Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




¡CÓMO HACER DISCÍPULOS!
¡UN PLAN QUE SÍ FUNCIONA!

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 5 de Julio, 2015

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28:19-20).


Me enseñaron la centralidad y la primacía de la iglesia local hace mucho tiempo. No recuerdo exactamente cuando lo escuché – pero debe haber sido muy temprano porque no puedo recordar un momento en que no lo creí. Todo en el Nuevo Testamento se centra en las iglesias locales. Jim Gent dijo: “La palabra ‘iglesia’ se usa como 100 veces en el Nuevo Testamento ... La iglesia no es una idea tardía de Dios... para los primeros Cristianos, la iglesia local era la unidad ordenada divinamente a través de la cual Dios escogió operar, y la única unidad así” (traducción de Jim Gante, The Local Church: God’s Plan for Planet Earth, Smyrna Publications, 1994, pp. 81, 83, 84).

La palabra Griega traducida ‘iglesia” es “ekklesia” – que significa una asamblea de los llamados afuera – el rebaño reunido de los que Dios llama fuera del mundo, y son unidos en Jesús por Su Espíritu. Propiamente hablando, no “vamos a la iglesia”. ¡Nosotros que somos salvos somos la iglesia! Jesús nos dijo acerca de la fundación de la iglesia en Mateo 16:17, 18. Luego Él nos dijo acerca de la disciplina y de la autoridad de una iglesia en Mateo 18: 15-20. Pero es en la Gran Comisión que Jesús nos dice lo que se supone que una iglesia tiene que hacer, cuál es su propósito y misión. En Marcos 16:15 Jesús dijo:

“Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:15).

Este mandamiento de ir a todo el mundo se repite varias veces. Pero ese no es el tema principal de la Gran Comisión en Mateo 28:19, 20. El Dr. W. A. Criswell dijo: “La comisión de Jesús fue para la…iglesia en todos los tiempos. La palabra imperativa en la comisión es ‘enseñar a todas las naciones’, más literalmente ‘haced discípulos’” (The Criswell Study Bible, Thomas Nelson Publishers, 1979; nota sobre Mateo 28:19-20).

Algunos han dicho que este mandamiento sólo se le dio a los Apóstoles. Esa es una visión falsa. Sólo tenemos que leer el libro de Los Hechos para ver que todas las iglesias del Nuevo Testamento creyeron esto como un mandato dado a ellos – y para todas las iglesias. Y el Dr. Criswell señaló también “enseñar a todas las naciones” está en el modo imperativo y literalmente, significa “hacer discípulos”. Mi Pastor de largo tiempo el Dr. Timothy Lin fue uno de los traductores de la Biblia Nueva de Estandarte Americano. Fue profesor en el Seminario Teológico Talbot y pasó a ser el presidente del Seminario Evangélico China. Dr.

L

in dio esta explicación de Mateo 28: 19-20.

Hay cuatro verbos en la Gran Comisión: “id”, “haced discípulos”, “bautizando” y “enseñando”. Solo el verbo “haced discípulos” se halla en el modo Imperativo; los otros tres son participio o adjetivos verbales. Por lo tanto la traducción [en Inlgés] precisa debería ser:

Yendo por lo tanto, debes hacer discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

En otras palabras, “id” no es mandato [aquí], pero “haced discípulos” sí es, y también es el tema principal de la Gran Comisión (traducción de Timothy Lin, S.T.M., Ph.D., The Secret of Church Growth, FCBC, 1992, p. 59).

Albert Barnes dijo lo mismo: “La palabra [enseñar] significa propiamente ‘discípulo’ o ‘hacer discípulos a”’ (traducción de las Notas Barnes’ Notes on the New Testament, Baker Book House, 1983 edición, la nota sobre Mateo 28:19). La Nueva Versión Internacional traduce “hacer discípulos” (NVI, Mateo 28:19). El Dr. R. C. H. Lenski, comentador Luterano, también lo traduce de esta manera, “Habiendo ido, por lo tanto, discípula todas las naciones” (The Interpretation of St. Matthew’s Gospel, La interpretación del Evangelio de San Mateo, Augsburg Publishing House, 1961 edición, p. 1170). “Hacer discípulos” es también la traducción dada por Charles John Ellicott y John Peter Lange en sus comentarios. William Hendriksen dijo: “Habiendo ido, por lo tanto, hacer discípulos” es en sí mismo imperativo. Es un mandato, una orden” (El Evangelio de Mateo The Gospel of Matthew, Baker Book House, 1981 edición, p. 999). Por lo tanto, el tema de la Gran Comisión es la misión y el propósito de una iglesia local. Todo lo que hacemos en la iglesia local debe estar centrado alrededor de ir y hacer discípulos, a continuación, bautizándolos y enseñándoles a guardar todo lo que Jesús mandó. La iglesia local debe ser un centro de entrenamiento para “hacer discípulos de todas las naciones”. Todo el que presta atención a mis sermones sabe que yo admiro al Dr. John R. Rice.

Yo no estoy de acuerdo con él en todos los puntos, pero estoy de fuerte acuerdo con su énfasis en ganar almas. Escucha al Dr. Rice exponer la Gran Comisión de Mateo 28:19, 20. El Dr. Rice dijo:

Casi todos estarán de acuerdo en que el plan de la Gran Comisión del Salvador exige que el ganar de almas tenga prioridad, que ganar almas es el negocio principal de los Cristianos, pastores e iglesias…[“Por lo tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones”] Nota que “haced discípulos no significa exponer las Escrituras a los Cristianos. Significa “hacer discípulos”. La palabra Griega es “matheteuo”, significa: “hacer discípulo”…Entonces, lo primero que enseña la Gran Comisión es hacer discípulos (traducción de John R. Rice, D.D., Litt.D., Why Our Churches Do Not Win Souls, Sword of the Lord Publishers, 1966, p. 22).

La palabra Griega traducida “discípulo” la describe perfectamente W. E. Vine – “un discípulo no es solo un pupilo [estudiante], sino [también] uno que se adhiere; por eso se habla de ellos como imitadores de sus maestros” (traducción de W. E. Vine, An Expository Dictionary of New Testament Words, Fleming H. Revell Publishers, edición de 1966, p. 316).

Pero viene la pregunta – ¿Cómo reclutar discípulos nuevos? Yo creo que esa es la pregunta crítica de nuestro tiempo. Hemos visto que muchos de los métodos antiguos, que funcionaban en el pasado, no traen hoy gente nueva adentro de la iglesia local. ¡Simplemente no funcionan! Pasar tratados no consigue que nuevos discípulos entren en una iglesia. Colgar invitaciones en los pomos de las puertas no funciona. Ir de puerta en puerta y orar la supuesta “oración del pecador” con la gente no lo logra. Todo el que trata estos viejos métodos sabe que no consiguen a discípulos nuevos en una iglesia.

Al principio cuando fui convertido estuve leyendo el diario de John Wesley. El método de John Wesley era salir y predicar en los campos. Algunos entonces venían a él y él los formaba en grupos pequeños. Yo pensé que esa era la manera de evangelizar. Así que todos los días después del trabajo yo iba a predicar a las calles del centro de Los Ángeles. Pero hubo pocos resultados. Pude guiar a una pareja de ancianos a Jesús en el hogar de ellos, después de que el esposo me oyera predicar en la calle. ¡Pero esas dos personas fueron el único fruto después de predicar en la calle dos años!

Luego traté de pasar tratados. Cuando comencé esta iglesia repartíamos tratados constantemente. Calculo que dimos casi medio millón de tratados de salvación. Eran nuestros propios tratados, con el nombre y el número de teléfono de la iglesia. ¡Pero, después de varios años, y de haber repartido decenas de miles de tratados, ni una sola persona entró en nuestra iglesia! ¡Ni una!

Luego tratamos de ir de puerta en puerta y enseñar el plan de la salvación. Finalmente hice una grabación, explicando cómo ser salvo. Nuestra gente tocaba esa grabación a centenas de personas perdidas. ¡Muy pocos, casi nadie entró en la iglesia! Ninguno de los pocos que vinieron eran jóvenes. ¡No puedo pensar ni siquiera en uno que se haya quedado con nosotros!

Finalmente tratamos una invitación simple. No llevamos la Biblia, o tratados, ni ninguna otra literatura. Comenzamos a enviar a nuestra gente a los centros comerciales, universidades, y algunas esquinas selectas. Ellos se acercan a la gente y conversan casualmente con ellos. Invitan a la gente a venir a una fiesta en nuestra iglesia Bautista. Luego le piden a la persona su primer nombre y su número de teléfono. Nos enfocamos en los jóvenes. El Dr. Timothy

L

in dijo: “Según las estadísticas, el porcentaje de gente mayor de 40 años que recibe a Jesús es muy pequeño, especialmente entre los Chinos” (ibid., p. 73). ¡Pero realmente, es aun menor en los que no son Chinos! Otras estadísticas muestran que casi todas las conversiones (90% o más) ocurren antes de los 30 años de edad. ¡Me sorprende que tantos predicadores en los últimos días pongan casi todos sus esfuerzos para ganar almas en adultos de más edad, cuando todos los estudios muestran que son el grupo de edad más resistente! El Dr.

L

in dijo que deberíamos poner la mayor parte de nuestro esfuerzo en el discipulado de los jóvenes. Así que nosotros nos dirigimos a las personas de entre 16 y 25 años. Muchos predicadores en los últimos días quieren resultados inmediatos. Por lo tanto ellos buscan, por todos los medios, conseguir Cristianos “ya hechos” de otras iglesias. Ellos consiguen que la gente deje su iglesia y vaya con ellos. El Dr. James Dobson dijo que casi todo el crecimiento de nuestras iglesias es por transferencias. Esta es una situación trágica. Predicadores se ven obligados a hacerlo porque no saben cómo conseguir nuevos discípulos del mundo perdido. Muchos predicadores no tienen idea de cómo atraer a la gente perdida y discipularlos y que sean convertidos. ¡No tienen idea de qué hacer! ¡Sólo pueden “robar ovejas” de otras iglesias! ¡No es sorpresa que no hay avivamiento!

Cuando nuestra gente regresa de “evangelismo” entregan los nombres y números de teléfono que consiguieron a los telefonistas. Los telefonistas han aprendido cómo llamar a estas personas y los invitan a estar con nosotros. Les decimos exactamente a lo que vienen – yo hablaré, luego tendremos una fiesta de cumpleaños y una comida juntos. ¡Siempre hay alguien que está teniendo un cumpleaños cada ciertos días! Después que las personas nuevas hayan venido por unas semanas los invitamos a ir a evangelismo. Nosotros no esperamos a que sean convertidos. Nosotros seguimos el ejemplo de Jesús. Él llamó a Simón Pedro, Tomás el incrédulo, y otros a seguirlo como discípulos antes de que entendieran el Evangelio y fueran convertidos. Judas fue un discípulo por tres años sin haber sido convertido. ¡Por lo tanto, se convirtieron en discípulos antes de ser salvos! Ese es el método que Jesús usó. ¡Y es el único método que he intentado que sí funciona!

Además, Jesús no los discipuló siendo “fácil”. ¡No! ¡Él los sumergió en ello! Nota cómo Él llamó a los primeros discípulos. Se nos dice que Jesús vio a Simón Pedro y a Andrés pescando. Jesús les dijo: “Venid a mí” y de inmediato ellos dejaron sus redes y lo siguieron (vea Mateo 4:19, 20). Luego Jesús vio a Jacobo y Juan en una barca pequeña. Él los llamó. “dejando al instante la barca… le siguieron” (Mateo 4:21, 22). Ellos no tenían idea de quién era Él. Dijeron, “¿Qué hombre es este?” (Mateo 8:27). Para entonces Él tenía doce discípulos. Ellos aun ni siquiera sabían quién era Él. ¿Qué hizo Jesús? ¡Él los envió de dos en dos a evangelizar! Luego los llevó a un conflicto tras otro con los fariseos. Se encontró con el joven rico. Él le preguntó a Jesús qué debía hacer para tener la vida eterna. Jesús dijo: “Vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y ven y sígueme” (cf. Mateo 19:21). El joven rico se fue triste. Él no se convirtió en un discípulo.

Entonces Jesús les dijo a Sus discípulos que Él iba a ir a Jerusalén para ser crucificado. No tenían idea de lo que Él les quería decir. ¡Cerca de tres años habían pasado y todavía no entendían el Evangelio! ¡Aprendieron a ser discípulos antes de nacer de nuevo! Cuando Jesús fue arrestado y llevado para ser crucificado, todos huyeron, y finalmente se escondieron en un aposento alto. En el Domingo de Pascua por la noche el Jesús resucitado vino a ellos. ¡Ellos estaban sobrecogidos con gozo cuando lo vieron vivo! Luego Él sopló sobre ellos, y dijo: “Recibid el Espíritu Santo” (Juan 20:22). El Dr. J. Vernon McGee dijo: “Personalmente, creo que en el momento que nuestro Señor sopló sobre ellos y les dijo: ‘Recibid el Espíritu Santo’, estos hombres fueron regenerados [nacidos de nuevo]. Antes de esto el Espíritu de Dios no habitaba en ellos”(traducción literal de J. Vernon McGee, Th.D., A Través de la Biblia, tomo IV, p 498; Nota sobre Juan 20:22).

Yo creo que el Dr. McGee estaba exactamente correcto. Pero aunque no estés en acuerdo completo con ese último punto, está claro que Jesús discipuló a los Apóstoles de una manera completamente diferente a la que nuestras iglesias lo hacen hoy. Él los hizo discípulos antes de hacer otra cosa.

Durante los últimos cien años se ha tratado de “guiar” a la gente a Jesús primero. Y sólo después hicimos “seguimiento” en ellos. Jesús hizo exactamente lo opuesto. Tengo la esperanza de que algunos se aparten de ese método – y vuelvan a la forma en que Jesús hizo discípulos. Y, si estás aquí con nosotros, te pido que seas un discípulo de Jesucristo. ¡Entra del todo en nuestra iglesia! ¡Toma la cruz y sigue a Jesús! ¡Ven Domingo en la mañana y Domingo en la noche! ¡Y ven el Sábado a la reunión de oración también! Aprende a vivir una vida Cristiana seria. Entonces confía en Jesús y nace de nuevo – y sé lavado limpio de todo pecado por Su Sangre. Amén.

Te pido que vengas con nosotros. Te pido que te hagas un discípulo de Jesús – uno que aprende de Él y los sigue a Él. Te pido que vengas del todo adentro de nuestra iglesia, el Domingo en la mañana, Domingo en la noche – y el Sábado en la noche, para oración y evangelismo. ¡Ven con nosotros y Jesús te hará “pescador de hombres”! Él te hará ganador de almas – ¡un pescador de hombres! Jesús dijo: “Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres” (Mateo 4:19). ¡Canta el coro conmigo!

Pescador de hombres te haré,
   Pescadores, pescadores,
Pescador de hombres te haré
   Si me sigues a mí.
Si me sigues a mí, Si me sigues a mí.
   Pescador de hombres te haré
Si me sigues a mí.
   (Traducción libre de “I Will Make You Fishers of Men”
      por Harry D. Clarke, 1888-1957).

Tráiganlas, tráiganlas,
   Tráelas del campo del pecar;
tráiganlas, tráiganlas,
   A Jesús trae las ovejas.
(Traducción libre de “Bring Them In” por Alexcenah Thomas, siglo 19).

Cristo murió en la Cruz para pagar la pena por tu pecado. Él derramó Su preciosa Sangre para limpiarte de todo pecado. Él se levantó de entre los muertos para darte vida eterna. Confía en Jesús y Él te salvará. Ven con nosotros para ganar almas. Amén.

Si este sermón te bendijo por favor envía un correo electrónico a Dr.
Hymers y díselo. Por favor también dile de que país estás escribiendo. El
correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net (Haz click
aqui)
. Puedes escribirle a Dr. Hymers en cualquier idioma, pero escribe en
Inglés si es posible.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Mateo 28:16-20.
El Solo Cantado por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith Antes del Sermón:
“Bring Them In” (por Alexcenah Thomas, siglo 19).