Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




PELEANDO CON EL DIABLO EN ORACION

(SERMON #16 SOBRE AVIVAMIENTO)

por Dr. R. L. Hymers, Jr.

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Noche del Día del Señor, 22 de Febrero, 2015


Esta noche hablaré sobre “Peleando al Diablo en Oración”. Quiero que abras tu Biblia al décimo capitulo de Daniel. Es la página 877 en la Biblia anotada de Scofield. Escucha mientras leo Daniel 10:12-13, y el versículo 20. Hay mucho en esos versículos. Mi pastor de largo tiempo, Dr. Timothy Lin, a menudo enseñaba de este pasaje. Él era experto del Antiguo Testamento. Enseñaba Hebreo del Antiguo Testamento y Arameo en la Universidad Bob Jones, y en el Seminario Talbot – y después fue presidente de un seminario en Taiwan. El Dr. Lin a menudo usó este pasaje para mostrar nuestro conflicto con Satanás y los demonios cuando oramos. Escucha los versículos 12 y 13.

“Entonces me dijo: Daniel, no temas; porque desde el primer día que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios, fueron oídas tus palabras; y a causa de tus palabras yo he venido. Mas el príncipe del reino de Persia se me opuso durante veintiún días; pero he aquí Miguel, uno de los principales príncipes, vino para ayudarme, y quedé allí con los reyes de Persia” (Daniel 10:12, 13).

Ahora mira el versículo 20.

“El me dijo: ¿Sabes por qué he venido a ti? Pues ahora tengo que volver para pelear contra el príncipe de Persia; y al terminar con él, el príncipe de Grecia vendrá” (Daniel 10:20).

Se pueden sentar.

La explicación más simple y clara que he escuchado ha sido la de Billy Graham, en su libro popular titulado Los ángeles, agentes secretos de Dios (Doubleday and Company, 1975, pp. 73-75). Este es uno de los mejores libros de Billy Graham. Yo no estoy de acuerdo con Billy Graham sobre algunos temas, pero él estaba correcto cuando escribió este libro. He aquí lo que él dijo sobre la experiencia de Daniel:

     En el Antiguo Testamento, Daniel describe vividamente el conflicto entre las fuerzas angélicas de Dios y los demonios opuestos de la oscuridad. Antes de que el ángel viniera a él [Daniel] había pasado tres semanas [en ayuno y oración] ... Mientras estaba de pie junto al río Tigris, apareció un hombre vestido de lino ...
     Daniel solo vio la visión. Los hombres que estaban con él, no la vieron. Sin embargo, un gran temor vino sobre ellos, y huyeron a esconderse. La fuerza de Daniel se apartó de él, tan grande era el efecto del personaje sobre él.
     Daniel [cayó en] un gran sueño, sin embargo, él oyó la voz del ángel... El ángel había comenzado a venir a Daniel desde el momento en que comenzó a orar, pero [en el camino], fue asaltado por un príncipe demonio que le causó conflicto y lo retrasó. [Después de tres semanas] Miguel [Arcángel] vino a ayudar a este ángel subordinado, liberándolo [para responder la oración de Daniel] ...
     Acabando su misión, el ángel dijo a Daniel que retornaba a pelear con el demonio príncipe en la inacabable batalla de las fuerzas de lo bueno contra las fuerzas de lo malo…
     [Daniel] había rogado a Dios por los hijos de Israel. Su sesión de oración, acompañada con ayuno, había durado tres semanas. En ese momento él recibió las noticias del “ángel visitante” enviado del cielo que su oración había sido oída. Este incidente aclara que retrasos no son negaciones y que la voluntad permisiva de Dios está involucrada en toda la vida (traducción literal de Billy Graham, D.D., Angels: God’s Secret Agents, Doubleday and Company, 1975, pp. 74, 75).

El Apóstol Pablo dijo que estamos en una batalla con las fuerzas demoníacas de Satanás. El Sr. Prudhomme leyó este pasaje al pricipio de este servicio.

“Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:10-12).

Y luego él dijo:

“Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos” (Efesios 6:18).

Te daré algunos comentarios del Dr. J. Vernon McGee sobre ese pasaje de la Escritura. Dr. McGee dijo:

     El enemigo con el que pelea el Cristiano no es carne ni sangre. El enemigo es espiritual. Por eso necesitamos poder espiritual.
     Estamos en una batalla espiritual. El Diablo tiene en su ejercito de batalla sus subordinados ordenados en rangos. Dice que tenemos lucha contra ellos. Esto habla del encuentro mano a mano con las fuerzas espirituales de maldad. La traducción...en realidad se debería leer: “Porque no luchamos contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo [y estos son todos espirituales], contra huestes espirituales de maldad del Diablo en las regiones celestes”. Esta es nuestra guerra, y está en progreso ahora. Hay un mundo demoníaco que nos rodea y que se manifiesta en la hora presente ... La gente está siendo atrapada y conducida a todo tipo de demonismo. Hay fuerzas espirituales que trabajan en el mundo, las fuerzas del mal que trabajan en contra de la iglesia. Están trabajando contra el creyente, contra Dios, contra Cristo ...
     Hemos dicho que estas potestades están organizadas. Principados son los demonios que tienen en cargo a las naciones. Su rango corresponde a los de generales.

Yo creo que Los Estados Unidos se halla bajo una nube demoníaca. Los “demonios a cargo de [nuestra] nación” son demonios conectados con el materialismo y la ceguera espiritual. Hemos tenido fines de semana de tres días toda la Primavera. ¡La gente corre de aquí a allá – a Las Vegas, a San Francisco, dondequiera! Parecen estar guiados por fuerzas Satánicas – buscando “diversión” y emoción. No tienen tiempo para la iglesia. No tienen tiempo para la oración. No tienen tiempo para Dios.

Al mirar los canales de televisión me sorprende ver la sangre, la matanza, los vampiros, la locura, las jóvenes vestidas como rameras, los jóvenes tomando drogas, toda perversión sexual. Yo soy viejo. He estado aquí casi tres cuartos de siglo. ¡Esto es nuevo! ¡Están haciendo cerveza en la universidad! ¡Algo que me hubiera “espantado”, espantado hasta la medula en la década de 1950! ¡Los Estados Unidos ahora está controlado, desde la Casa Blanca hasta las escuelas, con el poder demoníaco del materialismo, Darwinismo, Satanismo, y todo lo que va con ellos! ¡Logras que un joven venga a la iglesia y sus “amistades” tratan de halarlo para afuera! Esto es nuevo. ¡Nunca vi esto cuando yo era muchacho! Hasta el Presidente Obama está bajo una nube demoníaca. Está sobre su cabeza. Él está confundido. No sabe qué hacer sobre ISIS, sobre Israel, sobre las pandillas que hacen motines en lugares como Ferguson. ¡Está por encima de él! Los predicadores no saben qué hacer tampoco. Tres grandes predicadores se han jubilado en los últimos días pasados. Son bastante jóvenes. Un predicador me dijo: “Ya no soporto. Nadie me escucha”. Aun cuando alguien se queda en la iglesia, parece casi imposible que confíen en Jesús. Ellos tienen el espíritu del mundo. Ellos quieren sentir emoción, sentir algo más allá de la Cristiandad normal. No están satisfechos con simplemente confiar en Jesús – y proseguir con la vida Cristiana. Nada los satisface. ¡Es un milagro que tenemos esta iglesia! ¡Un milagro que estos sermones salgan por el Internet a miles de personas en treinta idiomas! Dr. McGee siguió a decir:

Potestades son los soldados rasos que son demonios esperando a poseer seres humanos. Los gobernadores de las tinieblas de este siglo son los demonios que tienen a cargo los negocios de Satanás. Huestes espirituales de maldad en las regiones celestes son los demonios en los cielos que están a cargo de la religión.

¿Has mirado la tal llamada TV “Cristiana” últimamente? Es demoníaca - casi toda. Sin más comentarios. ¡No es necesario! Es la religión "basura". Nuestras iglesias no son mucho mejores. Los servicios de Domingo por la noche se cierran. ¡Todas las iglesias tenían un servicio de la tarde hace cincuenta años! ¡Yo sé! ¡Yo estaba allí! Ahora todo el mundo está demasiado cansado. ¿Demasiado cansado? Mi bisabuelo se levantó a las 4:00 de la mañana y ordeñaba dos vacas antes de ir a trabajar en una mina de plomo por 12 horas cada día. ¡Él salió de ese agujero en la tierra, se fue a casa, ordeñaba las dos vacas otra vez – y luego fue a la capilla Metodista a guiar la música y cantar con todos sus pulmones! ¡Pero ahora la gente está “muy cansada” para salir el Domingo por la noche! Creo que hay un demonio operando - tal vez se podría llamar el “demonio de cansancio". ¡En realidad no están cansados físicamente! Tiene que ser espiritual. ¡Tiene que ser Satánico!

Yo estaba viendo una fotografía de mi bisabuelo, John Hymers, al preparar este sermón. Entonces tenían avivamientos regularmente. ¿Cuándo fue la ultima vez que oíste de un avivamiento descendiendo de Dios? ¿Has visto alguno? Los Protestantes antiguos y los Bautistas vieron a Dios enviar avivamiento cada diez años aproximadamente. ¿De donde crees que vinieron los Bautistas? ¿De donde crees que vinieron los Presbiterianos y los Medotistas? ¡Vinieron de los fuegos de avivamiento – enviado de Dios, antes de que Finney y sus demonios arruinaran el evangelismo y envenenaran las iglesias! ¡Ahora se reúnen una hora los Domingos en la mañana, tan frías y muertas y sin poder como un cadáver que se pudre! Sí, eso incluye al Seminario Teológico Fuller, aquí en Pasadena. Lo que producen es un “loco” como Rob Bell, que fue al programa de Oprah hace unos días y dijo que la Biblia está errónea, y apoyó la perversión sexual. ¡Esa es la clase de predicadores de cerebro muerto que Fuller y otros seminarios producen! Como dijo el Dr. McGee, “Huestes espirituales de maldad en las regiones celestes son los demonios en los cielos que están a cargo de la religión”… “Nosotros tenemos al enemigo localizado e identificado. El enemigo es espiritual. Es Satanás que encabeza a sus fuerzas demoníacas. Ahora necesitamos reconocer donde está la batalla. Yo creo que la iglesia en gran manera ha perdido la visión de la batalla espiritual” (traducción de J. Vernon McGee, Th.D., Thru the Bible, tomo V, p. 280, comentarios de Efesios 6:12).

¡Es eso contra lo cual estamos! Y no tenemos el poder en nosotros mismos para vencerlo. Al mero final de aquella descripción de Satanás y los demonios, el Apóstol dijo:

“Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio” (Efesios 6:18-19).

¡Estamos en contra de Satanás mismo! Dr. McGee dijo que nuestra “arma de ofensiva es la oración…quiere decir que tú y yo reconocemos a nuestro enemigo y agarramos a Dios [en oración] …Pablo aquí hace distinción entre la oración y la súplica. La oración es general, la súplica es específica. Toda oración efectiva debe estar en el Espíritu” (ibid., p. 283; comentario de Efesios 6:18).

Aquí estamos esta noche, en la iglesia, en el corazón del centro de Los Angeles. Los predicadores lo llaman “el cementerio de iglesias”. Pero aquí estamos, casi todos. ¡Todos nuestros miembros! ¿Por qué estamos aquí todavía? Estamos aquí porque Dios contesta la oración. Tenemos dos reuniones de oración principales cada semana. Todo lo que hacemos es orar. Por eso estamos aquí. ¡No hay otra razón!

Algunos de ustedes se juntan a orar por avivamiento. ¡Sigan! ¡No se rindan! Daniel tuvo que orar por semanas antes de que viniera la respuesta. No esperes que Dios derrame Su Espíritu en unos pocos días. Jesús dijo que los hombres deben “Orar siempre y no desmayar” (Lucas 18:1). No hemos tenido avivamiento en el centro de Los Angeles por más de 100 años. ¡La situación está mucho peor hoy! ¡Tomará oración fuerte, continua, diaria – si esperamos que Dios derrame Su Espíritu en avivamiento verdadero, en conversiones verdaderas, en avivamiento verdadero, antiguo, como los de antes de Finney!

Dr. John R. Rice era varón de oración. Él vio muchos milagros suceder en respuesta a su oración. Dr. Rice dijo: “Es justo decir que los discípulos oraron hasta prevalecer. Hechos 1:14 dice: “Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos’…Sí, los Discípulos oraron hasta prevalecer, parece, por cincuenta días antes de que Dios derramara Su Espíritu en el primer gran avivamiento”. Dr. Rice dijo: “Cuando hablamos de ‘prevalecer en oración’ piensa en alguien que ya es Cristiano llevando sus cargas a Dios y esperando hasta recibir la respuesta a sus oraciones” (traducción de John R. Rice, D.D., Prayer – Asking and Receiving, Sword of the Lord Publishers, edición 1970, p. 199). El Sr. Griffith cantó sobre “Prevalecer en Oración” antes de este sermón.

¿Oraste hasta que la respuesta llegó?
Hay promesa verdadera que tu alma puede clamar,
En el lugar de oración te espera Jesús.
¿Te encontraste con Él allí, oraste hasta prevalecer?
   (“Have You Prayed It Through?” por Rev. W. C. Poole, 1915).

Escucha a Marie Monsen, una misionera temprana a China. Entonces no había avivamiento en China. La obra misionera era dura, y muy pocos Chinos fueron convertidos. Luego la Srita. Monsen dijo:

     El primer rayo de luz sobre este problema me llegó cuando oí del avivamiento en Corea, que comenzó en 1907. era un movimiento poderoso y había nacido por una oración – avivamiento entre los misioneros. ¡Oh, que pudiera ir allá y traer algunos tizones a nuestro campo! Pero la jornada era larga y cara y no tenía dinero. Al orar por dinero y buscar la respuesta, se me envió una palabra en vez: “Lo que deseas por esa jornada se te puede dar aquí, donde ya estás, en respuesta a oración”. Las palabras fueron un desafío tremendo. Di mi promesa solemne. “Entonces oraré hasta recibirla”.
     Iba a cruzar de donde estaba en mi recamara al lugar donde oraba, para orar por avivamiento por primera vez. No había tomado dos o tres pasos cuando fui detenida. Lo que sucedió solo se puede describir así: fue como si una serpiente boa se hubiese enroscado apretando mi cuerpo y sacándome la vida. Me dio gran terror. Finalmente, tratando de respirar, pude decir una palabra “¡Jesús! ¡Jesús! ¡Jesús!” cada vez que gemí el Nombre precioso, pude respirar más fácilmente, y al final la “serpiente” me dejó. Estuve allí mareada. El primer pensamiento consciente fue: “Entonces la oración significa tanto, y cumplir mi promesa [orar hasta prevalecer] significa tanto”.
     Esa experiencia me ayudó a perseverar casi veinte años los cuales pasaron antes de que el primer pequeño principio de avivamiento fuera visible (traducción de Marie Monsen, The Awakening: Revival in China 1927-1937, Strategic Press, n.d., pp. 7, 8).

Hoy, casi cien años después, las oraciones de aquella pequeña misionera Noruega han florecido a 150 millones de Cristianos Chinos – en el avivamiento más grande de la historia.

En Abril será cuarenta años desde el principio de esta iglesia en mi apartamento pequeño en Westwood, cerca de la UCLA. Desde la primera reunión de oración hemos orado por avivamiento. Muchas veces la “serpiente” nos ha apretado hasta casi rendirnos. No puedo tomar tiempo para contar los horribles torcimientos y vueltas por las que hemos pasado, los miedos, las penas de corazón, los dolores. Pero yo creo esta noche estamos cuarenta años más cerca al avivamiento de lo que estuvimos aquella mañana en 1975 cuando el Sr. John Cook y yo nos reunimos por primera vez y comenzamos a orar por un derramamiento del Espíritu de Dios. Solamente tengo una palabra qué decirte al finalizar este sermón – “¡No pares ahora!” Cuando otros guíen en oración, esfuérzate por seguirlos y dí “Amén”. Cuando lo haces, la oración de ellos se vuelve tuya. ¡No dejes que la “serpiente” te detenga! Amén.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída Antes del Sermón por el Sr. Abel Prudhomme: Efesios 6:10-12.
El Solo Cantado Antes del Sermón por Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Have You Prayed It Through?” (por W. C. Poole, 1915).