Print Sermon

Estos manuscritos de sermones y videos ahora van a casi 1,500,000 computadoras en más de 215 países todos los meses en www.sermonsfortheworld.com. Otros cientos miran los videos en YouTube, pero rápidamente dejan YouTube y vienen a nuestro sitio de Internet. Los manuscritos de sermones se dan en 36 idiomas a casi 120,000 computadoras cada mes. Los manuscritos de sermones no tienen derecho de autor, así que los predicadores pueden usarlos sin nuestro permiso. Por favor, oprime aquí para aprender cómo puedes hacer una donación mensual para ayudarnos en esta gran obra de predicar el Evangelio a todo el mundo, incluyendo las naciones Musulmanas e Hindúes.

Cuando le escribas a Dr. Hymers, siempre dile en qué país vives o él no te podrá contestar. El correo electrónico de Dr. Hymers es rlhymersjr@sbcglobal.net.




CON ACCIÓN DE GRACIAS

por Dr. C. L. Cagan

Un sermón predicado en el Tabernáculo Bautista de Los Ángeles
La Tarde del Día del Señor, 23 de Noviembre, 2014

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6).


El título de este mensaje es sólo cuatro palabras: “Con Acción de Gracias”. La palabra Griega traducida como “acción de gracias” en nuestro texto es eucharistia. Esto significa gratitud, lenguaje agradecido, gratitud a Dios, la acción de gracias (Strong). El Diccionario en Inglés Oxford dice que significa estar agradecido por lo que se ha hecho por ti, y haces algo para mostrárselo a la persona que fue amable. Tú dices palabras como “Gracias”. Tú le dices a la persona que te ayuda que estás agradecido. A continuación el diccionario dice que es especialmente estar agradecido con Dios. La Biblia dice:

“Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre” (Salmo 100:4).

¡Pero la mayoría de los Estadounidenses no están agradecidos esta noche! Ellos ni siquiera quieren llamarlo “Acción de Gracias”. Lo llaman “Día del Pavo”.

I. Primero, que significa ser desagradecido.

La mayoría de los Estadounidenses empezarán a llenarse la boca de pavo relleno el próximo jueves sin siquiera inclinar la cabeza para dar gracias a Dios. Ellos llenarán sus bocas con pavo, llenarán sus estómagos con cerveza, sin ni siquiera detenerse a pensar acerca de Dios, mucho menos darle gracias. Me recuerdan a un hombre en la Biblia. Este hombre era el mayordomo del Faraón de Egipto. Él había sido puesto en prisión por un delito contra Faraón.

El patriarca José también estaba en la cárcel. Dios le mostró en un sueño que el mayordomo sería perdonado y puesto en libertad. Esto le dio al mayordomo un gran consuelo. Pronto sucedió y él fue liberado de la prisión. “Y el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que le olvidó” (Génesis 40:23). Una vez que el mayordomo estaba fuera de problemas, él siguió su camino y se olvidó de José. No hizo nada por José. Fue un desagradecido. ¡Él ni siquiera dijo, “Gracias”!

La Biblia dice que Jesús sanó a diez hombres de la lepra. Los curó a los diez de esa terrible enfermedad. Pero sólo uno regresó a darle las gracias. Los otros nueve tomaron lo que Él les dio y se marcharon sin decir una palabra de gratitud a Jesús [véase Lucas 17:12-17]. Muchos Americanos son así. Dejan a Dios fuera de sus vidas. No dan gracias a Jesús por ayudarlos. Ellos ni siquiera dan una hora para ir a la iglesia el Domingo. ¡Ni siquiera le dan gracias a Dios en una corta oración de Acción de Gracias! Las personas que fundaron este país eran Cristianos verdaderos. Ellos comenzaron la celebración de Acción de Gracias. Pero los Estadounidenses se han olvidado por completo de ellos. Lo único que piensan es en llenar sus estómagos con pavo y ver el partido de fútbol. ¡Ellos no piensan en Dios para nada! ¡No dan gracias a Jesús para nada!

Espero que las personas que son miembros de nuestra iglesia no sean así. Nuestro texto dice: “Sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6). La Biblia nos dice que debemos dar gracias a Dios cuando oramos. Cuando das gracias por la bendición de Dios en tu vida eso aumenta tu fe. Tendrás más fe que Dios es capaz de hacer aún más en el futuro. Si nunca das gracias a Dios en tu tiempo de oración, olvidarás las veces que Él ha respondido a tus oraciones en el pasado. Eso no va a estar al frente de tu mente. Cuando das gracias, preferiblemente al comienzo de tu oración, aumenta tu fe para creer que Dios responderá a las cosas que estás pidiendo ahora. ¡Cada verdadero Cristiano debe orar con acción de gracias!

II. Segundo, que significa ser agradecido.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6).

Ser agradecido significa apreciar las cosas que recibes. ¿Cómo puedes estar agradecido? Te voy a dar una historia verdadera para explicar lo que significa. La ciudad de Londres se quemó en un gran incendio. El rey de Inglaterra le dijo a un arquitecto llamado Christopher Wren que elaborara planes para reconstruir la ciudad. Christopher Wren fue responsable por la construcción de 51 iglesias y otros edificios. Él construyó la iglesia más importante de Londres, la Catedral de San Pablo. Unos años más tarde su cuerpo fue enterrado en el interior de esa catedral. Su hijo puso estas palabras en su tumba: “Si buscas su monumento, mira a tu alrededor”. La ciudad reconstruida y la gran iglesia eran los monumentos de Christopher Wren. Eso es lo que tienes que hacer para estar agradecido. “¡Mira a tu alrededor!” Un viejo himno dice: “Cuenta tus bendiciones, nómbralas una a una, y te sorprenderá lo que el Señor hará”.

Tengo una increíble lista de cosas por las que estoy agradecido. Yo no creí en la existencia de Dios por los primeros 21 años de mi vida. No tenía ninguna esperanza. Yo no tenía vida. Mi familia era fría y distante. Yo no tenía un amigo cercano. Estoy profundamente agradecido que Dios cambió todo eso. Una noche yo estaba solo. Yo estaba frente a un examen muy difícil en la universidad. No podía recordar el material. Oré por primera vez en mi vida, “¡Dios ayúdeme!” Sin entrar en detalles, sólo puedo decir que Dios vino a mí por primera vez y supe que era real. Estoy increíblemente feliz que Él hizo eso. Sin Dios no hay esperanza real en la vida. Pero yo no confiaba en Jesús. Tenía miedo de lo que iba a hacer con mi vida. Tenía miedo de que cancelara los planes que tenía. Tenía miedo de que me hiciera hacer algo que no quería hacer. Pero Dios siguió llamando a la puerta de mi corazón. Dios no se dio por vencido conmigo. Entonces una noche Jesús vino a mí y confié en Él. Jesús limpió mis pecados por Su Sangre. Jesús me puso en esta iglesia, y yo soy ahora el pastor asociado. Dios me dio una esposa cariñosa y dos buenos hijos. Jamás hubiera tenido una familia maravillosa como esta si no hubiera sido por Jesús. Gracias a Dios por mi esposa, y gracias a Dios por John Samuel y David, mis hijos. Dios, te doy gracias por Jesús. Te doy gracias por enviar a Jesús, Tu Hijo, para morir en la Cruz pagar por mi pecado. ¡Te agradezco por la Sangre de Jesús que me limpia de todo pecado!

Mira a tu propia vida. Piensa en las cosas en tu vida que Dios te ha dado. Incluso si todavía no eres un Cristiano, piensa en las bendiciones que Dios te ha dado. Piensa en todo lo que Dios ha hecho por ti, cómo te ha protegido y bendecido. Entonces estarás agradecido por lo que has recibido de Dios.

¡Mira lo que Dios ha hecho en nuestra iglesia! Mira este edificio. Costó 1 1/2 millón de dólares. Sólo había 39 personas aquí. ¿Cómo podían pagarlo? Por un milagro se pagó. Vas a ver un video del pastor quemando la hipoteca del edificio en unos minutos. ¡Alabado sea Dios de quien fluyen todas las bendiciones!

Miro alrededor de este auditorio y veo vidas cambiadas. Veo a jóvenes exitosos en la escuela. Los veo teniendo las mejores calificaciones y graduándose con honores. Veo a gente con buenas carreras. Veo matrimonios que durarán toda la vida. Y veo algo que es muy raro hoy en día. ¡Veo familias estables – el padre y la madre y los hijos juntos para toda la vida! Veo personas de 22 grupos étnicos diferentes. Mira las noticias en la televisión. La tensión racial es uno de los mayores problemas de nuestro tiempo. ¡Pero no aquí en nuestra iglesia – porque Dios está aquí! ¡Alabado sea Dios de quien fluyen todas las bendiciones! ¿Qué otra cosa veo? Veo a jóvenes comprados por la sangre de Jesús – salvos del pecado, la muerte y el Infierno. Gracias, Señor, por todo lo que has hecho por nuestra iglesia. ¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias! Y gracias a Dios que estos manuscritos de sermones y videos llegan a más de 90,000 personas en todas las naciones en la tierra – en Internet y en YouTube en 29 idiomas. ¡Alabado sea Dios de quien fluyen todas las bendiciones!

Mira a tu alrededor y verás personas que han sido salvas. Son respuestas vivas a oración. ¡Gracias a Dios por ellos, y ora por más! Que Dios le dé a nuestros jóvenes el Espíritu de oración. ¡Oh Dios, danos el Espíritu de oración! Ayúdanos a orar por convicción de pecado. ¡Ayúdanos a orar por un avivamiento! ¡Dios, aumenta nuestra fe, envía un gran avivamiento a nuestra iglesia!

“¡Oh, si rompieses los cielos, y descendieras, y a tu presencia se escurriesen los montes, como fuego abrasador de fundiciones, fuego que hace hervir las aguas, para que hicieras notorio tu nombre a tus enemigos, y las naciones temblasen a tu presencia!” (Isaías 64:1-2).

¡Hazlo, Dios! En el nombre de Jesús pedimos, Amén. Pongámonos de pie mientras Dr. Hymers viene a guiarnos a dar gracias por la comida.

(FIN DEL SERMÓN)
tú puedes leer los sermones de Dr. Hymers cada semana en el Internet
en www.realconversion.com o www.rlhsermons.com.
Oprime en “Sermones en Español”.

Puedes enviar un correo electrónico a Dr. Hymers a rlhymersjr@sbcglobal.net
(Oprime Aquí) – o puedes escribirle a P.O. Box 15308, Los Ángeles, CA 90015,
Estados Unidos. O llámarle por teléfono a (818)352-0452.

Estos manuscritos de sermones no tienen derechos de autor. Los puedes usar sin la
autorización de Dr. Hymers. Sin embargo, todos los mensajes de video de Dr.
Hymers sí tienen derechos de autor y solo pueden ser usados con autorización.

La Escritura Leída por el Sr. Abel Prudhomme Antes del Sermón: Filipenses 4:4-7.
El Solo Cantado Antes del Sermón por el Sr. Benjamin Kincaid Griffith:
“Now Thank We All Our God” (por Martin Rinkart, 1586-1649).


EL BOSQUEJO DE

CON ACCIÓN DE GRACIAS

por Dr. C. L. Cagan

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias” (Filipenses 4:6).

(Salmo 100:4)

I.   Primero, que significa ser desagradecido, Génesis 40:23.

II.  Segundo, que significa ser agradecido, Isaías 64:1-2.