis 22:6;
Juan 19:17, 18; Génesis 22:7, 8, 9; Isaías 53:7; Génesis 22:10, 12, 13;
I Pedro 2:24.